Buscar

Teódulo López Meléndez

Democracia del siglo XXI

Iran Deal Has Far-Reaching Potencial to Remeke Internacional Relations

By Arul Louis Reprint |     Fuente: Inter Press Service-Caracas Arul Louis, a New York-based journalist and international affairs analyst, is a senior fellow of the Society for Policy Studies. He can be contacted at arullouis@spsindia.in.

Arul

NEW YORK, Jul 20 2015 (IPS) – The Vienna agreement between Iran and the five permanent members of the United Nations Security Council acting in concert with Germany has the potential to remake international relations beyond the immediate goal of stopping Iran from acquiring nuclear weapons.

Courtesy of Arul Louis/ICFJ

Its impact could be felt at various levels, from United States engagement in the Middle East to the interaction of the competitive global powers, and from the economics of natural resources to the dynamics of Iranian society and politics.

President Barack Obama has invested an inordinate amount of political capital on the deal, challenging many in the United States political arena and Washington’s key allies like Israel and Saudi Arabia in hopes that a breakthrough on Iran would be his presidency’s international legacy along with his Cuba opening.

Obama is gambling on the nation’s war-weariness after the Afghanistan and Iraq wars that took a total toll of 6,855 casualties and, according to a Harvard researcher, is costing the nation at least $4 trillion. He presented the nation with a stark choice: War or Peace.

“There really are only two alternatives here,” he said, “either the issue of Iran obtaining a nuclear weapon is resolved diplomatically, through a negotiation, or it’s resolved through force, through war.”

Though the deal has been denounced by Republicans and some Democrats, and, earlier, the opponents had taken the unprecedented step of inviting Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu to make their case before Congress, Obama expects to carry the day. Even if Congress votes against the agreement, Obama reckons the opposition will not be able to able to get the two-thirds majority to override his threatened veto.

Obama’s Iran legacy, if it works according to plan, will not have the impact of Richard Nixon’s opening to China, but it still could mark the end of 36 years of virulent hostilities. Even if Washington and Tehran don’t recapture the closeness of the Pahlevi era, the U.S. will increase its options in the Middle East, a region posing a growing to the world threat from the Sunni-based Islamic State or ISIL. Right now Washington is hamstrung by unsure Sunni allies in the region.

Already in Iraq, the U.S. and Iran have been working with different elements on parallel tracks against ISIL. Obama has been blamed for pulling out U.S. troops from Iraq, although it was largely in keeping with his predecessor George W. Bush’s timetable, and for failing to reach an agreement with Baghdad on stationing some troops beyond the pullout deadline. These have been mentioned as factors leading to the rise of ISIL.

Now, there is a chance for Obama to redeem himself through the cooperation of Iran, even if they will not go to the extent of a formal agreement.

In the other ISIL flashpoint to the west of Iraq, there seems to be implacable differences on Syria. Tehran stands firmly by Syrian President Bashar al-Assad, whom Washington considers the irreconcilable foe of peace in that civil war ravaged country. Bridging this gap even if by face-saving measures would be the true test of a diplomatic shift.

The Iran nuclear issue takes the inevitable colour of a Shia-Sunni conflict. In the first place, the unspoken impetus for Tehran’s nuclear ambitions was Pakistan’s nuclear arsenal and the threat from its Sunni fundamentalists against Shias.

Now Pakistan’s stock will rise in Saudi Arabia and other Sunni nations as hedge, a Sunni-dominated nuclear power ranged against Iran, which they mistrust.

Add to this mix Israel, which has developed an unlikely alliance with Saudi Arabia. For Israel, the threat comes from fears of the millenarian trends among some Shia Muslims that could cancel out the insurance that Jerusalem, sacred to the Muslims, provides and Teheran’s venomous, ant-Semitic rhetoric.

But a more immediate issue for Israel is Tehran’s support for the Palestinian Hamas and the Lebanese Shia Hezbollah. The sanctions against Iran limited its potential financial and material backing for these organisations and the flow of funds after sanctions are lifted could boost Tehran’s adventurism, directly and through proxies, Israel fears.

On the global diplomatic front, the Iran deal is a break from the incessant U.N. Security Council squabbles that have hobbled it as issues like Ukraine, Syria, the South China Sea and assorted hotspots in Africa burn. Russia and China showed they could work intensively with the West. Moscow even earned plaudits from Obama for its role in facilitating the deal.

Russia and Iran share some common interests in places like Syria, Central Asia and the caucuses. An unbridled Tehran could more effectively cooperate with Moscow in these areas.

Economically, Russia, like other oil producers, may be hit by falling oil prices, but the diplomatic congruence and future arms sales could compensate.

For the European Union and China, the deal opens up business opportunities in a nation with tremendous economic potential along with lower oil prices.

Iran has the fourth largest known reserves of oil and its current production of 1.1 million barrels could soar to four million within a year. For most of the developing world, further reduction in oil prices will be a great help, even as it increases political and social pressures in some oil-producers.

The picture for India is mixed . It has been paying for Iranian oil imports in rupees while it has been exporting limited amounts of machinery and chemicals. The bilateral trade is in Iran’s favor and is estimated at about 14 billion dollars, with Indian imports at about 10 billion and exports at about 4 billion.

Now India may be able to buy more oil, but it will have to pay in rupees and its exports will have to compete with the rest of the world. With the prospects sanctions going away, India is already facing Tehran’s truculence in oil and gas and railway projects they had agreed on.

The Chabahar port project remains the strategic cornerstone of India’s ambitious engagement with Iran The port on the Gulf of Oman would give India access to Afghanistan and Central Asia bypassing Pakistan.

Chabahar is also a counterweight to Beijing’s Gawadhar project in Pakistan that would provide another sea outlet for China, Afghanistan and Central Asian countries.

On the nuclear nonproliferation front, the Iranian agreement chalks up a small victory after North Korean blatantly developed nuclear weapons. The world has been unable to confront Pyongyang diplomatically or militarily because of its mercurial nature leadership that borders on the insane.

For the Iranians themselves, the deal could ease up their lives and bringing back some normalcy. The bigger question is how it would play in the dynamics of Iranian politics. Supreme Leader Ayatollah Ali Khamenei approved the deal, but he has since expressed mistrust of the West in keeping its end of the bargain. That may be rein euphoria and send a message to the moderates.

Would the deal lead to a lessening of the paranoia among the religious and nationalist elements in Iran and in turn strengthen the moderates and push the present day heirs of the ancient Persian civilisation towards a relatively liberal modernity? If that were to happen Iran would have truly emerged from the shadows of international isolation.

Edited by Kitty Stapp

Related IPS Articles

Featured post

El mexicano ilustrado

el hombre ilustrado.

Por Antonio Limón López

 Antonio Limón López

“En una tarde calurosa de principios de septiembre me encontré por primera vez con el hombre ilustrado.”

Ray Bradbury.

Reconozco que leí “El hombre ilustrado” de Ray Bradbury, compuesto por una veintena de cuentos fantásticos, pero de antemano aclaro que estos párrafos nada tienen que ver con el famoso libro, salvo que ambos relatan una crueldad…. salvo porque el hombre ilustrado no podía huir de su condición y el mexicano tampoco puede, pero mientras el primero sabía el origen y alcance de su tragedia, el mexicano a duras penas sabe qué planeta habita por muy ilustrado que sea. De ahí en adelante, las similitudes se evaporan…. salvo por el título de este artículo, claro.

Parafraseando a Ray Bradbury diré: “En una madrugada calurosa de finales de agosto me encontré por primera vez con el mexicano ilustrado” En efecto, no lo sabía, pero en el momento mismo de mi nacimiento me topé con el mexicano ilustrado, que tampoco él sabía de su condición. Desde entonces lo encuentro en todas partes, entre mis amigos y conocidos, en las cafeterías, en las cantinas, en las aulas escolares desde la primaria hasta la universidad, en los diarios, en las páginas de internet, en los noticieros donde es él tanto la noticia como quien la difunde, lo encuentro en el gobierno y fuera de él, aquí mismo y allá, en todas partes como ya dije, pero a diferencia de “El Hombre Ilustrado” de Bradbury que vivía para sus animados tatuajes , el mexicano es un tatuaje … exánime.

La “ilustración” del mexicano es la que proviene de ese movimiento que fue la “Ilustración” que se extendió por toda Europa y también por sus colonias, entre ellas México, pues si bien antes de Carlos III, la Nueva España era un virreinato, con el borbón la Nueva España se convierte en “colonia”, se expulsa a los jesuitas, se otorgan derechos a los norteamericanos para poblar Texas, se pulveriza la organización misional y de esta se apropian terratenientes “ilustrados” y las misiones se convierten por este azar en “haciendas”, se introduce la esclavitud, se forma el partido de los negreros, se imponen crueles impuestos a los indios y estos son objetos de desprecio y discriminación, se declara a la iglesia retardataria y enemiga del rey ilustrado, se embellece la metrópoli a costa de nosotros, la colonia. La inmisericordia, la crueldad y el espíritu de lucro son a partir de ese momento los signos de nuestra modernidad ilustrada.

Desde entonces, nada ha permeado a las elites mexicanas, ni los derechos del hombre que desde siempre han servido como papel sanitario, ni la justicia que solo es un negociazo en manos de jueces y asociados, ni el constitucionalismo y menos la constitución que es una simple meretriz, ni el federalismo que es un cuento fantástico, ni la democracia que es el más grande de los negocios del momento, ni los partidos políticos que son cuevas de desvergonzados rateros.

Ninguna gran idea ha sido adoptada en México, salvo la ilustración en su versión más repugnante, aclarando que el positivismo de los científicos porfiristas fue otra cepa del mismo mal. Claro que en México también existen sabios, la gran mayoría de ellos sin las pretensiones de nuestros ilustrados, y que cumplen discretamente con su función, aunque por regla general sus trabajos poca utilidad nos representan por el ambiente de fraude y simulación que todo lo denigra y envilece.

También existen profesionales bien entrenados y competentes, gracias a los cuales México no se ha desplomado, pero su aporte queda en la función aislada y personal del profesional. También en México existieron ilustrados que se esforzaron por servir a la verdad y a la justicia y lo hicieron con equidad y patriotismo, pero estos son casos tan  excepcionalmente raros, que podemos contarlos con los dedos de una mano.

La ilustración despótica en Europa fue atemperada por una genuina revolución donde las ideas se transformaron en asideros de salvación, en Estados Unidos esa ilustración nació en el seno de una sociedad genuinamente igualitaria y demócrata. Esa ilustración injertada de humanismo, de igualdad, de legalidad, es la de Europa y Estados Unidos, pero no es la de México, aquí entre nosotros solo fue justificación para insultar al no instruido con epítetos racistas como el de “indio” “patarrajada” “ignorante” “naco” “bajado del cerro a tamborazos”.

Esa ilustración que justifica el latrocinio “porque no saben qué hacer con lo que tienen”, que trazó una frontera impía entre la minoría centralista, antidemocrática, ratera y el pueblo mexicano, que en nombre del progreso y la técnica espera eternizarse gracias a una pedagogía degradatoria, falsamente racionalista, es la que se asentó con todos sus reales en este país. Para nuestra desgracia no tuvimos, ni tenemos grandes prohombres respetados y respetables como los que hubo en Europa y entre nuestros vecinos que le quitaron las espinas a la ilustración, en tanto que nosotros lo único que producimos, además de rateros, es héroes con pies de barro, a los que claro, idolatrizamos.

La ilustración nuestra, la del mexicano es también, falsa. Porque si bien el despotismo ilustrado, era eso, despotismo, crueldad, y la idea torcida de que el conocimiento no es para el pueblo, sino solo para unos cuantos que tienen el deber de gobernarlo pero sin tomarlo en cuenta, también era ilustración, también exigía al menos una elite realmente ilustrada, pero en México nunca tuvimos esa elite, y nuestra actual elite “ilustrada”, es casi analfabeta.

Nuestra elite ilustrada y rebuznante, esta formada por nuestros políticos, nuestros gobernantes, nuestros académicos, por las pandillas que se han apropiado de las universidades públicas, los profesionales, los críticos sociales, los editorialistas, los cafeteros, los escritores, e indiscriminadamente por nuestros “intelectuales”. Esa, nuestra elite ilustrada no lee, aunque escribe libros a granel, tampoco discute, aunque parlotea incesantemente, ni quiere aprender, ni saber, porque carece de motivación para ello, pues lo exitoso es actuar, gesticular y aparentar que todo se sabe, aunque todo se ignore, porque esto es lo que los mexicanos premiamos, la simulación.

Obama defiende a la perseguida colectividad LGBTI en África

Obama en Kenia

Por Aruna Dutt Inter Press Service-Caracas

NACIONES UNIDAS, 27 jul 2015 (IPS) – En su gira por África, donde la homosexualidad es ilegal en 34 de sus 54 países  y está penada con la muerte en dos de ellos, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, defendió los derechos de los homosexuales y habló contra la discriminación.

“Cuando empiezas a tratar a las personas de manera diferente, no porque le hagan algún tipo de daño a alguien, sino porque son diferentes, ese es el camino por el que las libertades comienzan a erosionarse, y suceden cosas malas”, declaró Obama en Nairobi, en una conferencia de prensa junto con el presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, el sábado 25.

“El Estado no debe discriminar a las personas por su orientación sexual”, añadió.

Obama estuvo dos días en Kenia  y este lunes 27 llegó a Etiopía, su segunda y última etapa africana.

Kenia y Etiopía penan las relaciones sexuales entre las personas del mismo sexo hasta con 14 y 15 años de prisión, respectivamente. Mauritania, Sudán y partes de Somalia y Nigeria aplican la pena capital a las personas homosexuales por su orientación sexual.

Según una encuesta sobre la aceptación de la homosexualidad realizada en 2013 por el estadounidense Centro de Investigación Pew, de los cinco países africanos investigados, sólo Sudáfrica consigue una aceptación de dos dígitos, con 32 por ciento.

Aunque Sudáfrica es el único país africano que legalizó el matrimonio homosexual y permite la adopción conjunta de las parejas del mismo sexo, no obstante, la población LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales) padece, como sucede en el resto de África, estigmatización y violencia homofóbica.

Las mujeres lesbianas, especialmente, sufren violaciones con el fin de “corregir” su sexualidad.

Según la encuesta del Centro de Investigación Pew, la aceptación de la población baja a cuatro por ciento en Uganda, tres por ciento en Ghana y Senegal y uno por ciento en Nigeria, lugares todos ellos donde la homosexualidad es ilegal.

No hay consenso entre los representantes del colectivo LGBTI kenianos sobre si la presencia de Obama ayudará o perjudicará a su causa, señaló la directora de la Comisión Internacional de Derechos Humanos de Gays y Lesbianas, Jessica Stern.

“La diferencia de opiniones indica la fuerza y ​​la diversidad del movimiento LGBTI de Kenia, pero no hay duda de que este es un potencial campo minado, y en última instancia, aquellos que podrían salir más lastimados son los kenianos”, expresó a IPS.

Algunos sostienen que declaraciones que hizo Obama en 2013 sobre los derechos humanos de la diversidad sexual en Kenia fueron contraproducentes, e incluso reforzaron la homofobia de la población keniana y su rechazo de la colectividad LGBTI.

Las organizaciones homofóbicas, como el Foro de Profesionales Cristianos de Kenia, afirma que recibió más respaldo tras los comentarios de Obama en 2013, probablemente debido a que la protección de la diversidad sexual es considerada un valor estadounidense que se le quiere imponer a la sociedad africana.

Tras los últimos comentarios de Obama el sábado 25, el presidente Kenyatta declaró que en Kenia es “muy difícil imponer” los derechos de los homosexuales porque la cultura es distinta a la de Estados Unidos, y la sociedad keniana no los acepta, lo cual hace que sea un “tema inexistente” para el gobierno.

“Hubo un intento deliberado de mostrar a la homosexualidad como si fuera una importación occidental, que no lo es”, aseguró el asesor de la Organización de las Naciones Unidas sobre derechos humanos, orientación sexual e identidad de género, Charles Radcliffe, en diálogo con IPS.

“Las únicas importaciones occidentales en este contexto son las leyes homofóbicas utilizadas para castigar y silenciar a las personas homosexuales”, añadió, en referencia a las normas adoptadas mayormente por el colonialismo británico en el siglo XIX.

Al hablar sobre los abusos contra los derechos de la población LGBTI, Obama está “imponiendo valores humanos, no occidentales”, subrayó Radcliffe.

“Es posible respetar la tradición, y al mismo tiempo insistir en que todo el mundo -las personas homosexuales incluidas- merece ser protegido de los prejuicios, la violencia, el castigo injusto y la discriminación”, expresó.

Para Radcliffe, Obama y otros gobernantes deben hablar al respecto, ya que eso “abrirá los ojos de la gente a la existencia de los homosexuales kenianos y a la legitimidad de su pretensión de respeto y reconocimiento”.

El asesor de la ONU aconsejó a las personas que sigan la línea de los representantes de la comunidad LGBTI local, que son los mejor ubicados para asesorar sobre cuáles intervenciones serán de ayuda y cuáles corren el riesgo de complicar las cosas.

“Muchas veces los activistas LGBTI están demasiado aislados en sus propios países. Necesitan el apoyo de compañeros activistas de derechos humanos, activistas de los derechos de las mujeres y otros que luchan por la justicia social”, dijo.

“La opinión pública tiende a cambiar” cuando las personas individuales “conocen a personas LGBTI y se dan cuenta que también son personas. El gobierno debe acelerar ese proceso, no obstruirlo”, recomendó.

“No se puede alentar el cambio permaneciendo en silencio”, afirmó Radcliffe.

Según Stern, los activistas LGBTI de Kenia “han estado librando su propia lucha heroica por años, pero los extremistas aprovecharon esta oportunidad para socavar su credibilidad como kenianos. Todos los kenianos, homosexuales y heterosexuales, pierden cuando se produce este tipo de manipulación mediática”.

Editado por Kitty Stapp / Traducido por Álvaro Queiruga

Artículos relacionados

EE.UU sigue sin permitir el acceso de la ONU a sus cárceles

Obama visita cárcel

Por Thalif Deen Inter Press Service- Caracas

NACIONES UNIDAS, 23 jul 2015 (IPS) – Cuando el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitó la cárcel de El Reno en el estado de Oklahoma el 16 de este mes para comprobar las condiciones de vida de los 1.300 presos que allí se encuentran, ninguna autoridad pudo impedírselo.

Existen numerosas investigaciones sobre el régimen de aislamiento a largo plazo y sus efectos perjudiciales. Crédito: Bigstock

La histórica visita de Obama fue la primera de un presidente en ejercicio de Estados Unidos a una penitenciaría federal.

“En demasiados lugares, chicos… y hombres negros, chicos… y hombres latinos experimentan el ser tratados de manera diferente por la ley”, declaró el mandatario.

Pero la Organización de las Naciones Unidas (ONU) no ha tenido la suerte de Obama. A varios de sus funcionarios, armados con la autoridad del Consejo de Derechos Humanos de Ginebra, se les impidió acceder a centros penitenciarios de Estados Unidos que están acusados de tener una cultura de violencia.

En 1998, el gobernador de Michigan, John Engler, prohibió la visita de la esrilanquesa Radhika Coomaraswamy, la relatora especial de la ONU sobre la Violencia contra las Mujeres, que pretendía investigar casos de inconducta sexual contra las reclusas en tres cárceles de ese estado nordestino.

El fallecido senador Jesse Helms, expresidente del poderoso Comité de Relaciones Exteriores del Senado, impidió que el senegalés Bacre Waly Ndiaye, el director de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU en Nueva York, observara las condiciones de vida en algunas de las prisiones de Estados Unidos en 1997.

El relator especial de la ONU sobre la tortura, el argentino Juan E. Méndez, y el presidente del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria, el sudcoreano Seong Phil Hong, solicitaron de forma conjunta a Washington que facilite sus pedidos de visita oficial a las cárceles de Estados Unidos para avanzar en la reforma de la justicia penal.

“Espero trabajar con el Departamento de Justicia de Estados Unidos en el estudio especial encargado por el presidente sobre la necesidad de regular la reclusión en aislamiento, que afecta a 80.000 presos…, en la mayoría de los casos por períodos de meses y años”, declaró Méndez el martes 21.

“La práctica prolongada o indefinida de la reclusión en aislamiento inflige dolor y sufrimiento de índole psicológica, que está estrictamente prohibido por la Convención contra la Tortura“, explicó.

“La reforma en este sentido tendrá un impacto considerable no solo en Estados Unidos sino en muchos países”, aseguró.

Hong dijo que la visita a las instituciones federales y estatales “será una excelente oportunidad para analizar con las autoridades los ‘Principios y pautas básicas sobre el derecho de toda persona privada de libertad a recurrir ante un tribunal’ y promover su uso por la sociedad civil”.

El Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria ya redactó un borrador de estos principios, que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU considerará en septiembre.

Según informes publicados, el sistema carcelario de Estados Unidos ha sido acusado de condiciones de vida insalubres y agresiones físicas, específicamente contra minorías como la afroestadounidense y la población de origen latinoamericano.

En junio, el gobierno de Nueva York y la fiscalía del Distrito Sur, que tiene competencia en la ciudad, anunciaron profundas reformas, como la propuesta de nombrar un observador federal que investigue los abusos en la Isla de Riker, el segundo mayor sistema penitenciario de Estados Unidos, que alberga diariamente a un promedio de 14.000 presos.

Entre otras medidas se incluyen las restricciones al uso de la fuerza por los guardias de la prisión y la instalación de cámaras de vigilancia.

En diálogo con IPS, Tessa Murphy, de Amnistía Internacional (AI), señaló que el actual relator especial de la ONU, Méndez, no ha podido visitar ninguna cárcel estadounidense con nivel de seguridad “supermáximo”, el mayor de todos, desde que ocupó su cargo en noviembre de 2010.

No obstante, Méndez realizó una visita a la prisión de Pelican Bay, en el occidental estado de California, como testigo experto en un juicio.

Murphy añadió que su organización solicitó al Departamento de Estado que invite al relator a Estados Unidos para que examine la reclusión en aislamiento en las instalaciones federales y estatales, algo que Méndez solicitó en reiteradas ocasiones.

“AI considera que este escrutinio externo es particularmente importante en el caso de las instalaciones  de ‘supermáxima’ seguridad donde los presos están aislados dentro de un entorno cerrado”, destacó.

La organización publicó varios informes que solicitan el acceso de la ONU al sistema carcelario, basada en numerosas investigaciones sobre el régimen de aislamiento a largo plazo y sus efectos perjudiciales.

Antonio Ginatta, de la organización de derechos humanos Human Rights Watch, dijo a IPS que este es un momento decisivo en Estados Unidos, en el que se apresta para reformar su sistema de justicia penal.

El propio presidente Obama se refirió a la necesidad de esa reforma y destacó especialmente los daños que provoca el régimen de aislamiento, sostuvo.

“Sin embargo, el Departamento de Estado sigue sin permitir el acceso del relator especial sobre la tortura a las instalaciones de confinamiento de Estados Unidos para examinar… la reclusión en aislamiento. Parece que se perdieron el discurso del presidente”, comentó.

Ginatta dijo que la invitación al relator especial de la ONU tiene años de retraso.

“A la luz del discurso del presidente y de su visita a la cárcel de El Reno, el Departamento de Estado… debería cambiar de rumbo e inmediatamente extenderle una invitación sin restricciones a… Méndez y el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria”, exhortó.

Después de su visita a la prisión, Obama dijo que su meta es “ver algunas mejoras en el ámbito federal y que luego… los estados de todo el país tomen la posta”.

“Ya hay algunos estados que lideran el camino tanto en la reforma de las condenas como en la reforma penitenciaria”, añadió.

AI dijo a IPS que en febrero se reunió con funcionarios del Departamento de Estado, entre ellos William Mozdzierz, director de la Oficina de Asuntos de Organizaciones Internacionales, Derechos Humanos y Asuntos Humanitarios, para entregarle una solicitud con más de 20.000 firmas con el fin de que el relator de la ONU acceda al sistema carcelario estadounidense.

Según AI, Méndez ya tiene una lista de las prisiones que desea visitar en los estados de Arizona, California, Luisiana, Nueva York y Pensilvania, además de la Oficina Federal de Prisiones.

Mozdzierz subrayó que el acceso a las prisiones estatales depende de los gobernadores y los fiscales de cada estado, y que no existen mecanismos que le permitan al Departamento de Estado garantizar una respuesta positiva a la solicitud.

Editado por Kitty Stapp / Traducido por Álvaro Queiruga

Artículos relacionados

  • Población carcelaria de EEUU creció 780 por ciento en 30 años
  • Brutalidad policial resalta hipocresía de EEUU en derechos humanos
  • ONU critica penalización de personas sin techo en EEUU

Petroleras ya sabían daño del CO2 cuando financiaban a escépticos

Por Diego Arguedas Ortiz  Cortesía de Inter Press Service- Caracas

derrame

SAN JOSÉ, 19 jul 2015 (IPS) – Durante décadas, las principales compañías petroleras estadounidenses y europeas tenían conocimiento de que las emisiones de dióxido de carbono (CO2) provocan el calentamiento global, mientras destinaban millones de dólares para financiar a científicos que niegan el cambio climático.

Al menos desde 1981, más de una década antes de la primera reunión de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), los ejecutivos de la actual ExxonMobil reconocieron la conexión entre los combustibles fósiles y el cambio climático.

La revelación emerge en el informe “Climate Deception Dossiers”, publicado por la no gubernamental Unión de Científicos Sensibilizados (UCS), con sede en Washington, que explora las tácticas de transnacionales como ExxonMobil, Shell, Peabody Energy, Chevron y Conoco-Phillips para desacreditar la ciencia climática.

“Ellos ya estaban considerando los riesgos del cambio climático al tomar decisiones empresariales en 1981 y 34 años después continúan mintiéndole a la gente y desacreditando la ciencia climática”, dijo a IPS una de las autoras del estudio, Nancy Cola, directora de campañas del Programa de Clima y Energía de UCS.

Los dossiers analizados mostraron como Exxon y otras petroleras financiaron una amplia campaña de desinformación, que incluyó científicos escépticos del cambio climático, centros de investigación conservadores y firmas de relaciones públicas, con evidencias que llegan hasta los primeros meses del 2015.

“Su objetivo era vender duda. Ellos no tienen que rebatir la ciencia climática, solo hacer creer a la gente que no hay consenso”, explicó Cole.

Uno de esos escépticos es Wei-Hock “Willie” Soon, un ingeniero afiliado al Centro de Astrofísica del Harvard-Smithsonian, quien recibió más de 1,2 millones de dólares de las petroleras entre 2001 y 2012 y cuyo salario y presupuesto de investigación dependía exclusivamente de estos fondos, según UCS.

Durante años, la investigación académica de Soon sobreestimó altamente la influencia del sol en el calentamiento global, lo que desacreditaron sistemáticamente colegas, revistas científicas y el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático.

Pero sus tesis han sido usadas por políticos y las propias petroleras quebrar el consenso climático.

Un correo electrónico  enviado en 2014 por el científico climático Lenny Bernstein, empleado de Exxon en la década de los 80, reveló que la compañía reconocía desde 1981 la complejidad de las emisiones de CO2.

La compañía decidió no explorar el campo de gas de Natuna, en Indonesia, por la gran cantidad de dióxido de carbono y el potencial de futuras regulaciones.

De haber sido explotado, el campo hubiera sido la fuente individual de calentamiento global más grande del mundo en su momento, en 1981, porque hubiese representado uno por ciento de las emisiones mundiales de ese año.

“En 1981, Exxon debía entender el potencial sobre preocupaciones del cambio climático que podrían implicar regulaciones que afectarían Natuna y otros proyectos”, detalló Bernstein, un veterano de casi 30 años en la industria.

El informe completo de UCS incluye más de 330 páginas de documentos que salieron de 85 informes internos de las compañías y las asociaciones empresariales, realizados a lo largo de 27 años.

Por ejemplo, durante la discusión en 2009 en Estados Unidos de la Ley de Energía Limpia y Seguridad, que proponía una reducción federal de las emisiones, la Coalición Americana para la Electricidad de Carbón Limpio contrató una firma de relaciones públicas que envió cartas falsas de diversas organizaciones a los legisladores para que rechazaran la norma.

Una berma de arena en la costa del estado de Luisiana, en Estados Unidos, entre las muchas construidas en para contener los efectos del derrame de petróleo de 2010 en el Golfo de México, de la compañía British Petroleum. Crédito: Erika Blumenfield /IPS

Otro protagonista en el reporte es el Instituto Americano del Petróleo (API, en inglés), autodenominado la “única asociación nacional que representa todos los aspectos de la industria del petróleo y gas natural en Estados Unidos”.

Un documento interno de API de 1998 define los detalles de una estrategia para enfrentar la creciente ciencia climática y hablaba explícitamente de confundir y desinformar al público, mediante el financiamiento de científicos escépticos y otras tácticas, para llegar a maestros y estudiantes en todas las escuelas de Estados Unidos.

El texto establece que su victoria llegará cuando “los ciudadanos normales ‘comprendan’ la incertidumbre de la ciencia climática”. IPS escribió a API para conocer su posición, pero no recibió respuesta.

Este modus operandi replica el utilizado por las compañías tabacaleras, de acuerdo con el exabogado del Departamento de Justicia estadounidense, Sharon Eubanks, quien lideró exitosamente litigios contra estas empresas.

“Es como lo que descubrimos con el tabaco, cuanto más retrases la fecha en que se conozca el daño, más tiempo demoras los remedios y más gente se ve afectada”, dijo Eubanks al sitio digital Desmog.

En esto coincide con Katherine Sawyer, la responsable climática internacional de la no gubernamental Corporate Accountability International, que vigila el comportamiento de corporaciones en todo el mundo.

“No dejaríamos que la industria tabacalera cree las políticas públicas de fumado, entonces ¿por qué permitimos a las petroleras generar esa política en cambio climático?, dijo Sawyer a IPS, en referencia a su participación en las conferencias y procesos de la CMNUCC.

Algunas empresas petroleras parecen querer contribuir a una solución, al menos públicamente.

Seis grandes compañías europeas (Shell, BP, Total, Statoil, BG Group y Eni) enviaron una carta a la CMNUCC y al gobierno francés declarando que ellas podrían tomar una acción climática más rápida, si los gobiernos consolidaran un sistema mundial entrelazado de precios de carbono.

“Si los gobiernos acuerdan un precio sobre el carbono, esto desalienta las opciones altas en carbono y promueve los mecanismos más eficientes para reducir emisiones”, dice la carta.

Pero la oposición que la industria petrolera ha mostrado por décadas erosionó su credibilidad entre los científicos, los activistas y buena parte de la población.

“Durante veinte años, las principales empresas contaminantes del mundo han ralentizado el proceso en la CMNUCC mediante una influencia indebida sobre ese proceso”, explicó Sawyer.

Eso lo han promovido, con tácticas que van “desde su realización de lobby hasta el patrocinio de las propias negociaciones”, detalló.

Como ejemplo, recordó Sawyer  recordó que en la decisiva 21 Conferencia de las Partes (COP21) de la CMNUCC, que se celebrará en París en diciembre, tendrá el patrocinio de corporaciones como EDF y Engie, cuyas operaciones de carbono equivalen a la mitad de todas las emisiones en Francia.

“Para que el proceso de la CMNUCC pueda crear las políticas significativas que nuestro planeta requiere, los negociadores tienen que sacar a los grandes contaminadores”, sentenció.

La imagen y el atractivo financiero actual de las compañías petroleras está golpeado, tras años de campañas de grupos de desinversión y organizaciones que promueven descartar acciones, bonos o fondos de inversión vinculados con industrias pesadas en emisión de CO2,  como las de carbón, petróleo y gas natural.

“Definitivamente siento que el movimiento de desinversión en combustibles fósiles es una lucha de David contra Goliat. Pero esa historia tiene una particularidad: sabemos cómo terminó”, dijo a IPS la activista Perri Hasher, coordinadora de la campaña de desinversión en la estadounidense Universidad Darmouth.

Un informe de 2013 determinó que 90 empresas, 50 de ellas cotizadas en bolsas de valores, eran responsables por casi dos terceras partes de las emisiones industriales de todo el mundo durante los últimos dos siglos.

Que algunas de estas compañías supieran del riesgo de las emisiones de CO2 ya en 1980 se hace doblemente relevante al considerar que la mitad de todas las emisiones de carbono desde 1750 se liberaron después de 1988.

Editado por Estrella Gutiérrez

Artículos relacionados

Populismo a la mexicana

Populismo

Antonio Limón López

Antonio Limón López

Las variantes de la simulación en México son infinitas. La simulación es la más eminente forma de corrupción en este país y no solo participan de ella los corruptos naturales o predecibles, como los funcionarios públicos y sus socios los capitanes de la iniciativa privada, sino incluso sus víctimas más  propicias. Esto viene a cuento porque hace días en el programa de Leo Zuckermann se planteó el tema del “populismo” de sus peligros, de sus formas y variantes, de sus gestores y de sus beneficiarios.

Tanto el anfitrión como sus invitados coincidieron en que el populismo es una realidad en México, que es un peligro y que es un instrumento al alcance de cualquiera, incluso al alcance de nuestro gobierno. Los coloquiantes compararon “nuestro” populismo con el de otros países, dando por sentado que México es igual al resto del mundo y por ello es susceptible de su propio populismo. Sin embargo, todo ese diagnóstico es erróneo, más falso que un billete de tres pesos.

Por principio México es diferente al resto del mundo, practicamos la simulación como ningún otro pueblo del mundo, y entre nosotros no existe el populismo. Siento contradecir a tantas personas doctas pero es falso que México padezca alguna forma de populismo. En primer lugar el populismo tiene una motivación ideológica, quienes lo practican y quienes lo padecen deben coincidir en algunas ideas fundamentales, pues los populismos necesitan una justificación que unifique a los populistas, necesitan una causa que sea popular. No puede existir el populismo sin compartir un mito, una creencia, una idea o un propósito y si este es de interés nacional, pues mejor.

Los populistas necesitan algo como defender al país, salvar su riqueza natural, histórica o cultural. Los populistas visten el uniforme de revolucionarios, de salvadores o salvaguardas de la nación y no el de Santa Claus, simulan o creen enfrentar un mal de grandes proporciones, una amenaza externa y por ello, arguyen que es hasta necesario suspender la operación de las instituciones democráticas y del sistema legal. Quien logra eso es un populista, quien vive en un estado donde esa es la creencia, vive en un populismo.

Y como cualquiera sabe, nada de eso existe en México, en primer lugar porque tratándose de ideas o de argumentos el mexicano es impermeable a ellas y no quiere debatir, no quiere discurrir, vive simulando pensar y decir pero en realidad es una máscara hermética, que solo gesticula y aparenta, ni siquiera el tema del petróleo durante la reforma al 27 constitucional llegó al punto de crear un “populismo”, pues no existieron otros argumentos que los adjetivos, las acusaciones de traición a la patria, las imposiciones y eso, que me disculpen, no es populismo, eso fue un pleito de comadres.

En México no existe populismo, existe algo muy distinto, existe el “Parasitismo” y el dispendio del patrimonio nacional. En nuestro suelo medran amplios conjuntos de parásitos que permutan su voto, su silencio y su cooperación a cambio de cualquier bien tangible, sea este una despensa, un rollo de papel para techo o “apoyos” de todo tipo y esto no solo es el clamor de los “pobres”, sino que también de los grandes favorecidos por la diosa fortuna, como los grandes concesionarios de la televisión y de la telefonía, o los afortunados contratistas de obras públicas que ganan las mejores licitaciones, o incluso los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, los jueces de Distrito, los magistrados, diputados, senadores, gobernadores, munícipes, policías, permisionarios, sindicalistas, educadores, intelectuales, periodistas, busca chambas y taqueros. Todos extienden su mano pidiendo y eso no es populismo sino parasitismo.

El populismo no es el gran mal de México, de hecho ni existe, lo que existe en su lugar es la parasitocracia, que inunda las oficinas públicas con parásitos de un lado y del otro del escritorio, que atesta a los “partidos políticos”, a los cuerpos colegiados, que plaga las páginas de los diarios nacionales, a los horarios estelares de los programas noticiosos y de comentarios, eso es lo que agravia a México, los parásitos.

La fauna de los parásitos es amplia, los hay pobres que se contentan con paquetes de galletas de animalitos, ricos, millonarios y multimillonarios que venden casas de lujo a precios de ganga a cambio de favores inconfesables, otros son iletrados y otros son egresados de Harvard, todos son distintos en cultura, economía, apariencia, creencias y recursos, pero todos son igualmente parásitos.

El populista cree en algo y lucha por ello, el parásito carece de creencias, solo sabe negociar, para ello simula o expone un estado de necesidad queriendo que se materialice alguna ayuda, así sea algo tan nimio como una despensa alimenticia, una tarjeta con algo de dinero, o una canonjía, una plaza, un juego de placas de taxi, un favor, un contrato, una chamba, una concesión, una candidatura, una silla en la Suprema Corte de Justicia, una notaría pública.

Señores eso no es populismo, es parasitismo, ratería y simulación, y para eso de aparentar, pedir privilegios y robar los bienes públicos, los mexicanos estamos que ni pintados, puesto que fuimos educados y formados en la simulación como estrategia para confundir, robar y parasitar al Erario en la medida de nuestras posibilidades.

Las visitas del delirio

Bolívar

Por Federico Boccanera

Federico Boccanera

Desde hace ya unos cuantos años, se habla en Venezuela de tiempos de decadencia, de parálisis, de indiferencia y desidia, tiempos de anomia, de apatía y hasta de sumisión.

Sin duda, el país entró en lo que bien debería denominarse un callejón sin salida, en donde no se vislumbra aparentemente una salida distinta al hambre, el caos y el estallido social. Incluso en estos días ha comenzado a hablarse de gravedades tales como fragmentación territorial y guerra civil.

Con respecto al régimen imperante, la pérdida del principio de unidad de mando e incluso del principio de “autoridad revolucionaria”, debe verse como la consecuencia de la desaparición del caudillo, y sobre todo de esa gran capacidad de arbitraje que tenía sobre la sociedad, más allá de su carisma innegable ante la masa, y los recursos ingentes de los que pudo disponer para repartir e “incluir” a su manera a todos los poderes, bajo su mando omnímodo.

De la cadena de mando única e incontrastada del comandante único e insustituible, pasamos a una cadena que ya desde el principio se presenta dual por la presencia malformada de dos siameses cuya principales características obedecen a carencias absolutas, de inteligencia uno y de escrúpulos el otro, este hecho, de por si un presagio grave, se hace aún más ominoso, si analizamos la estructura del poder chavista, sus ramificaciones extensas, y la jerarquía militar sobre la cual supuestamente reposa en última instancia.

Cadenas de mando múltiples, cruzadas, contradictorias y hasta en oposición, son las que se pueden derivar de la actual situación, en otras palabras, el caos se podría decir que ya es intrínseco en los actuales estamentos del poder, y su fragmentación, ya presente en el pasado y mantenida sólo por obra y gracia del comandante, podría comenzar a disgregarse, sino es que ya  ha comenzado a hacerlo.

Hugo Chávez y eso ya está demostrado, no supo o no pudo dejar ningún tipo de relevo, ni individual ni colectivo, no solo un heredero del mando supremo, al cual colocar en la cima, sino que además nunca pudo armar (menos preparar) lo que podría llamarse un equipo de gobierno cohesionado, un equipo doctrinario e ideológico, una organización política digna de ese nombre, organizaciones civiles con las cuales alimentar y mantener vivo “el proceso”, tampoco entre los militares logro crear un cuerpo aparte, una nueva fuerza real (y leal) que en la emergencia pudiese actuar y corregir el rumbo revolucionario, no logró nada de eso, de hecho se podría afirmar tajantemente que Chávez fue tan característicamente estéril (en lo dinástico) como lo son los verdaderos déspotas.

Pero el poder económico que le permitió a Chávez imponer su dominio absoluto, casi sin obstáculos ni tropiezos salvo la peripecia del 2002, resultó ser a su vez su maldición, porque la base constituyente de su poder, de su concentración de poder, pronto devino en corrupción pura, Chávez realmente nunca supo crear, menos que menos sembrar: sólo supo comprar, el proyecto era él, sólo él, y se agotó en él, y no hace falta demostrarlo, los hechos están a la vista.

Que Chávez llegara a pensar, que debía comenzar a preparar algún tipo de reemplazo, y la fulminante ofensiva de su mal incurable le impidió acometer la tarea, o a lo mejor, simple y llanamente se consideró eterno, eso estamos lejos de saberlo aún, si es que los vapores de la mitología lograrán disiparse algún día.

A ese pueblo, al que supuestamente veneró, tampoco lo trato mejor, es más, quizás fue particularmente cruel con él, pues la inoculación de esperanza y redención, no se transformó en “patria” no, se transformó en pesadilla, y basta ver a Nicolás Maduro, solo verlo, o escuchar a Diosdado Cabello, o a cualquiera de estos “sucesores” que nos “legó”, para darse cuenta del horror de su estafa histórica. Desde luego, la población humilde es entendible que tarde en asimilar un final tan espantoso para su ilusión, pues los ritmos de extinción de la esperanza, se sabe que pueden resistir al tiempo mejor que cualquier cosa.

Por otro lado, el país opuesto a Chávez, tampoco se encuentra en modo alguno en mejor situación con respecto a su esperanza, más bien, se encuentra tanto o más abandonado que el pueblo chavista, al sufrir el también, de la decadencia profunda de sus elites, de sus referentes, de sus dirigentes, de una clase política degenerada y encerrada en sí misma, de una ausencia de liderazgos que logren realmente trascender, la reducida y desesperada dimensión personalista y electoral en la cual ellos mismos se encerraron, por insuficiencia no solo individual sino generacional e histórica.

Ambos, pueblo opositor y pueblo chavista, constituyen un solo pueblo abandonado a su suerte, unido en un país que se evapora frente a ellos, unido por la desgracia de haber quedado sin alternativa, sin futuro, sin destino.

Las Visitas del Delirio

Este título hace tiempo lo escogí, para ponérselo a una recopilación personal que hice de unos artículos publicados por el finado Jorge Olavarría en el año 2003. El primer artículo se llama “La Fuerza de la Irracionalidad” y el segundo “Las Anomias Venezolanas”. Estos escritos nos ilustran sobre dos hechos que considero cruciales para el entendimiento del contexto histórico actual y es que: a) vivimos en un estado de anomia colectiva, y b) no es la primera vez que esto nos sucede como sociedad.

En el artículo sobre “La Fuerza de la Irracionalidad”, Olavarría se centra en la caída de la segunda república en 1814, y describe como una sociedad en zozobra y al borde de la disolución, cegada por el pánico, la desesperación y el abandono de toda esperanza, toma el camino siniestro de su propia autodestrucción, sin llegar a comprender siquiera, que estuvo más bien al borde de la liberación y la gloria.

En el artículo sobre “Las Anomias Venezolanas”, Jorge Olavarría en una muestra de erudición histórica realmente notable (y que me hace añorar su ausencia en forma especial) nos explica como esas anomias nos han atacado en tres ocasiones a través de la historia, siendo la última, la que “estalla” con la llegada al poder de Hugo Chávez Frías.

Explica tambien como estas anomias en cada ocasión, se resolvieron con la insurgencia en la historia de ciertas y determinadas figuras, unos “reyes de la baraja” como los llamaría Francisco Herrera Luque: Antonio Guzmán Blanco y Juan Vicente Gómez.

Pero con el permiso de los lectores, quisiera hacer hincapié en el primer artículo, el que alude a esa irracionalidad que por lo visto puede atacar no solo a Venezuela sino a cualquier nación, en ciertos momentos, sin distingo de su gloria y grandeza, pasada y presente.

Porque para este servidor, tan importante como la descripción que el autor hace de la patología suicida de aquella sociedad, lo es el relato del particular temple mostrado por Simón Bolívar en esa Caracas a punto de caer en la barbarie, relato brevísimo pero intenso y esclarecedor, de ese Bolívar post Manifiesto de Cartagena y post Decreto de Guerra a Muerte, o sea de un “Bolívar 2.0”, profundamente transmutado y minuciosamente consciente de la circunstancia histórica que le toca.

En el aparte de “Las Memorias de Morán” (José Trinidad Morán) se describe primero a un Bolívar que, consciente de las limitaciones de su autoridad, renuncia -más bien se libera- de su mando civil para después ocuparse con “ejecutividad marcial” de restablecer el orden público: “haciendo presente que él no era ya Jefe de la Nación, pero como General, estaba en el deber de no permitir el desorden…”

Faltaría más, a Olavarría no se le escapa el hecho y lo resalta, y desde luego, Bolívar ceñido en apariencia a un rigor institucional absolutamente impecable, es justificado en el mismo testimonio de Morán con el deber ser de esos “dos mil soldados que le quedaban al Libertador que obedecíamos y no deliberábamos pues éramos soldados y no tribunos”.

Pero no nos engañemos, amigos lectores, y menos sabiendo cómo fue que todo terminó: pues ese al que alude el relato, ya no es el general Bolívar, obediente a una letra de la ley, un militar no deliberante y respetuoso de normas y formas, es ya el Bolívar Libertador, obediente a un destino, ejecutando su destino.

El episodio concluye gloriosamente, a pesar del momento inglorioso, y además con lo que pareciera ser de alguna forma, una clarividente admonición sobre el presente que nos toca vivir, pues: “cansado el pueblo sensato y más aún los partidos de vejarse mutuamente en sus candidatos y propósitos, por un movimiento general aclamaron nuevamente para Jefe Supremo de Venezuela al Libertador, encomendándole que salvara la patria…”

(De hecho, en los pasajes donde se narra lo ocurrido en la asamblea de ciudadanos y el cabildo abierto de junio y julio de 1814 en aquella Caracas a punto de sucumbir ante las hordas de Boves, no puedo dejar de ver, un paralelismo con la insensata alharaca electoralista de nuestra pobrísima clase política actual, en su disputa estéril por “espacios” de poder ante la amenaza en puertas, inminente y tangible, de desolación y muerte para la república)

En fin…

Bolívar hizo lo que hizo y si podía hacerlo ceñido a la ley, como aún podía hacerlo, lo hacía, y si no era el caso, IGUAL HABRÍA ACTUADO. No tengan la menor duda.Porque,

el imperativo al que obedece ya es su único superior,

la guerra a muerte ya es su única ley,

el compromiso con la libertad ya es su delirio,

y se lo impondrá, a todos los delirios adversos.

………………………………………………………….

Jorge Olavarría

LA FUERZA DE LA IRRACIONALIDAD

4 de marzo de 2003

Mala, muy mala, se veía la situación de los patriotas para mediados de 1814. La espantosa derrota sufrida por Bolívar y Mariño en La Puerta el 15 de junio, había abierto el camino de Valencia y Caracas a la horda salvaje de llaneros pardos y negros que seguían a Boves y a Morales. Al concluir la batalla en una huida desordenada, los derrotados sabían que nada y nadie era capaz de detener a la feroz marejada humana de odio racial y codicia, en su empeño de llegar y ocupar Valencia y Caracas. Bolívar, andando a marcha forzada de noche y acompañado de un asistente llamado “el Turco”, fue el primero que entró en Caracas.

Su prisa, era para impedir que la noticia del desastre de La Puerta creara un desaliento capaz de producir el derrumbe de la autoridad del gobierno.

Cuando la noticia llegó, Bolívar estaba preparado para afrontar sus consecuencias. El 17 decretó la Ley Marcial, y a medida que llegaban los restos de las tropas derrotadas, organizaba con ellas tres batallones que puso al mando del teniente coronel Hermógenes Maza. Con energía y diligencia, éste impidió los pillajes que empezaron a brotar por doquier. Con esto y con la colaboración de los magistrados republicanos que se mantuvieron firmes, Bolívar logró mantener el orden y el gobierno. Sin embargo, las críticas a su persona aumentaban a medida que los derrotados llegaban a la ciudad inundándola con los macabros detalles de la espantosa derrota.

El miedo se volvió pavor cuando se supo que Boves estaba acampado en La Victoria. Para encerrar las críticas acerca de lo mal que se había hecho esto y lo otro, y encaminar las proposiciones sobre lo que se debía hacer, en un debate organizado, Bolívar reunió en los patios del Convento de San Francisco -hoy Palacio de Las Academias- una Asamblea de Ciudadanos.

Este es uno de los más curiosos y menos conocidos episodios de todo lo que sucedió en los espantosos años trece y catorce.

La Asamblea de Ciudadanos que deliberó tras la derrota de La Puerta fue la tribuna para la exposición de las más extravagantes ideas. Como se había asomado la proposición de hacer salir de la ciudad mujeres, niños y ancianos, hubo oradores que calificaron esto de cobardía y traición gritando “que todos mueran”.

Vicente Lecuna, en su estudio sobre la Guerra a Muerte, comenta que unos demagogos “alardeando heroísmo pedían el régimen de comunidad de bienes para que cada ciudadano tomase lo que necesitase donde lo encuentre”, observando de paso que esos mismos extremistas serían los aduladores de Boves un mes más tarde.

Martín Tovar Ponte, hijo del Conde de Tovar y jefe de una familia insospechablemente devota de la causa republicana, todos campeones de la Independencia desde 1810, que pagaron con sus vidas y sus fortunas su adhesión a la causa de la libertad, contaba a su esposa Rosa Galindo que en el camino de Antímano, dos niñas les fueron arrebatadas a sus padres por unos negros y violadas en su presencia. Su explicación era sencilla: “No tenemos gobierno”. “Sálvate con nuestros hijos. A mí siempre me encontrarás en el campo del honor”.

LA ACCIÓN CONTRARIA AL PROPIO INTERÉS

La irracionalidad es más frecuente de lo que se piensa. Bárbara Tuchman explica esta realidad en su libro “The March of Folly” donde examina el enigmático fenómeno del error consciente deliberado y persistente, de quienes siguen un curso de acción contrario a su propio interés. En nuestras narices tenemos el caso del suicidio del “paro cívico” de 63 días, iniciado el 2 de diciembre (de 2002, ndr).

Tuchman examina casos que se resumen en preguntas sin respuesta lógica: ¿Por qué los troyanos, sordos a las advertencias que se les hacían, dejaron que el sospechoso regalo de un caballo de madera fuese introducido en su ciudad asediada, y no hurgaron el vientre donde se ocultaban los griegos que abrieron las puertas?

¿Por qué los papas del siglo XV siguieron en forma persistente y consciente una política que llevó a la cristiandad al cisma de la reforma protestante? ¿Por qué los ministros de Jorge III de Inglaterra acosaron a los colonos americanos con impuestos y los arrinconaron a la rebeldía? ¿Por qué Hitler invadió Rusia y no aprendió del desastre de Napoleón?

¿Por qué sucesivos gobiernos de Estados Unidos se dejaron arrastrar hacia el desastre por la absurda guerra de Vietnam, que alienó a su nación al punto de una guerra civil?

En esta línea de raciocinios, los venezolanos podemos preguntarnos: ¿Qué llevó en 1987 al partido Acción Democrática a escoger como su candidato a Carlos Andrés Pérez, después de lo que de él sabían y conocían? ¿Qué hizo que los venezolanos reeligieran en 1988 a Carlos Andrés Pérez, quien 10 años atrás había concluido su gobierno en el fracaso, después de haber dilapidado en una orgía de insensatez y corrupción, la mejor oportunidad que presidente alguno había tenido en nuestra historia, antes de la de Chávez?

¿Qué llevó a que Luis Herrera Campins, después de haber visto el colosal endeudamiento del país por Carlos Andrés Pérez, repitiera la dilapidación de los ingresos petroleros extraordinarios que se produjeron con la caída del Sha de Irán, y ahondara el endeudamiento de su predecesor al punto de llevar al colapso monetario de 1983?

¿Qué hizo que los venezolanos reeligieran a Rafael Caldera, para que repitiera y aumentara los errores de su primer gobierno? ¿Qué hizo que Caldera sobreseyera la causa de los militares rebeldes del 4 de febrero de 1992? ¿Qué llevó a la candidatura de Luis Alfaro Ucero y de Irene Sáez en 1998? ¿Cómo fue posible que ambas candidaturas terminaran en el bochornoso espectáculo de su endoso a Salas Römer?

¿Cómo fue posible que el 12 y 13 de abril de 2002 los militares y civiles que tenían en sus manos el destino del país, se condujeran en tal forma de permitir el regreso de Chávez? ¿Qué fue lo que hizo que un hombre como Pedro Carmona, que parecía prudente y sensato, hiciera lo que hizo? ¿Qué razones tuvo la Coordinadora Democrática para preferir la enmienda para adelantar las elecciones en la cual está enredada, al referéndum revocatorio acerca del cual nada hay que negociar, pues está en la Constitución y lleva a la inexorable salida de Chávez?

LAS MEMORIAS DE MORÁN

José Trinidad Morán fue testigo de lo que sucedió en Caracas poco antes de la emigración a Oriente en junio y julio de 1814. Sus memorias nos han dejado algunas reflexiones que se podrían aplicar en esta hora si hubiera mentes abiertas a la racionalidad.

Morán cuenta que cuando las avanzadas de Boves estaban en Las Adjuntas, Bolívar consciente de que su autoridad no era suficiente para dominar la irracionalidad desbocada, reunió a los hombres más notables de Caracas en un Cabildo abierto y renunció a su autoridad, ofreciéndose a servir a quien el Cabildo eligiese para reemplazarlo.

Morán cuenta que: “testigo de esa escena calamitosa, arrimado a una columna del Convento de San Francisco, niño aún, casi no podía formarme juicio de lo que era el pueblo soberano deliberando. Mil candidatos se presentaron pretendiendo el mando supremo, pero la masa del pueblo los rechazaba.

Tres días llevábamos en estas reuniones populares sin que nadie se entendiera y a lo último ya no había quien discurriese con lógica ni quien mandase ni tampoco quienes obedeciesen. La capital de mi patria era juguete de los partidos; la intriga y la cábala habían tomado el lugar del patriotismo, el populacho quería saqueo ya, diciendo que todos los blancos eran godos. El Libertador los contuvo haciendo fusilar a dos iniciadores de esta “patriótica” ocupación. Hecho este ejemplar castigo, Bolívar se presentó en la Asamblea y dio cuenta de la pena que le había impuesto a los criminales, haciendo presente que él no era ya Jefe de la Nación, pero como General, estaba en el deber de no permitir el desorden, lo cual le atrajo multitud de aplausos”.

Esto sucedió hace casi dos siglos. Hoy, debería hacer pensar a los civiles y a los militares acerca de lo que son sus responsabilidades y lealtades con la patria.

Morán cuenta que “Las deliberaciones y muchos despropósitos populares seguían y si el orden no se alteraba en Caracas, era debido a los dos mil soldados que le quedaban al Libertador que obedecíamos y no deliberábamos pues éramos soldados y no tribunos”.

Sucedió entonces lo que sucede siempre. Los extremistas que eran los que en 1812 habían adulado a Monteverde, en 1814 adularán a Boves. Eso terminó como debía terminar. Morán recuerda que “cansado el pueblo sensato y más aún los partidos de vejarse mutuamente en sus candidatos y propósitos, por un movimiento general aclamaron nuevamente para Jefe Supremo de Venezuela al Libertador, encomendándole que salvara la patria. Pero ya no era tiempo. Boves marchaba sobre Caracas con un ejército vencedor sembrando por todas partes la desolación y la muerte.”

La emigración de Caracas en 1814 es una de las mayores tragedias de nuestra historia. Deformada en la explicación e interpretación de sus causas, por quienes han escrito acerca de los años de la guerra a muerte, la historiografía prevaleciente ha perdido de vista que las migraciones masivas de poblaciones fue una de las características de aquellos dos años, acerca de las cuales se omite explicar que quienes emigraban eran los blancos lanzados a tan desesperada acción, por la acometida de negros y pardos convertidos en hordas de asesinos y ladrones por la prédica primero de Monteverde y luego de Boves.

Ambos, usurpadores de la autoridad realista, se apoyaron en el odio racial para formar y enardecer las huestes que necesitaban para combatir a los rebeldes republicanos cuyas ideas y cuyo modelo de gobierno, no era entendida por quienes podían y debían beneficiarse de ellas, y prefirieron el pillaje y el saqueo a la igualdad y libertad que se les ofrecía.

Dentro de lo que sucedió en los escasos días que siguieron a la catástrofe de La Puerta del 15 de junio de 1814, y la emigración de los caraqueños a Oriente, iniciada el 7 de julio, la Asamblea Popular de junio y el Cabildo Abierto de julio, son dos singulares episodios que evidencian la paradoja de la enorme fuerza de la irracionalidad.

Una lección que debe sacarse de estos episodios es que, en momentos críticos, los energúmenos extremistas son los peores enemigos de la causa que dicen defender.

Otra, lección es que las deliberaciones complicadas* tienden a extraviar la percepción de la realidad, despiertan y le dan tribuna a las ambiciones bastardas, hacen perder de vista lo fundamental, en obsequio de la miopía de lo accidental, y le abren la puerta a oportunistas, logreros y buscones que con su gritería exacerban la irracionalidad colectiva.

*deliberaciones complicadas ¿o democráticas?

…………………………………………………………………………………………………………………………………………

Jorge Olavarría

LAS ANOMIAS VENEZOLANAS

11 de Marzo de 2003

¡Cómo pasa el tiempo! Para noviembre de 1908 cuando Cipriano Castro se disponía a embarcarse para irse a Berlín, para que le sanaran el riñón enfermo que en Venezuela nadie se atrevía a tratar, ya habían transcurrido nueve años y medio desde aquel 23 de mayo de 1899, cuando al frente de 60 hombres había atravesado la frontera del río Táchira, para lanzar en Capacho la proclama de la Revolución Liberal Restauradora.

Era la tercera revolución que en menos de un año se hacía en contra del gobierno de Ignacio Andrade.

Cinco meses después Castro, que no había logrado ni siquiera derrocar al gobierno regional del Táchira, llegó a Tocuyito en las afueras de Valencia. Se había batido con coraje y había triunfado en todos los combates… aunque había la sospecha de que sus victorias habían sido derrotas deliberadas de sus contrincantes. Lo cierto era que cuando Castro llegó a Tocuyito, lo único que había conquistado era la tierra que pisaban las alpargatas del desarrapado millar y medio de tachirenses que lo seguían, y las armas que le habían quitado al enemigo.

Andrade envió a Tocuyito una fuerza que triplicaba la de Castro al mando de los generales Ferrer y Fernández. Estos se detestaban, no se entendían, no se acordaron en nada y maniobraron en tal forma de aniquilarse el uno con el otro. La catástrofe de Tocuyito no fue una victoria para Castro, que quedó tan maltrecho que no podía ni pensar en moverse.

Pero eso desencadenó maniobras, duplicidades, cobardías y traiciones que llevaron el derrumbamiento del gobierno de Ignacio Andrade. Y los que fueron encomendados con la misión de atacar a Castro lo colocaron en la presidencia, pensando que era un fenómeno pasajero. Cuando quisieron sacarlo, no pudieron.

Castro había sacado de la cárcel y había nombrado ministro al Mocho Hernández. A los dos días se alzó. Así se inició en 1899 el gobierno de la restauración liberal. Para 1908, de los nueve años que llevaba gobernando, cinco habían sido una sucesión constante de sangrientas revoluciones, guerras, y gravísimos conflictos internacionales; y cuatro años de incesante agitación y tensión interna y externa.

Cuando Castro partió, Venezuela tenía rotas las relaciones diplomáticas con Colombia, Francia, Holanda y Estados Unidos. Una escuadra holandesa estaba concentrada en Curazao y se disponía a bloquear Puerto Cabello y La Guaira con el apoyo de Washington. En Trinidad, el general Nocivas Rolando, se preparaba para reiniciar la revolución que había perdido en 1903.

Estas eran las circunstancias bajo las cuales, el 24 de noviembre de 1908 el vicepresidente Juan Vicente Gómez se encargó de la Presidencia. Nadie pensaba que Gómez mandaría en Venezuela en los siguientes 27 años. Lo que todos querían era que Gómez acabara con la pesadilla del gobierno de Cipriano Castro.

LA ANOMIA SEGÚN DURKHEIM

En 1897, el sociólogo francés Emile Durkheim introdujo a las ciencias sociales el término anomia, para describir situaciones en las cuales una profunda fractura de las reglas que cohesionan a las sociedades humanas, producen crisis que llevan al desánimo y la pérdida del sentido de identidad, individual y colectiva. Durkheim estudió la anomia en su libro El Suicidio: un estudio sociológico como un fenómeno social proclive a generar conductas patológicas que llevan a diferentes formas de suicidio colectivo.

Se suele pensar que los suicidios colectivos son fenómenos grotescos y raros, propios de cultos religiosos como el de Jim Jones en Guyana y David Koresh en Texas. No es así. Los suicidios colectivos son fenómenos históricos tan antiguos como recurrentes.

Las guerras son –en su mayoría– la forma más frecuente de suicidio colectivo. Las huelgas generales e indefinidas pueden llegar a serlo. Si se las examina bien, las razones que en algunos casos se dan para matar y morir en una guerra, son tan absurdas e irracionales como las de los fanáticos religiosos para inmolarse. Todos los suicidios colectivos están dirigidos por personas fanatizadas por creencias dogmáticas.

Entre 1914 y 1945 la paranoia destructiva de guerras suicidas tomó proporciones de pandemia mundial. Entre 1914 y 1917 las antiguas dinastías gobernantes de Rusia, Alemania y Turquía se suicidaron.

El caso más dramático de anomia que llevó a un suicidio colectivo, fue el de Alemania.

La incapacidad de su liderazgo para entender y aceptar la causa y el resultado de la primera guerra, hizo que en 1933 los alemanes llevaran al poder a Adolfo Hitler que desató la Segunda Guerra que desembocó en el más espantoso suicidio colectivo de los tiempos modernos.

Los casos de patología social generadores de anomia con tendencia al suicidio colectivo, no se reconocen como tales sino cuando la avalancha desencadenada se hace indetenible hasta para quienes la desataron. Esto sucedió con el paro cívico de Venezuela en diciembre de 2002. La razón de esta ceguera colectiva es que la irracionalidad, propia del estado de ánimo colectivo de la anomia, opera como el macabro carrusel que gira en círculos viciosos, donde la causa y el efecto se potencian el uno al otro.

La anomia tiende a consagrar liderazgos mesiánicos que conducen al suicidio colectivo. Visto en retrospectiva, en todos los casos, al inicio del camino que llevó al suicidio colectivo, abundaron voces que advirtieron los peligros de empezar algo que no se podía detener. Una de las características de la anomia suicida es que las voces de minorías estridentes de extremistas fanáticos privan sobre las voces de la sensatez, que casi siempre son mayoría. Pero sucede que en los climas de anomia, la emoción le gana a la razón. El temor a verse acusados de cobardes o de traidores, por una masa a la cual se la condiciona con gritos repetitivos, apaga, inhibe o descalifica toda advertencia. Así es como las sociedades a veces ruedan hacia su autodestrucción en un frenesí demencial.

LAS ANOMIAS VENEZOLANAS

En la historia republicana de Venezuela a partir de 1830, hay tres momentos en los cuales se crearon estados de anomia. El primero se hizo evidente en 1869, 10 años después de haberse iniciado la Guerra Federal. La crisis del sistema creado por la Constitución de 1830 tuvo como síntoma de suprema insensatez, la conmemoración del asalto al Congreso de 1848 como una fecha patria. El derrocamiento de José Tadeo Monagas en marzo de 1858 abrió una esperanza para corregir ese rumbo, el cual se materializó en la Convención de Valencia, que aprobó lo que en su letra fue la mejor Constitución del siglo pasado. Sin embargo, a los pocos días de aprobada, pasó a ser letra muerta por el inicio de la guerra larga. Hacia 1864, la anomia del venezolano llegó a ser de tal intensidad, que llevó a un alma tan noble y justa como la de Fermín Toro, a dirigirle una carta a la reina Victoria de Inglaterra rogándole colonizar para educar a un país incapaz de gobernarse a sí mismo.

Ese ciclo de locura, pillaje y destrucción llegó al delirio con el regreso al poder del viejo José Tadeo Monagas en 1868, sucedido a su muerte por su hijo José Ruperto. Un indicio del estado al que se había llegado fue que como las aduanas estaban en poder de los Estados “soberanos”, el gobierno no percibía ingresos. Cuando Monagas decretó la autoridad del gobierno federal sobre las aduanas, Venancio Pulgar, declaró al Zulia Estado soberano e independiente. Monagas derrotó y encerró a Pulgar en el castillo de Puerto Cabello. Pero el costo de la campaña agotó al Tesoro y el gobierno cayó en la indigencia total, lo cual produjo rebeliones en Aragua, Guárico, Carabobo y Oriente.

Los gastos para enfrentar esas revoluciones llevaron a más impuestos, empréstitos forzosos, confiscaciones y reclutas que a su vez estimulaban más rebeliones. Venezuela fue rescatada de ese estado de anomia por Antonio Guzmán Blanco, quien a partir de 1870 creó las estructuras de gobierno de una República ordenada.

El segundo caso de anomia empezó con la crisis del sistema creado por Guzmán Blanco, que empezó a desmoronarse con las presidencias de Rojas y Andueza y la revolución “legalista” de Crespo en 1892. Esta se deslegitimó con la trampa de las elecciones de 1897 que le negaron al Mocho Hernández su derecho a la victoria y que hicieron a Ignacio Andrade presidente títere de Joaquín Crespo. El Mocho se alzó, provocó la muerte de Crespo en abril de 1898 y eso creó un vacío que desencadenó las revoluciones de Ramón Guerra y Cipriano Castro.

Castro incrementó el estado de anomia que llegó a su cenit cuando en octubre de 1908 todos los municipios se manifestaron a favor de una reforma constitucional que lo haría presidente vitalicio. Eso se interrumpió cuando Castro cayó en una seria crisis de salud. Los venezolanos podían hacer a Castro presidente vitalicio, pero no podían hacerlo inmortal.

El diagnóstico era indudable. Para corregir el mal, la cirugía era imprescindible. Era eso o la muerte. Decidido el viaje, doña Zoila influyó para que Juan Vicente Gómez quedara encargado de la Presidencia.

Castro partió el 24 de noviembre. En la madrugada del 19 de diciembre de 1908 Gómez tomó el control de los cuarteles de Caracas y arrestó al gobernador Pedro María Cárdenas. No se disparó un tiro y los castristas presos no pasaron de 20. Cuando se supo lo que había sucedido, una gran multitud, que ovacionaba a Gómez y daba mueras a Castro se formó en la plaza Bolívar. Alguien le pidió a Gómez hablar desde el balcón. Este respondió “No señor, nada de discursos porque eso no trae nada bueno”. Saludó con la mano y se retiró. Un nuevo estilo de gobierno había empezado. De la locuacidad de Castro se pasó al mutismo de Gómez.

Unos propusieron que se convocara elecciones para una Asamblea Constituyente, y se declarara la Dictadura “provisional”. Gómez lo rechazó. Según la Constitución era el legítimo vicepresidente encargado de la Presidencia. Nadie reaccionó a favor de Castro. El hombre que hacía seis meses, estaba a punto de ser consagrado por “aclamación” presidente vitalicio, pasó con inusitada facilidad a ser blanco del oprobio general. En el Congreso no se levantó, ni se levantará, una sola voz para defenderlo.

Y en la Corte, se le abrieron juicios por instigación a delinquir y el asesinato de Antonio Paredes.

La tercera anomia de nuestra historia estalló en 1999. No sabemos cómo terminará. Lo que sí sabemos es que a la primera la corrigió un Antonio Guzmán Blanco y la segunda la corrigió un Juan Vicente Gómez.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………

FUENTES BIBLIOGRÁFICAS:

“HISTORIA VIVA 2002-2003: La rebelión civil, el referéndun revocatorio”

Jorge Olavarría

Caracas, Alfadil Ediciones, Primera Edición, 2003.

Diario EL NACIONAL

Año 2003.

………………………………………………………………………………………………………………………………………..

@FBoccanera

Super Chapo

Super Chapo

Por Antonio Limón López

Antonio Limón López
Es difícil encontrar otro período en la historia de México tan triste y desalentador: La selección mexicana va de mal en peor, el peso se devalúa, llevamos a cabo unas elecciones que solo despertaron la codicia de los magnates partidistas, el Poder Judicial y el congreso son un par de circos, las reformas estructurales tendrán sus primeros efectos positivos para el siglo XXIII, nuestras universidades son cuevas de pandilleros, el petróleo a la baja, y no tenemos ni un gran escritor o artista por cuyos triunfos y méritos el pueblo se sienta recompensado, para colmo el presidente padece de una lividez de momia, y su viaja a Francia además de saludar a Florence Cassez, será para consultar a los maquillistas más reconocidos del mundo, ya que necesita de urgencia aparentar salud y vitalidad.

Por donde quiera que se le vea a México, estamos para dar lástima y ahogados por la ola del desaliento, por fortuna surgió desde lo más profundo del Penal del Altiplano, un súper anti héroe, el invencible “Chapo”, superior a Superman, más escapadizo que Houdini, más elegante que Fantomas, y con más serenidad y paciencia que Kaliman. El Chapo de manera clara y sin discursos, nos demostró a los alicaídos mexicanos que “sí se puede”, y lo hizo por medio de un túnel que es orgullo de la ingeniería mexicana, construido bajo las copetudas testas de los aturdidos funcionarios del momento y las barbas del tío Sam.

Desde París, lívido cual personaje de Walking Dead, el presidente Peña Nieto calificó a la fuga del Súper Chapo como una “afrenta al Estado mexicano”, aunque en realidad sea una afrenta no al Estado Mexicano, sino al pueblo mexicano cometida por la burocracia del Estado, pues gastamos miles de millones de pesos en sostener a tanto parásito inútil y desvergonzado, empezando por el Secretario de Gobernación y su ávido sequito de chupasangres que no sirven para nada útil, mientras que el Chapito no nos cuesta ni un centavo.

El Chapo, a diferencia es nuestros caciques, reparte dinero entre la gente necesitada de trabajo, por eso en lugar de repartirles dinero a los corruptazos miembros del poder judicial, jueces, magistrados o ministros que estaban que se les caía la baba con el negociazo, el buen Chapo prefirió mandarlos por un tubo, y hacer un largo túnel que proporcionó trabajo a cientos de mexicanos discretos y laboriosos, a ingenieros altamente capacitados, a modestos albañiles, quienes en caso de ser descubiertos, seguramente gustosos pasarán los años de su vida que sea necesario en prisión, mientras sus hijos estudiarán con generosas becas en Harvard y con suerte, alguno de ellos podría ser presidente de este sufrido país.

La escapatoria hollywoodense de Súper Chapo conmovió hasta la risa a todo mundo, el gobierno es la burla de todos, dicen que en Sinaloa salieron las bandas a celebrar, mientras en una operación a destiempo y solo para mayor gloria del Chapo, nuestro desorientado ejército salió a molestar automovilistas, al tiempo que el fugado descansa en una playa atendido por un nutrido grupo de bellas enfermeras que lo atienden a cuerpo de rey.

Por desgracia Súper Chapo tiene una gran empresa a la que se debe de por vida, el omnipotente Cártel de Sinaloa, y no tiene aspiraciones políticas sexenales, que si lo deseara, para el 2018 estaría en las boletas de la elección presidencial y a él sí, ni quien carajos se atrevería a hacerle chanchuyo el día de las elecciones.

Las realidades parciales

Artículo de Teódulo López Meléndez en el diario “El Universal” (Miércoles 15/07/15)

realidad parcial 2

www.eluniversal.com/opinion/150715/las-realidades-parciales

El acuerdo nuclear con Irán

Audio de Teódulo López Meléndez

acuerdo con Irán

<a href=”http://www.ivoox.com/acuerdo-nuclear-iran-audios-mp3_rf_4796406_1.html&#8221; title=”El acuerdo nuclear con Irán”>Ir a descargar</a>

Sólo el espíritu de la posguerra nos salvará de la crisis eterna

Grecia

Mariana Mazzucato

Los economistas están divididos en los macroeconomistas y microeconomistas. La primera centran su atención en los agregados, como la inflación, el empleo y el crecimiento del PIB. Este último acuerdo con las decisiones a nivel individual, ya sea un consumidor, un trabajador o un negocio. La crisis en Grecia plantea tanto un problema macroeconómico y un problema microeconómico, pero las soluciones de rigor “copiar-pegar” propuesto por los acreedores no han abordado la enormidad de cualquiera de estos problemas.

A finales de los años noventa Alemania tenía un problema de demanda agregada (un concepto macroeconómico). Después de una década de moderación salarial, que había hecho bajar el costo unitario de la mano de obra, sino también el nivel de vida, había suficiente demanda en Alemania para los bienes producidos por la misma Alemania, que luego tuvo que ir a ver la pregunta ‘ externo. El exceso de liquidez en los bancos alemanes se proporcionó en el extranjero, a los bancos extranjeros como los de Grecia. Los bancos griegos tomaron préstamos de Alemania y se prestaban a las empresas griegas para que puedan comprar productos alemanes, lo que aumenta las exportaciones Teutónica. Todo esto ha aumentado tanto la deuda griega del sector privado. No es casualidad que los bancos alemanes son para mantener una gran parte de la deuda griega (21 millones de euros).

El factor crucial es que el mayor endeudamiento no ha ido acompañado de un aumento de la competitividad (microeconómica un concepto). Empresas griegas no invierten en aquellas áreas que aumentan la productividad (formación de capital humano, la investigación y el desarrollo, las nuevas tecnologías y los cambios estratégicos en la estructura de las organizaciones). Aparte de esto, el estado no funcionó, debido a la falta de una reforma seria del sector público. Por lo tanto, cuando llegó la crisis financiera, el sector privado griego se encontró muy endeudados, sin la capacidad de reacción.

Como en otros lugares, esta masa de la deuda privada se ha traducido más tarde en una deuda pública de enormes proporciones. Mientras que el sistema griego tenía la carga de varios tipos de ineficiencias, simplemente no es cierto que los problemas se deben exclusivamente a la ineficiencia del sector público y la “rigidez” de diversos tipos. La causa principal es la ineficacia del sector privado, capaz de sobrevivir sólo con préstamos y el aprovechamiento de los “fondos estructurales” de la Unión Europea para compensar su falta de inversión. Cuando la crisis financiera ha puesto al descubierto el problema, el gobierno ha terminado por tener que rescatar a los bancos y se encontró a sí mismo para hacer frente a un colapso en los ingresos fiscales, debido a la caída de los ingresos y el empleo. Los niveles de deuda en relación al PIB en Grecia, como en la mayoría de los países, han crecido exponencialmente desde la crisis, por las razones que hemos dicho.

La reacción de la Troika fue imponer medidas de austeridad, que como todos sabemos ahora dio lugar a una contracción del PIB griego del 25 por ciento y el desempleo en niveles récord, destruyendo permanentemente la oportunidad para las generaciones de jóvenes griegos. Syriza ha heredado este desastre y se centró en la necesidad de mejorar la liquidez mediante el aumento de los ingresos fiscales a través de la lucha contra la evasión fiscal, la corrupción y las prácticas monopólicas, así como el contrabando de combustible y el tabaco. Estuvo de acuerdo para reformar la legislación laboral, para reducir el gasto y aumentar la edad de jubilación. Los errores fueron cometidos por el gobierno joven, pero desde luego no se puede decir que él no estaba haciendo progresos, ya que muchas de las reformas ya habían despegado. De hecho, en los primeros cuatro meses en el cargo, el Tesoro griego Tsipras había reducido drásticamente el déficit y tenía un superávit primario (es decir, sin el cálculo de los pagos de intereses de la deuda) de € 2160 millones, muy por encima de los objetivos iniciales de un déficit de 287 millones de euros.

La austeridad ha ayudado? No. Como John Maynard Keynes señaló, en tiempos de recesión, cuando los consumidores y el sector privado están recortando sus gastos, no tiene sentido que el Estado debe hacer lo mismo: esta es la forma de una recesión se convierte en depresión. En cambio, la troika pidió más y más recortes y más y más rápido, los griegos lo que deja poco margen de maniobra para continuar con las reformas y al mismo tiempo tratar de aumentar la competitividad a través de una estrategia de inversión.

La crisis económica ha producido una crisis humanitaria en efecto, con las personas que no pueden comprar alimentos y medicinas. De acuerdo con un estudio, por cada punto porcentual del gasto menos público, hubo un aumento de 0,43 por ciento de los suicidios entre los hombres: la exclusión de otros factores que pueden llevar al suicidio, entre 2009 y 2010 han sido asesinados “, sólo de rigor presupuestario “, 551 hombres. Syriza ha respondido atención médica gratuita prometedor para las garantías desempleados y sin seguro médico, de vivienda y electricidad gratis durante 60 millones de euros. También se ha comprometido € 765 millones para proveer subsidios a los alimentos.

La prioridad dada por Syriza a la crisis humanitaria y la negativa a imponer más medidas de austeridad se reunió con gran preocupación y una total falta de reconocimiento de los que ya están en marcha las reformas. Los medios de comunicación han impulsado este proceso y el resto es historia: lo que sucedió entonces, por supuesto, se ha contado de nuevo a fondo por los periódicos.

La falta de voluntad para perdonar al menos parte de la deuda griega es obviamente un acto de hipocresía, teniendo en cuenta que al final de la guerra, Alemania obtuvo la cancelación del 60 por ciento de su deuda. Una segunda forma de hipocresía, a menudo pasado por alto por los medios de comunicación, es el hecho de que muchos bancos se han salvado y perdonado sin que ha causado un escándalo entre los ministros de Finanzas. Hoy ahorro que necesitaría Grecia asciende a unos 370 mil millones de euros, pero no es nada en comparación con los rescates internacionales inventadas para los bancos como Citigroup (2513 millones de dólares), Morgan Stanley (2041 millones), el Barclays (868 mil millones), Goldman Sachs (814 mil millones), JP Morgan (391 mil millones), el BNP Paribas (175 mil millones) y Dresdner Bank (135 millones). Probablemente, la impaciencia de Obama contra Merkel viene del hecho de que él sabe que estas cifras! Él sabe que cuando la deuda es demasiado grande, y es imposible que ser devuelto a las condiciones actuales, las necesidades de reestructuración.

El tercer tipo de hipocresía es el hecho de que mientras que Alemania impuso a las políticas de austeridad griego (y otros vecinos del sur), en lo que a ella se refería que el aumento del gasto en investigación y desarrollo, los vínculos entre la ciencia y la industria, los préstamos a su medio estratégica empresa (a través de un banco de inversión pública muy dinámico como KfW) y así sucesivamente. Todas estas políticas, obviamente, han mejorado la competitividad de Alemania, a expensas de la de los demás. Siemens no se adjudicó contratos en el extranjero porque poco pagar a sus trabajadores, sino porque es una de las empresas más innovadoras del mundo, gracias a estas inversiones públicas. Un concepto microeconómico. Eso conduce a una macroeconómico externo: una verdadera unión monetaria no es posible en países competitividad divergente.

En resumen, una estricta disciplina presupuestaria utilizada hoy por el Eurogrupo para poner “en línea” Grecia no trae crecimiento al país de Grecia. La falta de demanda agregada (problema macroeconómico) y la falta de inversión en áreas capaces de aumentar la productividad y la innovación (problema microeconómico) sólo servirá para que Grecia más débil y peligroso para los mismos prestamistas. Sí, sirven reformas de gran alcance, pero las reformas que ayudarían a mejorar estos dos aspectos. No sólo los cortes. Del mismo modo, es necesario que Alemania se compromete más a nivel nacional para aumentar la demanda interna, y por lo que es posible en otros países europeos el tipo de políticas que nos han permitido lograr una competitividad real. El hecho de que el Eurogrupo no entiende todo esto es una prueba de la incapacidad de pensar a largo plazo y la ignorancia económica (que van a comprar productos alemanes si la austeridad ahoga la demanda en otros países?).

Esperamos que esta semana para ver menos la mediocridad y más capacidad para pensar en grande, como ocurrió después de la guerra y cómo tenemos que pasar ahora, después de una de las peores crisis financieras de la historia

Tristeza por Europa

Audio de Teódulo López Meléndez

Mujer en plaza Syntagma

<a href=”http://www.ivoox.com/tristeza-europa-audios-mp3_rf_4775422_1.html&#8221; title=”Tristeza por Europa”>Ir a descargar</a>

El éxodo de refugiados sirios no para y ya son cuatro millones

desplazados sirios

Por Kanya D’Almeida Cortseía de Inter Press Service-Caracas

NACIONES UNIDAS, 11 jul 2015 (IPS) – Hace apenas 10 meses, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) anunció que la población de refugiados de Siria había llegado a los tres millones. Ahora esa cantidad ya superó los cuatro millones.

“Esta es la mayor población de refugiados de un único conflicto en una generación”, declaró Antonio Guterres, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), el jueves 9.

“Es una población que merece el apoyo del mundo pero en cambio vive en condiciones terribles y se hunde cada vez más en la pobreza extrema”, denunció.

La guerra civil siria, que comenzó en marzo de 2011, no muestra indicios de aplacarse.

Lo que comenzó como manifestaciones multitudinarias contra el presidente Basher al Assad, en el cargo desde el año 2000, involucra ahora a numerosos grupos armados, incluidos combatientes de la organización extremista Estado Islámico.

La guerra provocó la muerte a más de 250.000 personas y lesiones a 840.000, de las cuales muchas quedaron mutiladas de por vida, según el independiente Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Las agencias de la ONU se esfuerzan por conseguir los fondos necesarios para dar tratamiento médico, albergar y alimentar a los millones de personas que huyeron de la violencia, pero el éxodo no cesa.

Acnur informó el jueves 9 que Turquía alberga a 1,8 millones de sirios, más que cualquier otro país de la región. Más de 250.000 de esos refugiados viven en 23 campamentos mantenidos por el gobierno turco.

En el resto de la región, 1,7 millones de refugiados se encuentran en Líbano, 629.000 en Jordania, 249.000 en Iraq y 132.000 en Egipto.

Los centros sanitarios y la infraestructura de estos países están a punto del colapso debido a la cantidad de personas con hambre, enfermos y heridos que atienden.

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) advirtió que los hospitales jordanos están saturados por la cantidad de pacientes, que incluye a numerosos sirios heridos por las bombas de barril.

En las últimas dos semanas 65 heridos de guerra se atendieron por esta causa en el hospital Al Ramtha,  a unos cinco kilómetros de la frontera con Siria, donde MSF colabora con el Ministerio de Salud de Jordania para brindar atención de emergencia a los refugiados.

La organización humanitaria reclama el cese del uso de las bombas de barril, armas sumamente explosivas, de fabricación barata, producidas en el país a partir de tambores de aceite, cilindros de gas o tanques de agua que se llenan de explosivos y chatarra para aumentar la fragmentación y luego son arrojados desde helicópteros a gran altura.

Debido al amplio radio de impacto de estas bombas, las víctimas sufren heridas que son imposibles de tratar dentro de las fronteras de Siria, donde muchos centros sanitarios quedaron destruidos en los últimos cinco años.

“Más de 70 por ciento de los heridos que recibimos sufren lesiones por explosión, y sus múltiples heridas nos cuentan sus historias”, expresó Renate Sinke, coordinadora de cirugía de emergencia de MSF en Al Ramtha, en un comunicado difundido el jueves.

“Una proporción importante de los pacientes que recibimos sufrieron heridas en la cabeza y otras numerosas lesiones que no pueden tratarse en el sur de Siria, ya que las tomografías computarizadas y otras opciones de tratamiento son limitadas”, explicó Muhammad Shoaib, coordinador médico de MSF en Jordania.

Uno de los pacientes en el hospital Al Ramtha, Murad, el padre de un niño de 27 días herido en la cabeza por una bomba de barril, relató la situación de su familia, que refleja la experiencia de millones de civiles atrapados en el fuego cruzado.

“Una bomba de barril impactó en nuestra casa en Tafas… Vi a mi hijo pequeño. Estaba callado y parecía tener la cabeza herida. Lo llevé al hospital de campaña… trataron de ayudarlo, pero no pudieron, ya que el equipo adecuado no está disponible en Siria. Tenía que recibir tratamiento en Jordania”, contó Murad al personal de MSF.

“Tardamos una hora y media desde el momento de la lesión hasta que llegamos a la frontera, y un poco más antes de llegar a Al Ramtha. Ahora, lo único que quiero es que mi bebé se mejore y volver a Siria”, expresó.

Estas familias constituyen el grueso de los refugiados sirios, la mayor cantidad registrada desde 1992, cuando 4,6 millones de afganos huyeron de su país, según Acnur.

De hecho, el número de refugiados sirios podría ser superior, ya que no incluye a las 270.000 solicitudes de asilo presentadas por sirios en Europa. Más de 7,2 millones de personas se encuentran desplazadas en el interior de la propia Siria.

Lo peor, según los funcionarios, es la relación aparentemente inversa entre las necesidades de emergencia y los fondos humanitarios, ya que aquellas no paran de crecer, mientras que los segundos se reducen.

Acnur y otros organismos habían solicitado 5.500 millones de dólares para las operaciones de socorro en 2015, pero hasta el momento solo recibieron la cuarta parte.

El Programa Mundial de Alimentos debe alimentar a seis millones de sirios en Siria y en la región circundante, pero tiene un déficit enorme y advirtió este mes que, salvo que reciba fondos de forma inmediata, medio millón de personas podrían morir de hambre.

También existe la posibilidad muy real de que más de 1,7 millones de personas tengan que pasar los próximos meses de invierno boreal sin combustible ni refugio.

Una investigación conjunta del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y la organización humanitaria Save the Children halló que, a medida que la ayuda disminuye, 75 por ciento de las familias de refugiados encuestadas envían a sus hijos e hijas a ganarse la vida.

Dada las elevadas tasas de pobreza, estos resultados  no son inesperados. Se calcula que 86 por ciento de los refugiados fuera de los campamentos en Jordania, por ejemplo, viven por debajo del umbral de la pobreza, mientras que 55 por ciento de los refugiados en Líbano viven en refugios “de baja calidad”, según Acnur.

Mientras que los líderes mundiales dudan entre aplicar soluciones políticas o militares a la crisis, los sirios se enfrentan a una opción: ¿la muerte por las bombas de barril en casa o por inanición en el extranjero?

Editado por Kitty Stapp / Traducido por Álvaro Queiruga

Artículos relacionados

Promesas de ayuda no alcanzan ni la mitad de lo que necesita Siria

Los enemigos de la lbertad

enemigos

Por Alberto Medina Méndez

Si bien constituye una tarea de gran complejidad describir a cada uno de los que componen la extensa lista de detractores de las ideas de la libertad, es posible identificar a algunos de los grupos que tienen cierta homogeneidad.

Las razones para oponerse a la libertad son siempre diversas y difíciles de clasificar. Algunos lo hacen por ignorancia, otros por resentimiento, tal vez demasiados por simple temor, y muchos más de los que se pueda imaginar, solo para proteger sus mezquinos intereses y los privilegios que disfrutan.

Muchos creen que la mayoría de la gente no adhiere a estas ideas porque les ha faltado acceso a cierta literatura o por el desconocimiento elemental de principios básicos que explican el progreso indisimulable que han logrado tantas sociedades. Claro que de esos hay muchos, pero no necesariamente los convierte en el conjunto de individuos más significativo.

No alcanzar a comprender profundamente algunos aspectos esenciales del liberalismo es un argumento razonable para explicar el actual rechazo, pero no es saludable quitarle mérito al sistemático aparato de propaganda que ha montado el marxismo con su premeditado e inconfundible estilo panfletario, ese que consigue comunicar eficazmente sus falacias con consignas simples, frases hechas y recursos meramente retóricos.

Han logrado instalar una visión que ha penetrado fuertemente en la comunidad. Consiguieron que ciertas creencias sean apoyadas por muchos y que el léxico utilizado cotidianamente se incorpore al vocabulario habitual de los ciudadanos. Una exacerbada tendencia a la simplificación, apoyada en múltiples tácticas emocionales, que desplazan intencionalmente a lo racional, han sido parte central de esa magnífica estrategia que les ha aportado brillantes resultados desde lo pragmático en la batalla cultural.

Cada vez se hace más frecuente esta tendencia a buscar culpables que se hagan cargo de todo lo que pasa sin hurgar demasiado en las causas reales. Esta situación ha sido aprovechada al máximo por un socialismo que, interpretando adecuadamente este mecanismo, se ha ocupado de endosarle al capitalismo el rol de generador exclusivo de todos los padecimientos.

Ignorando las evidencias más indiscutibles, el socialismo aspira a ser evaluado por sus loables intenciones y pretende que la sociedad castigue al capitalismo por los aparentes daños colaterales, promoviendo un inmoral doble estándar lamentablemente imperceptible para la gente. Ellos no pueden mostrar un solo caso testigo contemporáneo que los valide, sin embargo demonizan a un sistema, que con imperfecciones, sigue siendo el único que puede exhibir triunfos concretos en todos los campos.

No menos cierto es que el rencor ha sido el caldo de cultivo perfecto para diseminar tantos planteos contrarios a la libertad. Quienes no han entendido la vitalidad de estas ideas, se enfadan frente a las victorias ajenas y promueven todo tipo de malos sentimientos, aunque no se animen a admitirlo públicamente. Tal vez eso explica porque estimulan el saqueo, fomentan la venganza y enaltecen a la igualdad como valor superior.

La envidia, la ira, el odio, son una ínfima parte de ese arsenal que, a veces, llega a expresarse con destrucción y violencia. Su versión más moderna se contiene demagógicamente y descarga toda su furia con una agresiva dialéctica verbal muy potente aunque, en apariencia, más civilizada.

Otro sector muy nutrido es el de los que, sin reconocerlo, le temen a la libertad. Creen en un orden impuesto, en el poder disciplinario del Estado, en la necesidad de que algún iluminado lo organice todo desde el gobierno y, con rigor, imponga reglas rígidas que eviten el desmadre y el caos.

Sospechan que la libertad no aportará soluciones. No quieren vivir bajo el imperio de la incertidumbre. Eso les molesta, los incomoda y preocupa. Prefieren un mundo predecible, en el que solo suceda lo esperable, sin advertir que las grandes invenciones y descubrimientos del hombre nacieron, justamente, de la mano de la creatividad de quienes no aceptan los paradigmas del orden establecido y se animan a desafiarlo siempre.

Pero existe un grupo mucho más temible aún. Es ese al que pertenecen  los que defienden privilegios. Ellos se oponen a la libertad porque han desarrollado negocios que le permiten disfrutar de su actual nivel de vida gracias a las prebendas obtenidas. Su prosperidad obedece a las afinidades con el poder, a los aceitados vínculos que tienen con quienes administran discrecionalmente el Estado y pueden aportarles beneficios directos.

Ellos repudian las ideas de la libertad porque allí gobierna la competencia, esa que los impulsa a ser eficientes, a cobrar menos, a ganarse el mercado con calidad, servicio y mejores productos. En ese mundo, ellos no podrían ofrecer lo que hoy brindan a la sociedad. Por eso aborrecen a la libertad, porque ella amenaza sus artificiales logros presentes.

Paradójicamente, la caricatura socialista se encarga, a diario, de endilgarle al capitalismo su adhesión y apoyo a los grandes grupos económicos, sin registrar la contundente evidencia que surge al observar que casi todos los ricos de estas latitudes dominadas por el populismo, son solo pseudo empresarios que disfrutan de concesiones estatales y prerrogativas otorgadas de forma poco transparentes por los poderosos de turno.

Claro que detestan al capitalismo. Si ese sistema estuviera plenamente vigente sus oscuros proyectos no serían viables. Es más fácil prosperar eliminando competidores con retorcidas regulaciones. Por eso defienden la política actual, aplauden al intervencionismo estatal y se escudan en su falso humanismo y pretendida sensibilidad social para despreciar a lo que llaman capitalismo salvaje. En realidad defienden con ahínco su renta.

Los adversarios de estas ideas se despliegan en muchos ámbitos. Lo hacen en el académico y el político, en el religioso y también en el empresario. Pero es importante comprender que casi siempre solo se trata de intereses sectoriales y no necesariamente de un presunto desconocimiento e ignorancia al que todos prefieren responsabilizar.

Un sistema capitalista vigoroso los convocaría a trabajar más, a esforzarse y esmerarse, a ganarse el favor del mercado con mejores propuestas y eso los atemoriza enormemente. Es por eso que se han enrolado con tanta determinación y vehemencia en las filas de los enemigos de la libertad.

albertomedinamendez@gmail.com

El crash bursátil chino

Audio de Teódulo López Meléndez

crash chino

<a href=”http://www.ivoox.com/crash-bursatil-chino-audios-mp3_rf_4745072_1.html&#8221; title=”El crash bursátil chino”>Ir a descargar</a>

El mito político

Mito político

Teódulo López Meléndez

Los mitos giran entre dioses, monstruos y héroes. Son creencias de una cultura, buena parte de ellos inducidos, y son consideradas como verdaderas. Originariamente se les puede considerar un relato oral, mientras en nuestro tiempo son producto del “marketing”.

Los pueblos antiguos conservan los suyos cosmogónicos (la creación del mundo), las religiones los teogónicos (el origen de los dioses) y los pueblos engañados los que simplemente llamaremos poligónicos.

La temporalidad de los mitos es distinta a la de la historia, con particularidades en los mitos políticos, generalmente provenientes de una falsificación de la misma. Paralelamente tenemos la leyenda, que es también una relación de sucesos más maravillosos que verdaderos, aunque con un fondo histórico que puede ser real, de manera que aquél a quien se ha hecho entrar en una puede ser identificado. No hay explicación sobrenatural en la leyenda, le basta relatar lo no comprobable.

Para decirlo con palabras propias de los efectos civilizacionales actuales el mito es una organización de imágenes. Suele mediatizarse el político con valores y sentimientos para sostener una acción política de masas, especialmente si quien los genera pretexta lo que desde su intento de imposición denomina “revolución”, o “reconstrucción de la república” o “cambio social”.

Para ello se recurre a la propaganda, a la manipulación mediática muy similar a la de una arenga militar, lo que le permite tratar de hacer de su edificación un permanente. Se llega así a hacer del ritual una sacralización hasta el punto de hacer ver que cualquier resistencia al proyecto de poder en curso es contraria a la propia identidad y a la propia legitimación social.

La expresión “mito político” es original de George Sorel (Reflexiones sobre la violencia, 1935). La definición implica que no habrá movimientos revolucionarios sin mitos aceptados por las masas. El dramatismo del mito lleva al compromiso emocional dado que otorga significados a la acción política de sus constructores. Fascismo, nacionalsocialismo y comunismo deben mucho a sus tesis.

En América Latina apareció, por esa vía, la divinización del líder populista siempre alzado contra la oligarquía, contra los enemigos extranjeros que pretenden mancillar la “patria” y contra los autores de todo tipo de “guerras” contra la pretensión hegemónica. Después de la muerte el mito tiende a cosificarse lo que hace al pueblo que lo sigue uno ahistórico. Como el mito político se funda en símbolos no pueden encontrarse conceptos, apenas un juego para movilizar permanentemente a favor de los herederos del mito.

El mito político es una subespecie del mito que traduce todo a sentimentalismo, convirtiendo a la gente en una “unidad” que atrae, mediante su expansión publicitaria, a nuevos miembros y que permite movilizar sin la aridez y dificultades de los argumentos teóricos. Esto es, el lenguaje puede degenerarse, la reflexión echada al cesto de la basura y lograr la masa mediante la imposición de las imágenes que la creen.

El mito político, su utilización, es un elemento de retórica discursiva, un elemento estratégico de comunicación para amalgamar voluntades en torno a la memoria del héroe así construido. Es una combinación de simbolismo que se hace para el objeto, no una representación, dado que la imagen transmitida es el héroe mismo. Es obvio que el mito generalmente se teje alrededor de un “héroe”, uno en el cual sus “hazañas” integran la combinación misma. La creación del mito político es, pues, un hábil ejercicio de artificialidad ejecutado por manipuladores, generalmente desde el poder, pues se requiere una gran presencia hegemónica comunicacional para su fundación. Una de las vías más utilizadas es la referencia constante a una figura histórica resaltante y clave con la cual se identifica al mito en construcción, hasta arribar, como en numerosos casos, a describirlo como de la misma estatura de la referencia e, inclusive, hasta como superior en la etapa subsiguiente.

El mito político se corresponde con el dramatismo, con el lenguaje efervescente dirigido a crear conciencia que el mito no es el héroe, un ser individual, sino que ahora es todo el colectivo, uno donde todos son “hijos” suyos.

El mito político es enmascaramiento, un modo para justificar un orden. Si la política es interrogación cotidiana, el mito tiende a cosificarse, aunque sirva por un lapso para lograr mediante la fantasía una voluntad colectiva. Así, pasa a ser la fuente fundamental de estabilidad del nuevo orden. Antonio Gransci, vecino en este tema a Sorel, el fundador del término que dio lugar a los grandes mitos políticos que azolaron al siglo XX, lo considera indispensable para que las multitudes se conviertan en protagonistas de un proceso real, pues, para él, se necesita “la pasión del pueblo”. En otras palabras, sin mito no hay expresión real de la teoría revolucionaria o. si se quiere, no podría haber reordenamiento social.

En el caso venezolano de la conformación de un mito político con la figura de Hugo Chávez, la profesora Maritza Montero, de la Escuela de Psicología de la Universidad Central de Venezuela, (Génesis y desarrollo de un mito político), partiendo de los sucesos del 4 de febrero de 1992 (intento de golpe de Estado), traza toda la evolución de este proceso que bien organiza en apartados tales como marginación de aspectos negativos, abstracción del condicionamiento histórico, creación de una genealogía mítica, construcción de una imagen predominantemente positiva, dramatización y polarización más resistencia a la crítica, conexión entre el proceso de mitificación y la situación de crisis, marcado componente emocional unido a identificación con el personaje mítico.

Esto es, todos los ingredientes que conllevan al mitologema que recrea lo sucedido, dado que el carácter alegórico conlleva a que a partir de una cosa se represente y pase a significar otra. Para investigar esta fábula la profesora Montero realizó numerosos focosgroup para verificar como se incorpora a la narración el conjunto de representaciones míticas mediante los atributos conferidos.  O lo que es lo mismo, la interpretación mítica se realiza a partir de categorías extrarracionales provenientes, sin embargo, de ámbitos no míticos, pero que ignora o se produce paralelamente a la demostración lógica.  La expansión del mito requiere del establecimiento de un campo de batalla, vamos a llamarlo polarización, que conforme la expresión de una lucha feroz entre opuestos.

Quizás debamos recordar el mito platónico de la caverna donde los hombres encadenados consideran a las sombras que ven como verdad. El mito político se encierra en una supuesta transformación de lo vivido y en la posibilidad de dar un nuevo sentido a la crisis, al contrario de los mitos platónicos o cosmogónicos. Como es frágil requiere de constantes restauraciones. Un tratadista clásico de los mitos como Ernest Cassirer (El mito del Estado, 1945) advierte sobre la invalidez de los mitos para la fecha en la que escribe, al inicio de la postguerra. Gyõrgy Lukács

(El asalto a la razón, 1953) señala al mito político como prueba de una ubicación histórica irracional y de una falsa conciencia. El mito político se construye, pues, desde una manipulación ideológica.

En su libro Mitologías, escrito entre 1954 y 1956, Roland Barthes describe al mito como un lenguaje y se pregunta sobre la existencia de “una mitología del mitólogo”. Existen los mitólogos, los que fabrican los grandes mitos contemporáneos en pleno siglo XXI, sin percatarse de la fragilidad y temporalidad de ellos. En Mitos y símbolos políticos, Manuel García Pelayo nos describe el símbolo político como un antagonismo porque necesariamente hay que distinguirlo de quienes no lo siguen, generalmente denominados, agregamos nosotros,  como “enemigos del proceso”, pero al mismo tiempo como elemento de integración dado que fortalece una “identidad” dentro del mito político creado. Si este carece de significación los creadores del mito terminan sembrando desintegración. Las grandes fracturas y las grandes derrotas terminan cayendo como pesadas losas sobre los países que fueron sus víctimas.

Publicado en http://www.creatividadinternacional.com/profiles/blogs/el-mito-pol-tico

El proceso de paz colombiano, “en el peor momento”

Gossaín y de la Calle

Análisis de Constanza Vieira Cortesía de Inter Press Service IPS-Caracas

El periodista Juan Gossaín, a la izquierda, y el jefe negociador del gobierno colombiano, Humberto de la Calle, en el apartamento de este en Cartagena de Indias, durante la entrevista sobre las negociaciones con las FARC. Crédito: Omar Nieto/Prensa de Presidencia de Colombia

BOGOTÁ, 6 jul 2015 (IPS) – En Colombia crece la sensación de que el proceso de paz con la guerrilla comunista FARC está cerca de terminar. La expresión puede ser para bien o para mal, como anota el jefe negociador del gobierno, Humberto de la Calle.

En su apartamento con vista al mar de la ciudad caribeña de Cartagena de Indias, el veterano periodista colombiano Juan Gossaín le hizo una entrevista al exvicepresidente De la Calle (1994-1996). Ambos fueron compañeros en el panel matutino de RCN Radio, que Gossaín dirigió por 26 años, hasta 2010.

La entrevista denota identificación entre periodista y entrevistado, y no parece haber tenido una sesión de repreguntas. Fue distribuida por la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, para ser publicada este domingo 5.

El jefe negociador, de suyo reacio a hablar con los medios de comunicación, advirtió que el gobierno podría pararse de la mesa: “Yo sí quiero decirles a las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) con toda seriedad: ‘Esto se puede acabar. Algún día es probable que no nos encuentren en la mesa de La Habana’”.

“La paciencia de los colombianos se agota. El riesgo es real”, dijo De la Calle, aunque matizó que el proceso también puede llegar a su fin “porque logremos un acuerdo, ya que estamos trabajando en la recta final de los temas de fondo”.

El hecho es que, como dice De la Calle, “aunque parezca una paradoja, el proceso ha encontrado más apoyo afuera que aquí adentro”.

Nunca lo ha hecho en la mesa de negociación, sino solo a través de los medios, pero el gobierno ya ha amenazado en el pasado con salirse de las negociaciones que el presidente Juan Manuel Santos abonó meticulosamente, y en secreto, desde su posesión en agosto de 2010.

Dos años más tarde la negociación saltó a la luz y se instaló oficialmente en octubre de 2012 en Oslo, escoltada por Cuba y Noruega como garantes y Chile y Venezuela como acompañantes. Desde entonces los diálogos se llevan a cabo en La Habana, donde se adelanta estos días el ciclo 38 de reuniones.

Bajo el principio de que “nada está acordado hasta que todo esté acordado”, en 32 meses se han aprobado tres, de los seis puntos de la agenda.

Hay preacuerdo sobre una amplia gama de aspectos relacionados con desarrollo agrario integral, apertura democrática y sustitución concertada de cultivos destinados al tráfico de drogas.

Los puntos pendientes tienen que ver con la larga lista de víctimas de parte y parte, y cómo se va a honrar su derecho a la verdad, la justicia y la reparación; qué hacer con tropas y armas guerrilleras; y cuáles serán los mecanismos de implementación, verificación y refrendación del acuerdo.

La negociación se adelanta en medio de la guerra, pero una cláusula que establece que nada de lo que pase en el campo de batalla puede afectar la mesa parece haber caído en el olvido.

La intensificación de las hostilidades cuesta vidas y desastres ambientales y el respaldo a la opción militar, en vez de insistir en los diálogos hasta lograr un acuerdo de paz, ha vuelto a asomar las orejas.

Pero no es un fenómeno que no se presentaba hace 15 años, como afirma De la Calle a Gossaín, al menos no según la encuesta Gallup emitida el 30 de junio.

A la pregunta “¿Cuál cree usted que es la mejor opción para solucionar el problema de la guerrilla en Colombia?”, la respuesta en junio de 2015 es un empate entre quienes prefieren “Insistir en los diálogos hasta lograr un acuerdo de paz” y quienes optan por “No dialogar y tratar de derrotarlos militarmente”.

Ese empate se repitió en julio de 2003, marzo de 2004, octubre de 2010 y junio de 2011, mientras que en el resto de las ocasiones, la mayoría optó por la solución política.

En el historial de mediciones, el diálogo se mantiene siempre por encima de la solución militar, a excepción del periodo diciembre de 2001-julio de 2003. Eso sí, desde diciembre de 2001 los encuestados dejaron de creer que la guerrilla colombiana llegue algún día a tomarse el poder por las armas.

Por todo ello, no es verdad que “la gente haya caído al nivel más bajo del escepticismo”, como afirma De la Calle. Las mediciones indican que, pase lo que pase, “la desesperanza” que evoca el jefe negociador, y que subraya su entrevistador, es episódica.

“Tenemos que tener la honestidad de decirles a los colombianos que el proceso de paz está en el peor momento desde que iniciamos las conversaciones”, según de la Calle.

Pero, ¿por qué? Se trata de la justicia, dice: “Es el territorio más difícil de la negociación. Las FARC tienen que asumir las responsabilidades de sus actos. El Estado también, naturalmente”.

De la Calle expresa que el gobierno condiciona el cese al fuego bilateral a que los máximos responsables de crímenes de guerra y de lesa humanidad de las FARC pasen una temporada en la cárcel, aunque el jefe negociador describe que sería una privación de libertad “en condiciones de dignidad, sin rejas ni piyamas rayadas”.

También reconoce que las FARC “han dicho que están dispuestos a aceptar un sistema de justicia que tenga esos componentes”.

Si esto es así, no es tan claro dónde está el quid de la actual crisis.

En febrero la Fiscalía General de la Nación reveló que impulsará investigaciones contra más de 14 mil empresarios, ganaderos, políticos y miembros de la fuerza pública, comprometidos con el paramilitarismo de ultraderecha, hoy parcialmente neutralizado.

Casi simultáneamente el expresidente César Gaviria (1990-1994) propuso para estos no combatientes “indulto a cambio de su reconocimiento de los delitos cometidos, de su solicitud de perdón y de su voluntad de reparar a las víctimas”.

Varios sectores empresariales y políticos recibieron bien la propuesta, así fuera para debatirla, otros la rechazaron y otros más se preocuparon y se molestaron. El hecho es que no tardó mucho tiempo en enrarecerse el siempre vulnerable ambiente en torno a la negociación de paz.

Al tiempo, la Mesa de La Habana anunciaba el acuerdo en torno a un asunto espinoso para quienes se mantienen no solo en la impunidad, sino tras bambalinas en el anonimato: la Comisión de la Verdad, que, se dice, no tendrá efectos jurídicos.

Más allá de la discusión sobre justicia y penas, De la Calle afirma que “buena parte” del bloqueo actual del proceso de paz son las contradicciones sobre un cese al fuego bilateral, la prioridad de las FARC. La guerrilla también tendría que cortar fuentes de ingreso como la extorsión y sus nexos con traficantes de drogas.

¿Cese bilateral del fuego cuando “hay otras fuentes de violencia, distintas a las FARC”, como con razón apunta De la Calle?

En efecto, la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN), con menos combatientes, parece estar esperando los resultados de la negociación con las FARC antes de lanzarse a su propio proceso de paz, pero mientras sigue en actividad. Además, en el territorio están los paramilitares que no se desmovilizaron o nuevos que surgieron, y que el gobierno llama Bacrim (bandas criminales).

“No podemos decirle a la fuerza pública que se esté quieta. Si quieren un cese del fuego, el Gobierno está dispuesto a anticiparlo, para lo cual son fundamentales las zonas de concentración”, dijo.

Estas “zonas rurales de concentración”, propuestas a las FARC desde sus épocas de gobierno por el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), se destinarían a “recluir guerrilleros condenados, sin que entreguen sus armas” por un tiempo, explicó De la Calle.

Por correo electrónico, IPS intentó recabar la reacción del jefe negociador de las FARC, Iván Márquez, a algunas afirmaciones de De la Calle, pero no obtuvo respuesta oportuna, aunque la publicación de este artículo fue pospuesta durante 15 horas con ese fin.

Editado por Estrella Gutiérrez

Artículos relacionados

El drama griego

Audio de Teódulo López Meléndez

<a href=”http://www.ivoox.com/tragedia-griega-audios-mp3_rf_4723967_1.html” title=”La tragedia griega”>Ir a descargar</a>Tsipras 3

Libros: A New Communnity the European Union, the US anda Latin America

Libros:

A Newy

A new Atlantic Community: the European Union, the US and Latin America

http://www.fundacionalternativas.org/public/storage/publicaciones_archivos/1d81dfd77b4979b2e7166bd336f4ca4f.pdf   

¿El BRICS construye un Nuevo Orden Mundial?

BRICS

Por Daya Thussu, profesor de Comunicación Internacional en la británica Universidad de Westminster. Cortesía de Inter Press Service IPS-Caracas

LONDRES, 3 jul 2015 (IPS) – Los líderes de los cinco países que integran el grupo del BRICS tendrán su cumbre anual entre el 8 y 10 de este mes, en la ciudad rusa de Ufa, y seguramente la crisis económica en la Unión Europea y la situación de seguridad en Medio Oriente dominen su agenda.

La sigla y el concepto del BRIC fueron creados  en 2001 por Jim O’Neill, un ejecutivo del banco de inversión Goldman Sachs y actual ministro en el gobierno de Gran Bretaña. Sudáfrica se añadió en 2011, a petición de China, con el consiguiente cambio al nombre actual de BRICS.

Aunque funciona como grupo desde 2006 y celebra cumbres anuales desde 2009, el BRICS no recibe tanta atención de los medios de comunicación internacionales, en parte debido a las diferencias políticas y socioculturales y a las dispares etapas de desarrollo de sus integrantes.

La aparición de este tipo de agrupaciones coincide con el relativo declive económico del Norte industrializado.

Esto permitió la participación de potencias emergentes, como China e India, en las estructuras de gobernanza mundial, hasta ahora dominadas por Estados Unidos y sus aliados.

El centro de gravedad económica se está desplazando de Occidente, como reconoce el gobierno de Barack Obama en Estados Unidos, para el cual el eje de la política exterior se traslada a Asia.

En el ranking de las 500 mayores empresas del mundo que publica la revista estadounidense Fortune, Brasil, China, India y Rusia pasaron de tener 27 transnacionales con sede en sus países en 2005 a más de 100 en 2015.

Huawei, una empresa china de equipos de telecomunicaciones, tiene registrada la mayor cantidad de patentes internacionales. La brasileña Petrobras es la cuarta mayor empresa petrolera del mundo, mientras que el grupo Tata se convirtió en el primer conglomerado de India en tener ingresos superiores a los 100.000 millones de dólares anuales.

Desde 2006, China ha sido el mayor tenedor de reservas de divisas, cuyo monto se calcula en 3,8 billones de dólares en 2015. Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), el producto interno bruto chino superó al de Estados Unidos en 2014, por lo que es la mayor economía mundial en función de la paridad de poder adquisitivo.

En términos más generales, los principales países del Sur global exhibieron un impresionante crecimiento económico en las últimas décadas.

Daya Thussu

El informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo para 2013, titulado El ascenso del Sur, pronosticó que en 2020 la producción económica combinada de Brasil, China e India superará a la producción acumulada de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña e Italia.

Aunque las relaciones individuales entre los países del BRICS y Estados Unidos difieren notablemente, el grupo fue concebido como una alternativa al poder de Washington, y es la única agrupación importante no que incluye a Estados Unidos u otro miembro del Grupo de los Siete (G-7) países más ricos.

Sin embargo, y con la posible excepción de Rusia, ninguno de los cinco miembros del BRICS está dispuesto a enfrentarse a Estados Unidos, el país con el que tienen su relación más importante.

De hecho, China es uno de los mayores inversores en Estados Unidos, mientras que Brasil, India y Sudáfrica demuestran afinidades democráticas con el Norte industrial.

Aunque la idea del BRIC nació en Rusia, China se convirtió en la fuerza impulsora de la actual agrupación.

El escritor británico Martin Jacques señaló en su bestseller When China Rules the World (Cuando China gobierne el mundo) que Beijing opera “tanto dentro como fuera del sistema internacional existente y, al mismo tiempo… patrocina un nuevo sistema internacional centrado en China que coexistirá con el sistema actual y… comenzará a usurparlo”.

Una manifestación de este cambio es la creación del  Nuevo Banco de Desarrollo del BRICS, que financiará proyectos de desarrollo alternativos a los del Banco Mundial y el FMI. Con sede en Shanghái, China hizo el mayor aporte al banco, que probablemente acreciente su predominio en el grupo.

Más allá del BRICS, Beijing también inauguró el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura, que ya cuenta con 57 miembros, entre ellos Alemania, Australia y Gran Bretaña, y en el cual China tendrá más de 25 por ciento de los derechos de voto. India y Rusia son el segundo y el tercer accionista del banco, respectivamente.

Estos cambios también repercuten en los medios. China invirtió miles de millones de dólares en sus comunicaciones externas, incluida la expansión de sus redes de radiodifusión, como CCTV News y la televisión en inglés de Xinhua, CNC World.

Rusia también ingresó al mundo de las noticias en inglés en 2005 con la red Russia Today, ahora conocida como RT, que también transmite las 24 horas del día en árabe y español.

Sin embargo, como revela el nuevo libro Mapping BRICS Media (El mapa de los medios del BRICS), del cual soy editor junto con Kaarle Nordenstreng de la Universidad de Tampere, Finlandia,  hay muy poco intercambio mediático dentro del BRICS, y sus países siguen recibiendo las noticias internacionales en gran parte de los medios de comunicación angloestadounidenses.

La creciente cooperación económica entre Beijing y Moscú indica que existe una nueva ecuación económica entre ambos, fuera del control occidental.

Dos acuerdos comerciales que se están negociando y que son liderados por Estados Unidos, la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversiones (TTIP) y la Alianza Transpacífica (TPP), excluyen a los países del BRICS, en parte como reacción a la competencia de China.

Por su parte, China parece haber utilizado al BRICS para señalar que está ascendiendo “con el resto” de sus integrantes y por lo tanto, es menos amenazante para la hegemonía occidental.

La cumbre del BRICS se realizará en conjunto con la reunión del Consejo de los Jefes de Estado de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS). La única vez anterior que las dos cumbres habían sesionado de manera conjunta también fue en Rusia, en la ciudad de Ekaterinburgo, en 2009.

Aparte de dos miembros del BRICS, China y Rusia, la OCS incluye a Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán.

La organización no amplió su cantidad de integrantes desde que se creó en 2001. India tiene el rango de “observador” dentro de la OCS, aunque se habla de que en la cumbre de Ufa podría acceder a la adhesión plena.

Si eso ocurriera, el “eje” se habría trasladado un poco más hacia Asia.

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no representan necesariamente las de IPS, ni pueden atribuírsele.

Editado por Phil Harris / Traducido por Álvaro Queiruga

Artículos relacionados

Blog de WordPress.com. | El tema Baskerville.

Subir ↑

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

Blogs Of The Day

Just another WordPress.com weblog

Teódulo López Meléndez

Democracia del siglo XXI

WordPress.com News

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 975 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: