Buscar

Teódulo López Meléndez

Democracia del siglo XXI

 

Un vuelco económico en la política exterior de Brasil

El presidente interino de Brasil, Michel Temer (en segundo plano), y su canciller, José Serra, mientras se dirigen a su primera ceremonia de entrega de credenciales de nuevos embajadores ante su gobierno, el 25 de mayo. Crédito: José Cruz/ Agência Brasil

Análisis de Mario Osava

 

RÍO DE JANEIRO, 27 may 2016 (IPS) – La economía será el eje central de la política exterior del nuevo gobierno de Brasil, aún interino y en búsqueda de encauzar una crisis fiscal que contribuyó en forma decisiva a abrir un juicio de inhabilitación a la suspendida presidenta Dilma Rousseff.

El nuevo ministro de Relaciones Exteriores, José Serra, no es un diplomático como sus antecesores, sino un economista que ya fue titular de Planificación (1995-1996). La cancillería asumió el área de comercio exterior, que hasta ahora dependía del Ministerio de Industria y Comercio.

Para lectura completa http://www.ipsnoticias.net/2016/05/un-vuelco-economico-en-la-politica-exterior-de-brasil

Libros. Aprende a pensar por ti mismo

Aprender a pensar

Aprender a pensar

https://www.academia.edu/8170071/Bono_Edward_-_Aprender_A_Pensar_librocondensado_.PDF

Preguntas

Preguntas

Dulce María Tosta

Desde el instante en que Jehová le preguntó al hijo mayor de Adán y Eva «¿Dónde está tu hermano?» hasta el presente, hemos realizado infinidad de preguntas y obtenido infinidad de respuestas ambiguas, calco de la primera con la cual se quiso ocultar el fratricidio: «¿Soy acaso el guardián de mi hermano?».

Quizás la evasiva respuesta de Caín fue el primer acto de mala política que recuerde la historia; después de ese se cuentan por billones las piruetas verbales, las mentiras, las medias verdades, las omisiones y distorsiones diseñadas a la medida de los intereses grupales.

Consciente de los riesgos que asume quien pregunta, pues las malas preguntas son promotoras de respuestas protervas, no hacerlas es inexcusable en tiempos de angustia, cuando el tema no atañe al futuro  sino al ya, al ahora, al próximo segundo. No es fácil hacer preguntas adecuadas, al punto de que Voltaire señaló: «Juzga a un hombre por sus preguntas en vez de hacerlo por sus respuestas». Asumiendo los riesgos correspondientes, pongamos manos a la obra:

A la Conferencia Episcopal Venezolana. En 1958, Monseñor Rafael Ignacio Arias Blanco era Arzobispo de Caracas; ejercía su ministerio con prudencia, pero con firmeza antiperezjimenista. A pesar de la férrea  censura de prensa, radio y TV impuesta por el régimen, la gente percibía que los pastores no abandonaban sus rebaños, hasta que el mediodía del 21 de enero, las campanas de todas las iglesias del País tocaron a arrebato, llamando al pueblo a la huelga general convocada por la Junta Patriótica y a la protesta popular. Pregunto: ¿En la Catedral de Caracas también se encuentra enterrado, junto a su cuerpo, el espíritu libertario del valiente, amado y admirado Obispo?

A los colegios profesionales y academias. Ustedes constituyen los reservorios de los conocimientos técnicos y humanísticos del País, lo cual les genera una gran responsabilidad. Pregunto: ¿Se han dirigido oportunamente a sus conciudadanos en términos sencillos y comprensibles denunciando errores y planteando soluciones? ¿Los colegios de abogados han denunciado las sentencias inconstitucionales del TSJ y la Resolución N° 070906-2770 del CNE, en la cual se fijan requisitos extraconstitucionales a las solicitudes de referendos revocatorios?

Al Cuerpo Diplomático. ¿Informa permanente y adecuadamente a sus gobiernos acerca de la crisis humanitaria que vive Venezuela y la necesidad de aplicar la Carta Democrática Interamericana?

A la Asamblea Nacional. La Asamblea Nacional está siendo percibida como un apéndice de la MUD, como lo es el TSJ del PSUV. Genera desazón entre la gente común observar que la Asamblea está más cerca de los cálculos e intereses políticos de los grupos que la conforman que del contundente mandato de enfrentar al régimen que le fuera dado el 6 de diciembre, en claro desacato al artículo 201 de la Constitución. Pregunto: ¿Por qué no han solicitado prueba fehaciente de la nacionalidad de Maduro, tal como fuera propuesto en el decreto Gramcko? ¿Por qué prefiere –con exclusividad– el largo y tortuoso camino del revocatorio?

A María Corina Machado. Algunos no te tragan, como Rafael Poleo que te llama «muchacha hiperquinética», pero para muchos que admiran tu constancia, inteligencia y valor, eres la versión criolla y sin gorro frigio de Marianne, la francesa en cuyo regazo se acunaron los principios revolucionarios de libertad, igualdad y fraternidad. En poco tiempo has acumulado un capital político envidiable; entre el «expropiar es robar» que le espetaste a Chávez como asambleísta, hasta la agresión que sufrieras en Mérida hace poco, tu estatura política ha crecido exponencialmente y hoy eres respetada aun por aquellos que no te desean buena fortuna. A la luz de estos asertos, pregunto: ¿Qué haces en la MUD? ¿Qué poderosas razones –debe haberlas– te mantienen atada a una confederación de intereses tan distintos a los tuyos? ¿Cuándo asumirás el rol de líder de la resistencia que el País te reclama? Parafraseando: Vacilar es perderte, no tengas miedo.

Al hombre llano. Todos los habitantes de este País, en mayor o menor grado, somos responsables de lo que nos sucede. Paulatinamente nos fuimos alejando de los asuntos públicos por considerar que eran ajenos a nuestros intereses y obligaciones, con lo que llenamos las ciudades de habitantes, pero no de ciudadanos; aceptamos la corrupción administrativa como gracejada de los políticos, al punto de permitir diputados y magistrados con antecedentes criminales; perdimos oportunidades brillantes, como  elegir Presidente a Arturo Uslar Pietri en 1963 e impedir la marramuncia electoral acaecida 30 años después. Pregunto: ¿Has aprendido la lección? ¿Estás listo para asumir el costo de tener futuro? De ser así, estamos salvados.

turmero_2009@hotmail.com

@DulceMTostaR

http://www.dulcemariatosta.com

La suma de todos los males

 

Art Federico

Por Federico Boccanera

 

EL MAL VENEZOLANO

Después del triunfo de la oposición venezolana oficialista en las elecciones legislativas del pasado 6 de diciembre, y la materialización del mismo en una nueva asamblea nacional, se produjo en gran parte del país, el renacimiento de la ilusión y la esperanza en una solución política definitiva, a la gravísima crisis nacional que padecemos.

Cabe recordar que el triunfo del 6D no fue meramente un triunfo electoral, en donde los ciudadanos votaron por su fórmula preferida de candidato o partido para elegir a sus representantes para el poder legislativo, no, ese triunfo político responde a un mandato unívoco de la voluntad popular, donde se expresó un profundo e irrevocable rechazo hacia el régimen de Maduro y, por lo tanto, el ferviente deseo de lograr un cambio urgente en la conducción del país.

Esta expectativa, alimentada por la contundencia del triunfo obtenido, exigía por parte de los representantes electos, la entrega total a la tarea de lograr en el menor tiempo posible, la interrupción del periodo presidencial de Maduro, por la vía constitucional, institucional o de derecho natural que más pudiese ahorrarle al país, los sufrimientos de una crisis de penuria en todos los órdenes, que no sólo configura una crisis humanitaria, en términos dramáticos de hambre y enfermedades, sino que además ha terminado por constituir lo que bien podría llamarse un estado de necesidad.

Estado de necesidad de inminente y extrema amenaza para la preservación de la Libertad, la Paz, la Vida y los bienes de todos los ciudadanos, por cuanto estas violaciones de los derechos más sagrados, provienen del Estado que debería ampararlos y defenderlos.

Sin embargo, la oposición oficialista agrupada en los partidos del statu quo, ha estado muy lejos de responder adecuadamente a este clamor de socorro nacional, y en oposición casi diametral a ese sentido de deber y urgencia ante la emergencia nacional, ha optado por seguir una vía de exquisito rigor institucional/legal de no colisión con el régimen, en otras palabras, ha optado por evitar cuidadosamente el “choque de trenes”.

Una vez más hay que decirlo: contra un régimen como este, autoritario y abusador, dictatorial en términos netos, eventualmente se acude a elecciones para provocar un encontronazo, un impasse, y precipitar una crisis, una crisis terminal, y si además se logra como en efecto se logró, la conquista de un poder republicano ¡con mayor razón se debería actuar! Y más contando con un aval de mayoría electoral contundente ¡fueron 8 millones de votos! ¡El momentum proporcionado por el apoyo de un mandato popular, tan entusiasta como masivo, así lo exigía!

Pero no, nada resultó ser como debería ser y a estas alturas, luego de casi 5 meses de imperdonable melindre por parte de la comparsa opositora, son muchos los votantes decepcionados, tanto o más que en otras ocasiones -que lamentablemente no han faltado en los últimos años- pero esta vez, todo resulta más difícil de digerir, porque esta vez, se obtuvo un claro triunfo, no fue ninguna “victoria de mierda”, sino una mayoría contundente, a pesar del CNE, a pesar de todo. Esta vez, la situación es realmente grave, sin ambages, y el descontento es extenso, es real, es persistente y creciente… esta vez, se confrontaría a un Maduro que supuestamente anda más repudiado, odiado, debilitado y asustado que nunca, al menos según el decir persistente de la vocería de la unidad opositora…

¿Y entonces?

EL MAL ENCARNADO EN UNA CLASE POLITICA

Todo este cuadro patológico, tiene una explicación, o mejor dicho varias, todas históricamente interrelacionadas.

La actual oposición oficialista agrupada en la “Mesa de la Unidad Democrática” (MUD) representa a una clase política de partidos tanto viejos como nuevos, pero la diferencia sólo se queda en lo cronológico pues ni los unos ni los otros, han logrado sustraerse a la infección populista en su variante más virulenta: la que procede de un petroestado rentista degenerado hasta el último estado de la improductividad.

El estado venezolano, gracias a un rentismo en grado ya patológico y cada vez más exacerbado, ha terminado con hacerse de todos los poderes tanto formales como fácticos, suyo es TODO el poder político, económico y militar, hasta el punto que, aunque no se declare nunca como tal, es totalitario de hecho. Y si a alguien le queda duda, los invito a estudiar la microbiología de esa casi entelequia que es la sociedad civil venezolana.

El petroestado venezolano es el trono, el arsenal y el botín al mismo tiempo, sin que quede mucho por afuera, en efecto, cada poder o factor de poder que en apariencia podría suponerse independiente, en la práctica deriva de él y se debe a él, y si no es así, sobrevive en todo caso por graciosa concesión de él. Con decir que en Venezuela el poder es oligárquico se corre el riesgo de quedar corto, y con el advenimiento del chavismo llegamos a extremos casi absolutistas, que aún persisten con la figura de Chávez y su legado teocráticamente determinante.

Por lo tanto llegar al gobierno en Venezuela es llegar al poder, en los términos más amplios y tajantes, pero este poder, aun bajo la impronta tiránica de Chávez y su heredero, es poder basado en una práctica constante, virtuosa a su modo, de consenso y pactos indispensables para consolidarse en la cima, pactos que también sirven para evitar, la caída en desgracia o la persecución, en caso de pérdida del poder, por culpa del mantenimiento fetichista de un decorado “democrático”, sin el cual, hasta el último comisario de la última jefatura de Venezuela, se sentiría a la intemperie.

Es por tanto el poder en Venezuela tan consensual como caudillista, tan democrático como dictatorial, y de la concentración del poder se derivan, extensos andamiajes de concesión clientelar y política que hacen posible el mantenimiento en el tiempo de dirigentes, figuras, cortes, oligarquías, partidos, empresas y, al fin y al cabo, toda clase de institución.

Desde luego y faltaría mas, el factor constituyente, aglutinante y fluidificante al mismo tiempo, de todo este modus vivendi y operandi es la providencial corrupción, sin la cual, todo acuerdo, alianza, pacto, unión, seria de poca solidez y credibilidad y, sobre todo, de poca productividad en el sentido más amplio imaginable del término.

De hecho, sin corrupción no sería posible viabilizar (ni explicar) ascensos, descensos, dinámicas, clases políticas, partidos nacientes (y murientes), popularidades, políticas y políticos, en fin, casi todo lo que pasa bajo el sol en Venezuela.

Durante la democracia civil de la “cuarta república”, al menos por un tiempo (15 años) se mantuvo lo que podría llamarse una democracia virtuosa, que supo mantenerse sobria y mantener al país en ese estado, con las excepciones que siempre son inevitables. Esa democracia comenzaría a decaer con el tsunami de petrodólares que nos sumergió a partir de 1973, y su degeneración nos llevaría directo al chavismo.

(Al único gobernante de la era democrática que se lo ocurrió tratar de detener la degeneración rentista, lo siquitrillaron en consenso casi todos los poderes habidos y por haber, eso fue lo que le ocurrió a Carlos Andrés Pérez en 1993, y el golpe de estado que lo expulsó del poder, como un cuerpo extraño e indeseable, represento el triunfo definitivo del mal que actualmente nos agobia como nación, ni más ni menos).

Pasamos entonces de una partitocracia bipolar a un régimen de partido hegemónico (siempre consensual): pero el estado oligárquico derivado del estado rentista petrolero quedó intacto.

Y la oposición representada en la MUD es, ni más ni menos, un subproducto perfecto, inevitable, fatal, de este sistema, y chapotea felizmente en él desde el mismo principio del chavismo -y antes- y las excepciones conocidas por todos, no son sino eso, y obedecen al desvarío imprudente y enajenado de quien en Venezuela se atreve a cometer la peor locura: sustraerse al consenso y al statu quo.

Esta oposición es una BENDICIÓN para el régimen, Chávez y ahora Maduro no han podido correr con mejor suerte, hasta el punto de que siempre me causa gracia, quienes imaginan escenarios donde se les persigue, apresa o disuelve… cosas que no hacen falta, pues una oposición tan inofensiva, ladrante, patiquinética, y a la vez, tan decorativa y cuchi en su nuevo disfraz asambleario de separación de poderes y democracia ¡es que ni mandada a hacer!

Esta oposición además, cumple con una doble función que la hace útil cuando no indispensable para ciertos planes políticos, uno: es irremediablemente populista, y se apresta a convertirse en universalmente chavista al modo que en la Argentina el peronismo terminó empapando a la casi totalidad del estamento político, y dos: nunca pero nunca jamás, romperá el hilo que realmente importa, el cual faltaría mas, no es el constitucional: se trata del hilo rentista, el hilo con el cual se puede tejer todo tramado populista, clientelar, paternalista y proteccionista.

PERONISMO Y RENTISMO: CHAVISMO FOREVER

Desde la muerte de Chávez, vamos hacia la peronización de la política venezolana, y es muy probable que, en los próximos años, la casi totalidad de la clase política, de lado y lado, se estará disputando en forma más o menos desfachatada, el legado de Chávez, y la competencia proselitista será por quien lo interprete mejor. Así será como el chavismo (al igual que el peronismo y como lo hizo el sandinismo) podrá siempre volver, mientras tengamos élites hambrientas de status, y pueblos que gustan de ser engañados, de hecho, chavismo y peronismo como variantes extremas del populismo, sólo pueden vivir de las debilidades que logran inocular en la sociedad, por lo tanto, podrán reciclarse y regresar con “una nueva presentación”, mientras no se supere una cultura de dependencia y pobreza moral.

En cuanto al hilo rentista, en su mantenimiento y preservación se le va la vida a esta clase política, la cual no podría sobrevivir en ningún ecosistema que no sea ese pantanal repleto de caimanes que es el estado rentista, el cual mientras persista, impedirá cualquier posibilidad para la sociedad venezolana, de alcanzar un desarrollo equilibrado, un desarrollo que debe ser moral y material a la vez, única manera de acabar de una vez por todas, con la dominación y el control que el estado ejerce sobre la sociedad, en todos sus estratos (porque la cultura de la dependencia no es sólo asunto de pobres, pues las élites también se encuentran sometidas en igual o mayor medida, sólo cambia la modalidad “estilística”).

EL MAL QUE NO SE IRÁ

Si de verdad ocurriera el milagro, trabajosamente logrado por el régimen y su oposición, de mantener a Maduro por todo este año y parte del siguiente, se abrirían muchos escenarios, pero ninguno de transición verdadera hacia la democracia, muchos menos de superación del estado rentista, que es la fuente primigenia, esencial, de todo el mal venezolano.

Primero porque uno de los escenarios bien podría desembocar en una ofensiva del régimen hacia el estado comunal, con su nueva geometría del poder y una constituyente de base y deliberación popular, donde se revisitaría el poder originario, pero ahora en clave de profundización de un proceso, que llevaría a la creación del verdadero “poder popular”, en realidad, el expediente final para terminar de desechar cualquier remanente de institucionalidad y “poderes burgueses” (léase constitución y república actuales).

Segundo, porque incluso el escenario alterno de una pseudo-transición pactada entre chavismo/madurismo y la oposición MUD, llevaría a la instauración de un régimen gatopardiano de alternancia “a la nicaragüense”, en donde se pactaría la alternabilidad en aras de mantener el bien más preciado: el estado rentista.

EL MAL QUE VIENE DE CUBA

Lo otro que desde luego se pactaría entre las partes, es que a Cuba “ni con el pétalo de una rosa”, y esto viene muy bien al caso, porque a la potencia dominante se le seguirá honrando y respetando, tal como se instauró como práctica (y acto) cultural en este país, desde la muy inolvidable carta de salutación y manifiesto de bienvenida a Fidel Castro, entusiásticamente firmado por parte de una notable porción de la “intelectualidad” venezolana, en 1989.

Por cierto, y que casualidad, que Castro irrumpiera justo a tiempo en 1989, como si se tratara de un movimiento oportuno, ejecutado con la audacia de un marine, para ayudar a afrontar un peligro máximo, y vaya que, si se estaba corriendo un gran peligro, porque CAP a lo que venía en su segunda presidencia, era a acabar con el festín rentista, y horror de los horrores, despojar de poderes y prerrogativas al Estado, y sus oligarquías y factores de poder conchupantes…

¿Casualidad?

Desde luego que los Castro, Fidel y Raúl, no deberían temer en ningún caso, si ya esta oposición agrupada en la MUD hasta se ha movido internacionalmente para promover la inversión en la isla, además, si a ver vamos ¿que podría temer una Cuba en plena apertura (y expansión) que goza del apoyo internacional irrestricto y sonriente de Obama, El Papa, Putin, China, Colombia (toda Latinoamérica salvo indeseables como Macri), la ONU, varios etcétera, y casi toda la intelectualidad y la academia americana e hispana biempensante y progresista?

Es más, La Habana después de lograr su triunfo máximo en clave colonial con la entrega de Venezuela por parte de Chávez, y consolidarse en Ecuador, Bolivia y Nicaragua, se apresta a dar la batalla con todos los hierros en Brasil y Argentina, y a celebrar el comienzo de la conquista definitiva de Colombia, con el apoyo de sus élites y estamentos de poder.

Cuba más bien pareciera estarse encaminando hacia una verdadera fase expansiva, lo cual no le vendría mal después de haberse estrenado en forma tan brillante como potencia colonial con Venezuela, y es posible que la clave, mas allá de las consabidas complicidades conscientes, encubiertas e inconscientes, de las imbecilidades útiles de intelectuales y académicos, las vulnerabilidades sociales y culturales de ciertas sociedades, y la infiltración sistemática y paciente en los estamentos (militares, culturales, académicos, mediáticos, empresariales), mas allá de todo esto, ese fenómeno de capacidad de adaptación y supervivencia que es el castrismo, es posible que haya descubierto una nuevo mundo de posibilidades en lo que bien podría llamarse, el populismo de primer mundo.

EL MAL QUE VIENE

Sólo diré una cosa: cuidado con ciertas retóricas de altísima carga demagógica, que ya retumban en pleno hemisferio norte, como la de PODEMOS en España o la de DONALD TRUMP en los Estados Unidos. En ambos casos, sociedades que, con toda razón, experimentan un descontento creciente con sus establishments, con sus élites, con sus clases políticas, pueden llevar al triunfo de remedios peores que la enfermedad, que terminen debilitándolas hasta hacerlas vulnerables a infecciones múltiples (comenzando por la autoritaria).

Lamentablemente, y mientras no se encuentre remedio a la inevitable degeneración/corrupción oligárquica del poder, que afecta en forma aparentemente inexorable e indetenible, a muchos estados del mundo occidental, nos estaremos debilitando frente a ciertas amenazas geopolíticas de otros “mundos” y continentes, que solo esperan nuestra inflexión o agotamiento cultural, existencial, para pasar a la ofensiva.

Mientras no tengamos ciudadanía activa, sociedad civil, y también dirigencia, partidos y organizaciones dispuestas a trabajar con sus comunidades, para reabrir el espacio público y reinaugurar la política desde la base ciudadana, estaremos entregando nuestro destino, el de nuestra familia y nuestros países, a la mediocridad irremediable de las actuales clases políticas y su poder oligárquico, las cuales han fallado todas históricamente, hasta sumar en el descrédito conceptos tan fundamentales como libertad, política, república y democracia.

La base de nuestra civilización.

 

Federico Boccanera.

Analista y consultor comunicacional y político.

@FBoccanera

http://federicoboccanera.blogspot.com

La degradación de la política

Artículo en el diario El Universal (Miércoles 25/05/16)

degradación de la política

www.eluniversal.com/noticias/opinion/degradacion-politica_311589

 

Fiascumbreco

Secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en 2016. Crédito: ONU.

La Cumbre Humanitaria fue un gran fiasco

 

Por Baher Kamal |English version

ESTAMBUL, 24 may 2016 (IPS) – La Cumbre Humanitaria Mundial de dos días, que concluyó este martes 24 en esta ciudad turca de Estambul, no logró alcanzar su objetivo económico. A excepción de la canciller (jefa de gobierno) de Alemania, Angela Merkel, no participaron ninguno de los países más ricos o integrantes del Consejo de Seguridad de la ONU.

En la clausura de la cumbre, tanto el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, como el secretario general de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), Ban Ki-moon, se mostraron “decepcionados” con la ausencia de los gobernantes de los países más poderosos.

Para lectura completa http://www.ipsnoticias.net/2016/05/la-cumbre-humanitaria-fue-un-gran-fiasco

Libros.Informe sobre el estado de la UE 2016

 

Estado Unión Europea

La Fundación Alternativas presenta el 2 de junio, a las 19:00 horas, el V informe sobre el estado de la Unión Europea bajo el título “La encrucijada política en Europa”.

El acto, que tendrá lugar en la Sala Europa, Sede de la Comisión Europea en España (Paseo de la Castellana, 46. Madrid; comenzará con las palabras de bienvenida que pronunciará la Directora de la Representación de la Comisión Europea en España, Aránzazu Beristain.

La presentación del informe correrá a cargo del ex secretario de Estado para la Unión Europea y patrono de la Fundación y director del informe, Diego López Garrido, y del Director Friedrich-Ebert-Stiftung en España, Gero Maass.

A continuación se celebrará un coloquio moderado por la periodista Soledad Gallego, en el que tomarán parte el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación en funciones, José Manuel García-Margallo; el portavoz del grupo parlamentario socialista en el Senado, Óscar López; el portavoz del grupo parlamentario Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Juan Carlos Girauta y el secretario de economía de Podemos, Nacho Álvarez.

 

humanitaria11-629x420

 

La Cumbre Humanitaria es demasiado importante como para fracasar

Una familia que vive en un campamento en Baghdad, Iraq, explicó que las tiendas de campaña no estaban preparadas para el invierno. Crédito: WFP/Mohammed Al Bahbahani.

Por Baher Kamal English version

ESTAMBUL, 23 may 2016 (IPS) – Con numerosos jefes de Estado y de gobierno exponiendo sus medidas para aliviar el sufrimiento humano y prometiendo más, y representantes de organizaciones humanitarias y de la sociedad civil denunciando la falta de honestidad política, mientras se siguen volcando billones de dólares a la industria armamentista, comenzó este lunes la Cumbre Humanitaria Mundial de dos días en Estambul.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) informó que la comunidad internacional destina unos 25.000 millones de dólares a la asistencia para salvar la vida de unas 125 millones de personas devastadas por desastres naturales y guerras, pero el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (Sipri, en inglés) estima que el gasto militar ascendió a 1,6 billones de dólares en 2015.

Para lectura completa http://www.ipsnoticias.net/2016/05/la-cumbre-humanitaria-es-demasiado-importante-como-para-fracasar

El riesgo de quedarse a mitad de camino

 

Buenos Aires

 

Alberto Medina Méndez

(Analista argentino)

El recorrido ha sido trazado y parece estar suficientemente definido. Más allá de las eventuales coincidencias o discrepancias que, tanto desde la política como desde la sociedad se plantean, el actual gobierno parece decidido a transitar el sendero que ya ha elegido.

Los que no comparten esa orientación general lo han manifestado expresamente. En muchos de esos casos se trata de personas que han ocupado puestos de conducción y que han demostrado con creces lo que pueden ser capaces de hacer cuando disponen de cierta supremacía al frente de la administración de la cosa pública.

La visión del populismo y sus programas socialistas ya han sido probadas con resultados catastróficos demasiado evidentes. Concentración del poder, intervención del Estado en la economía, discrecionalidades por doquier y un espíritu autocrático que no han logrado disimular, por solo citar algunas de sus más inocultables y despreciables características.

El debate del presente tiene que ver con la dinámica seleccionada en esta ocasión, la velocidad con la que se intentan implementar ciertos cambios, la oportunidad de las necesarias reformas y la gobernabilidad imprescindible para llevar adelante esta intrincada etapa.

Muchos factores e ingredientes se conjugan en la actualidad y es difícil saber como administrar las fuerzas para llegar a buen puerto. No existe receta infalible, ni fórmula segura para enfrentar esta compleja transición.

Algunos suscriben cada paso que se ha dado, avalando no solo el rumbo de esas determinaciones, sino también sus tiempos y modos. Otros, más escépticos, reclaman más celeridad, convicción y eficacia para cerrar pronto esta fase y dar vuelta la página sin estériles dilaciones.

Este parece ser el gran dilema del momento. Resolver algunos asuntos relevantes, desactivar ciertos peligros latentes, timonear esta mutación, no parece tarea sencilla, pero existe un riesgo implícito y es saludable ponerlo sobre la mesa, exteriorizarlo y hablar de él con absoluta crudeza y claridad.

Ignorar esta cuestión, hacer de cuenta que no existe chance alguna de que los escollos atenten finalmente contra el resultado esperado, no ayuda en nada. Es importante analizar todas las posibilidades y testear cuidadosamente la secuencia de los hechos, para disponer de un plan alternativo que no sea extemporáneo y permita reaccionar a tiempo.

Muchos dicen que los gobiernos siempre tienen esa variante a su alcance y que todo está debidamente previsto. Sin embargo, por momentos, diera la sensación de que se trata de apuestas únicas, de callejones sin salida y que se deambula por la cornisa, solo intentando minimizar costos políticos.

Resulta muy razonable que la agenda contemple aspectos políticos y prevea controlar el poder, mantener la sustentabilidad electoral y el acompañamiento cívico. Sería ilógico que no lo tuvieran en cuenta.

Pero no menos cierto es que cuidar ese costado importante pero no vital y poner en jaque el objetivo principal implica asumir mayores riesgos que podrían traer complicaciones que pueden ser absolutamente evitadas.

En concreto, la actual gestión está intentando alcanzar la meta, pero ha elegido una estrategia demasiado prudente, y esa actitud le puede costar caro no solo al oficialismo, sino fundamentalmente a la sociedad.

El diagnóstico de casi todo el arco político es que el futuro depende, en buena medida, de la marcha de la economía. Si ella no se endereza pronto, los tropiezos políticos no tardarán en aparecer. No es necesario que todo sea un éxito pero si es imprescindible que se inicie el camino de la recuperación, hecho que no solo debe ocurrir, sino que además debe ser percibido inconfundiblemente por la ciudadanía.

Buena parte de la esperanza del gobierno se ha depositado en la suficiente cantidad de confianza inyectada en los actores económicos locales y foráneos. La visita de muchos mandatarios extranjeros, los inconfundibles guiños hacia el mercado de capitales, la eliminación de ciertas arbitrariedades y dislates del pasado, son datos alentadores.

Pero el asunto es más profundo. Si una parte significativa del plan que permitirá el resurgimiento del país, depende del ingreso de inversiones desde afuera aún quedan muchos deberes por hacer y señales contundentes que enviar a quienes pueden mostrar genuino interés en considerar las inmensas posibilidades que esta Nación ofrece.

Sin una estructural reforma fiscal y laboral consistente, sin una racionalización del tamaño del gasto estatal y un proceso de modernización de todos sus estamentos, ningún proyecto podrá ser sostenido en el tiempo.

Las inversiones, de todo tipo, son bienvenidas en esta difícil instancia, pero no serán las mejores las que vendrán ahora, al menos no en el volumen deseado. Todavía esta tierra sigue siendo destino de pícaros y oportunistas. Los grandes, los que realmente cambian la inercia, esos capitales que no solo vienen a hacer la legítima diferencia de corto plazo, sino que también pretenden quedarse por un largo tiempo, tardarán en aterrizar aún.

La confianza no se construye con un chasquido de dedos. Es un largo proceso que emite gestos permanentemente y que al final del trayecto consigue consolidarse. Recién cuando la credibilidad se fortalece las bondades del sistema consiguen dar sus frutos. Suponer que eso ocurrirá mágicamente es caer en una ingenuidad imperdonable.

El gobierno tiene un enorme desafío por delante. Está a tiempo de hacer lo necesario sin postergaciones especulativas. Claro que hacer lo que corresponde tiene consecuencias negativas indeseadas. Pero no hacerlo también e implica cometer una equivocación de una magnitud superior.

Es deseable ser optimista. Las ganas son un requisito pero no alcanzan, ni resuelven nada. Al optimismo hay que darle contenido y motivos suficientes para creer que todo será diferente. Alguien dijo en cierta ocasión que “lo difícil no es hacer lo correcto, sino saber qué es lo correcto”. El gobierno con esta actitud sinuosa, corre el riesgo de quedarse a mitad de camino.

albertomedinamendez@gmail.com

 

 

Cambio climático complica fragilidad humanitaria del Sur Global

Filipinas

Tacloban, en Filipinas, una de las zonas más devastadas por el súper tifón Haiyán, en noviembre del 2013. El paso del ciclón coincidió con la negociación climática de la COP19 y sirvió de trasfondo para una negociación sobre mecanismos de daños y pérdidas. Crédito: Russell Watkins/Departamento para el Desarrollo Internacional de Filipinas

Este artículo forma parte de una serie elaborada por IPS en torno a la Cumbre Humanitaria Mundial, que acogerá Estambul el 23 y el 24 de mayo.

Por Diego Arguedas Ortiz English version

SAN JOSÉ, 19 may 2016 (IPS) – Mientras el Sur Global se esfuerza por superar una historia de débil institucionalidad, conflictos armados y éxodos forzados por la pobreza, origen de sus crisis humanitarias, sus países deben luchar ahora para que el calentamiento planetario no complique esas vulnerabilidades.

Para lectura completa http://www.ipsnoticias.net/2016/05/cambio-climatico-complica-fragilidad-humanitaria-del-sur-global

“El sufrimiento humano ha alcanzado niveles asombrosos”

Stephen O'Brien en una visita al barrio Faj Attan de Saná, en Yemen

Stephen O’Brien en una visita al barrio Faj Attan de Saná, en Yemen. Crédito: OCHA /Philippe Kropfte

Este artículo forma parte de una serie elaborada por IPS en torno a la Cumbre Humanitaria Mundial, que acogerá Estambul el 23 y el 24 de mayo.

Por Baher Kamal English version

ROMA, 18 may 2016 (IPS) – “El sufrimiento humano causado por conflictos armados y desastres alcanzó niveles asombrosos”, dijo el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, al explicar por qué el foro mundial celebrará la primera Cumbre Humanitaria Mundial el 23 y 24 de este mes en Estambul, Turquía.

Casi 60 millones de personas, la mitad de ellos niños y niñas, fueron obligados a abandonar sus hogares debido a los conflictos y la violencia, aseguró Ban.

Para lectura completa http://www.ipsnoticias.net/2016/05/el-sufrimiento-humano-ha-alcanzado-niveles-asombrosos

De flautas

Artículo en el diario ¨El Universal¨ (Miércoles 18/05/16)

Hamelin

www.eluniversal.com/noticias/opinion/flautas_310271

 

 

Narcotráfico deja reguero de pueblos fantasmas en México

México

Una de las calles vacías del pueblo de Santa Ana del Águila, en el municipio mexicano de Ajuchitlán del Progreso, donde casi no queda nadie y las casas y negocios están cerrados y muchos de ellos con señales de haber sido baleados. Crédito: Daniela Pastrana /IPS

Por Daniela Pastrana

AJUCHITLÁN, México, 5 feb 2015 (IPS) – El Cerro del Águila, que hace dos siglos fue refugio de insurgentes independistas en México, es ahora un bastión de grupos criminales que se disputan el control de la zona y del próspero tráfico de amapola, dejando a su paso un reguero de pueblos fantasmas.

Desde esta montaña se puede observar quienes entran o salen de muchas comunidades de esta región, denominada Tierra Caliente, y que se extiende por la cuenca del río Balsas, en el sureño estado de Guerrero, y en municipios colindantes de los vecinos estados de Michoacán y de México.

Para lectura completa http://www.ipsnoticias.net/2015/02/narcotrafico-deja-reguero-de-pueblos-fantasmas-en-mexico

Medio Oriente, la madre de todas las crisis humanitarias

Una mujer camina con sus dos hijos de la mano al costado de las vías del tren en medio de la bruma en Idomeni, Grecia.

Una mujer camina con sus dos hijos de la mano al costado de las vías del tren en medio de la bruma en Idomeni, Grecia, en marzo de 2016. Crédito: ©UNICEF/UN012794/Georgie.

PorBaher Kamal English version

ROMA, 16 may 2016 (IPS) – Los numerosos delegados de Medio Oriente que participaron en marzo de 2015 en una reunión en Amán para preparar la Cumbre Humanitaria Mundial, que tendrá lugar este mes en Estambul, seguramente se dieron cuenta de que su región era, y todavía es, “la madre de todas las crisis humanitarias”.

A modo de recordatorio, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) remarcó: “La vida de millones de personas, de Libia a Palestina y de Yemen a Siria e Iraq, quedaron destruidas por la violencia”.

Además, subrayó que el enorme número de personas afectadas por los conflictos, la violencia y el desplazamiento poco hicieron para ser víctimas del verdadero trauma experimentado.

Para lectura completa http://www.ipsnoticias.net/2016/05/medio-oriente-la-madre-de-todas-las-crisis-humanitarias

“Una mala persona no llega nunca a ser un buen profesional”

 

 

Howard Gardner, neurocientífico; autor de la teoría de las inteligencias múltiples

Howard.jpg

Foto: Laura Guerrero

 

Aprender es el único antídoto contra la vejez y yo lo tomo cada día en Harvard con mis alumnos. Es tonto clasificar a los humanos en listos y tontos, porque cada uno de nosotros es único e inclasificable.

Únicos

Ninguna persona es mejor ni peor que otra. Ni tampoco igual a otra. Lo que nos hace humanos es que cada uno de nosotros es único. Así que ríase, con la neurociencia, de quien diga que alguien es más listo que otro: ¿listo para qué? Cualquier talento no es sino capacidad de adaptación al entorno: inteligencia. Por eso, Gardner sostiene que hay más de una. Y ahí no acaba nuestra diversidad: cada cultura y cada persona entiende esa teoría –todas las teorías– a su manera. Manera, además, que varía con la edad: cuanto más envejeces, más difícil te resulta adaptar tu vida a las nuevas ideas y menos adaptarlas cómodamente a tu modo de vivir sin variarlo. Por eso, creer saber envejece y querer saber rejuvenece.

Por qué cuestiona que la inteligencia es lo que miden los tests?

Porque yo soy un científico y hago experimentos y, cuando mido la inteligencia de las personas, descubro que algunas son muy buenas solucionando problemas pero malas explicándolos. Y a otras les pasa lo contrario.

¿Y si hay personas diversas es porque también tiene que haber diversos talentos?

Por eso he dedicado 400 páginas a describir siete tipos de inteligencia: lingüística, lógico-matemática, musical, espacial, cinético-corporal, interpersonal e intrapersonal.

¿Y por qué no muchas más: la culinaria o la mística o la teatral o la ecológica?

Porque no cumplen los requisitos que sí cumplen esas. Y espero acabar demostrando que además hay una inteligencia naturalista, otra pedagógica y otra existencial para plantearnos preguntas trascendentes. Pero no más.

Hoy los colegios ya plantean sus programas según esas inteligencias múltiples.

Y yo no me dirigía a los pedagogos, pero fueron ellos los primeros que adoptaron mis teorías.

¿Por qué?

Porque comprobaban cada día en las aulas que las categorías de tonto o listo no cubren la diversidad del talento humano. Y, por tanto, que los tests de inteligencia no miden realmente nuestras capacidades, sino solo la de resolverlos.

Su teoría, además, era cómoda para consolar a niños con malas notas y a sus papás.

Se abusó de ella al principio porque no se comprendió bien. En Australia, la administración la manipuló para explicar que había grupos étnicos que tenían inteligencias diferentes de otros.

¡Qué peligro!

En ese punto, empecé también a preguntarme por la ética de la inteligencia y por qué personas consideradas triunfadoras y geniales en la política, las finanzas, la ciencia, la medicina u otros campos hacían cosas malas para todos y, a menudo, ni siquiera buenas para ellas mismas.

Esa ya es una pregunta filosófica.

Pero yo soy un científico e inicié un experimento en Harvard, el Goodwork Project, para el que entrevisté a más de 1.200 individuos.

¿Por qué hay excelentes profesionales que son malas personas?

Descubrimos que no los hay. En realidad, las malas personas no puedan ser profesionales excelentes. No llegan a serlo nunca. Tal vez tengan pericia técnica, pero no son excelentes.

A mí se me ocurren algunas excepciones…

Lo que hemos comprobado es que los mejores profesionales son siempre E CE: excelentes, comprometidos y éticos.

¿No puedes ser excelente como profesional pero un mal bicho como persona?

No, porque no alcanzas la excelencia si no vas más allá de satisfacer tu ego, tu ambición o tu avaricia. Si no te comprometes, por tanto, con objetivos que van más allá de tus necesidades para servir las de todos. Y eso exige ética.

Para hacerte rico, a menudo estorba.

Pero sin principios éticos puedes llegar a ser rico, sí, o técnicamente bueno, pero no excelente.

Resulta tranquilizador saberlo.

Hoy no tanto, porque también hemos descubierto que los jóvenes aceptan la necesidad de ética, pero no al iniciar la carrera, porque creen que sin dar codazos no triunfarán. Ven la ética como el lujo de quienes ya han logrado el éxito.

“Señor, hazme casto, pero no ahora”.

Como san Agustín, en efecto. Otra mirada estrecha lleva a estudiantes y profesionales comodones a ser lo que consideramos inerciales, es decir, a dejarse llevar por la inercia social e ir a la universidad, porque es lo que toca tras la secundaria; y a trabajar, porque es lo que toca tras la universidad…, pero sin darlo todo nunca.

Sin ilusión, la vida se queda en obligación.

Y otros son transaccional es: en clase cumplen lo mínimo y sólo estudian por el título; y después en su trabajo cumplen lo justo por el sueldo, pero sin interesarse de verdad limitan su interés y dedicación. Y son mediocres en todo.

¿No descubren algún día de su vida algo que les interese realmente?

Algunos no, y es uno de los motivos de las grandes crisis de la madurez, cuando se dan cuenta de que no hay una segunda juventud. Otra causa es la falta de estudios humanísticos: Filosofía, Literatura, Historia del Pensamiento…

¡Qué alegría! Alguien las cree necesarias…

Puedes vivir sin filosofía, pero peor. En un experimento con ingenieros del MIT descubrimos que quienes no habían estudiado humanidades, cuando llegaban a los 40 y 50, eran más propensos a sufrir crisis y depresiones.

¿Por qué?

Porque las ingenierías y estudios tecnológicos acaban dándote una sensación de control sobre tu vida en el fondo irreal: sólo te concentras en lo que tiene solución y en las preguntas con respuesta. Y durante años las hallas. Pero, cuando con la madurez descubres que en realidad es imposible controlarlo todo, te desorientas.

¿En qué país influyó más su teoría de las inteligencias múltiples?

En China editaron cientos de títulos sobre inteligencias, pero las entendieron a su modo: querían que su hijo único fuera el mejor en todas.

Pues no se trata exactamente de eso.

Cada sociedad y persona entiende lo que quiere entender. Cuanto mayor te haces, más difícil es adaptar tu vida a un descubrimiento y más fácil adaptar el descubrimiento a lo que ya creías que era la vida. Por eso, voy a clase a desaprender de mí y aprender de los jóvenes.

Los aplazos y el pensamiento mágico

Notas escolares

 

Alberto Medina Méndez

El renovado debate sobre si un niño puede recibir bajas calificaciones durante su vida escolar, permite analizar interesantes aristas del presente y conocer un poco más acerca de cómo razona esta sociedad contemporánea.

El controvertido tema de los “aplazos” puede ser abordado desde una perspectiva eminentemente educativa, con una mirada sesgada hacia lo pedagógico y hasta deteniéndose en aspectos psicológicos de la infancia.

Tal vez este polémico asunto sirva, al menos, de trampolín para comprender porque la gente analiza su realidad con ese prisma decidiendo de un modo incoherente con las consiguientes consecuencias nefastas.

Desde un punto de vista normativo se puede decidir casi cualquier cosa. Hace algún tiempo, cuando se eliminaron las notas bajas, los argumentos se centraron en destacar el impacto perjudicial que las mismas producían en la autoestima de los niños y sus irreversibles repercusiones en su futuro.

Todo tipo de ardides se aplicaron bajo ese esquema. Se reemplazó el régimen vigente por uno con letras, más acotado en escalas, para que las diferencias entre los puntajes asignados fueran menos perceptibles. El sistema numérico fue duramente criticado por su crueldad y se optó entonces por quitar la chance de que un alumno obtuviera notas de 0 a 3, iniciando la serie de posibilidades recién desde 4 en adelante.

Más allá de las cuestiones rigurosamente técnicas vinculadas al ámbito de lo educativo, lo que queda en evidencia es que toda la tecnología, la astucia y la picardía parecen estar al servicio de ocultar la verdad con maquillaje.

Se pueden calificar a los alumnos con letras, con números, impedir ciertas notas, sugerir a los docentes que sean más piadosos, prohibir la repitencia, disponer que se pase de año sin mérito alguno y hasta egresar sin esfuerzo.

Nada de eso convierte a una persona sin conocimientos en alguien preparado para enfrentar la vida, ni tampoco logra que el que no se empeña sienta que vale la pena intentarlo porque intuye que al final todo da lo mismo.

Los que están realmente convencidos de que es bueno hacer un poco más, estudiar y tratar de alcanzar lo más alto, a veces creen que el sistema no los premia y los coloca en el mismo lugar que a todos los demás. Por lo tanto perciben, con razón, que tiene poco sentido desvelarse para mejorar.

Los que no quieren estigmatizar a los que fracasan, terminan creyendo que ellos no son los verdaderos responsables de lo que les ocurre, sino que son meras víctimas de extrañas y perversas fuerzas del mal, sin comprender que los únicos que pueden lograr que todo cambie son justamente ellos mismos, porque son los únicos protagonistas de su propio destino.

Nivelar para abajo parece ser la solución de muchos. A los mejores hay que limarlos, impedirles que crezcan. Sus éxitos están siempre mal vistos porque ponen en situación de debilidad al resto, atemorizándolos.

Esta visión de la vida en comunidad, donde la igualdad es un valor mal entendido, se aplica a casi todos los asuntos cotidianos. Tal vez por esta misma razón se intimida a los ricos, se ignora a los talentosos y se termina endiosando a los perdedores, convirtiéndolos en victimas en vez de estimularlos a que salgan rápidamente de esa lamentable situación.

Tapar la realidad no parece ser una excelente idea. Modificar sistemas para que los que no se destacan pasen totalmente desapercibidos genera un daño enorme para todos, incluso para ellos mismos.

Es evidente que algunos individuos se esmeran y otros no. Es una elección individual absolutamente respetable. Enmascarar los hechos con recursos retorcidos no cambiará esa realidad. Esconder el termómetro jamás logra camuflar la fiebre, ni tampoco alterar mediciones consigue que quien padece una enfermedad sea una persona sana por arte de magia.

Los indicadores son eso, un parámetro, un dato, algo que permite tomar determinaciones. Cuando alguien sufre un problema de salud, lo primero que intenta es obtener un diagnóstico certero, sin mentirse a sí mismo, buscando la verdad, para desde allí, iniciar un recorrido que le permita definitivamente curarse. Es increíble que esa lógica individual no pueda asumirse de idéntico modo cuando se analizan fenómenos más mundanos.

La discusión sobre los aplazos es solo un síntoma más de la insensatez imperante. Se insistirá en cuestionar las calificaciones de los alumnos buscando impedir que los de peor desempeño sean visibilizados, para evitarles frustraciones, sin asimilar que la vida es un camino repleto de aciertos y tropiezos, que nada es lineal. Pero sin información concreta todo se hace mucho más difícil. Un número no dice demasiado sobre una persona, pero puede ayudarla a levantarse y superarse.

Si la inmensa potencia que se ha puesto para disfrazar la realidad se invirtiera en sobreponerse a los inconvenientes, seguramente todo sería más provechoso. No se conseguirá jamás el progreso poniéndole techo a la evolución de los mejores. Por el contrario, eso solo se logra cuando los que tienen un menor rendimiento dan el salto, salen de ese estándar inferior y avanzan hacia el anhelado siguiente escalón.

La gran tarea pasa por depositar el máximo de energías en lograr que todos puedan desarrollarse. El ingenio debe estar enfocado en cooperar con el porvenir y no en entorpecérselo a algunos para que el resto no se sienta acobardado e impacte negativamente en su propia consideración.

 

Nadie crece engañándose a sí mismo. Nadie evoluciona falsificando la realidad. Todos tienen habilidades. Por lo tanto, la labor consiste en descubrirlas a tiempo y son los indicadores los que ayudan a detectarlo pronto para poder encauzar la fuerza hacia donde realmente se justifica y de esa forma, conseguir que cada ciudadano pueda finalmente realizarse.

albertomedinamendez@gmail.com

 

 

 

Seguridad alimentaria y paz, dos caras del desarrollo sostenible

Muhammad Yunus se dirige a los participantes del lanzamiento de la Alianza por la Seguridad Alimentaria

Muhammad Yunus se dirige a los participantes del lanzamiento de la Alianza por la Seguridad Alimentaria y la Paz FAO-Premios Nobel.

Por Maddie Felts y Robert Williamson-Noble English version

ROMA, 12 may 2016 (IPS) – La seguridad alimentaria y un sector agrícola saludable son importantes para las iniciativas que buscan evitar conflictos y mantener la paz. Por ello, la FAO se asoció con cinco ganadores del premio Nobel de la Paz, conocidos por luchar contra la pobreza, el hambre y la violencia en el mundo.

La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) lanzó el 11 de este mes la Alianza de Paz y Seguridad Alimentaria con Muhammad Yunus, Oscar Arias Sánchez, Tawakkol Karman, Betty Williams y Kofi Annan.

Para lectura completa http://www.ipsnoticias.net/2016/05/seguridad-alimentaria-y-paz-dos-caras-del-desarrollo-sostenible

Libros: “Después de Obama. Estados Unidos en tierra de nadie”

Despues de Obama

¿Qué está pasando en Estados Unidos? La “nación más poderosa de la Tierra” se halla entierra de nadie. Hacia fuera, en un mundo que ya no es capaz de controlar, pero que tampoco controlan Europa, Rusia, China o los países emergentes. Hacia dentro, en un espacio de transformación económica y crisis política y social lleno de interrogantes. Este libro repasa algunos de los aspectos más relevantes en política doméstica y política exterior durante la Presidencia de Barack Obama (2009-2016) y su particular visión.

Obama es el presidente que abordó, con aciertos y errores, la Gran Recesión y la desigualdad; las reformas sanitaria y migratoria; los derechos civiles; el auge y la caída de las Primaveras Árabes; las crisis de Libia, Siria o Ucrania; la nueva política energética y de cambio climático, o los megatratados comerciales. Él es quien ha salvado por el momento a Estados Unidos del declive, tratando de reorientar al país en la dirección correcta. Su legado puede ayudarnos a comprender el intenso debate actual sobre el futuro de la democracia norteamericana o sobre el papel de Estados Unidos en el siglo XXI, en una nación profundamente dividida entre demócratas y republicanos, ricos y pobres, la mayoría blanca y las minorías étnicas, los baby boomers y los millennia. En definitiva, una obra útil para entender las claves del gobierno que ocupe la Casa Blanca tras las elecciones de noviembre de 2016.

El director del Observatorio de Política Exterior española de la Fundación Alternativas (OPEX), Vicente Palacio, presenta el próximo 26 de mayo, a las 19:00 horas en la Librería Blanquerna (C/. Alcalá 44, Madrid), su último libro “Después de Obama: Estados Unidos en tierra de nadie.”

Citizen Trump

Donald Trump

 

Por Andrés Hoyos

Hace poco durante un viaje a Lima volví a ver Citizen Kane, la magistral película de Orson Welles, y no pude dejar de advertir la semejanza entre Charles Foster Kane y Donald Trump, quien acaba de convertirse en el candidato a la Presidencia de Estados Unidos por el Partido Republicano (también conocido como el Grand Old Party o GOP).

Hasta ahora, Trump la ha tenido relativamente fácil. Debió lidiar con una camada de rivales grises y mediocres. Ya lo dije antes: no creo que pueda vencer a Hillary Clinton en noviembre, lo que no significa que no haya desatado un fenómeno sumamente revelador.

Lo primero que conviene entender es que Trump no es en realidad el candidato del GOP, sino de un grupo grande de americanos de clase media, resentidos, xenófobos, desilusionados e incluso criptorracistas, entre quienes predominan por mucho los hombres blancos maduros menos educados. Aunque este grupo ha votado en el pasado por el GOP, ahora sabemos que no lo hizo por las razones ideológicas que se pensaban, sino por las más turbias que ha sacado a relucir Trump. La frustración del grupo aumenta cuando recuerdan que cada vez están más lejos de ser la mayoría del país.

Trump necesita algo que ni siquiera Kane consideraba viable: contagiar su resentimiento y lograr que la gente vote masivamente por una persona que te desprecia, pero que de repente te sonríe y te da una palmadita en la espalda. Trump necesita que la gente confíe tanto en la fuerza de su imagen, que la sustancia del mensaje importe un bledo. Es una apuesta muy arriesgada, porque como decía alguien, equivale a que los pollos voten por el dueño del asadero.

Más que conservadores, los partidarios de Trump son, repito, resentidos. El genio del hombre consiste en haber ejercido de flautista de Hamelín para que salieran de sus madrigueras y lo siguieran. Otro cantar es si puede llevarlos a la Casa Blanca. La abrumadora lógica de la sociología diría que no.

Los republicanos ahora se ven confrontados con el monstruo que incubaron, alimentaron y al final dejaron libre. En un lado de la balanza está la elección de noviembre de 2016, en extremo difícil de ganar, en el otro la 2020, para no hablar de las de 2024 en adelante. Perder la primera les resultaría doloroso, mas no fatal; perder las que siguen constituiría una debacle porque por el camino ser irían erosionando hasta desaparecer las amplias mayorías parlamentarias con las que hoy cuenta el GOP.

La que viene será una contienda entre la apariencia y la realidad, Trump haciendo las veces de malabarista de las apariencias y Hillary Clinton representando la ruda y no siempre seductora realidad. ¿Le comprarán todos esos millones de personas la pócima mágica a Trump solo porque enhebra palabras con gran convicción? Vendrá noviembre y lo sabremos.

Como de costumbre, un factor crucial serán los indecisos. Esta vez, sin embargo, otro factor juega: el establecimiento conservador no se siente representado por Trump y lo considera un grave peligro para su futuro. Así que, de apoyarlo, lo hará con gran reserva, como si estuviera apestado. Habrá, pues, un candidato sin partido y un partido sin candidato.

Hillary Clinton tiene la gran oportunidad de superar sus indiscutibles hándicaps y ganar en noviembre. No está obligada a hacer maravillas; apenas necesita no cometer errores garrafales. Cuenta en su haber con lo que le enseñó la derrota de 2008 y debe entender y administrar sus debilidades. Ya veremos si lo logra.

andreshoyos@elmalpensante.com @andrewholes

 

La caída de Dilma

Audio de Teódulo López Meléndez

Dilma

http://mx.ivoox.com/es/caida-dilma-audios-mp3_rf_11502609_1.html 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com. | El tema Baskerville.

Subir ↑

Blogs Of The Day

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

Teódulo López Meléndez

Democracia del siglo XXI

WordPress.com News

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.168 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: