Buscar

Democracia siglo XXI

mes

septiembre 2015

África depende en exceso de la ayuda externa, según estudio

Granja Sidemane,

Granja Sidemane, a pocos kilómetros de Mbabane, Suazilandia. Crédito: Mantoe Phakathi/IPS

África depende en exceso de la ayuda externa, según estudio

Por Thalif Deen  |English version

thalif_deen_m

NACIONES UNIDAS, 30 sep 2015 (IPS) – El plazo para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de la ONU vence en diciembre, y una de las preguntas pendientes es por qué los países africanos lograron avances en algunos, pero no cumplieron con la mayoría.

Un nuevo estudio, titulado “Evaluación del progreso en África hacia los Objetivos de Desarrollo del Milenio“, publicado en Nueva York por, señala que los deficientes mecanismos de aplicación y la excesiva dependencia de la ayuda al desarrollo socavaron la sostenibilidad económica de varios de los ocho ODM, incluida la erradicación o reducción de la pobreza extrema y el hambre.

El informe, elaborado por la Comisión Económica para África, la Unión Africana, el Banco Africano de Desarrollo y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), dice que, “tras haber hecho progresos alentadores respecto de los ODM, los países africanos tienen la oportunidad de usar los recién presentados  Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para enfrentar los retos pendientes y lograr un gran avance”.

Los 17 ODS, adoptados el domingo 27 por gobernantes de todo el mundo en una reunión cumbre en la ONU (Organización de las Naciones Unidas), tienen como meta el año 2030 para erradicar la pobreza y el hambre del planeta.

Se prevé que la asistencia oficial para el desarrollo (AOD) en África se mantendrá baja de 2015 a 2018, a un promedio de 47.000 millones de dólares anuales. Por lo tanto, la atención debería dedicarse a aumentar y diversificar las economías, movilizar recursos internos y nuevos socios, desatar el potencial económico de las mujeres y combatir los movimientos financieros ilícitos, recomienda el informe.

Abdoulaye Mar Dieye, el director de la Oficina Regional para África del PNUD, dijo a IPS que la falta de recursos financieros ha sido uno de los mayores obstáculos para que los países africanos puedan cumplir con los ODM.

Y la AOD parece estar llegando a una meseta, señaló.

“Por lo tanto, existe la necesidad de que los países realicen esfuerzos concertados para movilizar los recursos nacionales, construir infraestructura financiera, y asegurar que se pongan en marcha medidas e instituciones reguladoras apropiadas”, continuó.

Aún así, no alcanza con la movilización de recursos, sino que deben acompañarse de políticas adecuadas para un empleo eficaz de los fondos con los fines previstos, destacó.

“Debemos concebir estrategias para superar el desafío de financiación. La AOD debe servir como un catalizador”, exhortó Dieye.

Por ejemplo, una proporción considerable de la AOD debe emplearse para desarrollar la capacidad institucional para la movilización de recursos internos en los países menos adelantados, sugirió.

Además, hay que movilizar otras fuentes de financiación, como las remesas, el sector privado, la cooperación Sur-Sur, los fondos del sector minero y demás sectores, agregó.

Aunque las tasas globales de pobreza siguen en torno a 48 por ciento, según los cálculos más recientes, la mayoría de los países avanzaron al menos en una de las metas.

Gambia redujo la pobreza un 32 por ciento entre 1990 y 2010, mientras que en Etiopía descendió un tercio.

Algunas políticas e iniciativas fueron pioneras, según el informe, como la Escuela para Maridos, de Níger, que logró transformar a los hombres en aliados en la promoción de la salud reproductiva de las mujeres, la planificación familiar y el cambio de actitud hacia la igualdad de género.

Cabo Verde plantó millones de árboles en los últimos años y aumentó más de seis por ciento su cobertura forestal.

Aún así, el estudio advierte que falta mucho trabajo para asegurar una mejora en el nivel de vida de todas las mujeres y hombres africanos.

“Si bien el crecimiento económico ha sido relativamente fuerte, no fue lo suficientemente rápido ni incluyente para crear puestos de trabajo. Del mismo modo, muchos países lograron el acceso a la enseñanza primaria, sin embargo aún deben abordarse problemas considerables de calidad y equidad”, precisó.

El estudio advierte que el desarrollo sostenible será imposible a menos que los países y las comunidades africanas sean resistentes, capaces de anticipar, dar forma y adaptarse a los desafíos que enfrentan, que incluyen los desastres relacionados con el clima, las crisis sanitarias, como la epidemia de ébola en África occidental, los conflictos armados y la inestabilidad.

La inversión en prevención y preparación minimizará los riesgos y los costos futuros.

África experimentó una aceleración en el crecimiento económico, instaló redes de seguridad social ambiciosas y políticas concebidas para impulsar la educación y combatir el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y otras enfermedades.

El continente también incorporó cuotas de mujeres en el parlamento, está a la cabeza a nivel internacional en materia de igualdad de género, y mejoró la paridad de género en las escuelas primarias.

Traducido por Álvaro Queiruga

Artículos relacionados

Anuncios

Crisis de refugiados: Europa debe actuar ya

refugiados

Por Juan Antonio Pavón Losada

Experto en política pública Europea y consultor de comunicación estratégica. Master en European Public Affairs por la Universidad de Maastricht. Miembro del consejo de administración, a cargo de la relaciones externas, de la plataforma de información sobre la UE http://www.europeanpublicaffairs.eu. Anteriormente asistente de política internacional en la Comisión Europea, actualmente miembro colaborador de OPEX, Fundación Alternativas.

¿Que está ocurriendo? La inmigración económica y los movimientos masivos de refugiados son dos de los mayores desafíos que la Unión Europea está encarando en los últimos tiempos. En cifras de ACNUR, hasta ahora el conflicto en Siria ha provocado el desplazamiento de 12 millones de personas, 4 de ellos fuera de las fronteras sirias y los 8 millones restantes en el interior.. En Turquía permanecen casi dos millones. En Europa, según la Comisión Europea, el número de demandantes de asilo a lo largo de la UE se ha visto incrementado en un 44% de 435,000 en 2013 hasta los 626,000 en 2014. Según FRONTEX, desde enero hasta el mes de junio, se han producido 340.000 entradas en algún país de la UE, 130.000 por las islas griegas, 102.000 por la frontera húngara y 91.000 a través de Italia. Además, según estimaciones a la baja de Naciones Unidas, se espera que al menos 850.000 personas crucen el Mediterráneo en busca de refugio en Europa este año y el próximo. La falta de una respuesta europea ya esta empezando a bloquear el espacio Schengen y podría afectar tanto a la dimensión socioeconomica, como a otros dominios políticos como defensa, antiterrorismo o incluso a las relaciones intra-EU entre estados, poniendo en peligro los propios valores fundamentales de la Unión. Paradójicamente, la situación demográfica Europea, que comparten países con resultados económicos tan dispares como Alemania o España, es alarmante. Se necesitan más personas (más trabajadores y más consumidores) antes de la crisis demográfica que se espera para 2025. Aunque la mayoría de los inmigrantes no será capaz de cubrir las deficiencias existentes en el mercado laboral de inmediato, ayudaría a reforzar el repunte en el consumo, que aunque real, sigue demasiado débil como para tener un efecto significativo en el empleo y mucho menos para aumentar los salarios Debido a la creciente presión migratoria y al refuerzo de fronteras por parte de gobiernos de centro-derecha europeos (con el objetivo de cosechar el rédito político que sigue dando la inmigración, en comparación con el impacto real que 2 produce) los inmigrantes y refugiados se han visto forzados a cambiar rutas terrestres por marítimas, más peligrosas que las primeras, razón por la cual las tragedias no han parado de producirse. En Septiembre de 2015, tras una reciente crisis de imagen, la Comisión Europea relanzó su plan para atajar esta situación. ¿Que se ha hecho hasta ahora? Tras el hundimiento de un buque con más de 950 personas a principios de año, la Comisión Europea presentó en mayo una propuesta al Consejo Europeo que incluía la reubicación de 40.000 personas que ya están en territorio de la UE y el reasentamiento de 20.000 personas de fuera de la UE en los próximos dos años. Bajo influencia de posicionamientos ideológicos y de presiones electoralistas, los gobiernos rechazaron la propuesta, incluyendo al Gobierno español que se negó a aceptarla, ofreciendo en su lugar a acoger a 1.300 de los refugiados llegados exclusivamente de Italia y Grecia, frente a los 4288 que le hubiesen correspondido. Este rechazo, añadido a otras realidades como la falta de recursos económicos y políticos de países en primera linea de fuego (Grecia) o los recortes impuestos en materia social o asistencial, han contribuido a que se descontrole la peor crisis de refugiados que ha vivido Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Tras dicha crisis de imagen de septiembre, la Comisión Europea busca una solución consensuada que refuerce la imagen solidaria de la UE. ¿Que propone la Unión Europea? Tras la mala gestión inicial de la crisis (que culminó con el rechazo del Consejo Europeo a la propuesta de la Comisión en Mayo de 2015) al aumento de la presión migratoria en países vulnerables a movimientos xenofobos, y los continuos desastres en el mediterráneo, la UE y sus estados miembros han empezado a dar pasos basados en la solidaridad compartida y la responsabilidad conjunta. El 9 de septiembre, la Comisión Europea hizo una nueva propuesta de reubicación para 120.000 refugiados procedentes de Italia, Grecia y Hungría. Siendo parte de un paquete más amplio de medidas que incluyen 3 una lista de países de origen seguros, un mecanismo de reubicación permanente que se activará automáticamente en futuras situaciones de emergencia y acción diplomática para estabilizar los países de los que los refugiados huyen. Además, se duplicaría la financiación de emergencia para ayudar a los Estados Miembros más afectados, de 25 a 50 millones de Euros al año. Además, se espera promover acuerdos de colaboración con autoridades locales europeas para la identificación y registro de los refugiados entrantes y poder así para facilitar una rápida devolución a aquellos que no requieran protección internacional. En el plan de acción también jugaran un papel decisivo los acuerdos bilaterales con los países de origen y tránsito. Con este fin, la UE desplegara funcionarios de enlace de inmigración en sus delegaciones y ofrecerá 96.800 millones de € en ayuda a la cooperación externa para el periodo 2014-2020. ¿Y España? Por su parte, el gobierno de España (con un ojo puesto en las elecciones generales) que solo había tomado medidas limitadas como acuerdos con las comunidades autónomas para “armonizar la atención social y sanitaria que reciben los extranjeros en situación irregular en España, que contemplaría el criterio mínimo de acreditar residencia en la región con una antigüedad de seis meses inmediatamente anteriores” ahora se alinea con las tesis comunitarias. El gobierno estaría dispuesto a aceptar el triple de los refugiados que en un primer momento rechazó alegando el sobre-esfuerzo soportado por la inmigración económica. Sin embargo, haciendo una comparativa de renta y población, según el Banco Mundial, con la cifra de refugiados de 2014, según ACNUR, España está a la cola de Europa y de otros países desarrollados en el número de refugiados que admite. Según estos datos, Líbano soporta una carga 20.148 veces mayor; Chad, 275 veces, Suecia 117 y Francia y Alemania 25 y 31 respectivamente. Finalmente, la cantidad exigida a España será la tercera más alta de la UE (14.931), detrás de Alemania (31.443 refugiados) y Francia (24.031) y es el resultado de un cálculo basado en los mismos 4 cuatro criterios propuestos en mayo: Población, el PIB, el nivel de desempleo y el esfuerzo previo de acogida de cada país. ¿Que podemos esperar? En primera instancia, el 14 de Septiembre de 2015, esta propuesta ha vuelto a ser bloqueada, sobre todo, por países como Polonia, Eslovaquia, República Checa y Hungría, argumentando que las cuotas podrían atraer más inmigrantes a Europa y desbaratar sus sociedades. Se seguirá negociando sobre esta propuesta en las próximas semanas. De cualquier manera, a nivel europeo, será difícil evaluar la efectividad de las medidas y todo dependerá de la voluntad política de los gobiernos nacionales a la hora de implementar las medidas oportunas una vez se puedan aprobar. Con respecto al reasentamiento y acogimiento de refugiados hay varias posturas que ayudarían a entender la complejidad del problema. El gobierno alemán se ha erigido adalid del refugiado por una series de razones de índole interna como el balance de la política demográfica, económica y laboral, sin embargo se ha encontrado con la oposición frontal de los socios bávaros (región alemana más rica de Alemania y más afectada por la presión fronteriza). Gobiernos como el húngaro, con influencias xenofobas, plantean serias dudas a la hora de aceptar un compromiso vinculante a nivel europeo, incluso cuando son directamente beneficiados, bloqueando cualquier acuerdo junto a Polonia, Rep. Checa y Eslovaquia que lo hacen por el efecto disruptivo que tendría los refugiados en sus sociedades. Por otro lado, Bulgaria y Rumanía condicionan la adopción de las cuotas a su admisión en la zona Schengen. En materia de acuerdos bilaterales sería adecuado guardar cierta precaución. A pesar de ser un recurso de probado éxito en la reducción de la migración, se podrían ver como atajos para respaldar y autorizar gobiernos ilegítimos. Además, la precariedad institucional (como en el caso de Libia) haría imposible cualquier intento de control de las ayudas y fomentaría un caldo de cultivo para la corrupción. 5 Por su parte, el gobierno de España ha anunciado que aumentara la partida de “derecho de asilo y apátridas” que cubre la coordinación de las administraciones y la resolución de expedientes sobre asilo, con casi 6 millones de euros, se duplicará en 2016. Según el proyecto de Presupuestos Generales del Estado, con datos ajustados a inflación, la mayor partida de la última década. Sin embargo, al haber estado prácticamente congeladas durante los dos últimos años (dado que cayeron un 12% en el mismo periodo) mientras las solicitudes se duplicaban puede que incluso estén favoreciendo condiciones de vida precarias entre los demandantes de asilo. Adicionalmente, las partidas de inmigración, gestionadas por Empleo, aumentaria en 46 millones de euros en 2016: un 60% se destinará a atender a los casi 15000 reubicados, 10 veces más refugiados que en 2012, lo que parece insuficiente. De cualquier manera, la posición del gobierno español sigue sin ser clara y, como otros gobiernos europeos, depende de los cálculos pre-electorales. ¿Que alternativas podrían complementar un plan de choque integral UE? – Abordar la crisis humanitaria inmediata con un plan de choque destinado a salvar vidas, por dos vías. La primera es crear dos corredores humanitarios para facilitar la llegada de los refugiados procedentes de Eritrea-Somalia de un lado, y de Siria-Irak por otro. La criminalización solo servirá para incrementar aún más las mafias y el tráfico ilícito de personas. La segunda vía es incrementar los medios de salvamento. Ello implica cambiar el sentido de la misión a Frontex, de manera general, centrándolo no solo en la vigilancia de fronteras, sino también en la facilitación de desplazamientos en casos como el actual; y crear una verdadera operación europea permanente de salvamento, Un Mare Nostrum europeo. – Presionar a los gobiernos nacionales renuentes a aceptar un sistema de cuotas de carácter vinculante, contemplando, en su caso, algún tipo de sanción a aquellos gobiernos europeos que osbtaculizen el manejo de la crisis o incumplan 6 flagrantemente el derecho internacional y los tratados europeos en esta materia, como por ejemplo el gobierno húngaro. – No gestionar la crisis a través del enfoque de la seguridad interna europea. Si la reacción acaba volviéndose hostil para con los refugiados habrá un repunte de la violencia, los gobiernos tendrán que adoptar un enfoque criminalizador, para no volverse en contra de su propio electorado y adoptar hacia la vía policial/militar que les haría perder una oportunidad de oro para incorporar a esos inmigrantes de pleno en sus sociedades. – Desde el punto de vista de la seguridad y el control de fronteras se estudia la creación de “puntos calientes” en las puertas de entrada masiva de los inmigrantes en el sur de Europa —Italia y Grecia— que garanticen una identificación fiable de los solicitantes de asilo y una criba rápida de quiénes tienen derecho a permanecer en Europa. – En materia económica, a menos que la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y países como Alemania, consigan liderar al resto de Estados Miembros sobre la última propuesta estratégica y comunitaria a la crisis, muchos países europeos van a verse sobrepasados. Una vez se apruebe la propuesta de la comisión para el asentamiento, y haciendo un esfuerzo por huir del enfoque criminalizador, relanzando la inversión publica, acompañandola de una política demográfica e industrial coherente, se podrían reformular nuevos y más apropiados modelos económicos, sociales y laborales sostenibles. Es vital crear oportunidades tanto para los refugiados como para los ciudadanos UE, para que consigan un medio de vida, reciban educación y accesos a los servicios de salud. – Schengen deberia ser innegociable, por lo que habría que tener en cuenta medidas para la unificación de normas sobre posibilidades de entrada y residencia de trabajadores, la facilitación del acceso al mercado de trabajo para los inmigrantes mediante la reducción del tiempo de espera mínimo antes de que puedan buscar trabajo, con mayor potencial en Alemania dado el menor nivel de desempleo; o mediante para 7 fomentar la inversión pública a través de la contratación de más personas para ofrecer a los inmigrantes formación y orientación, como podría ser el caso en España. Crear oportunidades para las poblaciones locales en estos países de lo contrario el flujo no cesaría debería formar parte de un reforzado enfoque en materia de cooperación y asociación con terceros países, de origen y tránsito, con el fin de definir un enfoque global más respetuoso basado en la defensa de los derechos humanos. ¿Que puede aportar España? – A nivel nacional, el Gobierno debería aprovechar su músculo diplomático para reforzar la cooperación con los países en conflicto y con los que acogen a un mayor número de refugiados, complementando la asistencia de ACNUR y la Unión Europea en esta materia, no poniendo más trabas a una solución eficaz de los conflictos y del movimiento de refugiados. Este dialogo se debería trasladar entre grupos políticos, los gobiernos autonómicos y la FEMP, para acelerar el plan integral de acogida humanitaria a refugiados. Al igual que sucede a nivel europeo, se debe procurar una distribución justa entre las Comunidades Autónomas y los municipios, de acuerdo a sus posibilidades, y proporcionándoles medios suficientes para atender estas necesidades y facilitando las redes de ayuda, como la de ciudades de refugiados encabezada por Barcelona y Madrid. – Sería importante, teniendo en cuenta el nivel de sensibilización actual, evitar que a ninguna persona que llegue a España se le impida solicitar la protección internacional a la que tenga derecho, y por lo tanto las ilegales “devoluciones en caliente”.

Asimismo, el gobierno de España debería aprovechar sus recursos diplomáticos para jugar un papel clave a la hora de favorecer el diálogo y la cooperación con los países del Norte de África que permitan una adecuada atención a los refugiados y continuar con el trabajo efectivo contrarrestando la acción de los traficantes y que pone en peligro la vida de los propios inmigrantes tanto económicos como refugiados. Las Notas de Prospectiva son análisis breves que alertan sobre cambios sociales, políticos o económicos, que están teniendo lugar bajo la superficie de los acontecimientos; cambios susceptibles de afectar a la acción exterior de España y/o la Unión Europea.

www.fundacionalternativas.org

La voluntad política es clave para los nuevos ODS

Objetivos desarrollo sostenible

Por Thalif Deen  English version

NACIONES UNIDAS, 29 sep 2015 (IPS) – Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que más de 150 gobernantes aprobaron el domingo 27 en la ONU al cabo de una reunión cumbre de tres días, son considerados un gran avance para la humanidad.

En la ceremonia de apertura de la cumbre, el secretario general de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), Ban Ki-moon, dijo que los 17 ODS, que deberán cumplirse para el año 2030 y que sustituyen a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), son una parte integral de la Agenda de Desarrollo Posterior a 2015 que acabará con la pobreza en todas sus formas.

“La verdadera prueba del compromiso con la Agenda 2030 será su aplicación. Necesitamos la acción de todos, en todas partes. Los 17 ODS son nuestra guía. Son nuestra lista de tareas pendientes para las personas y el planeta, y un plan para el éxito”, declaró Ban.

¿Pero qué hace falta para que los ODS se implementen en los próximos 15 años y el mundo experimente una transformación radical que incluya la erradicación de: la pobreza, el hambre, la discriminación de género, la propagación de enfermedades y la degradación ambiental, todo eso para el año 2030?

¿Voluntad política? ¿Incremento de los recursos nacionales y la asistencia oficial al desarrollo? ¿Más inversiones del sector privado? ¿O todo eso?

El embajador Macharia Kamau, de Kenia, uno de los coordinadores del proceso consultivo intergubernamental de los ODS, dijo a los medios de comunicación que la implementación de la agenda podría llegar a costar entre 3,5 y cinco billones de dólares por año.

Los ODS “son ambiciosos en el papel y podrían tener un impacto histórico. Pretenden ir más allá de las soluciones puntuales para erradicar – y no solo reducir – la pobreza extrema y el hambre en todos los países”, señaló Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Oxfam Internacional.

“La clave es acoger a las personas más ricas para que entren en contacto con el resto de la sociedad, en lugar de permitirles que existan en los márgenes de privilegio”, agregó.

Leida Rijnhout, directora de Políticas Globales y Sostenibilidad de la Oficina Europea de Medio Ambiente (en Nueva York) dijo que los 17 ODS tienen el potencial de conducir a una mayor coherencia en la formulación de políticas, aunque el objetivo del “crecimiento económico sostenido” podría socavar a los demás.

“Está claro que la capacidad de carga de la Tierra no está aumentando y que algunos países tienen que disminuir sensiblemente el uso de los recursos para lograr una distribución más equitativa… y permitir que otros países se desarrollen y satisfagan sus necesidades básicas”, destacó.

“En Europa estamos consumiendo enormemente en exceso a expensas del clima y el desarrollo de los países más pobres, una tendencia que provoca cada vez más conflictos por recursos cada vez más escasos”, sostuvo.

La Comisión Europea tiene la oportunidad, cuando revise la Estrategia Europa 2020 y la Estrategia de Desarrollo Sostenible de la Unión Europea, de concebir un plan de acción para la implementación de los ODS, explicó Rijnhout.

Zubair Sayed, director de Comunicación de Civicus, la alianza mundial de la sociedad civil, dijo a IPS que los ODS son mucho más amplios que los ODM y también tienen un alcance universal, lo que significa que se aplican tanto a los países industrializados como al Sur en desarrollo.

Pero hay dos elementos a tener en cuenta con respecto a su aplicación, agregó. “¿Los Estados tienen los medios y, lo más importante, la voluntad para ponerlos en práctica?”, se preguntó.

Lo que será común en todos los contextos es que su éxito dependerá de la voluntad política de los gobiernos para tomarlos en serio, incluir metas de transformación en sus planes nacionales de desarrollo, asignarles los recursos necesarios e incluir a los ciudadanos y la sociedad civil en todos sus aspectos de diseño, implementación y supervisión, subrayó.

“También es importante que la comunidad internacional identifique los indicadores relevantes para apoyar los objetivos”, añadió.

Yolanda Kakabadse, presidenta del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), dijo que “lo más importante en los próximos meses es que los países tienen que encontrar la manera de… contribuir a la consecución de estos objetivos, metas e indicadores para que puedan informar sobre sus esfuerzos”.

“Estamos en carrera y por fin podemos ver la línea de meta, pero necesitamos algunos corredores en la línea de salida, si vamos a hacer que esto suceda en 15 años”, comentó.

En marzo, los países acordarán un conjunto clave de indicadores que permitirá a la ONU realizar informes anuales sobre el progreso mundial en los próximos años.

Manish Bapna, director gerente del Instituto de Recursos Mundiales, dijo que los ODS se aplican a todos los países y ponen la sostenibilidad del medio ambiente en su núcleo.

“Los ODS reconocen que no podemos erradicar la pobreza extrema y garantizar un crecimiento económico duradero si no cuidamos también del planeta”, observó.

“Por fortuna, hay un número creciente de ejemplos en los que la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la protección del medio ambiente van de la mano. Esto incluye a la creación de ciudades compactas centradas en las personas, la recuperación de tierras degradadas, la ampliación del acceso a la energía con bajas emisiones de carbono, y mucho más”, dijo.

“No alcanza con tener buenas metas. Ahora le toca a los gobiernos – y otros en el sector privado, las organizaciones internacionales y la sociedad civil – seguir adelante con esta visión. Al fijar políticas inteligentes, fomentar la inversión sostenible y medir el progreso, los países pueden ponernos en el camino para lograr estos objetivos”, aseguró Bapna.

Adriano Campolina, director de ActionAid, dijo a IPS que los ODS son un avance ya que identifican las causas de la pobreza. “Pero si no cambiamos las reglas que rigen el sistema mundial seguirán ganando los mismos jugadores”, advirtió.

“Tenemos que construir un futuro más justo para todas las personas y el planeta, en el cual ya no sea solo el dinero el que hable y  las brechas en la sociedad sean más estrechas”, exhortó.

“Las grandes inversiones de las empresas por sí solas no garantizan la reducción de la pobreza y la desigualdad. Los gobiernos deben cambiar las reglas del juego y dejar de mirar al sector corporativo para encontrar las respuestas. Necesitamos con urgencia enfrentar a la desigualdad” para que los ODS prosperen, dijo.

Los ODS, propuestos por un grupo de trabajo que comprende a los 193 Estados miembros de la ONU, son el resultado de un proceso participativo e inclusivo de tres años.

Los 17 ODS y las 169 metas de la nueva agenda serán controlados y revisados ​​mediante un conjunto de indicadores globales. El marco mundial de indicadores será acordado por la Comisión de Estadística de la ONU en marzo de 2016.

Traducido por Álvaro Queiruga

Artículos relacionados

Quince años y para siempre

Este es un artículo de opinión de José Graziano da Silva, director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Por José Graziano da Silva English version

José Graziano Da Silva

ROMA, 28 sep 2015 (IPS) – Los próximos 15 años serán decisivos para el futuro de nuestro planeta. Durante este período, nos enfrentaremos a algunos de los mayores desafíos del siglo XXI, en medio de una transición continua y profunda en la economía global.

La superación del hambre y la pobreza extrema son los retos más importantes. Hoy en día casi 800 millones de personas no tienen suficiente alimento para comer a pesar de que se produce suficiente comida en el mundo para alimentar a todos. Es evidente que necesitamos soluciones urgentes para superar los cuellos de botella estructurales que impiden que los que padecen hambre tengan acceso a los alimentos.

En otras palabras, la inclusión social debe convertirse en la columna vertebral del desarrollo. Sin embargo, no vamos a lograr ni la inclusión social ni el desarrollo, a menos que nuestras decisiones estén guiadas por la sostenibilidad.

Hemos estimado que para acabar con el hambre para el año 2030 se requieren una combinación de inversiones en protección social y agricultura y desarrollo rural de unos 267.000 millones de dólares. Esto significa alrededor de 160 dólares al año para cada persona que sufre hambre.

Somos la primera generación que puede acabar con el hambre y hacer que la seguridad alimentaria y nutricional sea verdaderamente universal. Y tal vez también somos la última generación en condiciones de evitar daños irreversibles provocados por el cambio climático.

El marco político necesario para avanzar en la dirección correcta requiere un grado sin precedentes de compromiso político.

A finales de septiembre se dará un importante paso en este sentido, cuando la comunidad internacional respalde los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, con una agenda ambiciosa para cambiar el mundo para mejor en los próximos 15 años.

Este nuevo pacto global para el futuro incluye crucialmente acabar con la pobreza y el hambre para el año 2030, la mitigación y adaptación al cambio climático y la búsqueda de formas más sostenibles de hacer que la oferta satisfaga a la demanda.

Las decisiones que tomamos como consumidores se han vuelto tan importantes para el futuro como los que tomamos como productores.

Además de los cerca de 800 millones de personas que sufren desnutrición crónica, la malnutrición es también un problema importante con unos dos mil millones de personas que sufren de deficiencias de micronutrientes y 500 millones de personas que sufren de obesidad, esta última una enfermedad que va en aumento en muchos países de ingresos medios y altos.

El mundo que se prevé a través de la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible no es una quimera inalcanzable. No es una utopía; podemos hacerlo realidad.

La solución está en el problema. A medida que  la riqueza sigue ganando distancia a la justicia, la supervivencia depende más y más del imperativo de la cooperación.

O construimos un futuro para todos, o no habrá futuro aceptable para nadie. Cualquier duda al respecto palidece ante el éxodo que estamos presenciando, donde los refugiados arriesgan sus vidas en un intento desesperado por encontrar una vida mejor en otro lugar.

Más de 70 por ciento de la inseguridad alimentaria en el mundo se concentra en las zonas rurales de los países pobres y en desarrollo.

Una de las soluciones es reconocer y apoyar el papel que la agricultura familiar a pequeña escala puede desempeñar para lograr hambre cero de una manera sostenible.

Para lograr esto, necesitamos políticas públicas que desarrollen las capacidades de las personas, apoyar la producción, facilitar el acceso al crédito financiero, la tecnología y otros servicios y promover la cooperación internacional.

Para erradicar el hambre y la pobreza debemos empezar por ir más allá de hacer frente a situaciones de emergencia cuando se producen y en su lugar dirigir nuestros esfuerzos a hacer frente a las condiciones que las causan.

El costo del fracaso está claro. Si prevalece enfoque de negocio como el que ha habido hasta ahora, en 2030 todavía tendremos 650 millones de personas que padecerán hambre.

Hemos estimado que para acabar con el hambre para el año 2030 se requieren una combinación de inversiones en protección social y agricultura y desarrollo rural de unos 267.000 millones de dólares. Esto significa alrededor de 160 dólares al año para cada persona que sufre hambre.

Esto es más o menos el precio de un teléfono celular. Se trata de una cantidad relativamente pequeña a pagar con el fin de liberar al mundo del flagelo del hambre y de hacerlo durante nuestras vidas.

Editado por Estrella Gutiérrez

Artículos relacionados

Otros artículos de José Graziano da Silva para IPS

Cataluña, entre la declaración de independencia y la inercia

Cata

Por Joaquín Roy

Joaquín Roy

En esta columna Joaquín Roy, catedrático Jean Monnet y director del Centro de la Unión Europea de la Universidad de Miami, sostiene que como consecuencia de las elecciones catalanas y de la Declaración Unilateral de Independencia de la coalición separatista habrá tentaciones de creer que después de unas negociaciones, al final no pasará nada sustancial. Lo cierto es que nada será lo mismo después de esta escapada bajo la influencia del entusiasmo independentista. Más o menos la mitad del electorado efectivo no dejará de estar afectada. Depende entonces de que el gobierno español, liderado o no por el PP, o una coalición, opte por una estrategia innovadora de gran profundidad de reforma de las instituciones y de una oferta a Cataluña que ninguno de sus líderes pueda rechazar. No va a ser fácil.

MIAMI, sep (IPS)  La Declaración Unilateral de Independencia (DUI), amenaza de la alianza del venerable partido de Convergència (ya despojado de la democristiana Unió Democràtica) suena lingüísticamente conocida en angloamericano: DrivingUndertheInfluence (DUI). De ser capturado conduciendo bajo los efectos (la “influencia”) de excesiva bebida o sustancias estupefacientes, el culpable es castigado con un abanico proporcional al grado del delito: multa, retirada del carnet de conducir, puntos, arresto, prisión, etc. El DUI no es broma.

El proceso que se ha desarrollado hasta las elecciones catalanas del domingo 27se antoja como una especie curiosa de DUI. Ha estado impelido por una pasión sin límites, ejecutada con audacia y encarando alto riesgo.

Por un lado, el resultado es evidentemente positivo para la coalición ganadora formada entre Convergència y Esquerra Republicana. Pero, por otro lado, cada uno por separado ha recibido menos votos que en las anteriores elecciones. La oposición contraria a la independencia reclama que el líder separatista Artur Mas y su coalición han recibido aparentemente el mismo número de votos que el “referéndum” especial celebrado el 9 de noviembre de 2013: 1.800.000 votos.

De ahí que los analistas críticos se hayan preguntado sobre la justificación de una operación de tal calado, que ha causado tanta alarma, incluso de repercusiones internacionales.

El continuado descenso de votos efectivos de Convergència ha sido enmascarado esta vez por la alianza con Esquerra Republicana. Así  han escondido muy eficazmente los escándalos de corrupción que han aquejado al partido de Mas, entre ellos la caída de su exlíder Jordi Pujol. Pero la deriva independentista se ha pagado a un alto precio con la destrucción de Unió Democrática, cuyos desechos se han quedado insólitamente sin un solo escaño en el nuevo Parlamento catalán.

El gran ganador de las elecciones ha sido Ciutadans (Ciudadanos). Desde la nada hace un puñado de años, apenas un grupúsculo en el contexto catalán, que se concentraba en la reivindicación del castellano como lengua propia de los catalanes, ha pasado por un impresionante ejercicio de modernidad, juventud y atractivo de su liderazgo, a convertirse en segunda fuerza del Parlamento.

Inés Arrimadas, la joven sin experiencia colocada en esa posición por Albert Rivera, se podría convertir en jefa de la oposición parlamentaria, un espacio tradicionalmente reservado a los socialistas o al Partido Popular (PP).

El neto perdedor de este especial ejercicio democrático ha sido el PP. El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, líder de ese partido, deberá aprender la lección de cara a las elecciones generales de diciembre.

El PP respondió a la DUI con otra DUI (DrivingUnderInertia –conducción bajo la inercia). Ante las arriesgadas maniobras de Mas, Rajoy no supo más que contestar con artículos de leyes. No ha ofrecido ni una sola solución política.

En Cataluña, el PP respondió al reto de la nueva elección con la defenestración desu presidenta Alicia Sánchez Camacho, quemada en el caos del partido y la caída en barrena de los favores del electorado. La alternativa fue el nombramiento del exalcalde de Badalona, Xavier García Albiol, con un curriculum bien ganado de actitud antiinmigración e intolerancia.

Por su parte, el PartitdelsSocialistesCatalans (PSC) apenas ha sobrevivido a su autodestrucción interna con la difuminación de la antes muy eficaz coalición de “españolistas” y “catalanistas”, de intelectuales y trabajadores.

No le ha ido mejor a los restos de los antaño comunistas reciclados de Iniciativa-Verts, ahora en coalición con los similares de Podemos (cuyo futuro está en duda) en Cataluña.

Una serie de incógnitas revolotean sobre el panorama postelectoral. ¿Qué pasará con la coalición para formar gobierno, pues el “Juntspel si” no tiene la necesaria mayoría absoluta de escaños? ¿Cuál será la tajada que querrá sacar Esquerra para seguir colaborando con Mas?

Igual enigma despierta el papel del electoralmente número uno de las listas del “Juntspelsi”, Raül Romeva, exmiembro del Parlamento Europeo, exmilitante de la variante catalana de lo que en Europa se llama ahora UnitedLeft, que engloba a los comunistas reformados.

¿Cuál será el precio de la Candidatura de Unidad Popular (CUP) para dar los votos necesarios de la investidura de Mas, o cualquiera de los líderes colocados en los lugares más altos de la lista colectiva de “Juntspel si”?

Habrá tentaciones de creer que después de unas negociaciones, al final no pasará nada sustancial. Lo cierto es que nada será lo mismo después de esta escapada bajo la influencia del entusiasmo independentista. Más o menos la mitad del electorado efectivo no dejará de estar afectada.

Depende entonces de que el gobierno español, liderado o no por el PP, o una coalición, deje su alternativa de su especial DUI (inercia) y opte por una estrategia innovadora de gran profundidad de reforma de las instituciones y de una oferta a Cataluña que ninguno de sus líderes pueda rechazar. No va a ser fácil.

Editado por Pablo Piacentini

España, Cataluña y la unidad

Cataluna

Fernando Mires 

Fernando Mires

El lugar del populismo, tendencia creciente en la política de los países europeos caracterizada por la emergencia de partidos que ofrecen soluciones simples para problemas complejos -como las migraciones, el terrorismo y los permanentes desajustes económicos- se expresa en España, como ayer se expresó en la ex- Yugoeslavia, en el auge de alternativas no independentistas, pero sí secesionistas. Vale la pena hacer la diferencia.

Mientras el independentismo surge como expresión de un movimiento nacional frente a otra nación que la oprime y sojuzga, el secesionismo surge como tendencia centrífuga en el marco de un estado nacional previamente constituido, tendencia destinada a separar una parte de la nación de su conjunto histórico y geográfico.

Eso debe estar muy claro: Lo que encabeza el líder de Junts pel Sí, Artur Mas, no es un movimiento de liberación nacional sino una tendencia secesionista que puede llegar a ser dominante no solo en Cataluña sino en el resto de una nación formada por diversas nacionalidades y culturas.

El triunfo electoral alcanzado por el Junts pel Sí en las jornada electoral del 27-S es imponente, pero así y todo, relativo. La alianza de Mas con el secesionismo aún más radical del CUP le permitirá alcanzar la mayoría electoral absoluta de los escaños (47,8%) no así la de los votos. Con mayor razón si se tiene en cuenta que ninguna elección autónoma puede asumir ni el carácter ni la forma de un plebiscito.

Artur Mas ha jugado en las autonómicas con cartas marcadas: ha intentado orientar en un sentido supuestamente  independentista el descontento social y político que existe no solo en contra de un Estado sino en contra de un determinado gobierno de ese Estado.

Los españoles, incluyendo a los catalanes, tienen razones más que suficientes para mostrar disconformidad con respecto al, si no ineficaz, extremadamente burocrático gobierno del PP. Lo prueba antes que nada el hecho de que el gran derrotado en Cataluña ha sido el PP (casi 129.000 votos menos con respecto a las elecciones anteriores). Por lo tanto, no todos los votos anti-PP pueden ser computados como votos secesionistas. Ahí reside la trampa de Artur Mas

Como sea, la alta votación alcanzada por el bloque secesionista ha facilitado su objetivo estratégico; y este no es otro sino acumular fuerzas para llevar a Cataluña a una auténtica confrontación plebiscitaria.

Que el procedimiento plebiscitario no esté de acuerdo con la Constitución, como aducen los dirigentes del PP y del PSOE, no reviste ninguna importancia. Nunca las separaciones intra-nacionales han ocurrido siguiendo las pautas de la legalidad estatuida. Obvio: ninguna constitución del mundo puede consagrar el derecho a la separación.

Eso significa que los partidos no secesionistas deberán aceptar, más temprano que tarde, el reto separatista planteado de modo inequívoco por Mas.

Evidentemente, el auge secesionista no solo ha mostrado la fuerza de Junt pel Sí sino, además, la incapacidad del gobierno Rajoy para levantar una política de unidad para toda España.

No basta en efecto decir no a la separación. Menos basta mostrar una hoja de contabilidad con estadísticas ý números que indican cierta recuperación económica. De lo que se trata –y Rajoy parece no haberlo entendido- es de asumir de una vez por todas los desafíos planteados a España en el espacio nacional y europeo. Hasta ahora lo único que ha hecho es marchar a la zaga, y siempre con mucho retraso, con respecto a políticas que son levantadas en Berlín y en París. Todavía nadie le ha dicho que en ninguna parte un gobierno sin protagonismo puede reclamar para sí la unidad nacional.

Los resultados catalanes han traído consigo, además, tres noticias suplementarias las que podrían tener mucha importancia política en un futuro próximo.

La primera, quizás la más impactante, fue que Ciudadanos de Albert Rivera, partido de origen catalán, pero no separatista, ha desplazado al PP y al PSOE hasta llegar a convertirse en la segunda fuerza política catalana (25 diputados). Hecho muy significativo pues a diferencias de Junts pel Sí y la CUP, Ciudadanos sí goza de creciente aceptación en toda el resto de España. Ciudadanos, si continúa creciendo, puede llegar algún día a ser el puente político que falta entre Cataluña y toda España.

La segunda noticia fue el fracaso electoral de Podemos. El partido de Pablo Iglesias no pudo insertarse en los principales temas conflictivos que marcan la política catalana practicando un “sí-no” y un “no-sí” que terminó por exasperar a sus propios seguidores.

La tercera fue que el PSOE (PSC) bajo la dirección de Pedro Sánchez continúa deteniendo lentamente su desangre electoral, algo que en un momento parecía ser imposible. De tal modo, si bien el PSOE nunca más llegará a ser el de los días de Felipe González, tampoco desaparecerá del mapa devorado por el cada vez menos carismático Podemos. Una cierta concertación (es demasiado temprano para hablar de alianzas) entre Ciudadanos y PSOE ya se divisa en el horizonte. Y, por cierto, no solo en Cataluña.

Ciudadanos (más autonomía sí, separatismo no) está demostrando que frente al auge separatista no basta acudir a expedientes leguleyos. Mucho menos se trata de desatar una política del terror frente al separatismo de Mas, como intentó hacerlo Rajoy (amenaza de exclusión de Cataluña de Europa en caso de que Junts pel Sí hubiera alcanzado una mayoría plebiscitaria).

Hay, por lo tanto, esperanzas de que España llegue a ser lo que debe ser: la nación que mejor representa la unidad de las diferencias: un micro-modelo para una macro-Europa. ¿Mantener las diferencias, entre ellas las nacionales, dentro de una unidad supra-nacional? Exacto: ¿No es ese al fin y el sentido de toda democracia?

Ante la inminente disyuntiva

economía argentina

Alberto Medina Méndez

Alberto Medina Méndez

El politólogo Alberto Medina Méndez reflexiona ante la proximidad de las elecciones argentinas

Queda muy poco tiempo para que la incertidumbre quede atrás. Cuando lo electoral sea superado, se empezará a escribir el capítulo que todos esperan con ansias. El destino de la sociedad depende, en buena medida, de las determinaciones que se tomen en lo político y económico.

Las instituciones se han debilitado y la economía es una bomba de tiempo aunque, en realidad, lo más grave ha sido la creciente crisis moral y la destrucción de los valores. En eso la reconstrucción parece más compleja.

Hablar de lo económico produce escozor a muchos, especialmente a los políticos que intuyen que el dilema está muy próximo, que deberán tomar decisiones de gran impacto y asumir además sus inevitables consecuencias.

Pero también son demasiados los ciudadanos que prefieren evadir el asunto, minimizar la cuestión e ilusionarse con que solo habrá que enfrentar una leve turbulencia insignificante y casi imperceptible. A veces parece mejor ignorar lo que sucede y evitar preocupaciones, utilizando esa dinámica como un mecanismo de defensa. No es una actitud muy racional, ni atinada, pero es demasiado frecuente y eso explica la actualidad.

En poco tiempo habrá que decidir entre el gradualismo y las políticas de shock. El rumbo ya no es parte de la discusión. Solo resta definir los tiempos, las formas y los instrumentos tácticos de una estrategia general compartida aunque siempre repleta de sutiles matices opinables.

El sendero ya está trazado y no precisamente porque se haya debatido lo suficiente, ni por los consensos logrados de la mano del diálogo civilizado. El inocultable desmadre y la inmensa nómina de disparates que forman parte del arsenal de decisiones del pasado, no solo en lo político, sino también en lo económico, conformaron este escenario peligroso obligando a encaminarse en una dirección indiscutible, ya no por las convicciones profundas, ni por las coincidencias, sino por imperio de las circunstancias.

Propios y extraños lo saben. Unos, intentan disimular con discursos ambiguos sus verdaderas impresiones sobre lo ocurrido en el pasado y el contexto que tendrán que administrar si triunfan. Los otros, aprovechan con oportunismo lo que sale a la luz, pero son conscientes que decir la verdad sobre lo que se debe hacer pone en riesgo sus posibilidades electorales.

El presente parece invitar a mentir sistemáticamente y ocultarles a todos la más cruda realidad. Coinciden en sugerir que la salida de este tembladeral será sencilla, casi sin secuelas relevantes y prefieren transmitir optimismo.

Lo cierto es que la fiesta se acabó y no precisamente por una actitud reflexiva, sino porque simplemente se agotó el presupuesto. El despilfarro de estos años ha encontrado un límite, ese que imponen los hechos sin pedir permiso. Las determinaciones desquiciadas han montado este presente del que no será nada fácil salir.

Todo se pudo prever, pero para los que gobernaron era más cómodo seguir con la inercia y hacerse los distraídos. Han conseguido aguantar hasta la finalización de su tiempo en el poder y ahora preparan el relato para asegurarse que el futuro sea absoluta responsabilidad ajena.

Los que aspiran a tomar la posta saben de esta comprometida situación, pero, por ahora, solo les preocupa acceder al poder. Luego diseñarán el discurso para justificar los cambios que precisan hacer y se ocuparán de aclarar que sus decisiones eran totalmente necesarias.

Lo que viene se parece mucho a una tempestad aunque no se pueda dimensionar el tamaño del impacto final. La sociedad debería comprenderlo. No se puede vivir del aire, no es razonable obtener recursos sin esfuerzo y mucho menos subsidiar indefinidamente a una porción significativa de la comunidad, prolongando en el tiempo este disparate.

Esa fantasía tiene un límite. Es posible forzar las cosas durante algún tiempo. Abundan los mecanismos artificiales que permiten hacerlo y extender la vigencia de esa ficción, siempre un poco más. Pero en algún momento todo se desmorona y entonces se debe hacer lo preciso.

Pronto, muy pronto, habrá que tomar decisiones. Lo único que resta explicar es el modo de hacerlo. No se trata de una discusión entre los que prefieren continuidad y los que quieren cambiar. Seguir igual que ahora ya no es una opción. Solo queda saber si la agonía se extenderá por largo tiempo antes de tocar fondo para luego recién volver a arrancar, o si se seleccionará un camino más tortuoso en el corto plazo, con la intención de abordar entonces una recuperación más acelerada.

No existe una fórmula mágica que resuelva este intríngulis. No se sale de semejante lista de errores groseros sin pagar costos importantes. Nada es gratis y es bueno aprender a hacerse cargo de los desaciertos electorales de los ciudadanos. La apatía, la abulia, la indiferencia y el desinterés también tienen un precio y es saludable asumirlo para evitar renovados tropiezos.

El panorama no es auspicioso. Lo que viene no será simple. Los gobernantes tendrán que seleccionar las variantes tácticas, las herramientas y medidas que tomarán para salir de este caos. Queda poco tiempo para que el telón se levante y empiece un nuevo ciclo. El final de esta historia sigue siendo un gran misterio. Lo cierto es que se agotó el plazo y que se avecinan tiempos de definiciones. Ya no se puede ocultar que la sociedad está ante la inminente disyuntiva.

albertomedinamendez@gmail.com

Revolución electoral en Brasil busca neutralizar poder económico

Tribunbal Superior Federal

 El Supremo Tribunal Federal de Brasil durante la lectura el 17 de septiembre del histórico fallo que prohíbe como inconstitucionales las leyes que hasta ahora facilitaban la financiación por las empresas de las campañas electorales. Crédito: STF

Mario IsavaAnálisis de Mario Osava 

RÍO DE JANEIRO, 26 sep 2015 (IPS) – Las elecciones en Brasil serán más democráticas a partir de ahora, sin la influencia del poder económico, que se había vuelto decisiva y corruptora. Un fallo del Supremo Tribunal Federal (SFT) del 17 de este mes prohíbe, por inconstitucionales, las donaciones de las compañías a campañas electorales.

La decisión, adoptada por ocho votos a tres, responde a una acción de la Orden de Abogados de Brasil (OAB) contra las leyes que autorizaban y reglamentaban tales donaciones.

Esas normas violan el principio democrático, espina dorsal de la Constitución de 1988, que establece la igualdad política de los ciudadanos, con cada voto valiendo exactamente igual que los demás, argumentó la OAB en su Acción Directa de Inconstitucionalidad (ADI).

El financiamiento empresarial también contradice el principio republicano del primer artículo de la Constitución, que destaca que los representantes elegidos por el pueblo hacen la gestión de la res pública, perteneciente a toda la colectividad y exigiendo separación entre el espacio público y el privado, según la acción acogida por el STF como guardián constitucional.

Las contribuciones de empresas transfieren al campo político la desigualdad característica de la esfera económica, negando la democracia y tendiendo a formar una plutocracia, el gobierno de los ricos, arguyó la OAB, basándose en varios estudios académicos.

El sistema electoral con dinero de empresas conduce a la captura del poder político por el económico, al convertir los candidatos financiados en “deudores” instados a defender “los intereses económicos de sus donadores en la elaboración legislativa, en la confección y ejecución del presupuesto, en la regulación administrativa, licitaciones y contratos públicos”, detalló.

En esa relación promiscua entre el capital y el medio político entran, además ventajas ilícitas, es decir la corrupción, cuyos escándalos, en el área política tienen casi siempre algún vínculo con el financiamiento de campañas electorales.

El gran escándalo actual, que presionó decididamente el fallo del STF, involucra negocios de decenas de miles de millones de la compañía petrolera estatal Petrobras, de donde empresarios y político desviaron por lo menos 6.000 millones de dólares, según estimaciones superficiales.

Más de 30 políticos son acusados de recibir sobornos de grandes empresas que buscaban conquistar contratos, parte del dinero habría financiado candidatos y partidos en las elecciones.

La abolición de las  donaciones empresariales traerá también como consecuencia la reducción del desequilibrio de género en la política, evaluó a IPS la socióloga Clara Araujo, investigadora de la Universidad del Estado de Rio de Janeiro (UERJ).

Las candidatas femeninas reciben pocos recursos electorales de los partidos, pero le fueron destinadas proporciones mayores de donaciones de personas físicas que de empresas, en proporción inversa a la de los hombres, destacó, basada en el estudio “Las mujeres en las elecciones de 2010”, de que es coautora y en datos de 2014.

Las desventajas financieras y en la propaganda, especialmente en la televisión, por  discriminaciones partidarias mantienen a las mujeres brasileñas subrepresentadas en el parlamento, donde son solo 10 por ciento de la Cámara de Diputados y 13,6 por ciento del Senado, aunque supongan 52 por ciento del electorado.

“El fallo del Supremo Tribunal es una buena noticia en medio del caos de la crisis política que vive Brasil”, al reequilibrar un juego que les era muy desfavorable a las mujeres, opinó a IPS una de las directoras del Centro Feminista de Estudios y Asesoría, Guacira de Oliveira.

Pero vino en un momento de muchas incertidumbres, en que la crisis tiende a golpear más a las corrientes progresistas, y no altera reglas que sostienen las desigualdades dentro de los partidos y entre ellos.

Los recursos públicos, como los del Fondo Partidario, y los tiempos en la red de radio y televisión para la propaganda elector     al, seguirán beneficiando los grandes partidos, al ser distribuidos según el tamaño de la bancada de cada uno, se lamentó Oliveira.

Solo una reforma política profunda, como la propuesta por organizaciones de la sociedad civil, podría democratizar efectivamente el proceso electoral, pero el actual parlamento, dominado por conservadores no la aprobaría. Eso exige una Asamblea Constituyente que quizás se viabilice si se agrava la crisis.

De todos modos, sin el dinero empresarial, “las campañas sufrirán una fuerte reducción de recursos y por ende los candidatos y partidos tendrán que abaratar costos. Internet y redes sociales que ya tenían creciente participación en las elecciones se volverán mucho más importantes”, vaticinó Fernando Lattman-Weltman, profesor de política en la UERJ.

“Pero el capital buscará otros caminos para influir en la política”, matizó. “Se cerró la puerta legal de las donaciones y quedó más difícil la vía ilegal, después de los escándalos  y el encarcelamiento e inhabilitación de muchos involucrados en corrupción, pero buscarán brechas en la ley”, recalcó en diálogo con IPS.

Las campañas electorales se hicieron muy caras en Brasil en las dos últimas décadas, con el uso intenso de las técnicas de publicidad y comunicación masiva. Expertos en la actividad se convirtieron en guías imprescindibles y cada día más costosos. Algunos se  convirtieron en celebridades y trascendieron fronteras.

Tras sus triunfos en Brasil, fueron contratados por decenas de millones de dólares para dirigir campañas en otros países latinoamericanos y africanos.

Equipos numerosos con variados especialistas en aprovechar todos los recursos de la publicidad y los medios masivos de comunicación transformaron las contiendas electorales brasileñas en una guerra mediática entre ejércitos bien remunerados, siguiendo un modelo estadounidense. Encuestas cualitativas casi permanentes orientaban discursos,  consignas y  presentaciones  televisivas.

Ahora habrá que volver a lo más sencillo, al discurso personal, relaciones públicas directas, movilizaciones callejeras y convocación de voluntarios, razonó Lattman-Weltman.

Sin recursos para producir y difundir sus sofisticados servicios de publicidad, “los candidatos tratarán de seducir los medios periodísticos, buscando hacerlos más tendenciosos y partidarizados”, como en Estados Unidos, señaló sobre un peligro colateral del nuevo escenario.

Generar nuevos hechos políticos y creatividad en la campaña también serán factores importantes, acotó.

Sin los recursos millonarios de las empresas, el juego será menos desigual, pero quienes disponen ya de algún poder y son conocidos de la población, como gobernantes y parlamentarios llevan una buena ventaja sobre las nuevas candidaturas, observó  Oliveira.

Es una desventaja de las mujeres en general, que empezaron a disputar elecciones más recientemente y son muy pocas en los poderes Ejecutivo y Legislativo, aunque una mujer, Dilma Rousseff, sea la presidenta de este país de 202 millones de personas desde 2011.

Celebridades como presentadores y actores de televisión, futbolistas, junto con sindicalistas y líderes sociales serán probablemente más buscados por los partidos.

Las próximas elecciones, para escoger alcaldes y concejales de los 5.570 municipios brasileños, será una prueba de cómo funcionará el proceso electoral sin los recursos legales e ilegales de los grandes patrocinadores, especialmente en las grandes capitales como São Paulo y Río de Janeiro, con muchos millones de electores.

Los datos del Tribunal Superior Electoral de 2010 y 2014, cuando hubo elecciones presidenciales, estaduales y para el Congreso legislativo, apuntan ”una fuerte relación entre la mayor cantidad de gastos y el triunfo electoral”, realzó Araujo.

De esa forma, sin tener derecho a voto, las empresas se habían convertido en factor decisivo en las elecciones. En otras palabras, “el gran elector era el dinero” según Claudio Weber Abramo, director de Transparencia Brasil, en expresión aprovechada por la OAB en su exitosa acción que llevó al Supremo Tribunal a poner fin a las elecciones dominadas por las finanzas.

Editado por Estrella Gutiérrez

Francisco en Estados Unidos

Audio de Teódulo López Meléndez

Francisco en la ONU

http://www.ivoox.com/francisco-estados-unidos_md_8626265_wp_1.mp3″

<a href=”http://www.ivoox.com/francisco-estados-unidos-audios-mp3_rf_8626265_1.html&#8221; title=”Francisco en Estados Unidos”>Ir a descargar</a>

Francisco entre Washington y La Habana

FrancisCO

Fernando Mires

Fernando Mires

Desde el punto de vista retórico, el discurso pronunciado el 24.10.2015 por el Papa Francisco en el Capitolio de Washington, si no es una pieza maestra, contiene todos los elementos formales que hacen de la oratoria un muy interesante género literario.

Elogio cortés a los patrocinantes, dignificación del país y del lugar desde donde se habla y elección de un eje alrededor del cual gira la retórica discursiva ocuparon lugares precisos en el texto papal.

Las menciones a cuatro personas ilustres de la historia estadounidense, Abraham Lincoln, Martin Luther King, Dorothy Day y Thomas Merton, no pudo ser más oportuna. A partir de ahí, Francisco se refirió a los temas que más interesaba exponer.

En primer lugar -venía desde Cuba- Francisco se refirió a la reconciliación nacional e internacional de los polos antagónicos heredados de la Guerra Fría.

En segundo lugar, abordó un tema que si bien ocupa un lugar central en la política norteamericana, posee una dimensión mundial, a saber: el de las migraciones masivas y, por cierto, de las peligrosas reacciones aparecidas en los países donde estas tienen lugar. No por casualidad la televisión europea dedicó mucho espacio a la presentación de ese tema. Parecía que desde los EE UU Francisco estaba hablando hacia Europa.

En tercer lugar -no podía sino hacerlo en los momentos por los cuales atraviesa la política internacional de los EE UU- estimuló Francisco a los políticos a comprometerse con mayor intensidad en la búsqueda de soluciones pacíficas. Importante fue reafirmarlo en tiempos cuando los rescoldos de las guerras preventivas de Bush no han terminado todavía de apagarse.

En cuarto lugar, Francisco no podía dejar pasar la oportunidad de referirse al tema de la pobreza generada por el desarrollo económico cuando este es dejado a su libre arbitrio y no es canalizado por instituciones inteligentes. Palabras que fueron interpretadas por la prensa como un obsequio de cortesía al Partido Demócrata, lo que no es tan cierto pues Francisco no hizo más que exponer la doctrina social de la Iglesia vigente desde los días de Juan XXlll.

En quinto lugar, y en el mejor estilo de Benedicto XVl, Francisco defendió a la familia tradicional como base del desarrollo cultural de una nación. Estas palabras fueron interpretadas como un obsequio de cortesía al Partido Republicano lo que tampoco es muy cierto pues no ha habido Papa que no haya acentuado el rol de la familia monogámica al interior de la sociedad.

Incluso la petición de que la pena de muerte sea abolida en los EE UU no fue muy original. La toma de partido de la Iglesia Católica por el derecho a la vida es sumamente conocida. Aplaudida cuando se trata de abolir la pena de muerte; discutida cuando se trata del tema del aborto.

Al final todos contentos. Francisco fue ovacionado por los congresales. La opinión pública acogió con beneplácito las palabras vaticanas.

El Papa y su Iglesia –después de todo eso es lo que más interesaba a Francisco- ganaron puntos en dos países donde el tema religioso es muy complejo. En EE UU el catolicismo compite con muchas religiones, creencias y sectas. En Cuba la Iglesia ha logrado salvarse de la arremetida estatal de los Castro, pero al precio de realizar concesiones a la dictadura. Así ha quedado el camino libre para prácticas idolátricas y supersticiosas de origen africano. En un futuro muy próximo, los eclesiásticos cubanos deberán resistir arremetidas de las sectas evangélicas las que se dejarán caer junto a los miles de turistas que ya asolan la isla.

Summa Summarum: Francisco supo mantener, tanto en Cuba como en los EE UU, la continuidad que marca el estilo político del catolicismo desde el Concilio Vaticano ll hasta nuestros días. En todo lo dicho, ya fuera en Cuba o en los EE UU, no hubo nada nuevo bajo el sol.

Desilusionados deben haber quedado los izquierdistas extremos quienes esperaban por lo menos una condena radical al capitalismo. Más desilusionados quedaron los derechistas extremos quienes esperaban una condena radical al castrismo, al chavismo y a todas las formas de dominación surgidas en nombre de una revolución social.

Los últimos ya afilaban sus garras para atacar a Francisco si criticaba más a los EE UU que a Cuba. Pero no ocurrió. Más aún, si hubo críticas duras, fue las que hizo el Pontífice, aunque de modo abstracto y general, al régimen cubano.

Ni siquiera Benedicto XVl, acusado tantas veces de anticomunista fue tan lapidario con los Castro como lo fue Francisco en Cuba cuando condenó a “las ideologías que terminan en dictadura”. Y lo dijo nada menos que en la misa celebrada en la Plaza de la Revolución. Aunque no nombró a Cuba todo el mundo se dio cuenta en contra de quienes estaban dirigidas sus palabras.

No obstante, la mayor parte de las críticas al Papa vino esta vez desde los grupos más radicales de la oposición cubana y venezolana algunos de cuyos exponentes se desataron en  insultos en contra de Francisco. Dos fueron las razones que motivaron tan vulgares reacciones. La primera, que Francisco no haya recibido a ningún representante de la oposición cubana. La segunda, que haya visitado a Fidel Castro en su casa y dedicado a él palabras de amistosa cortesía.

Naturalmente, a quien escribe estas líneas le habría gustado ver a Francisco conversar con las Damas de Blanco, por ejemplo. También le habría gustado que esa visita a Fidel Castro nunca hubiera tenido lugar. Sin embargo, quien escribe estas líneas no es un hombre de iglesia aunque sí sabe que los eclesiásticos están sujetos a normas estrictas, imposibles de ser evadidas por ningún pontífice en su calidad de jefe de estado.

Nunca, en toda la historia de los viajes papales, ha conversado un Papa con la oposición a los gobiernos de los cuales es huésped. Cuando Juan Pablo ll fue a Chile en 1987 no se entrevistó con la oposición a Pinochet, razón por la cual fue tan criticado por la izquierda chilena como hoy por (una parte de) la oposición cubana y venezolana. Más todavía, ni siquiera cuando Juan Pablo ll visitó a su propio país, Polonia, se entrevistó con la dirigentes de Solidarnosc. Si conversó con ellos lo hizo en el Vaticano, no en Varsovia. Benedicto XVl a quien nadie podría acusar de mantener simpatías por el socialismo, tampoco aceptó conversar con la disidencia cubana cuando visitó a la Isla. Francisco no podía ser la excepción.

¿Y la visita a Fidel Castro? Podría habérsela ahorrado, piensan muchos. Eso no está tan claro. Fidel Castro ocupa dentro de la nomenclatura cubana el rol de alto dignatario simbólico. Si Raúl y el Cardenal Ortega pidieron a Francisco que visitara a Fidel, difícilmente podría haberse él negado sin correr el peligro de tensar las relaciones entre la Iglesia y el Estado en Cuba. Y bien, eso era justamente lo que Francisco quería evitar.

Por lo demás, ningún mandatario visita oficialmente a un país para ganar enemigos. Todos los papas viajan en son de paz, nunca en son de guerra. Quien no entiende algo tan elemental, creo que no entiende nada.

Hay, sin embargo, otro punto que es necesario mencionar. La visita de Francisco a Fidel puede ser pensada en el marco de la doctrina cristiana del perdón, quizás la más difícil de asimilar, aún por los cristianos. En ese sentido, un sacerdote, cura párroco o Papa (da igual) si tiene la oportunidad de visitar a un pecador –y creo que desde el punto de vista cristiano Fidel lo es con creces- debe hacerlo, del mismo modo como un médico debe prestar atención a un enfermo si es que se cruza por su camino.

Jesús en su doble función curó a enfermos y perdonó a los más terribles pecadores (y pecadoras). Por esa razón, la foto en la cual vemos a Francisco estrechando las dos manos de ese anciano vestido en traje deportivo marca Adidas, dice mucho más de lo que vemos.  Fueron quizás las mismas razones que tuvo Francisco para visitar a Fidel las que motivaron a Juan Pablo ll en 1983, visitar en la cárcel nada menos que a Alí Agca el hombre que había intentado asesinarlo.

Sin intentar comparar a Fidel Castro con Alí Agca, ambos tienen tres puntos en común. Primero, ambos intentaron dañar a la Iglesia. Fidel, al buscar destruirla si no en sus cimientos, en el alma de la gente; y Agca al intentar destruir a su representante máximo. Segundo, ambos actuaron siguiendo órdenes de la URSS: Fidel del Comité Central del PCUS y Agca de los servicios secretos soviéticos. Tercero, ambos tenían muy bien ganados un viaje sin retorno al infierno.

Habida cuenta de las razones expuestas es difícil explicarse las bataholas que armaron los opinadores más radicales de la oposición venezolana (en mayor medida) y de la cubana, sobre todo la que reside en Miami, al condenar de modo brutal –por decir lo menos- la visita del Papa a Cuba.

Francisco, dicho en verdad, se ajustó en los hechos y en la forma a la tradición seguida por todos sus predecesores. Él no es un cura comunista, mucho menos un agente de los Castro y en ningún caso el miembro de un trío formado por los Castro, Obama y Benoglio, como llegó a escribir uno de los más descerebrados columnistas de la oposición radical venezolana. Seguramente pensando en ese tipo de personas fue que Francisco pronunció frente al Congreso de los EE UU las siguientes palabras:

Combatir la violencia perpetrada bajo el nombre de una religión, una ideología o un sistema económico y al mismo tiempo proteger la libertad de las religiones, de las ideas, de las personas, requiere un delicado equilibrio en el que tenemos que trabajar. Y, por otra parte, puede generarse una tentación a la que hemos de prestar especial atención: el reduccionismo simplista que divide a las personas en buenos y malos; permítanme usar la expresión, en justos y pecadores. El mundo contemporáneo con sus heridas que sangran en tantos hermanos nuestros, nos convoca a afrontar las polarizaciones que pretenden dividirlo en dos bandos. Sabemos que en el afán de querer liberarnos del enemigo exterior podemos caer en la tentación de alimentar al enemigo interior. Copiar el odio y la violencia del tirano y asesino es la mejor manera de ocupar su lugar. A eso este pueblo dice: No”-

Uno de los “logros” mayores de las dictaduras ha sido siempre el de formar en contra suya disidencias que introducen dentro de sí a la propia lógica anti-política que dicen combatir. Así ha sucedido siempre. Sucedió en Polonia y en Hungría desde las fases postreras del comunismo cuando aparecieron grupos fascistoides que apelan a los valores sagrados de la patria, de la religión e incluso de la raza. Sucedió en Rusia donde Putín reordenó detras de sí a lo más reaccionario de su nación, incluyendo a la intolerante iglesia ortodoxa. No es casualidad tampoco que en Alemania el auge del neo-nazismo y de la xenofobia tenga lugar en la zona del Este, dominada ayer por los comunistas.

Venezuela y probablemente Cuba no han sido excepciones. Venezuela, por ejemplo, debe ser el único país en donde hay personas que públicamente justifican al régimen de Pinochet en Chile recurriendo a argumentos que hoy ni siquiera la derecha chilena osaría sostener. Todos esos grupos y grupillos aparecen hoy día confundidos dentro del espacio de una oposición mayoritariamente democrática a la que no vacilan en boicotear cada vez que pueden. Esa es la razón que me impide por ahora seguir extendiendo mis observaciones críticas hacia ellos. Pero ya llegará el día de hacerlo.

Cada política tiene sus momentos. Cada momento tiene sus políticas.

No se lograrán los ODS sin reducir el despilfarro de alimentos

No se lograrán los ODS sin reducir el despilfarro de alimentos

Por Brian Lipinski  English version

 Alimentos

Proporción de alimentos disponibles que se pierden o se desperdician. Crédito: WRI.

WASHINGTON, 25 sep 2015 (IPS) – Más de 150 gobernantes del mundo se reunirán en Nueva York este fin de semana para adoptar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), un conjunto de metas destinadas a erradicar la pobreza extrema, luchar contra la desigualdad y la injusticia y frenar el cambio climático.

Los 17 ODS contribuirán a concretar la Agenda de Desarrollo Posterior a 2015 concentrando la atención en las oportunidades que permitirán lograr un futuro sostenible.

Una de las prioridades de la agenda es reducir a la mitad el desperdicio de alimentos por habitante para 2030, según la meta 3 del objetivo 12, el que establece “Garantizar las pautas de consumo y de producción sostenibles”.

Si se logra, la ambiciosa meta no solo servirá para mejorar la seguridad alimentaria, sino también el sustento, así como reducir los gases de efecto invernadero y ahorrar tierra y agua. En definitiva, reducir el desperdicio de alimentos es un objetivo en sí mismo y un medio para lograr otros ODS.

En el mundo se gastan 750.000 millones de dólares al año por alimentos perdidos o desperdiciados en toda la cadena de suministro de alimentos.

Reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos podrá ayudar a recuperar el gasto económico y reducir la carga financiera sobre las poblaciones más vulnerables del mundo.

En África subsahariana, una de las regiones más pobres y con mayor inseguridad alimentaria del mundo, el Banco Mundial estima que reduciendo tan solo uno por ciento de las pérdidas de producción tras la cosecha ya se podrán ahorrar 40 millones de dólares al año.

Y de ese monto, la mayoría de los beneficios irán directamente a manos de los pequeños agricultores que cultivan alimentos.

Desde un punto de vista ambiental, la pérdida y el desperdicio de alimentos representa un uso de extremadamente ineficiente de los recursos .

En términos comparativos, si el despilfarro fuera un país, sería el tercer mayor emisor de gases contaminantes, solo superado por China y Estados Unidos.

Según un estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la pérdida y el desperdicio de alimentos liberan a la atmósfera unas 3,3 gigatoneladas de emisiones de gases invernadero.

Además, se destinan grandes cantidades de agua y fertilizantes a la producción de alimentos que nunca llegarán a la mesa. Eso es un enorme costo ambiental a pagar por alimentos a los que los humanos les dan poco a ningún uso.

Desde el punto de vista de la seguridad alimentaria, reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos es una gran oportunidad para cerrar la brecha de calorías entre el lugar en el que actualmente se encuentra el mundo y a donde necesita llegar para alimentar al planeta de forma sostenible.

El mundo actualmente está frente una brecha de alrededor de 70 por ciento entre las calorías de los cultivos producidos y las que se necesitarán para alimentar a una población mundial que se estima rondará los más de 9.500 millones de habitantes para 2050.

Recuperar parte del despilfarro puede ayudar a cerrar la brecha a la vez que consolidar el sustento y mejorar la seguridad alimentaria, sin necesidad de costos ambientales adicionales.

Cómo reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos

La buena noticia es que el despilfarro de alimentos, un asunto con frecuencia ignorado, comienza a concentrar la atención que se merece, tanto del público como del sector privado.

La tercera semana de septiembre, la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos y el Departamento de Agricultura anunciaron un objetivo ambicioso en concordancia con los ODS de reducir en 50 por ciento el desperdicio de alimentos en ese país para 2030.

En solo cinco años, Gran Bretaña redujo el despilfarro de alimentos en 21 por ciento, y Dinamarca logró la impresionante disminución de 25 por ciento en el mismo lapso.

Del lado empresarial, el Foro de Bienes de Consumo (CGF, en inglés), que representa a más de 400 empresas en 70 países, adoptó una resolución para reducir a la mitad el desperdicio de alimentos entre sus miembros para 2025.

En el Instituto de Recursos Mundiales (WRI, en inglés) trabajamos para reducir el despilfarro mediante el Protocolo de Pérdida y Desperdicio de Alimentos (FLW, en inglés), junto con nuestros socios CGF, FAO, Fusions, PNUMA, WBCSD y WRAP.

Sobre la base de que “lo que se mide se gestiona”, el Protocolo FLW es un esfuerzo de múltiples actores para crear un estándar de rendición de cuentas e información que permita cuantificar la pérdida y el desperdicio de alimentos.

El Estándar FLW del protocolo permitirá que los países y las empresas cuantifiquen su despilfarro de forma creíble y consistente e identifiquen dónde y cuántos alimentos se pierden.

Luego, podrán utilizar esa información para identificar las estrategias apropiadas para hacer los recortes del caso. Eso generará réditos económicos, aumentará la seguridad alimentaria y reducirá el impacto ambiental.

El Estándar FLW estará disponible a partir de principios del año próximo, a tiempo para que los países y las compañías fijen sus bases y comiencen a medir sus avances en el marco de la meta 12.3 de los ODS.

Ese parámetro, junto con los esfuerzos para reducir el despilfarro desde la granja hasta la mesa, ayudará a llevar al mundo hacia un futuro con una alimentación más sostenible y con menos desperdicios.

Traducido por Verónica Firme

Artículos relacionados

América Latina aborda con deudas de los ODM los retos de los ODS

Parturienta

Por Marianela Jarroud

SANTIAGO, 23 sep 2015 (IPS) – América Latina y el Caribe alcanzó en los últimos 15 años varias metas clave de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), como la reducción de la pobreza extrema, el hambre y la mortalidad infantil, la incorporación de las niñas a la educación y el acceso al agua potable.

Sin embargo, al iniciar el desafío de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que constituirán la hoja de ruta hacia 2030, la región debe hacer mayores esfuerzos para, entre otros,  reducir la mortalidad materna y el embarazo adolescente, dos de sus mayores fracasos en las metas del milenio, debido en parte a la cultura patriarcal de la sociedad y los poderes regionales.

“No hay que esperar el análisis de los ODM para comprender que la región está en deuda en estas materias”, advirtió a IPS el médico chileno Ramiro Molina, fundador del Centro de Medicina Reproductiva y de Desarrollo del Adolescente.

“Las inversiones necesarias en salud sexual y reproductiva en adolescentes son bajas. No se ha percibido con claridad que es absolutamente indispensable invertir más en esa materia”, añadió.

Los ocho ODM fueron aprobados en septiembre de 2000 por 189 jefes de Estado y de gobierno en una cumbre en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), e intentaron corregir los déficits de desarrollo durante los primeros 15 años del nuevo milenio.

En otra cumbre en Nueva York, gobernantes de todo el mundo aprobarán el domingo 27 el Marco para el Desarrollo Sostenible después de 2015, que incluye los 17 ODS dentro de la desde ahora denominada Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Con ellos, la comunidad internacional seguirá tratando de corregir las desigualdades y promover un desarrollo sustentable e inclusivo.

El informe “América Latina y el Caribe: Una mirada al futuro desde los Objetivos de Desarrollo del Milenio”, publicado este mes por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), detalla que la región cumplió en erradicar la pobreza extrema y el hambre.

Entre 1990 y 2015, redujo en más de la mitad el porcentaje de personas con ingresos inferiores a un dólar: 4,6 por ciento vivía con menos de 1,25 dólares diarios en 2011, frente a 12,6 por ciento en 1990. La proporción de personas que pasan hambre, en tanto, se redujo desde 14,7 por ciento en el bienio 1990-1992 hasta 5,5 por ciento en 2014-2016.

Además, las cifras de participación laboral y desempleo muestran ahora los mejores niveles de los últimos 20 años, la tasa de acceso y término de estudios en educación primaria aumentó, y el nivel de analfabetismo entre las personas de 15 a 24 años descendió de 6,9 por ciento en 1990 a 1,7 por ciento en 2015.

La región también logró la meta de asegurar el acceso de las niñas a la educación primaria, secundaria y superior, y acortó la brecha de género en el ámbito político.

Pero estos avances contrastan con importantes incumplimientos, en especial en el  quinto ODM, el del mejoramiento de la salud materna, donde las carencias siguen siendo urticantes.

El informe subraya que en 2013 en América Latina y el Caribe hubo 85 muertes maternas por cada 100.000 nacidos vivos, lo que supone una reducción de 39 por ciento respecto a 1990, muy lejos del 75 por ciento comprometido  en los ODM.

Además, en la región se registran 75,5 nacidos vivos de madres de 15 a 19 años de edad por cada 1.000 mujeres de esa franja etaria.

“La adolescencia, su desarrollo y fecundidad, están sustentados en la ignorancia de nuestros países”, afirmó Molina.

Tamara, que ahora tiene 23 años, es un buen ejemplo de ello. A los 13 quedó embarazada de su novio de 27 años.

El embarazo inesperado la obligó a dejar el colegio, aunque con esfuerzo pudo terminar su educación primaria. Nunca llegó a cursar secundaria y tres años más tarde, tuvo a su segundo hijo, del mismo padre.

“A mí me faltaron varias cosas: por supuesto, el apoyo de mi madre y mi padre, pero sobretodo, educación sexual”, afirmó a IPS esta joven que pidió no mencionar su apellido.

La historia de Tamara estuvo cargada de sufrimientos anteriores a su primer embarazo. Hija de una madre que no concluyó la educación primaria y de un padre alcohólico y drogadicto, fue testigo de violencia intrafamiliar durante toda su infancia.

Desde pequeña fue víctima de las violaciones sexuales que ejerció en su contra el mayor de sus seis hermanos, quien pagó con 10 años de presidio una vez que ella se decidió a denunciarlo, sin el consentimiento de su madre.

Hoy, próxima a tener su tercer hijo, de un padre distinto al de los dos primeros, pero igual de ausente, aseguró que su lucha es por la educación de sus hijos.

“Me esfuerzo todos los días porque mis hijos estudien, me esfuerzo por educarlos, porque no quiero que ellos sean víctimas de lo que yo sufrí. Quiero romper el círculo”, aseguró.

A juicio de Molina, para acortar las brechas en materia de salud sexual y reproductiva, la intencionalidad política debe verse reflejada en inversión económica en el nivel de atención primaria en salud sexual y reproductiva del adolescente, preparación de profesionales y del personal de salud en esta área y programas de educación sexual efectivos, de los que carece toda la región.

“Los buenos programas de educación sexual en México caminan parcialmente; los excelentes programas que tenía Costa Rica, se han descontinuado; Colombia ha hecho tremendos esfuerzos por tener un material docente muy lindo y muy adecuado en educación sexual, sin embargo, los aspectos políticos y estratégicos no los dejan avanzar y prácticamente los hacen fracasar”, repasó Molina.

“Algo semejante pasa en Perú, donde también han tenido buenos programas pero no tienen apoyos estratégicos y políticos del gobierno. Argentina tiene buenos resultados, pero con un tremendo apoyo estatal y del gobierno en el desarrollo de programas de educación sexual. Lo mismo pasa con Uruguay”, continuó.

Según el facultativo, el caso chileno es “el peor de todos” porque “estamos cubiertos de oprobio y de vergüenza”.

“Somos el último país en tener una ley que protege a los jóvenes con educación sexual, que se dictó en el 2010 y recién en julio de 2014 entró en vigencia. Es una realidad que da vergüenza”, aseveró.

En esa línea, insistió que para lograr la meta de prevenir el embarazo adolescente, con miras a la Agenda 2030, no basta con suministrar anticonceptivos “porque yo podría lanzar condones y píldoras desde un helicóptero pero no sería una medida efectiva”.

El problema está, dijo, en que las personas los usen y sepan cuándo y cómo usarlos, y para ello se necesita instrucción y educación.

“Lo primero es la prevención del primer embarazo y para esto lo que hay que hacer es educación, educación, y cuándo todo haya fracasado, educación y educación. Y dentro de la educación, educación sexual amplia y profunda, sin sesgos ideológicos o valóricos”, añadió.

Molina subrayó, además, que tanto la mortalidad materna como el embarazo adolescente “ya no es un problema técnico, sino político”, que requiere que el Estado sea responsable e implemente políticas públicas efectivas, sin importar enfrentarse a los poderes fácticos conservadores, “de un tradicionalismo ignorante…que nos hace un daño espantoso”.

Todo un reto para la región al suscribirse los ODS, que suponen nuevos desafíos, con una mirada más holística, participativa, interdisciplinaria y universal.

Editado por Estrella Gutiérrez

Artículos relacionados

Hacia el desarrollo sostenible -Cobertura especial de IPS

Cooperación sur-sur: clave de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

desarrollo sostenible

Este es un artículo de opinión de Alexandru Cujba, secretario general del Comité Directivo para el Desarrollo Sostenible Sur-Sur (SS-SCSD) y director general de la Organización Internacional para la Cooperación Sur-Sur (IOSSC).

Por Alexandru Cujba English version

Alexandru Cujba.

NACIONES UNIDAS, 22 sep 2015 (IPS) – Se prevé que 144 jefes de Estado y de gobierno se reunirán en la cumbre de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), del viernes 25 al domingo 27 en Nueva York,  en una reunión plenaria de alto nivel de la Asamblea General.

La cumbre de este año es especial en muchos aspectos. Conmemora el 70 aniversario de la ONU en un momento crítico para la paz y la seguridad internacionales, y adoptará una nueva y ambiciosa agenda de desarrollo que sucederá a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), cuyo cumplimiento vence a finales de 2015.

Los ODM son ocho objetivos centrados en el desarrollo sostenible de los países del Sur global, acordados por todos los estados miembros de la ONU en la Cumbre del Milenio, celebrada en septiembre de 2000.

Los ODM pretendían reducir a la mitad la pobreza extrema y erradicar el hambre, detener la propagación del VIH/sida y lograr la enseñanza primaria universal, entre otras metas. La Asamblea General de la ONU tiene el mandato de promover, respaldar y documentar el progreso de los Estados miembros en la consecución de los mismos.

No es todos los días que la ONU recibe calificaciones altas por su trabajo. Y, para ser justos, los ODM tuvieron resultados mixtos en algunas áreas. Pero ahora que se le acaba el tiempo a esta histórica iniciativa política y los gobernantes se preparan para adoptar a sus sucesores, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la Asamblea General merece elogios por liderar la agenda de desarrollo global en los últimos 15 años.

Alexandru Cujba.

Al impulsar los esfuerzos sin precedentes de los gobiernos y el sector privado por atender las necesidades de los más pobres, la Asamblea General asumió una posición de liderazgo como nunca en sus 70 años de historia.

La Asamblea General, uno de los principales organismos de la ONU, no solo activó mecanismos más fiables para calibrar la evolución de la agenda de desarrollo sostenible, sino que también ayudó a fomentar un nuevo ambiente rico en potencial para la cooperación entre los países del Sur.

Sin duda, la promoción de la cooperación Sur-Sur no es una nueva tarea para la Asamblea General. El concepto se inició en la década de 1960, cuando se gestaba un marco para colaboraciones iniciadas, organizadas y gestionadas por los países del Sur global, que promovía el intercambio de recursos, tecnología y conocimiento entre ellos.

Para 1974, la idea había avanzado tanto que la Asamblea General creó la Unidad Especial para la Cooperación Sur-Sur, dentro del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, para que difundiera las mejores prácticas y las lecciones aprendidas.

Con el nuevo siglo, los gobernantes adoptaron los ODM y el 12 de septiembre fue declarado el Día de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur.

Surgieron otras iniciativas, impulsadas por los países en desarrollo, y alianzas con el sector privado y la sociedad civil. Pero no fue hasta febrero de 2010, con el experimento de los ODM en plena marcha, que se creó la Organización Internacional para la Cooperación Sur-Sur (IOSSC) en la sesión 16 del Comité de Alto Nivel sobre la Cooperación Sur-Sur.

Para entonces, era evidente que el valor real de la cooperación entre los países del Sur en desarrollo no solo radica en el intercambio de las mejores prácticas, sino más en garantizar la aplicación de las mismas.

Y así la IOSSC se encargó de apoyar los esfuerzos de desarrollo de la ONU, el intercambio de conocimientos y las mejores prácticas en el ámbito de la cooperación Sur-Sur y triangular, y la generación de alianzas entre los gobiernos de los países en desarrollo y las empresas del sector privado.

Ahora en su quinto año, la IOSSC forma parte del Comité Directivo para el Desarrollo Sostenible Sur-Sur (SS-SCSD), una iniciativa presentada en la sesión 68 de la Asamblea General de la ONU, con numerosos programas que abarcan el mundo de la diplomacia, la política, los negocios, la filantropía y el desarrollo internacional.

El 26 de septiembre se llevarán a cabo en el neoyorquino hotel Waldorf Astoria los Premios Sur-Sur, uno de los programas emblemáticos de la organización, en colaboración con los Estados miembros y las agencias y programas de la ONU, entre otros, en honor a los logros y contribuciones de los jefes de Estado y de gobierno, así como de representantes del sector privado y la sociedad civil, en la promoción del desarrollo sostenible en el Sur global.

Este es un año especial para el SS-SCSD y la IOSSC, y la selección de los ganadores del premio refleja la importancia de la ocasión. Entre ellos se encuentran líderes de los países del Sur en desarrollo que cumplieron importantes ODM y un grupo de médicos que ayudó a combatir el brote de ébola en África occidental.

También un filántropo cuya fundación distribuye audífonos gratuitos en los países pobres y varias personalidades del mundo del entretenimiento y las artes que abogaron por diversos aspectos del desarrollo sostenible con su obra.

Pero es probable que la verdadera estrella de la noche sea la Asamblea General de la ONU, que será celebrada por su liderazgo en la implementación de los ODM.

Pero el organismo no debe dormirse en los laureles.

Con la adopción de los ODS, la Asamblea General debe permanecer fiel a la misión central de la agenda de desarrollo de la ONU y mantener firmemente el enfoque en el desarrollo sostenible de los países del Sur global.

Más específicamente, debe redoblar los esfuerzos para fortalecer el comercio y la cooperación técnica entre los países del Sur global, y ofrecer nuevas vías para que estos países generen alianzas público-privadas para realizar sus objetivos de desarrollo.

Vivimos un momento crítico en la actualidad. El panorama económico y político mundial pasa por un cambio importante. China se convirtió en la segunda mayor economía del mundo, siete de las diez economías de mayor crecimiento se encuentran en África, y el sudeste asiático sigue con una expansión económica sin precedentes en su historia poscolonial.

A todo esto, la comunidad internacional responde con mecanismos de cooperación y marcos políticos cada vez más nuevos.

Con el SS-SCSD y la IOSSC, e instituciones internacionales similares – en particular del sistema de la ONU -, los países del Sur tienen a su disposición medios adicionales para promover sus programas de desarrollo, no solo entre los inversores privados y las fuentes tradicionales de financiación multilateral, sino entre ellos mismos.

Y la Asamblea General debería seguir guiar e inspirar a sus esfuerzos.

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no representan necesariamente las de IPS – Inter Press Service, ni pueden atribuírsele.

Traducido por Álvaro Queiruga

Artículos relacionados

Escenario interpretativo

Artículo de Teódulo López Meléndez en el diario “El Universal” (Miércoles 23/09/15)

Arr Universal

www.eluniversal.com/opinion/150923/escenario-argumentativo

ONU revolucionada con visita del papa Francisco y mandatarios

ONU

Asamblea General de la ONU. Crédito: Loey Felipe / ONU

Por Thalif Deen  English version

NACIONES UNIDAS, 22 sep 2015 (IPS) La visita a la ONU de 144 gobernantes y del papa Francisco, la primera de un líder de la Iglesia Católica en los 70 años de historia del foro mundial, para la sesión de la Asamblea General esta cuarta semana de septiembre es una pesadilla de seguridad para el organismo y la policía de Nueva York.

El papa Francisco hablará ante la Asamblea General el viernes 25 y el debate de alto nivel de los gobernantes comienza el 28 de este mes.

No obstante, la mayoría de los jefes de Estado y de gobierno llegarán el jueves 24 o antes, a tiempo para el discurso del pontífice, el primero de origen latinoamericano.

En lo que respecta a la seguridad, el vecindario de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) se convertirá prácticamente en una zona de guerra, con perros detectores de explosivos, cámaras de vigilancia, unidades de detección de radiación, camiones policiales blindados, un centro de mando en medio de la calle y robots programados para desactivar bombas.

También habrá miles de policías, cortes de tráfico y controles de seguridad en distintas esquinas e intersecciones.

El comisionado de policía William Bratton declaró a los medios de comunicación que no hay antecedentes en la ciudad de la visita, bajo un mismo techo y el mismo día, de un papa y 170 dignatarios, incluidos más de 40 ministros.

“Eso es 90 por ciento de los líderes del mundo en esta ciudad a la vez”, aclaró.

“Como de costumbre, los líderes mundiales emplearán su tiempo en… la ONU para tener una serie de (reuniones) bilaterales” tras puertas cerradas, indicó el portavoz del organismo mundial, Stephane Dujarric.

Con ese objetivo, la Secretaría de la ONU instaló 40 cabinas bilaterales, en cuatro sitios distintos en el edificio.

“Como punto de referencia, el año pasado tuvimos 1.321 reuniones bilaterales y esperamos que haya un número mayor este año. Estas no incluyen a las reuniones del secretario general”, Ban Ki-moon, explicó.

Los medios especulan si el presidente estadounidense Barack Obama mantendrá una reunión bilateral con el mandatario ruso Vladimir Putin, quien realiza su primera visita a la ONU desde 2005.

“La inauguración… de la Asamblea General con tantos líderes de gobierno en la ciudad le da a la ONU la mejor oportunidad cada año para conseguir una importante cobertura informativa, aunque los informes de los medios sean principalmente acerca de los líderes nacionales (y este año el papa) y no de la propia ONU”, comentó Barbara Crossette, ex corresponsal del diario The New York Times en el foro mundial.

“En la era de los medios visuales, también es un momento para que la gente tenga un vistazo de los líderes, sus ideas y peculiaridades personales, mientras dan sus discursos, que de vez en cuando pueden ser sorprendentes o incluso entretenidos”, indicó.

Como siempre, las reuniones paralelas entre los gobernantes podrían ser uno de los eventos más importantes a largo plazo, observó.

La sede de la ONU y los hoteles y otros lugares ocupados por las delegaciones nacionales en la ciudad siguen siendo terreno neutral para mantener conversaciones, mientras que en las capitales nacionales quizás eso sería más difícil.

“Y la sociabilidad no duele. Es parte de la diplomacia”, sostuvo Crossette, actual corresponsal del semanario The Nation.

Samir Sanbar, ex subsecretario general de la ONU, comentó a IPS que las reuniones anuales son muy valiosas ya que la ONU se ubica en el centro de las decisiones internacionales.

El papa Francisco puede ser uno de los pocos visitantes con un enfoque global centrado en cuestiones urgentes de actualidad, pero como se dice en Medio Oriente, una mano sola no puede aplaudir, dijo Sanbar, natural de Líbano.

Dujarric dijo a los medios de comunicación que 144 jefes de Estado y de Gobierno y 46 ministros tienen previsto hablar en la Asamblea General.

La ONU acreditó as 8.915 delegados, pero se espera que se sumen unos 2.000 más cuando comience la Asamblea General el día 28, además de más de 3.000 acreditaciones de prensa.

“Durante el debate general, tenemos previstas 485 reuniones. Entre ellos se incluyen los eventos paralelos, así como las reuniones generales”, explicó Dujarric.

En cuanto al secretario general de la ONU, “prevemos que mantendrá cerca de 230 diferentes compromisos durante la semana del debate general”, añadió.

Además de Obama y Putin, entre los pesos pesados ​​que hablarán ante la Asamblea General el día de la inauguración se incluyen gobernantes de Argentina, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Francia, Irán, México, Nigeria, Sudáfrica y Zimbabue.

Uno de los puntos destacados de este año será el izamiento de la bandera palestina fuera de la Secretaría de la ONU, junto con la bandera del Vaticano, ambos “Estados observadores no miembros”, frente a los 193 Estados miembros de pleno derecho.

Esa decisión fue tomada este mes por un voto de 119 países a favor, ocho en contra y 45 abstenciones.

Votaron en contra Australia, Canadá, Estados Unidos e Israel, además de Islas Marshall, Micronesia, Palau y Tuvalu. Las abstenciones fueron en su mayoría de Europa occidental.

En su conferencia de prensa anual previa a la Asamblea General, el miércoles 16 Ban dijo a los medios de comunicación que la sesión de este año se inaugura “en un momento de agitación y esperanza”.

“Agitación porque los conflictos se profundizan en tantos lugares, y los civiles pagan el precio. Y esperanza porque un número histórico de líderes mundiales se reunirán en la ONU para forjar soluciones y adoptar una nueva e inspiradora agenda de desarrollo” que constará de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible , declaró.

La aprobación de la agenda de desarrollo sostenible para 2030, “que encarna los anhelos de la gente en todas partes por una vida digna en un planeta sano”, está prevista por los gobernantes en la reunión en el foro mundial del 25 al 27 de este mes.

En todo el mundo unos 100 millones de personas – aproximadamente uno de cada setenta personas en el planeta – necesitan apoyo para salvar sus vidas. “Sin embargo, todos nuestros pedidos humanitarios están crónicamente subfinanciados”, subrayó Ban.

Brutales conflictos armados, fallas en la gobernabilidad básica, la desesperación económica y otros factores provocaron un desplazamiento de población que no se veía desde la Segunda Guerra Mundial, aseguró.

Sesenta millones de personas huyeron de sus hogares, precisó.

Ban dijo que espera reunirse con el papa Francisco. “Su llamado a la acción por el clima y la movilización ética global resonó en todo el mundo, entre personas de todas las religiones”, expresó.

Traducido por Álvaro Queiruga

Artículos relacionados

Francisco en Cuba

Audio de Teódulo López Meléndez

Francisco en Cuba

http://www.ivoox.com/francisco-cuba_md_8541952_wp_1.mp3″

<a href=”http://www.ivoox.com/francisco-cuba-audios-mp3_rf_8541952_1.html&#8221; title=”Francisco en Cuba”>Ir a descargar</a>

La repugnante tendencia a hipotecar el futuro

Impuestos

Alberto Medina Méndez

Alberto Medina Méndez

La política contemporánea ha demostrado una voracidad de recursos casi infinita. La creatividad para alimentar al Estado con más combustible para sus irresponsables travesías parece inagotable. Antes era suficiente inventar impuestos o presentarlos de un modo amigable para disimular su crueldad.

Aprendieron a diseñar renovados argumentos que en situaciones de coyuntura dieran nacimiento a nuevos gravámenes bajo la promesa de utilizarlos por poco tiempo, para luego derogarlos y volver a la normalidad. Finalmente eso nunca sucede. La circunstancia fortuita que originó el tributo es superada, nadie la recuerda, pero el impuesto perdura eternamente.

Esa dinámica tiene un límite empírico que no depende de la imaginación de sus iniciadores ni de la saciedad de los recaudadores. La presión impositiva tiene una frontera, más allá de la cual, su incremento produce un efecto inverso al deseado. Ya no se recauda más y solo se consigue menos.

Pero los gobernantes de este tiempo saben que disponen de otras herramientas para continuar con el despilfarro que tanto los apasiona. Algunos pocos han intentado el camino de la emisión de moneda como variante, pese a las nefastas implicancias conocidas de este artilugio.

La emisión causa inflación y ese aumento generalizado de los precios empobrece a toda la sociedad, en especial a los más débiles, quitándole una porción significativa de sus ingresos, esos que no pueden actualizar. Es paradójico que sean los gobiernos populistas, los mismos que mientras dicen defender al pueblo sostienen ese atroz esquema desde hace décadas.

La inflación ha dejado de ser un tema relevante en la agenda económica universal, sin embargo a ciertos políticos demagogos no les ha quedado mejor opción que esta para continuar con sus dislates. Financiar el gasto estatal es un dilema enorme, sobre todo cuando la sociedad parece estar convencida de que el Estado debe hacer de todo por los ciudadanos.

Bajo esa mirada, los gobiernos precisan de mucho dinero y no existe fuente mágica que los provea. Son los individuos los que producen riquezas, los que tendrán que resignar parte de ese dinero logrado para que el Estado pueda funcionar, ya no solo para cumplir sus funciones esenciales, sino también esas otras que a tantos les fascina sin entender que ellos mismos solventan esas excéntricas andanzas para provecho de unos pocos.

En un escenario casi dantesco, se incorpora a este juego la más perversa de las alternativas, la del endeudamiento, esa que permite que los gobernantes gasten ahora lo que pagarán otras gestiones y las siguientes generaciones.

Muchas personas cultas e informadas, que han accedido a educación de primer nivel, han caído en esta trampa intelectual de validar un instrumento ruin. Comparar las decisiones económicas de un particular con las del Estado puede ser didácticamente tentador, pero su naturaleza no puede ser deliberadamente tergiversada para manipular una conclusión conveniente.

Una persona decide como invertir su dinero, ese que ha logrado gracias al fruto de su esfuerzo y tiene toda la potestad de hacerlo ya que lo ha conseguido por mérito propio. Si decidiera pedir un empréstito, los riesgos correrían por su cuenta. Si acierta será su éxito y si ha sido un error, deberá pagarlo con más sacrificio personal. Un seguro podría, inclusive, cubrir su muerte evitando que sus sucesores hereden esa carga.

En el Estado un grupo de personas son elegidas por la gente para administrar el presente cuando se integran al gobierno. Los funcionarios de turno, no son los propietarios del dinero disponible, ni tampoco de lo que pudieran obtener. Ellos solo administran lo ajeno por un tiempo acotado y eso implica una enorme responsabilidad, superior a la de manejar lo propio.

Por eso, cuando los Estados se endeudan, emiten bonos para ser cancelados en otro momento o con cualquier otro ardid que la ingeniera financiera moderna pone al servicio de este tipo de decisiones, se está ejerciendo una actitud no solo equivocada sino altamente despreciable.

No se tiene autoridad moral para gastar hoy y que la cuenta la pague el que viene. Si se admitiera la incorrecta visión de compararlo con la vida particular, ningún padre sería tan canalla de usar el dinero de un préstamo para darse placeres ahora y endosarles a sus hijos o nietos el pago de sus descuidos. Sin embargo, la mayoría de los intelectuales y académicos parecen respaldar esta postura que permite a los Estados endeudarse. Les resulta natural, habitual, cotidiano y por lo tanto aceptable.

No sería aconsejable tomar en cuenta la opinión de los políticos en este asunto. Después de todo ellos toman la decisión, se endeudan, gastan ahora dinero de terceros y se lo hacen pagar a otros. Difícilmente estarían en desacuerdo con esa posición. Es justamente por eso que lo promueven.

El problema de fondo es que, por ahora, la llave la tienen los beneficiarios. Los políticos solo deben conseguir apoyo legislativo para endeudarse. Los que votan en los cuerpos colegiados son parte de la misma casta y solo se preparan para usufructuar el resultado sin necesidad de hacerse cargo de las consecuencias que esas determinaciones traen consigo.

Son los ciudadanos los que deben ponerle freno a este ridículo mecanismo. Son pocos los que se han dado cuenta de cómo funciona esta absurda modalidad descomunalmente letal para las sociedades. Aún no ha sido suficiente para detener esta repugnante tendencia a hipotecar el futuro.

albertomedinamendez@gmail.com

La India danza con el dragón chino

planta nuclear de Kudankulam, en el sur de India.

Este es un artículo de opinión de N Chandra Mohan, comentarista de temas económicos.El siete por ciento de crecimiento de la economía india en lo que va del año superó al de China. En la foto, planta nuclear de Kudankulam, en el sur de India. Crédito: K. S. Harikrishnan/IPS

Por N Chandra Mohan English version

India

NUEVA DELHI, 19 sep 2015 (IPS) – El primer ministro de India, Narendra Modi, se reunió con empresarios de este país para discutir la crisis económica mundial y cómo se pueden aprovechar las oportunidades resultantes.

El gobierno de la Alianza Nacional Democrática cree que la crisis es, de hecho, una oportunidad, ya que los cimientos de la economía siguen siendo fuertes.

India también es considerada la economía de mejor desempeño a nivel mundial. Sin embargo, en lugar de aportar sugerencias, los industriales expusieron sus preocupaciones por los impuestos altos y la protección de la industria nacional del acero frente al dumping.

Una consecuencia de esta reunión fue que India impuso una tasa a las importaciones de acero procedentes de China, entre otros países.

El gobierno, por su parte, no tiene otra idea más que vanagloriarse de que India haya superado el crecimiento económico chino.

Con nueva metodología para el cálculo del producto interno bruto, la economía avanza a paso de tigre asiático más que al de un elefante cansino. El crecimiento en el año en curso es de siete por ciento, un ritmo un poco superior al de la economía china.

En lugar de comprometerse con el dragón chino y generar una interdependencia que sea una situación mutuamente beneficiosa para “Chindia”, el hecho de estar liderando la competencia por el crecimiento se convirtió en el tema del momento y causó una sensación de triunfalismo.

India tiene la oportunidad de “quitarle la batuta del crecimiento mundial” a China, declaró el ministro de Estado de Hacienda. “El mundo necesita otros motores para impulsar el proceso de crecimiento”, añadió el ministro de Finanzas, Arun Jaitley.

Lo que ambos pasan por alto convenientemente es que la desaceleración de China tiene mayores consecuencias globales que un repunte estadístico en el ritmo de expansión de India. Las perspectivas de la economía mundial se deteriorarían drásticamente si la desaceleración china toma impulso.

Un país que representó 40 por ciento del crecimiento global en 2014 y que no puede expandirse tan rápidamente como en décadas anteriores, podría desatar, por sí solo, una recesión mundial.

La economía de India tampoco puede seguir creciendo al ritmo actual de forma indefinida. Un estallido de aceleración suele ser seguido por una desaceleración igualmente aguda.

India experimentó 17 años de expansión acelerada entre 1993 y 2010. El ejemplo de China es singular, ya que se ha expandido a un ritmo ultra rápido durante más de tres décadas.

La gran pregunta no es si se producirá la desaceleración, sino cuándo. Tras haber gozado de una robusta expansión, la ley del promedio acabará por imponerse.

Existe, pues, la fuerte probabilidad de que el crecimiento indio también se frene bruscamente como el de China, según los economistas estadounidenses Lant Pritchett y Lawrence Summers.

Por tales razones existen ventajas mutuas si India se acerca a China. El sector empresarial indio debe tener una visión a largo plazo de esa relación.

El ex primer ministro Manmohan Singh creía firmemente que este proceso de acercamiento entre los dos países representa un “bien público internacional” en momentos en que el fantasma de la recesión acecha a la economía global.

“Que los dos grandes vecinos trabajen juntos es una necesidad histórica. Habrá áreas de competencia, y habrá áreas de cooperación. Hay suficiente espacio en el mundo para que ambos países continúen creciendo y atiendan las aspiraciones de desarrollo de sus pueblos”, sostuvo Singh en 2008.

Los problemas de China pueden ser una enorme ventaja para el programa de fomento a la industria “Hacer en India”, ya que la primera tiene grandes recursos para invertir, mientras que la última tiene la necesidad.

El gran problema es que el sector empresarial indio es muy indeciso acerca de las inversiones chinas. Al dragón chino se le acabó la mano de obra excedente y los salarios están subiendo rápidamente.

Algunos de sus industrias de mano de obra intensiva, como los textiles, comenzaron a trasladarse a economías de salarios bajos, como Vietnam y Bangladesh. Esta es una gran oportunidad que India puede aprovechar.

De la reunión de Modi con los empresarios solo  se sugirió que China extienda durante seis meses su crédito a las empresas, mientras que en India las empresas luchan incluso para conseguir crédito a 15 días.

Los empresarios indios mantienen una mentalidad defensiva hacia China. Aunque esta es el mayor socio comercial del país – el intercambio bilateral creció a 70.600 millones de dólares – existe inquietud porque el superávit comercial chino se disparó a 37.800 millones de dólares en 2014.

La preocupación de la industria es que el crecimiento de las exportaciones chinas afecte al sector manufacturero indio y que no pueda competir, ya que el mecanismo de precios de China está sostenido con enormes subsidios.

El yuan también está devaluado, lo cual repercute en todos los países emergentes, incluida India. Esto se expresa en una invasión de productos chinos, lo que genera enormes superávits para China, año tras año.

La posición de India parece más afín a un país del Tercer Mundo que exporta materias primas, como mineral de hierro y algodón, e importa productos manufacturados. Aunque la minería, los textiles y las prendas de vestir constituyen una gran parte de las exportaciones indias, China exporta una variedad de productos eléctricos y otros tipos de maquinaria.

India debe diversificar sus exportaciones, ya que los productos intermedios, los repuestos y los componentes para las cadenas de oferta regionales y mundiales son cada vez más importantes en las importaciones de China.

A pesar de los problemas que enfrentan en India, las inversiones chinas han subido desde enero de 2015, cuando los flujos de capital se incrementaron a 159 millones de dólares. Se elevaron a 275 millones de dólares en febrero y 203 millones en mayo.

El Grupo Wanda Dalian realizará grandes inversiones en propiedades comerciales y municipios industriales. Dos parques industriales chinos se construirán en Maharashtra y Gujarat. Esta oleada de interés se suscitó después de que India puso en marcha su programa insignia para fomentar la industria nacional en 2014.

Atraer más inversiones de ese tipo para ayudar al sector industrial de India es la mejor manera de aprovechar la actual crisis mundial, independientemente de su extensión, profundidad y severidad.

China (también Corea del Sur y Japón) puede ayudar a modernizar nuestros ferrocarriles, plantas de energía y carreteras. El camino equivocado es ponerse a la defensiva mediante la protección de la industria india ante los productos chinos con tasas protectoras.

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no representan necesariamente las de IPS – Inter Press Service, ni pueden atribuírsele.

Traducido por Álvaro Queiruga

Artículos relacionados

China penetra América Latina con créditos a países en penurias

Las luces de Grecia

Grecia

Fernando Mires

Fernando Mires

(Después de las elecciones del 20-S)

Desde un punto de vista cuantitativo poco ha cambiado en el escenario político griego. Después de las elecciones del Domingo 20 de Septiembre de 2015, Syriza, el partido de Alexis Tsipras, obtuvo en contra –una vez más– de las encuestas, un cómodo 35,5 %  superando con facilidad a su principal contendor Nueva Democracia (28%).

Desde el punto de vista cualitativo hay, sin embargo, cambios decisivos.

Por de pronto Syriza ha llegado a ser un partido dependiente del liderazgo de Tsipras. Más que en el programa electoral, la razón del rápido avance experimentada por el partido en los últimos días pre-electorales hay que buscarla en las grandes concentraciones públicas en las cuales el indiscutido líder desplegó todo su talento disuasivo a fin de atraer el llamado “voto joven”.

Alexis Tsipras ha logrado cambiar el carácter político de Syriza en un muy leve periodo. En las  elecciones de Enero, Syriza  emergió como el partido de las grandes reformas sociales en contra de la llamada troica  (CE, BCE y FMI) y del “imperialismo” de Ángela Merkel. En las de Septiembre, Syriza apareció en cambio como “el partido social del tercer rescate”, adoptando una clara línea europeísta. De este modo lo que estaba en juego en las elecciones de Septiembre no era la pertenencia de Grecia a la EU, sino la posibilidad de llevar a cabo el tercer rescate sin sacrificar demasiadas conquistas sociales.

La elección tuvo lugar así entre dos opciones del tercer rescate. Una de tipo social representada por Syriza y otra de tipo tecnocrático representada por ND. En ese sentido, resulta evidente que el candidato Vanguelis Meimerakis, presidente de ND, cometió un error táctico al anunciar que ND estaba de acuerdo en formar un gobierno de coalición con Syriza Esa proposición fue rechazada en términos enfáticos por Tsipras. Así, gracias a su oposición a ND, Tsipras logró asegurar la identidad de izquierda de su partido, hecho que le permitió remontar en los últimos tramos antes de la elección.

No obstante la de Syriza no es la misma izquierda de las elecciones de Enero. La versión actual es la de una izquierda más orientada hacia el centro político. Incluso su cohabitación gubernamental con la derecha nacionalista (ANEL) la obligará a social-democratizar aún más su programa de acción.

Uno de los grandes perdedores de las elecciones de Septiembre ha sido entonces el radicalismo de izquierda. La magra votación obtenida por Unidad Popular, la fracción ultraizquierdista escindida de Syriza, habla por si sola. Si a ello sumamos el hecho de que PASOK no ha podido levantar cabeza, habiendo sido superado por los nazis de Aurora Dorada, será posible afirmar que Syriza ha llegado a ser la nueva socialdemocracia griega del siglo XXl.

Syriza ya no es el partido de la polarización sino una alternativa de estabilidad.

Como suele suceder con los partidos antropomórficos, el cambio de Syriza fue el resultado de la transformación personal de Alexis Tsipras. El ayer líder irredento se ha convertido en un breve lapso en dirigente de una izquierda centrista y, por si fuera poco, en un interlocutor serio frente a la EU y los demás gobiernos europeos. Para la EU y para Grecia, una muy buena noticia.

Buena noticia también es que el tan temido desplazamiento masivo hacia la derecha fascista no ha tenido (todavía) lugar en Grecia. Cierto es que el 7% de Aurora Dorada no es poca cosa, pero los pronósticos auguraban que en un ambiente generado por la crisis migratoria –la que afectará a Grecia tanto o más que a muchas naciones europeas- los neo-nazis obtendrían una votación grandiosa. Los electores dieron sin embargo pruebas de cordura, las que se hicieron incluso presentes en la inesperada entrada al parlamento de la Unión de Centristas de Vasilis Valendis a los cuales Tsipras junto a lo que queda del PASOK podrá tener en cuenta en el futuro en caso de que las exigencias de sus actuales socios nacionalistas (ANEL) se tornen desmedidas.

Hollande y Merkel pueden estar, sino felices, por lo menos contentos. Hollande está a punto de ganar a un nuevo socio socialista y Merkel ve coronar sus esfuerzos orientados hacia una mayor estabilización política de Grecia.

La luz que viene desde Grecia no es por cierto radiante. Apenas menguante. Pero al fin y al cabo Selene (la Luna) diosa de la luz en la mitología griega, solo puede brillar en medio de la oscuridad

La geopolítica del papa Francisco

Francisco en vuelo a Cuba

Por Joaquín Roy

Joaquín Roy

MIAMI, 19 sep 2015 (IPS) – Thomas Wenski, arzobispo católico de Miami, ha calificado a Cuba como “geopolíticamente” importante. Esa aseveración es redundante a la vista de la crucial historia del país que es el único en el hemisferio occidental todavía regido por un regimen marxista-leninista. Pero ese etiquetado es relevante al iniciar su visita a Cuba, entre el 19 y el 22 de septiembre, para luego pasar cinco días en Estados Unidos.

Esta semana papal en América, para usar los términos de Wenski, revela unas intenciones geopolíticas.

A estas alturas de la evolución del papado del arzobispo argentino Jorge Mario Bergoglio, de filiación jesuita, ya pocas cartas se mantienen cubiertas.

Por un lado, Francisco sigue fiel a las obligaciones de la empresa sagrada y “el reino que no es de este mundo”. Pero resulta obvio que ha estado priorizando los temas “de este mundo”, que al parecer son más urgentes y graves que los de la otra vida.

Francisco ha estado señalando en cada una de sus decisiones recientes la persistencia de uno de los “pecados mortales” (que generan condena) en este valle de lágrimas, con la imposición de una existencia inaguantable para millones de fieles, agnósticos, y creyentes de otras inclinaciones religiosas.

Antes de recalar en las ciudades cubanas y estadounidenses, Francisco ha sorprendido, agradado y escandalizado por igual a católicos y gentiles con una serie de medidas de alto alcance mediático. Ha suavizado el procedimiento de anulación del matrimonio, ha propuesto el perdón para las mujeres que decidieron en su momento el aborto, y ha renunciado a juzgar la conducta de los homosexuales.

Para más travesuras, ha arremetido contra el capitalismo, al que ha acusado del vergonzoso estado de pobreza e inaceptable desigualdad, además de señalar el desarrollo desenfrenado como la raíz del amenazante cambio climático, cuyas consecuencias afectan con más saña a “los de abajo”.

Es perfectamente congruente que se le haya señalado (erróneamente) como integrante de la Teología de Liberación.  Por otra parte, ha dejado sin empleo a choferes, sastres, mujeres de limpieza y zapateros, al rechazar vivir como un papa y optar por comportarse como un ciudadano normal.

Pero, también se ha comportado con una alarmante facilidad como un político terrenal, despreciando el aura celestial y despojándose del peso de la púrpura, una carga muy molesta al estar equipado por un solo pulmón funcional.

En su agotadora semana, Francisco se dedicará a una operación política imponente en dos países americanos de impacto universal. Del éxito que consiga depende en cierta manera que la historia no solamente le absuelva (como en su día temerariamente predijo Fidel Castro), sino que lo reconozca por sus logros.

Pero Francisco no solamente va a Cuba y Estados Unidos con una agenda acorde con sus obligaciones del cargo “del otro mundo”, sino que acude para consolidar la presencia católica en el continente americano, donde los retos de mantener la membresía son imponentes.

En Cuba, Francisco sabe que la Iglesia Católica paradójicamente aumentó su influencia en el castrismo, en comparación con la modesta importancia en la época republicana. Entonces ya sufrió la competencia del surgimiento de los ritos africanos y el desdén de la liturgia republicana, además de la implantación de las denominaciones protestantes.

Durante el castrismo, la jerarquía católica supo de sus limitaciones y se restringió a cumplir con sus labores de confort y esperanza, recibiendo calladamente el escarnio de los sectores radicales del exilio.

Los recientes logros en la liberación de presos y en la mediación de la normalización de las relaciones entre Estados Unidos y el régimen cubano solamente recibirán su calificación con la historia. El cardenal cubano Jaime Ortega se sentiría muy desilusionado si algún día debiera lastimosamente confesar que “contra Castro vivíamos mejor”.

En Estados Unidos, Francisco se enfrenta a otro descomunal desafío. Deberá aumentar o, por lo menos, conservar la feligresía no solamente de los católicos conservadores, sino también de los liberales y no practicantes.

Además, tendrá que recabar el necesario apoyo a los más necesitados de la inmigración latinoamericana, numéricamente de raíz católica. Una atronadora mayoría ha recalado en Estados Unidos, más que huidos de regímenes políticos autoritarios, escapados de la pobreza y la desigualdad, la discriminación de género y racial en niveles de ignominia.

La perspectiva de recibir una recompensa en un “reino más allá de este mundo”  no es un canto que los convenza. De ahí que Francisco deberá ejercer una presión conveniente para que el sistema por el que los recién llegados (“los pobres de la tierra” de José Martí) han optado, sea justo y generoso.

Es, por lo tanto, en América, donde la Iglesia Católica, con o sin Francisco, se juega su futuro. Con promesas de recompensa en otro mundo no va a bastar para lograr el apoyo de esa inmensa mayoría. Están esperando una oferta que, para decirlo en terminología angloamericana, no puedan rechazar.

Editado por Pablo Piacentini

Artículos relacionados

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

democraciasiempre

Just another WordPress.com site

Mesopotamia

Este sitio WordPress.com es la caña

ladireccioneticaenlaadmpublica

LA ÉTICA EN LA ADMINISTRACIÓN PUBLICA MUNICIPAL

Entre letras y números

Porque lo escrito, escrito está entre letras y números

Blogs Of The Day

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: