Buscar

Democracia siglo XXI

mes

abril 2020

La soledad del lector

Por Marina Ayala

Hay muchos tipos de lectores, los hay compulsivos los que no saben vivir sino escondidos entre páginas. No dan tregua para la conversación o para ser interrumpidos. Los hay más amables, los que tienen sus horas de aislamiento y después comentan con admiración los nuevos mundos descubiertos. Los hay disciplinados los que no pueden dejar inconcluso un libro aunque los aburra mortalmente. Los hay dispersos, los que leen varios libros a la vez y luego confunden los personajes y tramas. Hay lectores de ensayos, de novelas y de poesías. Los hay ajenos y distantes, los hay partícipes de aventuras y fantasmas. Pero todos absolutamente todo lector tiene necesidad de soledad e intimidad. Soledad esa palabra que algunos temen escuchar y otros buscan como refugio vital.

Un libro puede ser factor de unión entre lectores. Grandes amistades se gestan por tertulias organizadas para leer y comentar una obra de interés común. Era una costumbre muy arraigada en pueblos y ciudades cuyas plazas servían para la reunión de jóvenes que iniciaban sus inclinaciones por las ideas, la discusión y los juegos conceptuales. Más tarde fueron destacados profesores y literatos en los ambientes universitarios. Hicieron todo un revuelo cultural, transformaron costumbres mojigatas y timoratas causando una apertura importante a un mundo más universal y de avanzada. Sin estos hombres y mujeres no son posibles los cambios, ni avances en las organizaciones sociales y en nuestra manera de vivir. El conocimiento y el debate de ideas, los ambientes culturales y las mentes intranquilas que interrogan y cuestionan constituyen la vida de sociedades que se niegan a morir en un olvido de tedio.

La tendencia muy arraigada de vivir entre ruidos no es propicia para el pensamiento. Se quiere escapar a como dé lugar de la temida soledad; si hay ruido, si se perturba el silencio con palabrerías sin conciertos ni armonía, se tiene la ilusión de no estar solo allí hay otro que habla sin parar. De qué habla, no importa, habla. Un escenario como ese puede ser un calvario para el hombre que se inclina por un mundo de avanzada y constituyen la vanguardia del nuevo que se gesta. No observo movimientos que anuncien una nueva sociedad en Venezuela, hay una vida cultural reducida y empobrecida que llevan a cabo la generación que se formó en otros tiempos. La reclusión por la pandemia nos agarró en momentos de poca reflexión y mucho padecimiento por la sobrevivencia, de allí que sea especialmente dificultosa la soledad que se impuso.

Muchos escritores ofrecieron sus libros gratis por las redes para contribuir en las distracciones que requiere un tiempo sin horario ni mayores obligaciones, no sé si tuvieron acogida, si muchas personas se beneficiaron con estos gestos de generosidad. No lo sé, pero en general no veo personas que hayan tomado la lectura como un medio para desligarse un poco de tanta penuria. Es que la costumbre de leer y disfrutar de un libro no se impone, no se obliga, no se improvisa. Es una inclinación que se tiene y ayuda mucho para no sufrir de soledad. Analizar argumentos, entender las divergencias, seguir encadenamientos lógicos para arribar a conclusiones puede ser una de las emociones estéticas más excitantes de nuestra existencia. Así como verse de pronto sumergido en experiencias ajenas y acompañado de otros seres inalcanzables en nuestro entorno que nos permite la narrativa.

Proust lo vivió y así lo transmitió: “la lectura no podría asimilarse a una conversación, aunque fuera con el más sabio de los hombres; que la diferencia esencial entre un libro y un amigo no es su mayor o menor sabiduría, sino la manera de comunicarnos con ellos, pues la lectura, al revés que la conversación, consiste para cada uno de nosotros en recibir comunicación de otro pensamiento, pero permaneciendo a solas, es decir, sin dejar de gozar de la capacidad intelectual que uno tiene en soledad y que la conversación disipa inmediatamente, sin perder la capacidad de ser inspirado, de permanecer en pleno trabajo fecundo de la mente sobre sí misma”.

Nos acostumbramos a un mundo muy bullicioso y también nos pusimos a hacer ruido. Por eso el silencio aturde y la lectura requiere de soledad y silencio. Hemos dejado de pensar, de estudiar y como resultado tenemos un mundo estancado, decadente. Es como que todo se desmorona ante nuestra mirada atónita. Era costumbre muy arraigada que en las casas se tuviera una habitación reservada para la lectura y el trabajo intelectual. Casas llenas de libros que uno revisaba cuando era invitado. Descartes se aisló para pensar la modernidad, no surgen nuevos mundos del bullicio y del ruido, el hombre moderno es producto del aislamiento.

El paciente melancólico

Teódulo López Meléndez

Somos pacientes de una agencia de manipulación. Lo que prevalece es el decorado. Hemos pasado a ser un espacio cerrado que no permite la circulación del aire, la entrada de aire renovador; en verdad hemos llegado a un punto donde no tenemos exterior, lo que tenemos sobre esta campana son ventanas pintadas con escenas de exterior. Todo lo damos por supuesto, lo que implica una tarea descomunal que no es otra que la de reinventar lo supuesto.

Los ciudadanos miramos los dibujos y no nos hemos dado cuenta que son dibujos, que  esto no es más que una campana. La normalidad no es otra cosa que el envenenamiento progresivo con el aire contaminado que se presenta como no renovable. Lo supuesto se ha establecido con todo su peso y los organismos que somos nos movemos en una cámara lenta impuesta por el estupor del aire contaminado. Carecemos de la capacidad de reinventar lo supuesto y, en consecuencia, languidecemos en la falta de imaginación, en la ausencia de pensamiento, en la imposibilidad de un esfuerzo por perforar la burbuja en procura de aire fresco, en la incapacidad aplastante de negarnos a dar por ciertos los dibujos simuladores de lo real exterior.

Lo que se requiere es una demostración de que el aire se puede sanear so pena de encerrarnos cada uno en una campana más pequeña dentro de la campana grande a conservar los últimos restos del necesario oxígeno para sobrevivir. Hay que soplar desde la apatía y el silencio para hacerle saber a la campana de plástico que su resistencia no es inviolable. La explicación rompe lo implícito, recupera para el análisis lo que se ha dado por supuesto, bombea la revelación de lo que nos hace falta para liberarnos es una bocanada de aire fresco y sustitutivo.

Ya no logramos imaginar. Atontados como andamos por la falta de oxígeno, por el envenenamiento del aire caemos en la rutina del horror, de uno permanente, para mantenernos melancólicos a la espera de la nada. Explicar significa hacer entender al paciente melancólico la causa de su melancolía, hacerle entender que se hipnotiza con el aire viciado, que es necesario hacer brotar la creatividad desde los restos de energía y que es necesario reinventar, redescubrir, reformular, dejar de ser pacientes melancólicos.

@tlopezmelendez

 Artículo en el diario El Universal (Miércoles 29 de abril 2020).

Después de la Peste

Por Mauricio Botero Montoya

Del siglo catorce que despobló a Europa, matando a más de 1/3 de su población vino el Renacimiento y el descubrimiento de América. No sabemos qué pasará en el mundo tras la actual. Las extrapolaciones indican un retroceso de la economía global. Pero ese no es el asunto de esta breve reflexión.

 El encerramiento forzado sobre el planeta ha tenido un efecto intangible pero real de, llamémosla, la topografía íntima de las gentes. Las estructuras mentales, la valencia de nuestra consciencia individual y colectiva. No hallaremos nociones de este vuelco interior en las noticias o en la Red, atrapadas como están, no en la realidad, sino en la mera inmediatez que es algo distinto.

 La opinión pública se nutre de noticias como el paro en una fábrica, sin destacar a las demás industrias que laboraron normalmente. Privilegian lo excepcional. Abusan del efectismo de “persona muerde a un perro” no al revés. Esto a su vez facilita forjar una masa adicta a los golpes de la retórica. En la que el populismo puede tener razón como protesta, pero no como esperanza.

Para medir una mutación de la consciencia colectiva, se requiere de un delicado detector que capte milenios, de unas memorias de sensibilidad muy antiguas.

 Así las distintas religiones coinciden en apreciar la vida. El escueto “No matarás” le ha sido (sin mucho éxito la verdad) reiterado a los humanos desde hace más de cinco mil años. ¿Ha funcionado? Pues parece que sí, a medias.

Borges me decía, pero también lo dijo públicamente, que Stalin y Hitler procuraban disimular sus genocidios. Ese disimulo fue una hipocresía por supuesto, pero la hipocresía también se conoce como una venia que el vicio hace a la virtud. En cambio, quinientos años antes de Cristo, Alejandro Magno no disimulaba nada. Se jactaba de sus asesinatos. Y para que no pasasen inadvertidos construía pirámides con las calaveras de sus enemigos para mostrarlas al mundo y lo temiesen. Algo ha cambiado desde entonces, decía.

 La predica milenaria de los sacerdotes, de las distintas memorias religiosas parece que ha hecho mella en nuestra callosidad, en nuestros instintos predadores.

En cambio, el actual encerramiento forzado si produce un cambio individual inmediato. Hay muchos pedidos de divorcio, en los que mujeres y hombres descubren que no resisten tener a su familia por cárcel. Pero poco se dice de todos aquellos que descubren la alegría de vivir en compañía, o la alegría de vivir en recogida soledad. En todo caso la sensibilidad ha sido mutada, el mundo no será lo que fue.

 El presente miedo evidencia la realidad de los pronósticos de varios científicos (creíbles) sobre la destrucción de la capa de ozono, la polución del aire, las epidemias, el uso de máscaras para poder salir a la calle hacia mediados de este siglo. Todo esto nos parece más verosímil, más factible tras el ejercicio forzado que nos impuso la madre naturaleza. Con la peste, la actitud de la consciencia no será la misma.

Análisis y lecturas de Fareed Zakaria de CNN y el equipo de Global Public Square

Insights, análisis y lecturas obligatorias de Fareed Zakaria de CNN y el equipo de Global Public Square, compilados por el editor de Global Briefing Chris Good

26 de abril de 2020

En el programa de hoy

En GPS, a las 10 a.m. y a la 1 p.m. ET en CNN:

Primero, Fareed da su opinión sobre cómo los instintos populistas del presidente Trump están ganando en medio de la pandemia.

Trump pasó semanas agitando para que se levantaran los bloqueos y se reabrieran las economías, pero cuando el gobernador republicano de Georgia Brian Kemp hizo exactamente eso, Trump lo criticó. “Bienvenido a la estrategia de reelección de Donald Trump”, dice Fareed, “donde él es tanto el gobierno como la oposición a ese gobierno”.

El presidente escuchó las recomendaciones de los expertos y luego las contradijo, dice Fareed, y señaló que “se pueden ver los dos triunfos en sus conferencias de prensa”. Existe otro camino, el de líderes sensatos como Angela Merkel de Alemania y Emmanuel Macron de Francia, que han ejercido un liderazgo tranquilo, pero el populismo parece ser el único juego que Trump conoce.

Luego, mientras el mundo se pregunta qué será lo próximo en la crisis de Covid-19, Fareed habla con una figura líder en el panorama mundial de la salud, cuya fundación caritativa ha comprometido cientos de millones de dólares  para luchar contra Covid-19: el cofundador de Microsoft Bill Gates . Gates analiza lo que sabemos sobre el virus, cuándo podría llegar una vacuna, cuándo será seguro reabrir las economías nacionales y más.

Después de eso, Fareed habla con el presidente de EcoHealth Alliance, Peter Daszak , quien ha rastreado los orígenes de las enfermedades transmitidas por animales y cuyo grupo identifica los “puntos críticos” de enfermedades emergentes en todo el mundo. (Como Daszak escribió en un artículo de opinión del New York Times en febrero, se encontraba entre un equipo de expertos para advertir a la Organización Mundial de la Salud a principios de 2018 que una enfermedad con las características de Covid-19 podría causar la próxima pandemia.) Fareed habla con Daszak sobre el trabajo de la caza de virus, los orígenes probables de Covid -19, y lo que los científicos, los expertos en salud y los gobiernos deberán hacer para detectar el próximo patógeno emergente antes de que se propague.

Finalmente, a medida que Covid-19 desacelera la actividad económica, está haciendo lo mismo con las emisiones de gases de efecto invernadero. Fareed analiza lo que significa la pandemia humana para el resto del medio ambiente.

La deuda aún está por venir

Los gobiernos mundiales están inyectando frenéticamente estímulo en sus economías, ya que los bonos del Tesoro dedican apoyo a los trabajadores y las pequeñas empresas y los bancos centrales reducen las tasas de interés y compran activos para suministrar efectivo. Como escribe The Economist , esto tiene un precio: “El endeudamiento público en el mundo rico se elevará a niveles vistos por última vez en medio de los escombros y el humo de 1945 … En todo el mundo rico, el FMI dice que la deuda pública bruta aumentará en $ 6 billones, a $ 66 billones al final de este año, o del 105% del PIB al 122%, un aumento mayor que el observado en cualquier año durante la crisis financiera mundial. Si los bloqueos duran más, la carga será mayor “.

No hay garantía de que el mundo tenga éxito en pagarlo, y el espectro de la austeridad, y su reacción política, cobran importancia solo unos años después de que el ajuste del cinturón posterior a 2008 causó interrupciones masivas en Europa. Tal vez las tasas de interés se mantengan bajas, y las deudas del gobierno y de los hogares pueden pagarse gradualmente, escribe la revista. “Lo más probable es que vivir con deudas altas sea un trabajo agotador y agotador. Hacer que los presupuestos se sumen parece ser un desafío decisivo para el mundo poscovidio, uno que los políticos de hoy ni siquiera han comenzado a enfrentar ”.

¿La pandemia golpeará a América Latina aún más?

En Americas Quarterly, Oliver Stuenkel escribe que América Latina necesita prepararse para el impacto o arriesgarse a la inestabilidad política en la era Covid-19. Los que se beneficiaron de un auge de los productos básicos en la década de 2000 y luego volvieron a caer en la pobreza “ahora se dan cuenta de que tanto ellos como sus hijos tienen pocas posibilidades de escapar de la pobreza en los próximos años”, escribe. Una recesión global no ayudará. “Para empeorar las cosas”, escribe Stuenkel, “muchas economías latinoamericanas ya estaban en cuidados intensivos antes de la pandemia, y pocas de las preocupaciones que llevaron a las protestas a gran escala de 2019 se han abordado adecuadamente”. Con muchos líderes nacionales en las primeras mitades de sus términos, “la mayoría de los latinoamericanos no tendrán la oportunidad de usar las elecciones como una válvula de escape para expulsar a los líderes impopulares o buscar los más decisivos en las urnas”.

Covid-19 llega cuando la región enfrenta otro problema, el editor en jefe Brian Winter escribe para la misma revista : una reacción violenta contra la migración venezolana. Centrándose en Perú, Winter pone los números en perspectiva: “Solo en 2018, unos 500,000 venezolanos ingresaron a Perú. Hoy, el número total de venezolanos en el país se estima en alrededor de 860,000. Para tratar de comprender el impacto político y social de esto, recuerde cómo un número más o menos similar de refugiados sirios sacudió la política la última década en Alemania, y luego considere que Perú, con 32 millones de personas, tiene un poco más de un tercio de la población de Alemania . ” Después de años de relativa generosidad y bienvenida, escribe Winter, la tensión finalmente se está sintiendo.

En los Estados Unidos, Covid-19 revela cismas locales-estatales

En una entrevista de American Interest publicada el 1 de abril , el experto en gobernanza de Brookings, William Galston, anticipó cómo Covid-19 expondría el federalismo estadounidense: “Supongamos que el Presidente decide que quiere” reabrir el país “, o al menos algunos estados”, reflexionó Galston ante el hora. “Un gobernador de uno de esos estados dice: ‘No, a mi juicio, no estamos listos para reabrir. La tasa de infección sigue siendo demasiado alta ‘”.

Mientras esa dinámica se desarrolla semanalmente en el escenario nacional, Maresa Strano de Nueva York escribe que Covid-19 está exponiendo una nueva división gubernamental, ya que “los alcaldes y las autoridades locales de salud le ruegan a los gobernadores que impongan estrictos mandatos de distanciamiento social en todo el estado, solo para ser despedidos, anulados o cargados con órdenes contradictorias”. Strano señala a los funcionarios locales demócratas que se pelean con los gobernadores republicanos en estados rojos, y escribe que una doctrina de la “regla de la casa” de la era progresista, que otorga autoridad local sobre las preocupaciones locales, ha quedado en el camino. “La autoridad local siempre ha sido legal y políticamente vulnerable a los caprichos del estado. Pero a medida que la brecha entre los gobiernos estatales controlados por el Partido Republicano y las zonas rurales y los gobiernos municipales de tendencia demócrata se ha ampliado en la última década, el viejo modelo de gobierno interno ya no se supera.

Un modelo matemático de la probable propagación de Covid-19

Con una falta de pruebas generalizadas, los científicos han participado en un juego de adivinanzas sobre la prevalencia de Covid-19. Los resultados preliminares de las pruebas de anticuerpos sugieren que uno de cada cinco residentes de la ciudad de Nueva York ha tenido Covid-19; estudios similares  de todo el mundo han indicado que del 2% al 30% de las personas en varias comunidades han sido infectadas. En un documento que aún no se ha sometido a revisión por pares

, los investigadores de la Universidad de Texas en Austin adoptan un enfoque diferente, calculando la probabilidad de que Covid-19 se haya extendido por una comunidad para el momento en que se informa un primer caso, luego extrapolando desde allí para adivinar qué tan ampliamente se ha propagado Covid-19 Condados de los Estados Unidos. “Para cuando se informa un primer caso de COVID-19 en el condado”, escriben, “estimamos que hay más de un 50% de posibilidades de que una epidemia en pleno desarrollo esté en marcha”. A partir del 15 de abril de 2020, encontramos que el 86% de los condados de EE. UU. Con el 97% de la población nacional ha informado al menos un caso “.

Lo que arroja el siguiente mapa de probabilidades proyectado matemáticamente (según su metodología) que Covid-19 ha extendido en cada condado de EE. UU .:

Imagen

Crédito:  Emily Javan, Spencer J. Fox y Lauren Ancel Meyers

Orhan Pamuk sobre literatura, historia y enfermedad

El novelista ganador del premio Nobel, Orhan Pamuk, ha estado trabajando en una novela de peste, escribe en un artículo de opinión del New York Times , que lo lleva a examinar lo que la literatura histórica nos dice sobre pandemias. No es alentador: las plagas se ven xenófobamente como enfermedades orientales, escribe, o se atribuyen a cualquier grupo minoritario conveniente. “[U] estallidos de violencia, rumores, pánico y rebelión inesperados e incontrolables son comunes en los relatos de epidemias de peste desde el Renacimiento en adelante. Marco Aurelio culpó a los cristianos del Imperio Romano por la peste de la viruela antonina, ya que no se unieron a los rituales para propiciar a los dioses romanos. Y durante las plagas posteriores, los judíos fueron acusados ​​de envenenar los pozos tanto en el Imperio Otomano como en la Europa cristiana ”, escribe Pamuk.

Sí encuentra una nota de optimismo: la gente parece estar reaccionando de manera menos fatalista que en algunos ejemplos históricos. En su Turquía natal, el gobierno ha prohibido “los funerales para aquellos que murieron a causa de la enfermedad y [tomó] la decisión inequívoca de cerrar mezquitas los viernes, cuando los fieles se reunían en grandes grupos para la oración más importante de la semana. Los turcos no se han opuesto a estas medidas. Por grande que sea nuestro miedo, también es sabio y tolerante “.

Lo mejor de la semana para Inter Press Service

Asia lanza desafío virtual para la pospandemia
Corresponsal de IPS
El Banco Asiático de Desarrollo (BAD) lanzó este viernes 24 un desafío virtual para buscar ideas y soluciones que ayuden a los países de Asia y el Pacífico a lidiar con los efectos a mediano y largo plazo de la pandemia covid-19. Las tecnologías digitales “pueden ser un elemento importante de … MORE > >
¿La pandemia podría gestar una economía menos excluyente?
Mario Osava
La pandemia de la covid-19 acentuó las crisis mundiales que ya eran visibles antes y el reconocimiento de una economía disfuncional e impulsora de sociedades muy desiguales, lo que favorece otros caminos, temores y esperanzas, pero el futuro sigue siendo una incógnita. Es imposible prever los … MORE > >
La acción ciudadana es fundamental para la respuesta global a covid-19
Isabel Ortiz y Walden Bello
La pandemia de covid-19 ha creado una crisis humana y económica sin precedentes. Los gobiernos están tomando medidas enérgicas, instaurando cuarentenas para reducir los contagios, haciendo tests masivos, construyendo unidades de cuidados intensivos de emergencia. Los gobiernos también han … MORE > >
OMS reclama acción urgente contra la malaria en África
Corresponsal de IPS
La malaria puede matar hasta 769 000 personas en África subsahariana este año, el doble de las muertes registradas en 2018, si persisten perturbaciones graves para distribuir en la región instrumentos de prevención y tratamiento, advirtió este jueves 23 la Organización Mundial de la Salud … MORE > >
Morir por una vida mejor o cómo los rohinyás se arriesgan para cruzar a Malasia
Rafiqul Islam
Guardacostas de Bangladesh rescataron el 16 de abril a más de 396 rohinyás hambrientos, que llevaban en el mar dos meses, mientras otros 32 perecieron en la embarcación con la que intentaban llegar a Malasia. En las últimas semanas hay un incremento de travesías de este grupo musulmán que buscan … MORE > >
El español cobra importancia en la protección anticoronavirus
Corresponsal de IPS
En la ciudad de Nueva York, como en otras de Estados Unidos, se han desplegado carteles en español para divulgar entre la población medidas de protección contra el coronavirus, un gesto que se destaca en el ámbito de la ONU como muestra de la expansión de ese idioma, uno de los oficiales de la … MORE > >
La recesión mundial amenaza los Objetivos de Desarrollo Sostenible
Thalif Deen
Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) constituyen una agenda muy ambiciosa de la comunidad mundial, adoptada en el marco de la ONU, que ahora es amenazada por la abrupta y brutal recesión mundial provocada por la pandemia de covid-19. Con objetivos como reducir drásticamente el hambre … MORE > >
Cepal está a favor de un ingreso básico universal
Corresponsal de IPS
Los países de América Latina y el Caribe deberían asegurar un ingreso básico universal para todos sus habitantes, en el marco de construir un futuro diferente para la región, planteó este miércoles 22 la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena. Adoptar ese mecanismo no costaría más de … MORE > >
Electromovilidad en Cuba, oportunidad para el transporte sostenible
Luis Brizuela
Incentivar el uso de vehículos alternativos y aumentar la yproducción de energía eléctrica a partir de fuentes renovables ofrece oportunidades y retos para Cuba, en un escenario global que acelera la apuesta por medios de transporte ecológicos. En febrero, durante el XII Congreso Internacional … MORE > >
La curva del cambio climático también debe aplanarse
Corresponsal de IPS
La temperatura del planeta se eleva, los glaciares se derriten y los desastres naturales acechan mientras avanza el coronavirus, por lo que se requiere no solo aplanar la curva de la covid-19 sino también la del cambio climático, destacó la Organización Meteorológica Mundial (OMM). La pandemia … MORE > >
¿Qué transformaciones sociales nos traerá el coronavirus?
Miguel Laparra Navarro
Las crisis aceleran las transformaciones sociales. La respuesta económica, política y social a la crisis del coronavirus ya nos está empezando a dejar ver algunas transformaciones en el funcionamiento de la sociedad que posiblemente, al menos en parte, se mantengan en el futuro. Y nos ha hecho ver … MORE > >
Coronavirus y salud mental: cómo prevenir otra crisis sanitaria
Daniela Hirschfeld
Mientras el mundo pone énfasis en detectar y atender casos de covid-19, expertos alertan que también se debe considerar la salud mental, en especial porque los problemas psicosociales asociados persistirán aún después de que la pandemia haya pasado. Si bien no se ha cuantificado el impacto de … MORE > >
Crece el hambre en el mundo
Corresponsal de IPS
El hambre aguda oprime a 135 millones de personas y otros 183 millones están en la antesala de esa situación crítica, según un informe sobre 55 países publicado este martes 21 por un grupo de agencias de Naciones Unidas y otras organizaciones reunidas en la Red Mundial contra las Crisis … MORE > >
América Latina tendrá la mayor recesión de su historia
Corresponsal de IPS
La región América Latina y el Caribe padecerá en 2020 la mayor recesión de su historia, con una caída de -5,3 por ciento de la actividad económica, como consecuencia de la covid-19, advirtió este martes 21 un nuevo informe de la Cepal. Los efectos de la pandemia “generarán la recesión más … MORE > >
“Cuatro pilares” de la OIT para rescate laboral de América Latina tras covid-19
Estrella Gutiérrez
La pérdida imprevista del ingreso de millones de personas tiene “consecuencias devastadoras” para la población de América Latina y el Caribe, una región donde más de la mitad del empleo está en el sector informal, con trabajos precarios y mal remunerados, sintetizó a IPS el director regional de la … MORE > >
La ONU pide con urgencia más dinero para lucha anticoronavirus
Corresponsal de IPS
Las agencias de la ONU inmersas en la lucha contra la pandemia covid-19 pidieron a sus donantes (Estados y particulares) que aporten con urgencia otros 350 millones de dólares, para poder establecer el sistema logístico necesario para llevar ayuda a los países más pobres. Los nuevos recursos … MORE > >
El mundo sin un liderazgo claro ante la pandemia de covid-19
Roberto Savio
Es triste leer el “Manifiesto para una acción conjunta contra la pandemia”, enviada al Grupo de los 20 (G20), por exgobernantes de 70 países y por diversas personalidades del universo de la economía y de las relaciones internacionales. La carta enviada al G20 — grupo que se arroga el derecho de … MORE > >
Cientos de nuevos migrantes están desaparecidos en Libia
Corresponsal de IPS
La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) está preocupada por la suerte de centenares de migrantes devueltos a Libia este año, desde aguas del Mediterráneo, y llevados a centros de detención privados, donde quedan expuestos a la trata de personas y otros abusos. La OIM informó que … MORE > >

Análisis y lecturas de Fareed Zakaria de CNN y el equipo de Global Public Square

Insights, análisis y lecturas obligatorias de Fareed Zakaria de CNN y el equipo de Global Public Square, compilados por el editor de Global Briefing Chris Good

22 de abril de 2020

Cómo se vería una recuperación pospandémica

A medida que se desarrolló esta crisis, muchos se han preguntado cómo sería una eventual recuperación económica. A principios de este mes, David Lynch escribió para The Washington Post que si la trayectoria de China es una indicación, será lenta y chisporroteante. Con paciencia y precauciones de salud, China había logrado reabrir fábricas antes que las pequeñas empresas, pero muchas estaban “simplemente pisando agua”, operativas pero sin órdenes, mientras que la actividad portuaria aún no se había recuperado. La semana pasada, Erich Schwartzel, Alison Sider y Heather Haddon de The Wall Street Journal rastrearon un camino igualmente minucioso, señalando que el complejo de Disney en Shanghái se había abierto con un horario y capacidad reducidos, las precauciones en el lugar de trabajo pueden necesitar cambiar en la forma en que lo hizo la seguridad después del 11 de septiembre (una oficina en Amsterdam ahora cuenta con divisores entre escritorios y marcadores en el piso dirigiendo el pie tráfico), y compañías como Panera tendrán que reconstruir sus marcas para una nueva normalidad. En el Post, Lynch predijo que algunas empresas de EE. UU. Habrán desaparecido para el momento en que se levanten los bloqueos.

La capacidad reducida podría ser clave para comprender qué forma tomará una economía reabierta, según Conor Sen de Bloomberg . Si el colapso financiero de 2008 vio una “recuperación sin empleo” en los años siguientes, el colapso de Covid-19 verá uno “sin fines de lucro”, escribe: Los trabajadores regresarán, pero las empresas verán menos ingresos gracias al distanciamiento social, todo mientras trabajan Los costos se aproximan a la normalidad pre-pandémica. Los requisitos de saneamiento significarán más gasto en personal de limpieza y limpieza; los restaurantes tendrán que volver a abrir el personal, incluso cuando los clientes se sienten a más de seis pies de distancia en comedores medio vacíos; las aerolíneas aún requerirán tripulaciones completas (y combustible para aviones), incluso si solo se llenan la mitad de los asientos, para mantener la distancia física entre los viajeros. En toda la economía, sugiere Sen, los trabajadores pueden regresar, pero gracias al distanciamiento social, los ingresos y, por lo tanto, los márgenes de ganancia, pueden no hacerlo.

¿Cambiará la crisis la industria petrolera?

Después del colapso del precio del petróleo esta semana, el comité editorial del Financial Times escribe que hay cambios más grandes en el horizonte, ya que Covid-19 y un punto de inflexión impulsado por el clima podrían conspirar para reducir permanentemente la producción. “Este no es un shock de precios a corto plazo”, escribe el periódico, después de que los precios del crudo en el oeste de Texas cayeron por debajo de cero esta semana, antes de llegar a $ 10 el martes

. “Es probable que el almacenamiento permanezca escaso por un tiempo. La demanda también tomará tiempo para recuperarse; Más del 40 por ciento de la demanda de petróleo proviene de automóviles y camiones, muchos de los cuales están parados. La caída de los precios es en muchos aspectos un presagio de lo que vendrá para la industria energética. ‘Big Oil’ ya estaba en desgracia con los inversores y el público en general por su papel en el cambio climático. La demanda de petróleo podría alcanzar su punto máximo antes de lo esperado. La ruta actual significa que las empresas tendrán que acelerar los planes de reestructuración. Los pagos de dividendos apreciados desde hace mucho tiempo pueden tener que reducirse. Los supermajors, incluidos BP y ExxonMobil, tendrán que aumentar el gasto en formas alternativas de energía. La Agencia Internacional de Energía señaló recientemente que la inversión promedio de las compañías de petróleo y gas en áreas no centrales ha sido de apenas el 1 por ciento del gasto total de capital.

¿Puede Covid-19 enseñarnos a salvar el clima?

Algunos observadores esperan que sí. Mientras que el activista climático Bill McKibben aprovecha este Día de la Tierra como una oportunidad para volver a emitir su llamado, en un artículo de opinión en The Nation , para que el sector financiero lidere la carga contra las emisiones de carbono, otros, como el ex Secretario General de la ONU Ban Ki-moon y el CEO del Centro Global de Adaptación, Patrick Verkooijen, espera que la pandemia enseñe lecciones climáticas sobre la acción conjunta. Adoptando una visión claramente izquierdista y anti-corporativista, Anne Orford escribió esperanzada para la London Review of Books en marzo. que los gobiernos “han comenzado lentamente a adoptar ideas tan radicalmente anticuadas como planificar el futuro, confiar en la experiencia científica o pedir a sus electores que hagan sacrificios para proteger a los miembros vulnerables de la sociedad”.

Los bloqueos, mientras tanto, han reducido las emisiones. Como informa Helen Regan para CNN, la contaminación del aire ha disminuido: las principales ciudades han visto “reducciones de partículas mortales hasta en un 60% respecto al año anterior, durante un período de bloqueo de tres semanas”. Y Leslie Hook y Aleksandra Wisniewska escribieron recientemente para el Financial Times. (mostrando mapas de emisiones alentadores) que “las emisiones del transporte y la energía se han desplomado. En los Estados Unidos, se pronostica que las emisiones de dióxido de carbono caerán un 7,5 por ciento este año, según una estimación reciente del gobierno. En la UE, las emisiones diarias han caído un 58% en comparación con los niveles anteriores a la crisis, según la consultora francesa Sia Partners “. Covid-19 ha retrasado las conversaciones internacionales sobre el clima, pero en medio del paro económico, “algunos de los países que menos han hecho para reducir sus emisiones, como Estados Unidos y Australia, ahora pueden alcanzar sus objetivos climáticos”.

Y Covid-19 puede enseñarnos otra gran lección, un activista señala a Hook y Wisniewska: que es posible hacer cambios de comportamiento, a gran escala, para el bien común.

En la segunda entrada de Covid-19

Haciendo una analogía del béisbol, el epidemiólogo de las Ciudades Gemelas de la Universidad de Minnesota Michael Osterholm le dice a Peter Bergen de CNN que cuando se trata de la línea de tiempo de la crisis Covid-19, estamos en la entrada dos de nueve. Coautor del libro de 2017 “El enemigo más mortal: nuestra guerra contra los gérmenes asesinos”, Osterholm le dice a Bergen: “Si bien no espero que la pandemia de Covid-19 sea exactamente igual a la de 1918, la epidemiología me dice que esta primera ola de enfermedad es, de hecho, solo el comienzo de lo que fácilmente podrían ser 16 a 18 meses de actividad sustancial de este virus en todo el mundo, yendo y viniendo, ola tras ola … Una cita me viene de Sir Winston Churchill: ‘Esto No es el final. Ni siquiera es el principio del fin, pero tal vez sea el final del principio. Creo que ahí es donde estamos ahora.

Lo que el país necesita es un plan a mediano y largo plazo, dice Osterholm. La mejor opción, argumenta, es un camino intermedio entre los bloqueos indefinidos y dejar que el virus corra desenfrenado, uno “donde abramos nuestra economía y la vida cotidiana de una manera que sea capaz de detectar rápidamente la aparición de nuevas oleadas de infección. Luego hacemos todo lo que podemos nuevamente con distanciamiento físico para limitar la propagación de la nueva infección ”. Dado que estamos en el largo plazo, Osterholm sugiere que descubramos una forma eventual de “hacer que el grupo demográfico más joven y saludable vuelva a trabajar, un grupo que conocemos tendrá un riesgo mucho menor de enfermedades graves y muerte si contagiarse.”

El Centésimo Mono

Por Mauricio Botero Montoya

Aclaro al paciente lector que esta columna no versa sobre los honorables congresistas de país alguno.

Ocurre que durante medio siglo el Dr. Watson (no el médico amigo de Sherlock Holmes) dirigió una investigación sobre macacos en la isla japonesa de Koshima. Les arrojaban batatas en la costa a los monos. Hasta que una mona limpió las batatas con agua de mar quitándole la molesta arena. Pronto los macacos jóvenes hicieron lo propio. Y algunos pocos más veteranos lo hicieron por imitación. Hasta ahí todo normal, y ningún aporte nuevo. Pero vino a ocurrir lo que los experimentadores llaman el brote de la masa crítica, o el centésimo mono, cuando los macacos de las islas vecinas, sin que hubiese contacto entre ellos, ¡hicieron lo propio! Y esto se extendió a todo el archipiélago. El filósofo europeo de la complejidad Edgar Morin, notó algo similar entre los vegetales. A un árbol le quitaban todas las ramas, el árbol activaba sus defensas antiparasitarias segregándolas en su corteza. Y pronto los árboles vecinos hacían lo mismo, aunque tuviesen intactas las ramas. Es decir, había una suerte de consciencia colectiva que se activaba. Un neurólogo portugués Antonio Damasio, prestigioso profesor en varias universidades norteamericanas, ha mostrado que entre los humanos las emociones y los sentimientos son las valencias esenciales de su racionalidad y no lo contrario como lo creen los logo-centristas. Vale decir que esa intensidad de los sentimientos es previo y universal.

De forma análoga, la actual peste del coronavirus propició, por falta de consumo, la crisis petrolera en la sociedad. Esto permitió que un centésimo mono completara el punto de la masa crítica, un empujón a las formas alternativas de desarrollo. Hizo evidente que la energía con base en el petróleo es una locura para toda la especie. Esa masa crítica ya se venía gestando desde los años sesenta. Y se tradujo en los informes del Club de Roma con títulos admonitorios como “La humanidad en la disyuntiva” y “Norte-Sur, un programa para la sobrevivencia”. Las reuniones en Vevey Suiza, las presidia el Canciller alemán Willy Brandt, a quien conocí. Y paralelas a estas reuniones de economía política que advertían lo que ha venido ocurriendo, también en Francia se desarrollaron antes de la guerra las conferencias de Eranos, de pensadores que prevenían contra una suerte de muerte del alma que se gestaba en el pensamiento, o en su faltante. Esas reuniones en la abadía cisterciense de Pontigny en la que se dieron cita personajes como Malraux, Mauriac, Raymond Aron, Gide, Carl Jung, Bachelard, Mircea Eiade, Gershom Scholem y Olga Fröbe (y no me atrevo agregar un disminuidor “etc.”). Ellos han sido los predecesores de esa masa crítica que según creo, podría salvar al mundo de tener que salir con máscaras de oxígeno para el año 2050. Lo que quizá no importe mucho a algunos fundamentalistas o a los intereses petroleros creados, pero que al resto de los monos que hacemos parte de la masa crítica, sí.

La Sal de Ayer

Por Marina Ayala

Cuando creí que era imposible volver a conectar con mi entorno me encuentro con una invitación de Diego Arroyo Gil para oír a una mujer que arrebata con su misterio envolvente, Margot Benacerraf. Asisto sabiendo que solo tengo que mantener silencio y dejarme llevar por un ritmo y cadencia que solo un gran escritor puede captar. Paso tres horas absorbida en una lectura que me transportó a esa maravilla que alguna vez fue nuestro mundo cultural. Vivimos intensamente esos ambientes de buen cine en la Cinemateca, tertulias y encuentros literarios, La bohemia y la poesía en los sitios nocturnos. El humor de altura y lugares de encuentros para bailar y participar en conversaciones que deseábamos no terminaran nunca. Diego me volvió a transportar a ese ambiente que sobrecoge y desliga por ratos de tristezas y realidades.

Si bien recoge recuerdo y testimonios de una vida ricamente vivida me hizo contactar con la calidez y sencillez de Margot a quien creo no se le ha rendido el reconocimiento que merece, no se la conoce tal y como las palabras de Diego me la dieron a conocer. Cerré la última página con la misma nostalgia que dejo atrás toda esa época que hicieron mi Caracas de juventud. Margot y Diego me invitaron al Castillete de Reverón, pude conocer sus muñecas que he visto lejanas en museos y cuidadosamente sentadas esperando a su amoroso creador. Ahora las pude disfrutar en su casa, en su cama, con un vigilante de sus vidas que intuía pecaminosas y las conminaba al desagravio y a la rectitud. Poco le importa a Margot si la locura guiaba las conductas de este hombre fascinante, lo que le interesa es su espontaneidad y estética para transmitir su mundo peculiar. De ese modo Reverón queda cautivado por una mirada amorosa.

Margot vive la dictadura de Pérez Giménez y relata “Había reuniones en casa de Miguel Otero, de Picón Salas, de Uslar Pietri, de Alejo Carpienter, en el taller de la Nena Zuloaga” en donde se vivía un intercambio muy rico. “La angustia política no lograba impedir que cultiváramos el entusiasmo y la alegría de vivir, todo eso que finalmente se desbordo el 23 de enero del 58 cuando cayó Pérez Giménez”. Se va a Paris donde se establece después de filmar “La Sal de Araya” y es allí donde edita su película galardonada en Cannes en 1959. Dos veces se le presentó la oportunidad de cruzarse con pedro Estrada en Paris y evita tal encuentro “Está bien que uno no sea rencoroso, pero yo no le iba a dar la mano a Pedro Estrada, mucho menos en aquella época, cuando todo era tan reciente”.

Es bella toda imagen que trasmite Margot de Araya entre las cuales este pasaje me conmovió especialmente “Porque es la imagen de la vida que se resiste a desaparecer. Los pobladores de Araya tenían el viento permanentemente en contra, el sol inclemente en contra, la naturaleza entera en contra. Vivian en la miseria y en medio de una gran soledad. No había nada, ni una flor que dar a los muertos, y sin embargo ellos responde con una inmensa dignidad a la necesidad estética de darles algo a los muertos. Recogen caracoles en el mar y se las ponen en las tumbas.” Margot es especialmente sensible a lo que ella entiende como dignidad “el insistir en darle un “sentido estético a la vida contra la adversidad, contra la nada, contra la muerte.”

Dejarse llevar por esta atmosfera maravillosa que Diego construye con su bella prosa es deleitarse en una figura dulce y decidida de una riqueza poco común. Quiere ser recordada como “Una mujer que trabajó con pasión por y para el cine en Venezuela” Sin duda será recordada siempre nuestra querida Margot por haber contribuido a hacer de Venezuela ese lugar que va “mucho más allá que sus tragedias históricas”.

Debo agradecer enormemente a Diego y a Margot un rato de sosiego en momentos muy dolorosos. Recomiendo su lectura “La Sal de Ayer” que estoy segura los hará evocar tiempos inolvidables de la Venezuela que amamos.

Sobre el paradigma

Teódulo López Meléndez

Cada uno tiene una percepción individual de la realidad que lo dirige en el momento de interpretar lo cotidiano que lo envuelve. Ese conjunto de valores y percepciones nos conducen a nuestras afirmaciones sobre el entorno, sobre lo que vemos y percibimos. Esta especie de mapa mental nos guía en la conformación de nuestra visión de lo que sucede, ha sucedido y sucederá. Cuando muchos tienen uno igual hablamos de paradigma general o de paradigma social, uno que marca y determina el comportamiento del colectivo frente a la redondez del mundo y sus contextos.

Mientras lo hacemos se acumulan las paradojas, esto es, percibimos que nuestra manera de ver el mundo nos devuelve resultados contradictorios que parecen negar lo que pensamos. Esta contradicción nos sume en un estado de intranquilidad que llamaremos acumulación de dilemas, porque podemos llegar a la conclusión de que mientras más trabajamos para cambiar lo que nos molesta menos resultados obtenemos.

Ahora bien, cuando hay naciones en graves procesos políticos que implican un creciente mecanismo totalitario de control, la gente desahoga su malestar sin darse cuenta que está enfrentando el peligro desde paradigmas inservibles. El dilema en que se sume no le suministra suficientes elementos para el darse cuenta, para entender que debe cambiar de mirada sobre la realidad si quiere superar la impotencia que le permite concretar el cambio.

Un paradigma nuevo se instaura cuando los vigentes no pueden resolver los enigmas. Para salir del círculo vicioso hay que aprender a pensar de otra manera. Cuando una sociedad deja de hacerlo se estrellará inevitablemente contra un muro inmodificable. Si pensamos creamos una red de interacciones, miramos nuestras particulares circunstancias desde todos los ángulos. Ello podría llevarnos a dejar de lado un reduccionismo que sólo percibe la fachada de un proceso histórico-social, lo que nos conduce a la desesperación –visto fracaso tras fracaso- que podemos traducir como el convencimiento de la irreversibilidad de aquello que enfrentamos. Hay que abandonar las tomas fotográficas instantáneas y su sustitución por una idea de permanente flujo. Aprender que la realidad real la hemos contribuido a forjar con nuestra propia mirada.

@tlopezmelendez

Artículo en el diario el Universal (Miércoles 22 de abril 2020)

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

democraciasiempre

Just another WordPress.com site

Mesopotamia

Este sitio WordPress.com es la caña

ladireccioneticaenlaadmpublica

LA ÉTICA EN LA ADMINISTRACIÓN PUBLICA MUNICIPAL

Entre letras y números

Porque lo escrito, escrito está entre letras y números

Blogs Of The Day

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: