Buscar

Democracia siglo XXI

mes

diciembre 2008

Ni santos ni inocentes

a-13


por Teódulo López Meléndez

No se trata de bufones, personajes proclives a la burla sardónica. Se trata de payasos, y no de aquellos que se dedican a hacer reír a los niños y a algunos adultos, los que merecen todo el respeto. El primer payaso que recuerde se llamaba Tersites y aparece brevemente en el segundo canto de La Ilíada. Era un payaso serio. Los payasos son generalmente visto con vestimentas extravagantes, maquillaje excesivo y pelucas llamativas. Ahora los payasos de este circo venezolano llevan identificaciones como titulares de los poderes públicos y de seriedad no tienen ni asomo.

No sé si los payasos se originan en los bufones. Bufón viene del italiano “buffo” (risible, cómico). Los bufones de las cortes me­dievales eran casi siempre enanos, Su oficio consistía en hacer reír a los po­derosos a cambio de comida y casa. Cuando soltaban alguna impertinencia recibían sus golpes y castigos, porque a pesar de la comida eran irreverentes. Podemos, en buena medida, verlos en los cuadros de Velásquez compartiendo con los Infantes e Infantas de la familia real.

No, estos de ahora no merecen ser llamados bufones, a no ser algunos que se aguantan sus buenas raciones de golpetazos a cambio de seguir comiendo. Estos son payasos nada serios, algunos disfrazados de profesores universitarios e invocando cátedra mientras pronuncian desvaríos, otros jornaleros parlamentarios de profunda incivilidad que no ocultan su rustiquez al hablar mal y enseñar la lengua gastada de tanto lamer al amo.

Quizás, y aproximadamente, esto sea un carnaval donde todo es permitido como en la Saturnalia o en las celebraciones dionisíacas griegas y romanas llamadas Bacanales. Todo está permitido contra el erario público, contra la dignidad ciudadana y contra la ética. Nada dentro de la Constitución, todo fuera de ella. Se trata de agradar al amo. Los disfraces implican la sustitución de las “camisas pardas” y de las “camisas negras” por “camisas rojas”, pero al igual golpean, son auténticos grupos paramilitares para hacer el trabajo sucio de la intimidación. Al igual que aquellas, son asalariados del Estado para ejercitar los puños que los órganos represivos oficiales deben ejercitar con mayor cautela, mientras haya visos de legalidad y de democracia.

Hoy, 28 de diciembre, fecha en que escribo, es Día de los Santos Inocentes por decisión soberana de Herodes Agripa II, nieto del rey Herodes, para conmemorar la matanza ordenada por su abuelo. En algún lugar de España se celebra en esta fecha la Fiesta de los Locos, una que data de principios del siglo XVII y que bien puede explicar que el 28 de diciembre se haya convertido en un día propicio para las burlas y los engaños. Consiste, esta fiesta quiero decir, en que algunos disfrazados de locos, vestidos con ropas estrafalarias y con maquillajes llamativos, tal como unos payasos, tendrán el poder durante unas horas. Aquí hemos modificado algunos aspectos y los orates quieren el poder para siempre. Quizás todo se asocie en la idea de ponernos a votar en carnaval. Lo cierto es que este territorio en que habitamos ha dejado de ser una república para convertirse en un erial de desfachatez y de incordia. Los valores fueron demolidos, la sensatez echada a la basura, los principios triturados, la decencia disuelta, la moral y la ética escupidas y la locura hecha gobierno.

No queda república. Somos sólo un territorio apenas delimitado en lo geográfico. Jurídicamente seguimos siendo un Estado, pero jurídicamente no somos nada. La ley proviene del sueño nocturno más parecido a pesadillas. El pacto social que nos identificaba como venezolanos ha sido roto y ahora el absoluto irrespeto y la agresión moral y física contra el “enemigo” que debe ser aplastado es la norma, como en el siglo XIX donde no había ciudadanos sino montoneras peleándose el poder con la esperanza de que del enemigo no quedara ni recuerdo.

II

Esto es una bacanal, no un país. Es absolutamente irracional lo que protagonizan, su capacidad de adulación ha llegado a lo rastrero y no se les puede llamar serpientes –animal preferido de Nietzsche, por aquello de que era lo más cercano a la tierra- pues sería ofensa al filósofo alemán y a las serpientes mismas, de tal modo que habría que buscar otros sustantivos, otra expresión que ya nos resulta imposible de localizar. Tal vez sea parásito, tal vez gorrón, tal vez prueba fehaciente de la disolución en la abyección y en el escarnio.

La república carece de todo, ya no es una república. La han disuelto estas caricaturas, estos payasos que roban y destruyen, que asaltan e irrespetan los más elementales principios de la civilidad. Somos un montón de gente al garete, sujetos a la voluntad de un amo, un remedo de nación –como Zimbabwe- aquejada del cólera de los payasos que cobran por agredir y que cobran por adular aprobando todo lo que el amo mande y que cobran por arrastrarse aplaudiendo como locos cuando el amo expropia una avanzada construcción, como el centro comercial de La Candelaria, en ejercicio de un populismo grotesco que proclama altisonante que ese edificio será bueno para un hospital o para una universidad. Eso es el populismo que enferma, el que invoca razones que suenan bien, matando toda iniciativa y cancelando a su capricho miles de puestos de trabajo.

Vivimos en el desvarío. No hay posibilidad de desear un feliz año. Estos payasos son el brote perplejo de unos genes subyacentes que creen que el Estado es un botín a disfrutar. Son la victima propicia de un populismo engañador y cruel que nos conduce a ser una republiqueta sembrada de miseria. Estos payasos son escoria escapada de nuestro pasado de montoneras, defecación de la historia que se venga. Si el amo dice que el referéndum debe ser el 15 de febrero se inclinarán serviles y correrán a complacerle. Los payasos llevan el rostro pintarrajeado y sobre el traje colorado la pequeña placa que los identifica conforme a la institución devaluada que conserva apenas el nombre, como esta república apenas conserva el suyo como un apelativo aherrumbrado.

III

No habrá feliz año. Este erial entra ahora en la factibilidad de la tiranía sin sombrillas, sin maquillaje, sin disfraz de payasos. Los payasos se convertirán en comisarios políticos entregados a la represión abierta si los venezolanos no reaccionamos. El 2009 no será un año feliz. Ya los economistas –y quienes no lo son- han dicho todo sobre lo que nos espera. La tranquila clase media no tendrá dólares para regocijarse en el exterior, la inflación será africana, la escasez será sahariana, los dátiles brillarán por su ausencia en este que fuera en cierta medida campo posible a la producción de alimentos y ahora un desierto sin oasis. Lo que viene no excluirá a los “alegres” asalariados de camisa roja. Se hundirán con el erial y aquí tendremos que pensar de nuevo en como hacemos para volver a merecer el calificativo de república.

No puedo pronosticarles “Feliz Año” a mis compatriotas porque si lo hiciese estaría engañándoles. Lo único que puedo preverles es “sangre, sudor y lágrimas”, en una batalla para recobrar la libertad, para derrotar al totalitarismo, para empujar una justicia social y una dignidad recobradas. El 2009 será uno de intento sostenido por la imposición totalitaria. La república deberá despertar, deberá erguirse, deberá recuperar los genes de los Padres Libertadores hoy lanzados a pudrirse en las células cancerosas que consumen a la patria.

teodulolopezm@yahoo.com

El 2009 venezolano: “A la mano cerrada le llamaba puño”

a-21

por Teódulo López Meléndez

I

Quizás debería dejar sentado que cuando utilizo la palabra tragedia lo hago en el sentido griego clásico. (Esquilo, Sófocles y Eurípides no hacían otra cosa que ocuparse de lo sensible de su tiempo). Es que ahora, en momentos en que se aproxima a su final este 2008 venezolano, hago memoria de la cantidad de muertos que hemos tenido aquí sin que nadie haya ordenado la aplicación de la justicia; por el contrario, se ha aplicado la injusticia convertida en nueva política de Estado.

Si un gobernante europeo ofrece excusas, aunque sean tardías, como lo ha hecho el Primer Ministro griego Costas Karamanlis, un gobierno latinoamericano, como el nuestro, ha observado impasible la caída de las víctimas que su propia acción represiva ha producido. El lanzamiento de los dados sobre el tapete de lo posible es llamado azar. La tragedia es un macho cabrío τράγος /”trágos”/, es decir, el enfrentamiento contra el universo que parece moverse de manera poco convencional o contra los dioses empeñados en una prueba desigual contra la voluntad humana. Los dioses, al fin y al cabo, no eran otra cosa que una creación sobrenatural de lo natural humano para buscar explicaciones que no encontraban en otra parte. No obstante, el hombre se enfrentaba a los desiguales combates dando origen a esa palabra olvidada, a humanismo. La reflexión la llamaron filosofía. Si disgrego es porque pronosticar un año que comienza es azar, y más aún lo es en medio de una tragedia, porque el pronóstico casi toca lo ontológico.

II

No obstante, esta realidad venezolana es pantomima dictatorial. De otra manera no puede llamarse cuando se saquean las dependencias perdidas y se trata por todos los medios de imposibilitar el acceso de los vencedores de la oposición a las dependencias que ganaron con el voto ciudadano, mientras, al mismo tiempo, se ofrecen “puentes” a la oposición; mientras se golpea estudiantes en una acción brutal y se solicita “por amor” que se apruebe la nueva enmienda. La violación del Estado de Derecho es la “normalidad” y el peso abismal del Estado en el uso impúdico para ganar adeptos a las pretensiones de eternizarse en el poder pasa a ser algo tan natural como vestirse con ropajes bonapartistas. El llamado a que todos los funcionarios afines al partido de gobierno sean los jefes de la campaña de quien tiene la corona en las manos y aún no se la coloca en la cabeza a la espera de estar frente al espejo de sumo sacerdote, es el abuso degenerativo insoportable que preside la entrada al nuevo año venezolano.

Puede ganar su apuesta de jugador de ruleta rusa. Las elecciones normales se ganan o se pierden, diría Perogrullo de la mano de don Francisco de Quevedo y Villegas, pero no podemos olvidar que el personaje que quizás existió y era considerado un “escritor quimérico”, “a la mano cerrada le llamaba puño”. Lo que viene en Venezuela es el puño. Si no se puede con todo el peso del Estado y con las triquiñuelas amamantadas en estas próximas elecciones anormales, golpeará con otras formas y maneras, tal como lo ha hecho después de las elecciones regionales.

El decorado es de pantomima, pero el contenido de la obra es de tragedia. No bastará con ir y ganar de nuevo la repetida pretensión de eternizarse. Una vez más hay que estar preparado para lo que vendrá después, independientemente del resultado. La “mano cerrada” llegará también en caso de que se alce con la ponzoña amañada. La foto del gobierno venezolano en el 2009 es exacta a esa que hemos visto del gorila golpeando al estudiante hace escasos días. No tenemos escapatoria ni cuevas perentorias donde ir a escondernos, por lo que reitero mi aversión por esa frase tan ingenua de pedir que “nos deje pasar en paz la Navidad”. La república no tendrá paz ni consuelo. Se parte de que el poder fue adquirido para siempre y no se suelta. La posibilidad de que el poder se pierda hace que en los dedos del puño cerrado se coloquen esas anillas de metal que los gansters utilizan para fracturar la mandíbula de quienes hay que someter.

En el 2009 venezolano no hay lugar para ingenuidades. Cabe, una vez más recordar, que aquí no se lucha para reponer el pasado, para que los “amos del valle” vuelvan a desafiar con sus poderes la necesidad de democracia con justicia. Cabe recordar que hay que partir del presente, respetando y estimulando toda organización comunal, eso sí, desprovistas de la costra decaída del sectarismo y del abuso “ideológico”. Se nos ha sometido a una guerra de desgaste que entremezcla la sucesión ininterrumpida de pequeños golpes de Estado, pero que puede llegar hasta el zarpazo final, a la patada a la mesa, al abandono de las apariencias de conveniencia.

III

El mundo actual es otro, puede argumentarse, uno donde no es posible la dictadura abierta. Es verdad a medias, y lo comprobamos en Zimbabwe donde ahora se clama por la ida del dictador con el cual ya no se puede hacer negocios y la única posibilidad es la de gastar dinero para atender a los moribundos del cólera que son cargados en carruchas como testimonio de la larga espera norteamericana y europea para presionar la salida del dictador.

Allí está el Tratado de Roma y la Corte Penal Internacional, puede argumentarse, escenarios donde se pagarán, tarde o temprano, los crímenes. Es verdad, y vimos y vemos como se juzga a los criminales de guerra que brotaron como hongos ante la disolución de Yugoslavia, sólo que después de que los genocidas habían perdido el poder y la conciencia se tradujo en acción para frenar la matanza.

Allí está el Tribunal Penal Internacional condenando a cadena perpetua al coronel Thenoeste Bagosora por el genocidio en Ruanda. Es verdad, pero primero la milicia hutu asesinó a 800 mil personas de la minoría tutsi. La tragedia no fue frenada, la tragedia pende sobre la conciencia de un mundo ahora capaz de condenar, pero no de evitar.

Ya hablar de dificultades en un nuevo año venezolano es transformarse en Perogrullo. Se hace necesario abatir el engaño de la posibilidad de treguas y la de convertirnos en avestruces evocando la calidez artificial de un diciembre preñado de arbolitos de Navidad y aún de pesebres. Los venezolanos deben saber que “a la mano cerrada le llamaba puño” y que el 2009 será duro, no sólo porque seguimos dependiendo del petróleo que se cae en precios y en posibilidades futuras, sino por la ineficacia de un régimen que se verá abultada y a punto de estallido y porque ese puño envuelto en violaciones a la Constitución partirá de la base de que el poder se conserva a cualquier precio.

teodulolopezm@yahoo.com

La aparicion de los “brics” y su implicancia geoestratégica en el tablero mundial

brics

(Una mirada desde el derecho y la geopolítica)

por Alejandro Della Sala

Nota aclaratoria: Las opiniones vertidas en el presente ensayo monográfico, son de exclusiva responsabilidad del autor como una contribución académica y de ningún modo comprometen la postura institucional del Ministerio de Defensa de la República Argentina.

Um país se faz com homens e livros.

Monteiro Lobato

I.- EL ORDEN PUBLICO INTERNACIONAL Y EL PODER DE POLICIA. LA APARICION DE LOS BRICS EN EL ESCENARIO MULTILATERAL. II.- EL IMPACTO DEL 11 DE SETIEMBRE DE 2001 EN EL ESCENARIO GLOBAL. UNA PANORAMICA DEL ESCENARIO AFGANO-IRAQUI III.- EL TANDEM IRAK – AFGANISTAN COMO HERRAMIENTA GEOPOLITICA DE ARTICULACION REGIONAL. IV COLOFÓN: EL FENOMENO DE LOS BRICS COMO CATALIZADORES GEOESTRATEGICOS. HACIA UNA ECONOMIA PARA LA PAZ EN EL ESCENARIO DEL MERCADO COMUN DEL SUR (MERCOSUR).-

Resumen: Se trata de una reflexión sobre el conflicto de Irak y de Afganistán, los cuales se analizan como tándem, es decir desde una perspectiva de articulación conjunta. Para ello, se plantean cuestiones geopolíticas y de derecho internacional general, con el objetivo de resolver o al menos interpretar cuestiones que afectan la provisión de recursos energéticos hacia países importadores de crudo y además para el control de una región históricamente conflictiva denominada: Balcanes Euroasiáticos. Asimismo, se incorpora el tema humanitario a la cuestión geopolítica, así como algunas cuestiones de derecho internacional público aplicable. También se analiza la problemática de la proliferación de armas de destrucción masiva y el terrorismo internacional, los cuáles –según el autor- son utilizados como marco de referencia para un abordaje más profundo, donde afloran intereses de todo tipo, que van más allá de la cuestión de la no proliferación en general, y que ponen de relieve el verdadero juego estratégico de las grandes potencias en el mapa geopolítico mundial. Se propone una nueva articulación geopolítica a partir de los países emergentes denominados como BRICS, entre los que se destacan, Brasil, China, India, Federación Rusa y Sudáfrica. Se efectúa un análisis del Sistema de las Naciones Unidas en relación al mapa del hambre y el subdesarrollo, entendiendo que la palabra subdesarrollo no es la ausencia de desarrollo sino la consecuencia de un modelo universal de desarrollo equivocado. Asimismo, se vincula al subdesarrollo con la mala utilización de los recursos naturales y humanos y que sólo a través de una estrategia global de desarrollo, capaz de movilizar a todos los factores de producción en favor de la colectividad podremos eliminar el subdesarrollo y el hambre de la faz de la tierra. En lo que respecta a la política de defensa en los próximos años se propone comenzar a pensar en un escenario de cooperación regional en todas las áreas del quehacer nacional, tanto públicas como privadas, a fin de lograr cohesión y consistencia en las políticas públicas tendientes a lograr una adecuada reforma del estado sin desconocer la activa participación de la ciudadanía en general. Para ello, alude a la necesidad de establecer un mecanismo de cooperación a nivel subregional que se articulará a través de la creación de la Reunión de Ministros de Defensa en el Mercado Común del Sur (MERCOSUR), lo cual permitirá una mejor aplicación de las políticas de defensa no sólo en el ámbito local sino en el regional, sin desconocer que asimismo se puedan establecer otros esquemas de integración en escenarios mayores, abarcando a más países en el geoespacio latinoamericano, que los originalmente partes del como consecuencia del Tratado de Asunción de 1991. Todo ello, con el fin de lograr una nueva reforma del estado que mejore la calidad de vida de sus ciudadanos desde una perspectiva regional comunitaria, principalmente teniendo en cuenta la crisis financiera internacional y sus efectos.

I.- EL ORDEN PUBLICO INTERNACIONAL Y EL PODER DE POLICIA. LA APARICION DE LOS BRICS EN EL ESCENARIO MULTILATERAL.-

El llamado “poder de policía del Estado”, como actividad restrictiva o más bien de regulación de derechos, y su brazo ejecutor, la “policía del Estado”, tarea administrativa que viene a implementar aquella regulación, parecen revestir carácter instrumental –propedéutico-, con respecto a la materialización del “orden público”. En tal sentido, el poder de policía debe estar íntimamente ligado con el poder popular que deviene de la democracia. Por lo tanto debe estar controlado siempre por el poder que delega el pueblo a sus representantes a través del voto universal, popular, individual y obligatorio. Esto parece superfluo pero a la hora de definir roles , es muy importante para evitar excesos.

El advenimiento de la democracia en los distintos países viene a jugar un papel moderador en el uso del poder de policía, tanto como ya dijimos para evitar excesos en el orden interno como en el orden internacional ( incluido el comunitario).

En tal sentido, durante la guerra fría se vislumbraba con mayor claridad la existencia de un poder de policía mundial administrado básicamente por las grandes potencias (especialmente la ex Unión Soviética y los Estados Unidos). Pero con la caída del muro de Berlín, surgieron nuevos actores a nivel internacional y el papel de las grandes potencias, aunque presentes, no quedó establecido el límite entre ambos contendientes como lo fue durante la guerra fría y por lo tanto surgieron nuevos conflictos en el orden interno de los Estados con proyección internacional (Vgr. Ex Yugoslavia, Chechenia, Afganistán y el más reciente de Irak). Ya la llamada Mutua Destrucción Asegurada (MAD) quedó latente al menos ante la aparición de estos nuevos conflictos ya que había que resolverlos , a “la manera tradicional” sin tirar armas de destrucción masiva.

Es que el desmoronamiento de la ex Unión Soviética ha provocado una revolución “polibana” es decir que ha dejado sin enemigo definido a su contraparte, los Estados Unidos de América. Aunque, si bien es cierto lo expuesto precedentemente, no menos cierto es que actualmente han aparecido nuevos pueblos que reclaman su nacionalidad en todo el mundo los que han llegado a denominarse, “ los nuevos bárbaros” [1].

Así, compartiendo la idea general de Rufin, el conflicto este/oeste dejo de existir pero esto no significó la pacificación del mundo en el sentido de Francis Fukuyama, sino que el eje ha cambiado al Norte y al Sur. Según este autor, sólo al Norte (Europa occidental, Federación Rusa y Estados Unidos) le interesa el Sur cuando tiene que defender sus fronteras sean éstas territoriales o económicas.

En efecto, de ser necesario, el norte intervendrá militarmente en el sur o le proveerá ayuda internacional según sus intereses (por ejemplo, Estados Unidos no deja de ayudar a un país de sur como México, con el objetivo de evitar las migraciones clandestinas, o bien cooperará con china en el control de la natalidad aunque por otro lado cuestionará la política de Derechos Humanos de aquél país sin dejar de hacer buenos negocios con el gigante asiático ) .[2]

Con los atentados a las torres gemelas y sus similares en Madrid, Londres y Buenos Aires, hay autores que se preguntan si Estados Unidos es hegemónico[3] o no, en relación a su influencia en el terreno militar o económico o bien desde la debilidad, incluso técnica, de no poder influir sobre los demás estados o actores (empresas, organismos no gubernamentales, etc.) en el plano internacional.

Entre los supuestos que abonan la idea de que Estados Unidos no es hegemónico, destácase la conducta autónoma adoptada por Francia, Rusia y China, en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, alejándose de las demandas de la Casa Blanca, invalida el atributo de hegemón: conseguir transformar su demanda específica en demanda general de todos los actores, creando a tal efecto una visión del mundo capaz de legitimar sus pretensiones de las demás unidades.[4]

Es que los debates en torno a la jerarquía estadounidense no disminuyen sino que parecen incrementarse, lo que implica según un sector de la doctrina efectuar dos reflexiones, una que aún no se haya solidificado un orden estable y previsible, lo que nos condenaría a apelar los adjetivos de “emergente” o “transicional” y la otra, quizás la más importante desde nuestro punto de vista, que tal vez haya que precisar el alcance que le asignamos a los atributos de hegemónicos, imperiales o de liderazgo en los orígenes del siglo XXI[5] .

Un fenómeno alentador, desde nuestra perspectiva, es la aparición de los “BRICS” o “BRICs”[6] o países de la “Nueva Ola” por su empuje económico, territorial y demográfico como ser Brasil, China, India y Rusia, los cuales pueden hacer un verdadero contrapeso a Washington en muchas cuestiones a nivel global[7].

Tal categorización viene a colación principalmente porque dichos países – se supone- tendrán un papel decidor en la economía mundial en el año 2050 especialmente en términos de Producto Bruto Interno (PBI) así como en renta per cápita [8].

En lo que respecta al ámbito regional, la aparición de estos países categorizados como “BRICS” pueden jugar un rol de pacificadores o “amortiguadores” de conductas para vertebrar acuerdos de defensa y en tal caso, también que involucren la cuestión “seguridad” lato-sensu como marco de otras cuestiones como ser las económicas, las sociales y las laborales, por ejemplo los temas migratorios en gran escala, etc.

Asimismo, el surgimiento de actores de naturaleza no estatal con tanto o más poder que los Estados, se habla de un cambio en la agenda de seguridad, para incluir estas amenazas trasnacionales (por ejemplo, el terrorismo, el narcotráfico, la guerra informática, la delincuencia trasnacionalizada, el desarrollo y transferencia de armas de destrucción masiva, el lavado de dinero, las migraciones internacionales, etc) como temas centrales de seguridad internacional.

En efecto, la aparición de uno o varios de estos fenómenos a la vez con extrema virulencia en un Estado sin que éste tenga un poder de policía suficiente para controlar su territorio, puede éste transformarse en un sistema anómico o con un territorio controlado por otros actores no estatales (Vgr. los paramilitares en Colombia, o el ataque del Primeiro Comando da Capital “PCC” en San Pablo o el Comando Vermelho en algunos morros de la ciudad de Río de Janeiro, entre otros).

Sobre el particular, necesario es señalar que tampoco los países “desarrollados” como Estados Unidos de América o Europa escapan a esta problemática, por ejemplo se destaca el fenómeno de las pandillas o “maras” que operan actualmente en ciudades como Los Angeles pueden considerarse zonas o territorios con poco o difícil control del estado, inclusive para la primer potencia mundial.

Podríamos afirmar sin mengua de lo hasta aquí expuesto, la tesis de que los Estados sólos o aislados no pueden resolver ni los nuevos ni los viejos conflictos, necesitando la creación de sistemas de seguridad tanto colectivas como cooperativas[9] para el uso de la fuerza y por lo tanto, generar nuevas formas de utilización del “Poder de Policía” para interacturar tanto en el plano local, cuanto el internacional o como algún sector denomina, el trasnacional para incluir cuestiones que van más allá de la relación “interestatal” (Vgr. con la aparición de amenazas trasnacionales como las más arriba descriptas).

En definitiva, entendemos que el límite al “poder de policía” de los Estados es el orden público internacional y en el ámbito nacional, los principios constitucionales que son pilares de los estados democráticos modernos. En este sentido, latinoamérica está viviendo un proceso democrático en todos los estados nacionales y en consecuencia, se están revitalizando todos los procesos de integración regional.

II.- EL 11 DE SETIEMBRE DE 2001 COMO PUNTO DE INFLEXION EN EL ESCENARIO GLOBAL. UNA PANORÀMICA DEL ESCENARIO AFGANO :

Un golpe militar en el año 1978 llevó a establecer un régimen comunista en Afganistán, constituyéndose éste en un país clave para el control del Asia central por parte de las superpotencias. La resistencia de la población con profundas creencias en el Islam, llevó a que se desarrollara un tipo de guerra irregular liderada por los rebeldes “mujahidines”. Con la intervención de la ex Unión Soviética en 1979, se precipitó una profunda guerra civil con el apoyo de ambas superpotencias que sostenían la guerra fría en ese entonces. El conflicto generó un enorme desplazamiento poblacional con un total de aproximadamente 3 millones de afganos viviendo en Pakistán y aproximadamente un millón y medio se habían trasladado a Irán. La guerrilla armada (entre ellos el saudí Osama bin Laden) con la ayuda militar de los Estados Unidos desarticuló eficazmente al ejército soviético, llegándose a denominar ese escenario como “ el Vietnam soviético”[10].-

En 1988, la entonces Unión Soviética, Estados Unidos, Pakistán y Afganistán firmaron un acuerdo por el cual los soviéticos se comprometían a retirar sus tropas, lo cual se cumplió casi junto a la caida del muro de Berlín, en el año 1989. En 1992, la guerrilla islámica, ya fortalecida por los hechos descriptos anteriormente, asalta Kabul y en 1996, se instaura un régimen teocrático de tipo islamista, denominado el Régimen Talibán.

Los atentados a las torres gemelas en Nueva York en el año 2001, marcan un punto de inflexión tanto en la lucha contra el terrorismo como en el desarrollo del concepto de legítima defensa. Debe observarse conforme lo destaca reconocida doctrina que en el caso de las acciones armadas contra el régimen talibán, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas no ha procedido a autorizar el uso de la fuerza, limitándose a incluir en el preámbulo de la Resolución 1368 del 2001, un ambiguo reconocimiento del derecho inmanente de legítima defensa individual o colectiva de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas[11] .

Para algunos autores, la guerra es una situación de violencia entre dos o más Estados, acompañada de la ruptura de relaciones pacíficas. Grocio, la definiría como una situación de lucha entre Estados status per vim certatium; era ante todo un medio de realización del derecho [12].

En cuanto a la licitud o justicia de la guerra, los autores en general son contestes en que la única guerra justa o lícita es la defensiva. En efecto, la guerra defensiva en el sentido del Derecho Internacional presupone que el enemigo, para hacer valer su pretensión, haya comenzado ya las hostilidades o esté a punto de hacerlo. Si la guerra defensiva se hace ante un ataque injusto, ya iniciado o inminente, tenemos entonces una guerra de legítima defensa.

Estas consideraciones nos llevan al a teoría del bellum justum que tiene su origen en el derecho fecial romano y fue profundizada por San Agustín y Santo Tomás de Aquino. Según ella, una guerra sólo es lícita cuando tiene una “justa causa” y hay justa causa cuando la guerra se hace para reparar una injusticia y/o injuria del adversario [13].

Hugo Grocio, recogió esta teoría y la colocó en el centro de su sistema de derecho de gentes, así como los juristas Batel, Wolf y Pufendorf, entre otro, lo cual contribuyera al desarrollo del derecho de guerra[14].

Luego de la Primera Guerra Mundial, autores como Kelsen y Guggenheim afirmaban que un ordenamiento jurídico sólo puede admitir la coacción como “reacción contra un hecho ilícito”, dando nacimiento de esta forma al positivismo. Para esta escuela, sólo es lícita la guerra como reacción contra una transgresión del Derecho Internacional Positivo. En cambio, para los clásicos, la guerra también se justificaba como una reacción ante una violación del derecho natural .

En tal sentido, la Carta de las Naciones Unidas formula una prohibición general del recurso a la fuerza, ya que únicamente admite el derecho a la legítima defensa (art.51) contra un ataque armado y el uso de la fuerza en virtud de una autorización del órgano competente de la Organización (arts.53,106 y 107)[15] .-

El cumplimiento de todos los tratados relacionados con el desarme y la no proliferación de armas de destrucción masiva y las normas establecidas en la Carta de las Naciones Unidas apuntan a centralizar la coacción de la ONU, estableciendo los supuestos en que el ius ad bellum sea conforme a derecho. En efecto, los casos en que el recurso a la fuerza armada no sean conforme al ordenamiento positivo, serán ilegítimos [16].

Es que a la luz de los acontecimientos ocurridos en el 11-S, no se puede encuadrar como legítima defensa a la acción bélica llevada a cabo por los Estados Unidos de América contra Afganistán, puesto que a este último no se le ha podido imputar autoría al ataque perpetrado en el corazón financiero de Nueva York, el cual tampoco es de tipo “armado”. En efecto, el Consejo de Seguridad no califica los actos terroristas como “ataques armados” sino que los encuadra como amenaza a la paz internacional[17] .

Tampoco se puede ubicar la intervención armada de los Estados Unidos en Afganistán como intervención humanitaria o protectora, ya que la legalidad de este tipo de intervenciones es sumamente dudosa, por no decir ilegal, ya que deben contar con la expresa autorización del Consejo de Seguridad[18] .

Y en lo que respecta a los atentados del 11 de setiembre de 2001, han venido a replantear por un lado el concepto de seguridad internacional llevándolo a establecer políticas de control de la población en general aún mayores a los que se venían haciendo hasta ese entonces y por el otro, revolucionó lo que se entiende por “arma” desde el punto de vista técnico, por la utilización de aviones comerciales con fines bélicos, y por otro lado ha demostrado la poca eficacia de los regímenes internacionales de no proliferación y el trabajo inter-agencias, tanto en el área del contraterrorismo como en el sector político de toma de decisiones para prevenir ese tipo de accionar ilícito.

En tal sentido, autorizada doctrina sostiene que con posterioridad al 11 de setiembre de 2001 comenzaron delinearse nuevas reglas de juego a nivel mundial y se pueden vislumbrar un menor umbral de tolerancia por parte de los Estados frente a conductas calificadas como perturbadoras de la paz y seguridad internacionales, utilizándose el poder militar preferentemente como instrumento de la alta política [19].

En suma, el ataque a las torres gemelas juntamente con otros atentados terroristas a escala global, incluidos los nuestros en la AMIA y la Embajada de Israel, movilizaron a los Estados y en especial al gobierno del presidente Bush -de alguna manera- a “militarizar” la contienda y declararle la guerra al terrorismo y articular las diversas intervenciones realizadas en los denominados Balcanes euroasiáticos, comenzando con Afganistán a través de la Operación Libertad Duradera y continuando con Irak, el cual va a ser el próximo de los escenarios a analizar.

Lo cierto es que ni el grupo Al Qaeda, ni todas las redes del terrorismo fueron desbaratadas o al menos contenidas desde esa fecha, considerando que en realidad, la “militarización” del “terrorismo” vino a perjudicar de alguna manera, las investigaciones que se venían realizando hasta ese entonces desde el costado de la inteligencia criminal[20].

Con este escenario llegamos al Irak de 2003. Con un país como los Estados Unidos – luego apoyado por una nueva coalición conformada básicamente por países como Reino Unido, Polonia, España en su momento e Italia- que le declara la guerra a otro y lo invade con la idea de encontrar armas de destrucción masiva y derrocar a un régimen autoritario que le había dado su apoyo en la década de los 80.

Si bien durante la guerra del Golfo de 1991, el peso de la alta tecnología y de la logística conjunta fueron preponderantes para lograr el triunfo de la doctrina de la “Attrition” entendida como “guerra de demolición, de aplastamiento, de desgaste, en la que prima la masa de medios sobre el arte de la conducción y la maniobra”[21], no puede sostenerse con igual criterio que dicha doctrina haya triunfado en el escenario de Irak 2003.

Porque en definitiva, más allá de la existencia o no de armas de destrucción masiva en Irak, es el sistema colectivo de las Naciones Unidas quien tiene que dar respuesta a la comunidad internacional y no la utilización de otra metodología de intervención, sea cual fuere su instrumentación jurídica.

IV.- EL TANDEM IRAK –AFGANISTAN COMO HERRAMIENTA GEOPOLITICA DE ARTICULACION REGIONAL.

El pensador geopolítico George Kennan insistía en que si los Estados Unidos ejercían el control de Oriente Medio, tendría poder de veto sobre los países industrializados, en clara alusión a Japón, país que como sabemos carece de petróleo[22] .

Un tándem implica entre otras acepciones del término, un “…conjunto de dos elementos que se complementan …”[23], por lo tanto el conflicto afgano-iraquí debe analizarse como sistema o como tándem, incluidos Irán y China. El caso iraní implica uno de lo sistemas energéticos más importantes del mundo. Estados Unidos colaboró para derrocar el régimen parlamentario, instalando de alguna manera otro de tipo autocrático al frente del Shah y lo ayudaron en ese entonces a desarrollar tecnología nuclear . Derrocado el Shah por la revolución islámica y retenidos los rehenes estadounidenses en la embajada norteamericana en Teherán, Estados Unidos comenzó a apoyar a Saddam Hussein en el desarrollo de la guerra con Irán[24] , hasta que el colaborador pasó a ser villano por violar todas las normas de control de armamentos vigentes hasta ese entonces y tener en suponer básicamente tecnología occidental.

Y de la mano de Irán viene China, un país que es centro de la Red Asiática de Seguridad Energética, de la cual Irán es miembro asociado de alguna manera. Si dichos recursos se asocian a la red asiática, Estados Unidos se convertiría en una potencia de segunda categoría. Por ello, hay mucho en juego en la retirada de tropas de Irak[25].

Por otro lado, no debería soslayarse que Afganistán abastece entre el 90 y 95 % del opio del mundo, lo que según fuentes periodísticas occidentales, esa cuestión está conectada intrínsecamente con al insurgencia del Talibán compartiendo un interés común contra la actual autoridad del gobierno afgano y las fuerzas internacionales[26] .

Desde un sector de la doctrina geopolítica se considera que Washington, evalúa la necesidad de estar aprestados para enfrentar dos conflictos simultáneos en regiones marginales, como el del ‘Golfo’, conflicto modelo en una región sensible. No estaría demás que se piense en otros dos conflictos de mucha mayor magnitud: uno con Rusia, gravemente lesionada por haber perdido el espacio que rodea al mar Caspio, incorporado a áreas de influencia ajenas. Y el otro con China, cuyo crecimiento llegará a ser amenazador dentro de algún tiempo, sobre todo por sus objetivos regionales, incluso marítimos [27].

China a escena, supone para algunos autores, una aceleración de la carrera armamentista a escala local y la agudización de tensiones regionales lo cual podría llevar a un conflicto con Washington si los beneficiarios son regímenes hostiles, a expensas de la influencia rusa en países vecinos, lo que se vislumbra como una verdadera partida geopolítica a tres bandas (China-Rusia y Estados Unidos) [28].

En efecto, “… al igual que Rusia, China se enfrenta a la amenaza territorial de sus minorías étnicas secesionistas. La provincia más occidental del país, que es la Región Autónoma Uigur de Sinkiang (Xinjiang), se proyecta directamente hacia el corazón del Asia central y así queda expuesta a todos los disturbios y al descontento que atormentan a esa zona. Preocupa mucho a Pekín el movimiento separatista uigur de Sinkiang, una insurgencia de baja intensidad a cargo de los partidarios de un estado uigur independiente…Como los disidentes cultivaron relaciones con fuerzas del islamismo radical de las provincias vecinas del Asia central, Pekín ha procurado reforzar su influencia en esos países y cooperar con sus gobiernos en la represión de los movimientos extremistas. Otra preocupación China íntimamente relacionada con la causada por Sinkiang es el temor al cerco estadounidense.[29]

Nótese que a la Federación Rusa también se la quiere contener en su espacio territorial sin dejarla avanzar hacia los océanos, ya que el dominio de los mares lo sigue teniendo Estados Unidos. Dos hechos geopolíticos actuales marcan dicha tendencia que son el escudo antimisiles en Europa oriental – lo cual podríamos decir que da comienzo a una nueva guerra fría o paz conflictiva- y el otro es el avance ruso sobre el polo norte para explorar y explotar recursos naturales, entre ellos el petróleo[30].

Lo que se quiere demostrar con todo esto, es que no sólo el petróleo ni las Armas de Destrucción Masiva son la causa de intervención de los Estados Unidos en la región, sino el control de una de las regiones más vitales desde el punto de vista energético, productivo y mineral de la tierra. Esto recuerda a la guerra solapada entre Alemania e Inglaterra por el control del mediterráneo (Inglaterra a través de su eje marítimo) y el centro europeo (Alemania y el desarrollo de un eje terrestre hasta Basora) durante el siglo pasado.

En efecto, además de los Balcanes Euroasiáticos, está el asia central, una región con más de ocho millones de kilómetros cuadrados, constituyendo lo que el gran geopolítico Mackinder ya denominaba en 1904 como el “Heartland Mundial”, destacando las ambiciones geopolíticas de los distintos actores como ser: Rusia, que perdió en 10 años lo que dominó en dos siglos, es decir el control de la macroregión. Los Estados Unidos, el gran “interventor” en Asia central pretende su control indirecto y que no surga ninguna potencia hegemónica rival. Por su parte, China que emerge efectuando desde oriente una presión geopolítica importante desde su crecimiento económico. Y también sale a flote la India, tratando de resolver el problema de cachemira, buscando además según los expertos, el fracaso de un posible cerco americano-pakistaní por el norte y asimismo asegurándose un crecimiento sostenido a largo plazo como el gigante chino [31].

Además, recientes declaraciones periodísticas confirman que Israel teme un eje entre Siria y Corea del Norte, ya que una posible incursión al espacio aéreo sirio por parte de la fuerza aérea israelí, se debió a lograr el objetivo de atacar “… un cargamento de material nuclear que el gobierno de Damasco acababa de recibir de Corea del Norte..” lo cual puede devenir en un nuevo foco de conflicto entre la Casa Blanca y sus aliados[32] . Y en la misma sintonía, China apoya a Corea del Norte, por el apoyo estadounidense a régimen de Taiwán.

Por su parte, también entran en este juego de ajedrez internacional, las ex repúblicas soviéticas (Kazajstán, Kirghistán, Tayikistán y Turkmenistán), los cuales también tratan de romper el cerco geopolítico y económico que tienen buscando la salida a mares cálidos. También Irán y Pakistán entran en esta puja geopolítica, buscando estabilidad y crecimiento y por último, Afganistán y otros estado vecinos tendiendo a jugar un papel más relevante que el de simple “estado-tapón”, lo que Bzezinski llama de “Balcanes”. Los cuales se pregunta si podrían tener un destino similar a los Balcanes europeos . De esta manera puede vislumbrarse un fuerte contenido económico y geopolítico en esta puja regional que va más allá de la cuestión terrorismo y contraterrorismo[33] .

En tal sentido, algunos pensadores consideran que existe una ecuación de poder distinta a la de la guerra fría, ya que la ubicación preponderante de los Estados Unidos luego de la implosión soviética de 1991, enfrenta a un grupo de potencias “no anglosajonas” como China, Rusia; Kazajstán, Tadjikistán, Kirguistán y Uzbekistán con cuatro estados observadores deseosos de ingresar como miembros a saber: India, Pakistán, Irán y Mongolia, todos ellos integrantes de una nueva alianza o entendimiento denominado “Coordinación de la Organización de Shangai”[34] .

A todo ello, habría que agregarle la crisis sanitaria en toda la región en crisis la cual tampoco escapa a este análisis geopolítico, ya que se deberá tener en cuenta para abordar la cuestión regional, la falta de médicos para atender a tantas personas enfermas o mutiladas, la falta de agua potable, la escasez de víveres, el incremento de la malnutrición, la falta de una infraestructura adecuada de abastecimiento de agua y de alcantarillado, y los problemas de seguridad que afectan el normal funcionamiento de energía eléctrica[35], conforman un cóctel mortal que podría asimilarse a cualquier ataque indiscriminado contra una población determinada en un territorio dado, sea cual fueren los afectados.

Por ejemplo, un ataque misilístico o un bombardeo indiscriminado contra una población civil, aunque hubiese un objetivo militar podría ser difícil evitar los daños que pueda provocar, lo cual violaría el principio de proporcionalidad y también el de distinción que son las bases del derecho internacional humanitario. En efecto, el artículo 53 del Convenio IV de Ginebra destinado a proteger a las víctimas de la guerra, establece que: “Está prohibido que la Potencia ocupante destruya bienes muebles o inmuebles, pertenecientes individual o colectivamente a personas particulares, al Estado o a colectividades públicas, a organizaciones sociales o a cooperativas, excepto en los casos en que tales destrucciones sean absolutamente necesarias a causa de las operaciones bélicas.” En efecto, entendemos que esta última excepción, deberá analizarse caso por caso, por ejemplo si hubiesen existido las armas químicas en los palacios presidenciales o se hubiese almacenado otro tipo de armamento de vital importancia para la conducción de las hostilidades. Además, algunos pensadores sostienen, que deberá optarse por el ataque que acarree el menor riesgo de daños colaterales y perjuicios accidentales cuando es posible elegir entre varios objetivos militares a ser atacados[36].

Quizás en un futuro se puedan aclarar todas estas dudas, que despierta a la opinión pública internacional estos tipos de ocupación bélica, sea cual fuere el territorio donde se realicen.

Si existen sanciones de la comunidad internacional para quienes no cumplan con un tratado internacional que proscriba el uso de armas de destrucción masiva – ya vimos todas las Convenciones que rigen la materia inclusive algunas con organismos especializados en la materia donde los Estados vuelcan sumas importantes de su presupuesto para su sostenimiento-, también deberían tener en cuenta la situación de un país, luego de una intervención armada, si los daños ocasionados –sea colaterales o no- a más de la desnutrición infantil, las profundas diferencias sociales, la falta de luz, gas y servicios esenciales tengan la magnitud de cualquier arma de destrucción masiva en general. Un conflicto, como se observa, del que nadie sale indemne.

En tal sentido, la Potencia ocupante “…tiene el deber de abastecer a la población en víveres y productos médicos; deberá, especialmente importar víveres, medicamentos y cualquier otro artículo necesario cuando sean insuficientes los recursos del territorio ocupado” ; a más del deber de asegurar y mantener los servicios médicos y hospitalarios, así como la sanidad e higiene del territorio ocupado [37].

De lo anteriormente expuesto se colige que la Potencia ocupante, puede colaborar con cualquier producto o bien que mejore la calidad de vida de la población, como podría ser una planta potabilizadora de agua o montar una central eléctrica para brindar energía a la población.

En otro orden, en lo que respecta a los medios que son lícitos emplear en las guerras o conflictos armados sea cual fuere su categorización, el filósofo Messner, señala: “ Lo que se discute sobre todo son los procedimientos como los bloqueos por hambre, el bombardeo de ciudades, el ametrallamiento de ciudades abiertas con bombas de gases asfixiantes, el empleo de bombas atómicas, de gases venenosos, de bacterias o de balas dundum… Una respuesta inequívoca se deriva de nuestro principio de que los procedimientos bélicos tienen que estar limitados a la defensa de la comunidad estatal. La propia defensa no justifica, de suyo, ninguno de los medios aludidos, puesto que producen a los beligerantes daños innecesarios o producen, en general, daños a los que no participan en la lucha [38] .”

Un punto interesante en relación a la geopolítica en Asia en general, es la aparición de India como actor relevante tanto en temas de comercio, como de cambio climático, energía y defensa en general. Nótese que el 6 de setiembre de 2008 el Grupo de Proveedores Nucleares (GPN) –una especie de “club” de naciones que controla el comercio mundial de equipamientos y tecnología atómica, decidió por unanimidad modificar sus directivas y permitir que India acceda a tecnologías sensibles. Otro hecho geopolítico relevante es que el pasado 22 de octubre India lanzó su primer vuelo no tripulado a la Luna, mostrando que dicho país está en capacidad de desplegar su política exterior de la mano de su poder económico y populacional para instalarse como una de las primeras potencias mundiales, al igual que China en la misma región[39].

En definitiva, la geopolítica mundial en el Asia central supone un juego de fuerzas entre las grandes potencias con el fin de controlar esa región para fines tanto económicos como políticos y de defensa. Esperemos que dichas fricciones entre los estados más poderosos de la tierra en esa región no perjudique o empeore la calidad de vida de sus ciudadanos e inclusive sean contraproducentes a la hora de intentar construir estados “democráticos” al estilo de occidente. La relación entre dichos Estados y su población juntamente con la influencia de potencias extraregionales será el tablero donde se decidan las principales decisiones geoestratégicas en el futuro próximo. Otro escenario relevante va el continente africano, también en relación a potencias extraregionales, léase, China con la industria minera, India, Estados Unidos, la propia Europa, Rusia e inclusive Brasil en su accionar a través de la provisión de tecnología en materia de alimentos y medicamentos principalmente hacia la comunidad de países de lengua portuguesa (Mozambique, Angola, Cabo Verde, etc)[40].

Entendemos que esta última crisis financiera internacional no cambió el tablero mundial, en verdad lo profundizó, ya que sigue existiendo una potencia hegemónica como los Estados Unidos, que puede arrastrar a través de una crisis a los demás países del globo – de ahí también su poder hegemónico- y otros países como los BRICS, que ya se venían perfilando como futuras potencias, y que ahora tiene una gran responsabilidad sobre sus manos de influir en esta sociedad multidimensional en la que muchas veces el “poder blando” es mucho más “duro” que el de los cañones.

IV- COLOFON EL FENOMENO DE LOS BRICS COMO CATALIZADORES GEOESTRATEGICOS. HACIA UNA ECONOMIA PARA LA PAZ EN EL ESCENARIO DEL MERCADO COMUN DEL SUR (MERCOSUR).-

El tema de la “necesidad militar” no debe fundamentarse únicamente con el argumento de que en conflictos armados como los analizados en estas líneas, cualquier cosa debe hacerse, sin más. A contrario sensu, según entiende un sector relevante de la doctrina, es que inclusive en los conflictos armados hay cosas que no deben hacerse por constituir atentados intolerables contra la humanidad [41].

Si bien es cierto, que en el caso afgano, a diferencia del de Irak (2003), los atentados a las torres gemelas del 11-S, dio de algún modo por así decirlo, autoridad moral para intervenir a los Estados Unidos, esta intervención al igual que la iraquí, debería haberse realizado en el marco de las Naciones Unidas, que entendemos es el único organismo institucional legítimo para construir la paz mundial, no utilizando la figura de la legítima defensa preventiva, que consideramos inaplicable, figura esta última que se ha convertido en el eje central de la estrategia de seguridad nacional estadounidense[42] .

Por ello, consideramos que se deberían articular mecanismos de control, previo a cualquier ataque armado desde el plano de la inteligencia criminal para afrontar estos nuevos desafíos. Militarizar este tipo de conflictos –al menos la experiencia lo ha demostrado- trae pocos resultados prácticos en torno a combatir el terrorismo y la no proliferación nuclear o de Armas de Destrucción Masiva en general.

Y no deberíamos olvidar en todas estas cuestiones la cuestión humanitaria, tan importante al momento de tomar decisiones en torno a si se realiza un ataque o no y bajo qué circunstancias y cuáles son las consecuencias en torno a la parte más vulnerable de todo esto que siempre es la población civil. Ubicamos este tema dentro del análisis geopolítico porque consideramos que cualquier pensador y mucho más un decidor en la actualidad no debería dejarlo de lado cuando se ponen en juego historias de vida, tradiciones y esperanzas.

Y en lo que le cabe a la comunidad internacional, deberá estar muy atenta a este tipo de fenómenos, para evitar distorsiones en el futuro y que las armas de destrucción masiva – que son reales y mortíferas sea quien fuera las posea, las desarrolle o utilice- no se transformen en verdaderas armas de distracción masiva, en el sentido de “distraer” a la opinión pública, para articular políticas intervencionistas en distintos Estados nacionales con distinta y variada finalidad.

Al respecto, no debe desconocerse el papel crítico de los hidrocarburos, en un mundo donde la oferta será insuficiente frente a la demanda de consumo de países como China e India, interpretándose junto con Michael Klare, que el gran conflicto mundial se juega sobre la geografía económica[43].

La aparición de países con territorio extenso, población numerosa y economías en crecimiento como es el caso de los BRICS, pueden llegar a jugar un rol geoestratégico importantísimo en el tablero mundial ya que, estableciendo líneas de pensamiento común podrían llegar a ser referentes indiscutibles para resolver conflictos tanto políticos como económico- sociales en este nuevo siglo, máxime si se tiene en cuenta el desprestigio de las grandes potencias en el manejo de situaciones globales de crisis, léase, el conflicto en Irak, Afganistán, Israel, Haití, Colombia, crisis humanitarias en África, etc. Un proyecto interesante sería el de articular actores regionales relevantes con el fin de contribuir con el desarrollo regional sustentable. Una economía para la paz supone, fomentar este tipo de políticas que no son sólo públicas, deben ser acompañadas en todo momento por el sector privado.

En tal sentido, entendemos que se pretende individualizar o iluminar al mundo del “terror” o que provoca terror a través de todo tipo de atentados, el narcotráfico, etc, sin establecer una identificación previa de sus causas. Así como el hambre es un arma de destrucción masiva, el subdesarrollo es la causa más visible de desintegración social. Si el futuro de casi 800 millones de personas que padecen hambre en el mundo depende de inadecuadas políticas de desarrollo, una propuesta sería que los países que conforman el grupo Brics, elaboren un nuevo “mapa” dentro de esa geopolítica del hambre como hablaba el genial médico y pensador brasileño Josué de Castro[44].

Porque entendemos que toda economía debe estar al servicio del hombre y como el hombre es un animal político, las empresas deberían tender puentes en miras a solucionar muchos problemas estructurales como el del hambre y el subdesarrollo.

La provisión de alimentos supone una estrategia de desarrollo regional que no solamente deberá incluir un determinado territorio provincial sino que debería extenderse a toda una región como es el MERCOSUR y en cada subcontinente, proyectarse al grupo subregional que corresponda. Por ejemplo, el MERCOSUR puede ser una fuente alimentaria primordial, tanto hacia adentro de sus territorios nacionales como hacia el mundo. Con ello podrían constituirse empresas binacionales o mercosureñas para encarar estos nuevos desafíos a nivel mundial. Por lo tanto, la cuestión arancelaria y para-arancelaria deberá estudiarse sin que afecte el desarrollo sustentable de la región en cuestión.

Un dato no menor es la creación de empresas binacionales en el terreno agroalimentario para satisfacer necesidades tanto nacionales, como regionales y en un futuro globales, por medio de estos países denominados de BRICS. En tal sentido, cabe destacar prestigiosa doctrina que ha señalado sobre la necesidad de impulsar este tipo de emprendimientos comerciales binacionales a saber : “… que a pesar del incremento en las inversiones mutuas en uno y otro país, ninguna de las empresas inversoras utilizó el sistema establecido en el Estatuto de las EBAB, a pesar de las ventajas comparativas que esta normativa otorgaba para invertir y relocalizar sus capitales en alguno de estos estados. Para las investigadoras, el instrumento existe y puede resultar muy útil en las actuales condiciones. Solo falta la voluntad política de promocionarlo como forma de fomentar la cooperación en la región e incentivar la inversión…”[45].

En relación a la economía y su articulación con la política a nivel global, algunos autores sostienen que: “…La economía no puede tornarse independiente de la sociedad pues la consecuencia será la destrucción de la idea misma de sociedad y de bien común. El ideal a ser buscado es una economía de lo suficiente para toda una a comunidad de vida. La política no puede restringirse a ordenar los intereses nacionales pero se obliga a proyectar una gobernanza global para atender equitativamente los intereses colectivos ”[46] .

En efecto, la constitución del MERCADO COMUN DEL SUR (MERCOSUR) ha profundizado la integración regional no solamente en el área económica sino que también en otros sectores como la política, el turismo, la cultura, el trabajo, la salud, la justicia y la educación, entre otros. Sin embargo, no se ha profundizado la idea de crear un mecanismo de consulta e intercambio de políticas en materia de Defensa. Aunque, necesario es destacar el proyecto de la República Federativa del Brasil de promover la creación de un Consejo Sudamericano de Defensa (CSAD), que a nuestro modo de ver sería un proyecto a largo plazo que necesariamente tendría que pasar por la articulación de un mecanismo de menor alcance ya institucionalizado como es el del MERCOSUR.

Así, se estarían utilizando las estructuras tanto administrativas como jurisdiccionales existentes para profundizar la integración en el cono sur para proyectarla a escenarios mayores. En definitiva, sostenemos que los problemas de integración con más integración se solucionan y una de las herramientas más eficaces es partir de una reforma del estado pensada en criterios de trabajo por objetivos y por resultados y que pueda compartirse desde una mirada regional.

Por ejemplo, el intercambio de experiencias a nivel interestatal mejorará el funcionamiento del estado e indirectamente fortalecerá la integración regional en todas las áreas y niveles, siempre en miras de considerar al estado como un gran “colectivo” que se lo puede visualizar en tres grandes dimensiones, es decir, como un “conjunto de burocracias” sectoriales o especializadas que tienen la responsabilidad legal de lograr algún aspecto del interés público y de garantizar la continuidad histórica de la unidad territorial nacional. También se lo puede dimensionar como “un sistema de leyes” legalmente sancionadas para garantizar la paz en base a principios de cooperación social y por último como “un foro de identidad colectiva” para los habitantes de su territorio en la medida que se proyecte como una “comunidad de ciudadanos”[47].

Por ello, promover reglas de “buen gobierno” o gobernanza que apunten a redescubrir nuestros territorios en sus funciones espacial desde una mirada local y regional a su vez, contribuirá a fortalecer los principios de gobernabilidad democrática, entendida ésta última como acción del estado, en toda el área latinoamericana. Todo lo cual deberá fundarse en los lineamientos contenidos en la Carta Iberoamericana de Calidad de la Gestión Pública que fue reconocida como de necesaria su adopción por los Jefes de Estado y Gobierno de Iberoamérica en la X Conferencia Iberoamericana de Ministros de Administración Pública y Reforma del Estado, que fuera llevada a cabo en la ciudad de San Salvador, El Salvador el 26 y 27 de junio del corriente año.

Porque en definitiva, como sostenía el médico pernambucano Josué de Castro, quien fuera uno de los propulsores de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación ( FAO) , organismo que presidió desde 1952 a 1956, en pleno auge del Sistema de las Naciones Unidas, como consecuencia de las dos guerras mundiales y luego de la catástrofe atómica en Hiroshima y Nagasaki: “En realidad, el subdesarrollo no es la ausencia de desarrollo sino la consecuencia de un modelo universal de desarrollo equivocado. El subdesarrollo es el producto de una mala utilización de los recursos naturales y humanos…Sólo a través de una estrategia global de desarrollo, capaz de movilizar a todos los factores de producción en favor de la colectividad podremos eliminar el subdesarrollo y el hambre de la faz de la tierra”[48] .

Teniendo en cuenta que para paliar la crisis financiera mundial -causada intencionalmente o no para bajar los precios de los commodities, inclusive el valor de la tierra- resulta necesaria la generación de mecanismos coordinados en materia de geopolítica regional, por ejemplo en las cuestiones de mercado de trabajo, monetarias, planeamiento urbano y utilización de espacios naturales semivacíos como pueden ser la amazonia y la patagonia, entre otras cuestiones de interés común.

Y en lo que respecta a la política de defensa en los próximos años deberá pensarse en un escenario de cooperación regional en todas las áreas del quehacer nacional, tanto públicas como privadas, a fin de lograr cohesión y consistencia en las políticas públicas tendientes a lograr una adecuada reforma del estado sin desconocer la activa participación de la ciudadanía en general.

En atención a lo expuesto, promover la creación de la Reunión de Ministros de Defensa en el MERCOSUR, permitirá una mejor aplicación de las políticas de defensa no sólo en el ámbito local sino en el regional, sin desconocer que asimismo se puedan establecerse otros esquemas de integración en escenarios mayores, abarcando a más países en el geoespacio latinoamericano que los originalmente partes del MERCOSUR como consecuencia del Tratado de Asunción de 1991.

Si bien se concordó en establecer una supervisión financiera internacional en la última reunión del G-20, ahora G-22 por la incorporación de dos países más como el Reino de España y el Reino de los Países Bajos[49], la no participación del presidente electo de los Estados Unidos Barack Obama, resultó de poca relevancia, aunque necesario es destacar que sus países miembros están tomando medidas concretas para paliar la crisis financiera internacional, que por cierto va a afectar no sólo al sector privado sino también al sector público.

En cuanto a las medidas adoptadas a mediano plazo se destacan al sólo efecto ilustrativo algunos párrafos de la Declaración del G-20 del 15 de noviembre de 2008 : “…– Pusimos de relieve que las Instituciones de Bretton Woods debían reformarse de manera exhaustiva para que puedan reflejar de forma más adecuada los pesos económicos cambiantes en la economía internacional y ser más responsables de los retos futuros. Las economías emergentes y en desarrollo deberán tener más voz y representación en dichas instituciones.

-El Fondo Monetario Internacional deberá realizar vigorosas y ecuánimes revisiones de la supervisión de todos los países, además de prestar una mayor atención a sus sectores financieros y a una mejor integración de las revisiones con los programas de evaluación del sector financiero de la unión entre el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Basándonos en todo esto, es necesario fortalecer el papel del Fondo Monetario Internacional en el ofrecimiento de consejos políticos macrofinancieros.

-Las economías avanzadas, el Fondo Monetario Internacional y otras organizaciones internacionales deberán facilitar programas para la creación de capacidad para las economías de los mercados emergentes y de los países en vías de desarrollo sobre la formulación y la puesta en marcha de nuevas y destacadas regulaciones, que resulten coherentes con los estándares internacionales.[50]

Por lo tanto, cuanto mejor sean las instituciones, tanto privadas como públicas, será mejor la manera de sobrevivir a esta crisis, la cual, sea provocada o por azar, será el termómetro para probar quien tenga mejor Estado y mejor empresa y en consecuencia, mayor influencia geopolítica en este nuevo siglo.

En suma, se deberán tener presente las reflexiones geopolíticas realizadas en el presente, a los fines de poder interpretar este nuevo juego por el poder mundial que va un poco más allá de las cuestiones que atañen a la no proliferación de todo tipo de armamento y al terrorismo, todo lo cual debe ser considerado como un todo orgánico, vislumbrándose en los albores de este siglo, con mayor poder desde lo financiero que desde lo estrictamente militar con el objetivo de construir escenarios globales más justos.

FUENTES CONSULTADAS:

ALBERTI, Giorgio, LLENDOROZAS, Elsa y Julio Pinto (Comp.), Instituciones, Democracia e Integración Regional en el MERCOSUR, Prometeo Libros, Buenos Aires, 2006.-

ALFONSIN, Raúl, “EL MERCOSUR nació para provecho de nuestros pueblos y de la Región” Diario Clarín, 30 noviembre de 2005.-

BARTOLOMÉ, Mariano, La Seguridad Internacional Post-11s, Instituto de Publicaciones Navales, Buenos Aires, 2006, pàg. 69.-

BAUMAN Zygmunt, Modernidad Líquida, Efe, México, 2002.-

BETTO, frei, O Desafìo Etico, Garamond , 1ra. ed, Río de Janeiro, 2001.-

BOFF, Leonardo, “ A impossível comensalidade depois de Doha”, http//www.cronopios.com.br, página visitada el 12/8/08.-

BOULARD, Martine, “El poder mundial se desplaza,” Revista Le Monde Diplomatique, nov.2008, pág.6.

CARTER, Ashton, PERRY, William, STEINBRUNER J., “A New Concept of Cooperative Security, The Brooking Inst.”, Washington D.C, 2003.-

COSTA FREITAS Jorde Manuel do, A Escola Geopolítica Brasileira, Biblioteca do Exército, ed. Primeira, Río de Janeiro, 2004.-

DE CASTRO, Josué, El Libro Negro del Hambre, EUDEBA, Buenos Aires, 1972.-

DELLA SALA, Alejandro Fabio, “Japón, la Interdicción Internacional del Recurso a la Guerra a la luz del Ius Gentium”, Revista Jurisprudencia Argentina, Febrero 7, 1995, pág.7 Num.5671.-

DOMINGUEZ, Jorge I., “Conflictos Territoriales y limítrofes en América Latina y el Caribe” en Conflictos Territoriales y Democracia en América Latina, Buenos Aires, Siglo XXI Editores.-

DOS SANTOS, Theotonio, “¿ A dónde va el Capitalismo?”, w.ww.clacso.org.ar/ difusion/institucional /asuntos-institucionales-y-jurìdicos/opiniòn.html, pàg.3, página visitada el 6/7/06.

FERNÁNDEZ Sebastián, La Cultura como Factor de Poder de un Estado” Programa de estudios en Defensa & Seguridad, http://www.caei.com.ar, página visitada el 19/9/07.-

FREIRE, Juan, “Brasil, país de código abierto”, ttp://nomada.blogs.com/jfreire/2004/11/brasil.html, página visitada el 5/6/07.-

FRISCHKNECHT, Federico, LANZARINI, Mário, y otros, ESTRATEGIA, Lógica, Teoría y Práctica, Escuela de Guerra Naval, Buenos Aires, 1994.-

GORBACHOV, M.,”Hacia un Contrapeso a Washington”, diario La Nación, Miércoles 30 de Mayo de 2007.

JAGUARIBE, Helio, “AFAN DE SUMAR, XV CUMBRE IBEROAMERICANA DE JEFES DE ESTADO Y DE GOBIERNO”, Salamanca, 2005, España, Suplemento Diario Clarín, Buenos Aires, Argentina.-

KALDOR, M., Las Nuevas Guerras, La violencia organizada en la era global, Tusquets, Editores, Madrid, 2001.-

KOUTOUDJIAN, Adolfo, Pacto de Defensa y Seguridad del Cono Sur, en STANGANELLI Isabel, Comp., Seguridad y Defensa en el Cono Sur, Editora Andina Sur, Mendoza, 2004.-

KOUTOUDJIAN, Adolfo, “Determinantes Geoeconómicos de la Polìtica Mundial”, trabajo actualizado, Revista de la Escuela de Guerra Naval, Nro.51, Buenos Aires, Dic.2001-

KLARE, Michael, Guerra por los Recursos, edit. Urano, Edic. 2003, Barcelona.-

LAIÑO, Aníbal, “El Intercambio entre diversas escuelas doctrinarias. Una Aproximación al Debate Teórico de la Defensa”, Revista de la Defensa Nacional, Publicación del Ministerio de Defensa -República Argentina- Nro. 1, Buenos Aires, 2007.-

LLAMBIAS, Jorge Joaquín, Tratado de Derecho Civil, Parte General, Tomo I, Buenos Aires, 1968.-

MARTINS, María Helena (organizadora), Fronteras Culturais, Ateliê editorial, Porto Alegre,2002.-

MESSNER, Johannes, Ëtica Social, Política y Económica a la Luz del Derecho Natural, Rialp Ed., Madrid, 1967.-

MINISTERIO DE DEFENSA DE LA REPÚBLICA ARGENTINA, “La Modernización del Sector Defensa, Caracteres y fundamentos del Modelo Argentino” , Buenos Aires, 2007.-

PERÓN, Juan Domingo, Discurso efectuado en la Escuela de Guerra Nacional – actual Escuela de Defensa, en 1953, Biblioteca de la Escuela de Defensa de la República Argentina, Buenos Aires, 2007.-

PEROTTI, Alejandro Daniel, “MERCOSUR: proceso legislativo. Sobre algunos inconvenientes que presenta el mecanismo de internalización”, (Pendiente de publicación en Revista de Derecho Privado y Comunitario, ed.Rubinzal Culzoni, Santa Fe, Argentina, 2007 y por la Organización de Estados Americanos).-

RAPOPORT, Mario, CERVO AMADO, Luiz, El Cono Sur, Una historia común, Fondo de Cultura Económica, Buenos Aires, 2001.-

REVESZ, Bruno, “Gobernabilidad democrática, descentralización y desarrollo territorial local y regional”, I Encuentro Macro Regional sobre Nueva Ruralidad y Competitividad Territorial, Cajamarca, Perú, 16-18 de noviembre de 2005, pág. 6. http:// http://www.mesadeconcertacion.org.pe /documentos/ general/ gen_00819.pdf, página visitada el 22/7/08.-

RIBEIRO OLIVEIRA, Fábio, “O Imperio e os Novos Bárbaros” Um analise sobre o livro do Jean- Christophe Rufin, http//br.geocities.com/revistacriacao2001/barbaros.htm, página visitada el 16/5/2007.-

VARADARAJAN, Siddharth, “India, ávida de reconocimiento”, Revista Le Monde Diplomatique, Año 10, num. 113, Noviembre de 2008.

FUENTES PERIODíSTICAS CONSULTADAS:

http://www.cbn.com.br (O Globo), http://www.estadao.com.br (O Estado de Sâo Paulo), http://www.epoca.com.br,http:///www.rfi.fr.,http///www.eldigitalcastillalamancha.es/articulos.asp?idarticulo=44004, entre otras.


[1] Se sigue en este punto los apuntes de la clase del profesor Mariano Bartolomé en la Escuela de Defensa (Maestría en Defensa Nacional, período 2007).-

[2] Cfr. RIBEIRO OLIVEIRA, Fábio, “O Imperio e os Novos Bárbaros” Um analise sobre o livro do Jean- Christophe Rufin, http/br.geocities.com/revistacriacao2001/barbaros.htm, página visitada el 16/5/2007.-

[3] Siguiendo apuntes de clase del Dr.Bartolomé en sus clases en la Maestría en la Escuela de Defensa, el concepto hegemonía tiene dos acepciones, una anglosajona que sostiene que hegemonía es cuando un país con gran poder económico tiene capacidad para influir en los organismos internacionales y la otra, que un hegemón es aquel que es seguido por actores de segundo nivel. Según estas dos acepciones, parecería según nuestra opinión, que aún Estados Unidos posee esas dos cualidades, pese a los atentados arriba aludidos.-

[4] Cfr. BARTOLOME, Mariano, La Seguridad Internacional Post-11-S Contenidos, Debates y Tendencias, Instituto de Publicaciones Navales, Buenos Aires, 2006, pág.106. El referido autor cita a al italiano Attiná quien sostiene que: “..un hegemón tiene estructural e intencionalmente el poder de hacer que las cosas marchen en la dirección que prefiere y la capacidad de llevar hasta su posición y terreno, al buscar soluciones para los principales problemas del sistema, al mayor número de Estados del sistema o, como mínimo, a aquellos que cuentan.” Ibídem.

[5] Cfr. BARTOLOME, Mariano., op.cit., pág.338.-

[6] BRICS si incluimos a Sudáfrica y BRICs si no lo incluimos, como veremos más adelante hay autores como Theotonio Dos Santos que lo incluyen por ser un país articulador de conductas a nivel continental africano.-

[7] Cfr.GORBACHOV,Mihail, “Hacia un Contrapeso a Washington”, diario La Nación, Miércoles 30 de Mayo de 2007. Aunque el autor sostiene que dicha alianza, sin llegar a ser antinorteamericana puede generar iniciativas coordinadas en el plano global para favorecer la estabilidad y la seguridad, comunes a todos. Ibídem.-

[8] Cfr. FREIRE, Juan, “Brasil, país de código abierto”, http://nomada.blogs.com/jfreire/2004/11/brasil.html, página visitada el 5/6/07.-

[9] El propósito central de los acuerdos de seguridad cooperativa es el de prevenir la guerra y al menos primariamente los medios para una agresión exitosa, estableciendo lazos estrechos entre las partes como para evitar una amenaza mutua. En estos casos el dilema de la seguridad –es decir yo me armo por temor a otro- se minimiza bastante. A través de estos acuerdos los cuales tienen que tener una base en otro de seguridad colectiva residual –que actúa como paraguas del anterior- se asegura que toda agresión organizada no pueda comenzar al menos en gran escala.Cfr. CARTER, Ashton, PERRY William, STEINBRUNER J., A New Concept of Cooperative Security, The Brooking Inst., Washington D.C. pág. 7.- (La interpretación del inglés me pertenece).-

[11] Cfr. ACOSTA ESTÈVEZ, José B., “ la Operación Libertad Duradera y la Legítima Defensa a la luz de los Atentados del 11 de Setiembre de 2001.” (http: http://www.juridicas, UNAM, mx/publica/libre/rev/derint/cont/6/art/art.1pdf, pàg.48, pàgina visitada el 12/11/07).-

[12] VERDROSS, Alfred, Derecho Internacional Público, ed. Aguilar, Buenos Aires, 1969, pàg.352.

[13] VERDROSS, Alfred, op.cit.pág.354.

[14] VERDROSS, Alfred, op. cit., Ibídem.

[15] VERDROSS, Alfred, op. cit., pág.553. En este punto seguimos un trabajo de mi autoría, “Japón, la Interdicción Internacional del Recurso a la Guerra a la luz del Ius Gentium”, Revista Jurisprudencia Argentina, Febrero 7, 1995, pàg.7 Num.5671.-

[16] Cfr. GUTIERREZ POSSE, Hortensia, Moderno Derecho Internacional y Seguridad Colectiva, Zavalía, Buenos Aires, 1995, pág. 328.

[17] Cfr. ACOSTA ESTÈVEZ, José, B., op. cit., ibídem.

[18] Cfr. BARBOZA, Julio, Derecho Internacional Público, ZAVALIA, Buenos Aires, 1995, pág. 252

[19] Cfr. BARTOLOME, Mariano, op. cit., págs. 97 y 98.-

[20] Inclusive el control de operaciones bancarias vinculadas a redes de lavado de dinero trasnacional puede dejar muchas pistas para el contrarrestar a esta nueva economía del terror, la cual actúa principalmente desde la trastienda del poder, con sponsors y en un mercado financiero cada vez más globalizado. En tal sentido se recomienda ver, NAPOLEONI Loretta, “The New Economy of Terror”, http://www.mafhoum.com/press7/225E61.htm, pàgina visitada el 18/9/07.-

[21] Cfr. CASTELLI, Mariano, Viento y Desierto, Cien horas de Operaciones Terrestres, Edivèrn SRL, Buenos Aires, 1ra ed., pàg. 19.-

[22] SHANK, Michael, “La existencia de un Iraq independiente y soberano sería la mayor pesadilla para los Estados Unidos. Entrevista a Noam Chomsky ”, www. michaelshank.net y www. Rebeliòn.org, acc. 12/09/07, página 2.-

[23] Diccionario de la Real Academia Española, Tomo II, Vigésima segunda edición, Villa Ballester, Pcia de Buenos Aires, 2001, pág. 2131.-

[24] Cfr. SHANK, Michael, op. cit., pág.6.-

[25] Cfr. SHANK, Michael, op. cit., passim.

[26] Cfr. CRAWLEY, Vince, “Comercio de Drogas de Afganistán relacionado con insurgencia de Talibán”, http://usinfo.state.gov/utils/sprintpage.html, página visitada el 18/9/07.-

[27] Cfr. SARNO, Gastón Hugo, “ La Puja Geopolítica Mundial, ( Según Zbigniew Brzezinski) ”, Boletín Académico

Nro. 1/2000, Escuela de Defensa de la República Argentina, pág.13.-

[28] Cfr. KLARE, Michael, Tendencias, Sangre y Petróleo, Peligros y Consecuencias de la Dependencia del Crudo, Tendencias Editores, España, 2006, pág. 242 y ss.

[29] KLARE, Michael, op. cit., pág.243.

[30] La estrategia “anaconda” de la que hablan los estrategas rusos de contención y abrazo de Rusia hacia su propio interior territorial, viene a ponerse en jaque con estos dos nuevos hechos geopolìticos de que a nuestro criterio son de relevancia universal. “Va a ser como poner una bandera en la Luna” afirmó Sergei Balyaskinov, vocero del Instituto Ruso del Ártico y del Antártico. La intención es demostrar que ese fondo oceànico es la continuación de la plataforma continental rusa, lo cual es un modo de avanzar en la reivindicación del área submarina del Ártico, que segùn algunas estimaciones, podría tener hasta 10000 millones de toneladas de depósitos de gas y petróleo (Cfr. Diario La Nación, Jueves 2 de agosto de 2007, págs.1 y 4).-

[31] Cfr. KOUTOUDJIAN, Adolfo, “Determinantes Geoeconómicos de la Polìtica Mundial”, trabajo actualizado, originalmente publicado en la Revista de la Escuela de Guerra Naval, Nro.51, Dic.2001, el cual también fuera material de las clases del referido autor en la Maestría en Defensa Nacional de la Escuela de Defensa de la República Argentina, durante el período 2007, pág.10.-

[32] Cfr. “Teme Israel un eje Siria-Corea del Norte”, Diario La Nación, domingo 16 de setiembre de 2007, http://www.lanacion.com.ar, página visitada el 16/9/07.-

[33] Cfr. KOUTOUDJIAN, Adolfo, op. cit., ibídem.-

[34] Cfr. SARNO, Hugo Gastón, “ La Humanidad Prisionera”, Nro./2007 ISSN 1515-7113, Boletín de Difusión Académica de la Escuela de Defensa Nacional, pàg.6. Acc. http://www.mindef.gov.ar/edn/html., página visitada el 19/9/07.-

[35] Cfr. Informe del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) sobre Irak, op.cit. ibídem.

[36] Cfr .SCHMITT, Michael, “La Guerra de la Información: los ataques por vía informática y el ius in bello”, Revista Internacional de la Cruz Roja Nro.846, 30-06-02, pág.12. Documento impreso desde el sitio web del CICR, URL: http://www.icrc.org/web/spa/sitespa0.nsf/html/5tecg3, Acc.26/02/2006.-

[37] Cfr. Arts.55 y 56 del Convenio de Ginebra IV. (El sobre iluminado me pertenece) De lo que se desprende de la lectura de estos dos artículos, es que la asistencia de la Potencia ocupante debe ser amplia y abarcar en lo posible el mejoramiento de la calidad de vida de todas las personas que sufren a raiz del conflicto armado.

[38] MESSNER, Johannes, Etica social,política y economía a la luz del derecho natural, Ed. Rialp, Madrid, primera edición, 1967, pág.776/777. (Sic.)-

[39] Cfr. VARADARAJAN, Siddharth, “India, ávida de reconocimiento”, Revista Le Monde Diplomatique, Año 10, num. 113, Noviembre de 2008, pág.10.

[40] Inclusive hay regiones en el mundo que, aún sin ser primera lengua, se habla la lengua portuguesa, como ser en la región de GOA en la India, en la ciudad de MACAU, en CHINA y en algunas ciudades del Japón, debido a la gran inmigración japonesa en el Brasil principalmente después de la II Guerra Mundial.

[41] Cfr. KALSHOVEN, Frits y ZEGVELD, Liesbeth, op. cit., pág. 238.-

[42] ACOSTA ESTEVEZ, José B., op. cit., pág.49.-

[43] Cfr. SARNO, Gastón Hugo, op. cit. , pág.7.-

[44] Cfr. DE CASTRO, Josué, El Libro Negro del Hambre, EUDEBA, Buenos Aires, 1972, passim.

[45] Cfr. BIOCCA, Stella Maris, RAYA DE VERA, Eloisa, “Las empresas binacionales argentino-brasileras. Pautas para su reactivación”, http: //www.mercosurabc.com.ar, página visitada el 16/5/08.

[46] BOFF, Leonardo, “ A impossível comensalidade depois de Doha”, http//www.cronopios.com.br, página visitada el 12/8/08. ( La interpretación del portugués nos pertenece).

[47] Cfr. REVESZ, Bruno, “Gobernabilidad democrática, descentralización y desarrollo territorial local y regional”, I Encuentro Macro Regional sobre Nueva Ruralidad y Competitividad Territorial, Cajamarca, Perú, 16-18 de noviembre de 2005, pág. 6. http:// http://www.mesadeconcertacion.org.pe /documentos/ general/ gen_00819.pdf, pàg visitada el 22/7/08.

[48] Cfr. DE CASTRO, Josué, op.cit., passim.

[49] Nótese que tanto el Reino de España, por ejemplo a través del Banco Santander, como el Reino de los Países Bajos, a través del ABN AMRO y el ING Bank entre otros, tienen instituciones financieras muy sólidas, especialmente proyectadas en Latinoamérica así como en otras plazas extraeuropeas. (Cfr. http://www.cbn.com.br, portada, acc.17/11/08 ).

[50] Cfr.http///www.eldigitalcastillalamancha.es/articulos.asp?idarticulo=44004,acc.17/11/08, gentileza del Doctor Alejandro Daniel Perotti.

2009, el mundo trágico

a-12

por Teódulo López Meléndez

Mientras más miro hacia el 2009 más tragedia veo. El mundo parece aproximarse hacia una provisionalidad que todo lo abarca, trabajos interinos, ingresos provisionales, seguridad momentánea, frustración apenas apaciguada por salidas temporales.

Las crisis económicas tocan el estómago y desatan los incontroles, pero siempre subyacen debajo de ellas una inconformidad política y un agotamiento de las formas de gobierno. Las crisis económicas son crisis políticas. Las crisis políticas son crisis de hartazgo, de impotencia y de desesperación.

Lo sucedido en Grecia ha sido despachado con la prontitud de unas protestas por la muerte de un adolescente a manos de la policía. Es mucho más que eso. Se trata de un cansancio de la juventud griega que puede extenderse como pandemia por toda Europa. Las razones económicas están a la vista: desempleo, bajos salarios y servicios sociales deficientes, pero más allá hay un hartazgo de la conducción política. La juventud griega exige ser escuchada y aunque con marcadas diferencias con la juventud francesa del famoso mayo, arrasa a su paso los símbolos visibles del status, desde el parlamento hasta los bancos comerciales.

Recurren a Internet y a los teléfonos celulares que son la nueva manera de encender y dirigir las protestas no sólo en su propio territorio sino en acciones por toda Europa. Ya lo dijo alguien, la tecnología está ahora al servicio de la turba y la turba puede ser buena o mala, espontánea o dirigida, destructiva o partera. La sociedad europea se fragmenta y es profundamente simbólico que haya sido en territorio griego donde la desesperación haya tomado la calle para dejarle saber a los políticos europeos que en el 2009 pueden enfrentar un estallido de proporciones incalculables.

Estados Unidos atraviesa unos días entre la ilusión y el miedo. La ilusión la encarna el presidente Obama con un mensaje de renovación del espíritu norteamericano y una promesa de reencuentro. El miedo está representado en la pavorosa crisis económica y en la posibilidad de que la violencia latente tronche la esperanza por momentos adquirida. Los nombramientos de Obama apuntan a un gobierno inicial de centroderecha –de otra manera no podía ser- que le ocupará quizás los dos primeros años de su mandato. Deberá poner orden en lo económico, en una preocupación agravada con el desempleo que vendrá y en la caída en la desesperación de quienes vean perdidos sus puestos de trabajo y sus viviendas y deberá enfrentar la presencia militar estadounidense en el mundo, el terrorismo que hará de las suyas y la conversión de la sociedad en una donde se violan los derechos civiles y se distorsiona el espíritu jurídico y de libertad, desde el cáncer que representa la prisión de Guantánamo hasta la evidente inconstitucionalidad de normas que han hecho de los Estados Unidos una sociedad más represiva desde el 11 de septiembre.

El calentamiento global produce huracanes donde no los había, sequías en otras partes, grandes lluvias que desbordan los ríos e inundan sembradíos y viviendas, calores insoportables e inviernos de congelación. He seguido con especial atención la cumbre sobre el tema celebrada en Polonia y he firmado la carta de presión que la organización Avaaz ha dirigido al trío de gobiernos renuentes a ceder, en especial el italiano de Berlusconi. Quizás la reunión de Obama con Al Gore para discutir el tema indique que el nuevo gobierno de Washington se apresta a tomar medidas y tal vez el documento final de la cumbre polaca indique un poco de esperanza.

El proceso de destrucción del planeta lo sentimos también en Venezuela. Nuestro clima tradicional ha dejado de serlo. Ahora vivimos lluvias copiosas que producen grandes desastres. No hemos percibido con exactitud que el uso indiscriminado de energía está tocando a su fin. Mientras los grandes glaciares se fracturan y se reducen crecen los niveles del mar y algunas de nuestras islas –las que marcan territorialidad- están amenazadas y algunas de nuestras ciudades vecinas al mar pueden entrar en peligro. La inmensa población que vive en los cerros será la victima, habrá deslaves y tragedias y una vez más comprobaremos la ineficacia para dar vivienda digna a nuestros pobladores más pobres.

No soy un pesimista, más bien tiendo a lo contrario, a confiar en la potencialidad creadora del hombre en estos tiempos en que el humanismo ha entrado en desuso. Creo que dividir al mundo entre optimistas y pesimistas es tan dañino como dividirlo en extremistas de izquierda y de derecha o tan inútil como separar en apocalípticos e integrados a los que miran el fenómeno de los massmedia, tal como en su momento lo hizo Umberto Eco. Creo, por el contrario, que debemos mirar al mundo y a nuestro país con los ojos de la claridad y de la conciencia. Como realidad global estamos en problemas sin que la humanidad tome plena cognición de que ha terminado un período de bonanza y que entramos no sólo en uno de perplejidades económicas sino también de perplejidad filosófica, todo sin que se entienda a perfección que marchamos hacia sociedades multiculturales integradas donde las peculiaridades sobreviven en medio (y en) de un mundo intercomunicado y posible de solidificarse en la convivencia.

Este siglo nos está diciendo que no entramos, como en ocasiones anteriores, en el esplendor de la razón, de la religiosidad o del estallido de neovanguardias que vengan a transformar nuestra concepción de la palabra y del arte. Este siglo nos está diciendo que entramos en un tiempo de aprietos, de grandes reacomodos, de terribles dificultades de lo humano. Hasta tal punto ha llegado nuestro desvarío que podríamos atrevernos a hablar de un reacomodo cultural global, de una posibilidad latente de repensar lo humano o de hundirnos en el caos de la irresolución. Tal vez este 2009 que nos anuncia tragedia nos conceda el asomo del pensamiento, pues es en él donde el hombre ha encontrado las maneras de alzarse de sus caídas. Tal vez sea más que un oráculo la crisis griega que nos ha hecho estos días arrugar el ceño y reflexionar sobre nuestro destino.

teodulolopezm@yahoo.com

Howard Rheingold: “Las multitudes suelen decidir mal”

howard-rheingold2

El pensador Howard Rheingold  (Phoenix, Arizona, 1947) ha visitado esta semana la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), donde ha impartido charlas sobre las crecientes comunidades on line. El reconocido autor de Tools for thought (herramientas para la reflexión) y Smart mobs: the next social revolution (multitudes inteligentes: la próxima revolución social) cree que hay que mejorar el aprendizaje en un mundo cambiante por el acelerado progreso tecnológico.

¿Hacia dónde nos lleva el desarrollo tecnológico?

Somos humanos porque usamos símbolos para comunicarnos y hacer cosas juntos. No podemos mirar la tecnología como algo separado de nosotros. Estamos asistiendo a una aceleración de un cambio global, quizás de una forma más rápida de lo que nunca hemos visto antes.

¿Puntos positivos y negativos de las redes sociales?

Lo positivo es que ahora hay más gente capaz de vivir más tiempo, de sufrir menos, de alimentar a sus hijos y de explorar la cultura, la religión y la filosofía. Lo negativo es que se ha desarrollado la habilidad para hacer cosas destructivas.

En los últimos cinco años ha habido muchos cambios.

Hemos visto el poder destructivo de los individuos. El terrorismo ha desarrollado esa capacidad. No hay instituciones educativas que enseñen a la gente cómo usar la tecnología. Hay una colisión entre el ritmo de evolución tecnológico y el de las instituciones. La gente no sólo se está quedando atrás: la tecnología está avasallándola.

¿Cuáles son las principales limitaciones humanas en el desarrollo tecnológico?

La principal limitación humana es educacional. En su mayor parte, las personas aprenden por pura supervivencia.

¿El papel de los políticos?

La idea de que la población paga impuestos que sirven para que los niños aprendan es buena. Es la esencia de lo que mantiene en funcionamiento la civilización. Los políticos hablan sobre educación, pero no hay grandes inversiones para cambiar y experimentar sobre ella.

¿La tecnología modificará los procesos naturales de aprendizaje del ser humano?

Uno de los aspectos más interesantes en el ser humano son las palabras y los números. Programamos nuestro cerebro para leer. ¿Cómo lo programaremos para usar internet o los teléfonos móviles? Es una de las cuestiones más importantes del siglo XXI. En cierta forma, lo hacemos accidentalmente.

Lo que usted llama “multitudes inteligentes” ¿son el triunfo de la democracia?

Las multitudes inteligentes son pequeños o grandes grupos que actúan de una forma nunca vista antes, porque la tecnología les permite coordinarse. En España, tras los ataques terroristas del 11-M hubo gente que se coordinó con mensajes de móvil. Hay muchos otros ejemplos, no siempre pacíficos ni democráticos. Las multitudes toman malas decisiones muy a menudo. Es fácil dar información falsa a la gente para provocar acciones destructivas.

¿El futuro de la prensa?

Hay una gran explosión de voces en el mundo, pero el periodismo es mucho más que explicar una historia en un blog. Descubrir lo que pasa y explicarlo de forma cuidada es fundamental para la democracia.

Fuente: http://www.lavanguardia.es

Libros: Diccionario político y social del siglo XX español

diccionario

Este Diccionario político y social del siglo XX español, formado por más de un centenar de términos, cierra una investigación colectiva de trece años sobre historia de los conceptos políticos y sociales en la España contemporánea, que dio lugar en su día al Diccionario político y social del siglo XIX español (Alianza Editorial, 2002). El nuevo volumen recoge lo esencial de un vocabulario sociopolítico que en gran medida sigue vigente a principios del siglo XXI. Voces ya consolidadas en el lenguaje político de la modernidad, como «democracia», «liberalismo», «revolución», «nacionalismo», «intelectual», «ciudadanía», «socialista», «constitución» o «partido», y otras más recientes, como «globalización», «consenso» o «ecologismo», cobran vida en estas páginas en forma de breves ensayos en los que, como si de una biografía se tratara, se sigue el recorrido del concepto a lo largo del siglo XX. Junto a los directores de la obra, los catedráticos Javier Fernández Sebastián y Juan Francisco Fuentes, autores de una treintena de voces, el Diccionario cuenta con la colaboración de más de cuarenta especialistas de reconocido prestigio, como José Álvarez Junco, Joaquín Varela Suanzes, Andrés de Blas, Manuel Pérez Ledesma, Gregorio Peces-Barba, Pedro Carlos González Cuevas, Mercedes Cabrera y Santos Juliá.

Humanos… Aniversario ¿feliz?


a-3

por Jordi Palou-Loverdos

Humanos… ¿qué derechos nos reconocemos mutuamente?; ¿son realmente universales los derechos humanos, es decir, un camino trazado hacia la unidad (“verso al uno”)?. Hoy hace 60 años no más de 60 estados representados en la Asamblea General de la ONU los aprobaba solemnemente. ¿Ya hace 60 años … o sólo hace 60 años? Serían dos formas posibles de enfrentarse a la celebración. Cuando uno relee los 30 artículos de la “Declaración” piensa al mismo tiempo cuanto hemos avanzado como humanidad y cuan sistemáticamente se quiebran esos derechos considerados inherentes al ser humano. Antaño los ritos de paso –también los de los aniversarios señalados- servían para tomar conciencia de una situación que trascendía el momento, para pararse en el camino y tomar aire (“inspirar-se”) … hoy parece que no tenemos tiempo de nada, resoplamos, espiramos en el mejor de los casos, aunque muchos expiran en el rito de paso inevitable.

Prefiero no hablarles de cifras. No porque sean inexactas o sea difícil que describan la violación de derechos humanos o su reconocimiento en el mundo. Sino porque deshumanizan a los retratados y nos deshumanizan a todos. Detrás del número nos es vedado conocer la intensidad del dolor y sufrimiento o la plenitud de cada ser humano, su familia, su comunidad. Actuamos como si hubiéramos existido siempre y como si siempre fuéramos a existir. Y así va nuestro universo. Desprovistos del hoy, del ahora mismo, que nos permitiría mirarnos a los ojos con un pulso transformado.

Reconocer el coraje y el compromiso de muchas mujeres y hombres con los seres humanos

Es justo reconocer el coraje y el compromiso de muchas mujeres y hombres para que dicha Declaración fuera adoptada en 1948. No coreamos sus nombres –¡ni siquiera los conocemos!- como se habla de los artistas de Hollywood, los magnates del mundo o deportistas famosos, como si hubiéramos tomado la merienda con éstos ayer. Es justo reconocer el coraje y responsabilidad de muchas mujeres, hombres, niños y ancianos para hacer realidad estos derechos en nuestro mundo de hoy, en contextos especialmente difíciles, injustos y muchas veces crueles. Tampoco los conocemos, pero ahí están. Continúan responsabilizándose de lo que pasa en el mundo y a sus hermanas y hermanos en el tiempo y lugar, intentando dar contenido a esos valores positivos que trascienden los principios de prevención general negativa que constituyeron la tipificación de algunos crímenes dos siglos atrás.

Proceso iniciado décadas atrás

La Declaración de 1948 no se improvisó ni tampoco vino caída del cielo mientras esas mujeres y hombres estaban sentados en una hamaca. Fue un paso importante en relación a un proceso iniciado décadas atrás. Se forjó después del flagelo de dos guerras mundiales, de la creación de dos sistemas mundiales (la Sociedad de Naciones y las Naciones Unidas), de la regulación de las limitaciones a la guerra ya a finales del siglo XIX, la experiencia de los tribunales de Nuremberg y Tokio, de la aprobación de la Convención contra el Genocidio, por señalar sólo algunos movimientos anteriores que la ponen en contexto. Y dicha Declaración fue acompañada por movimientos posteriores igualmente significativos: la adopción de convenios que regulaban los crímenes de guerra, la adopción de dos Pactos Internacionales excepcionales (derechos civiles y políticos, y derechos económicos, sociales y culturales), la adopción de otros convenios internacionales (como el de la tortura), la guerra fría, la multiplicación de la población mundial, la constitución de organizaciones regionales, la constitución de otros órganos judiciales internacionales, la proliferación de medios de comunicación mundiales, la expansión de empresas multinacionales mas potentes que estados, en medio de tantos otros cambios profundos. Mientras muchas y muchos trabajaban intensamente para sentar las bases y alzar las estructuras del Estado de Derecho y Social a nivel mundial, otras muchas personas y estructuras se esforzaban en desmoronarlo: el ansia de poder, control y riqueza se ha intensificado para someter a personas, comunidades, países y regiones enteras, se produce una alta tecnificación y diversificación de estrategias de utilización de la fuerza y la violencia, la proliferación de armas automáticas, la utilización masiva de la aviación civil y militar (el año pasado “celebrábamos” el 70 aniversario de los primeros bombardeos por aire a población civil en Guernica y Barcelona), las bombas atómicas, armas biológicas, los ejércitos privados y nuevas formas de mercenarios, piratas, la extensión del tráfico de armas, de drogas, de seres humanos, de animales y especies protegidas, formas variadas de terrorismos (incluido el terrorismo de estado), genocidios y masacres sistemáticas de población civil, nuevas formas de esclavitud pura y dura, crisis alimentarias y sanitarias creadas artificialmente, profundización de pillajes de recursos naturales a gran escala, enormes desastres naturales seguidas de crisis humanitarias, producción constante de refugiados, desplazados de guerra o excluidos sociales permanentes – o lo que el polaco Zygmunt Bauman llama en Tiempos Liquidos en clave de denuncia “toda clase de desperdicios, incluidos los humanos”- y muchas otras dinámicas con enorme poder destructor que golpean con fuerza la todavía endeble estructura y espíritu de los derechos humanos reconocidos.

Desmantelamiento del Estado de Derecho

Hace sólo diez años, en 1998 en el 50 aniversario de la Declaración, mirábamos con cierta esperanza dos movimientos significativos que daban fuerza complementaria a dicha Declaración: la adopción del Estatuto de Roma creador de la Corte Penal Internacional y la detención del General Pinochet en el extranjero por una jurisdicción nacional en aplicación del principio de justicia universal, marcando un hito en la aplicación de la normativa internacional que toma como base la Declaración Universal de Derechos Humanos. Pero el 12 de septiembre de 2001 cambiaron muchas cosas: el día antes hubo dos atentados terroristas terribles, con un enorme impacto mediático. Y el 12 de septiembre se activó un plan ya diseñado de antemano para quebrar el sistema internacional de derechos humanos construido peldaño a peldaño y el propio Estado de Derecho: la llamada “extraordinary rendition”, o sistema de detención, privación de derechos y ajusticiamiento al margen del sistema de justicia. Hoy hasta los seres humanos que viajan lo sufren con resignación: cuando empezaba a ejercer la abogacía hace unos 20 años lo que más temía el detenido era a ser fichado por la policía… hoy, a los que podemos viajar por el mundo se nos hacen fotografías digitales, se nos escanea nuestro documento de viaje y se nos toman las huellas digitales cual delincuentes, justificado todo ello por nuestra necesidad de seguridad colectivas.

Es desgarrante ver cerca de una veintena de conflictos armados y tensiones que causan estragos entre las gentes de medio mundo o dictaduras repartidas por el planeta como si se tratara de satélites de otra galaxia en medio de un sistema de Naciones Unidas conscientemente debilitado y maniatado por estados visibles y multinacionales no tan visibles y un Consejo de Derechos Humanos de la ONU burocratizado y controlado exclusivamente por el poder como pantalla neutralizadora.

No es culpa nuestra, aunque es responsabilidad de todos

Y ello no es culpa nuestra, aunque es responsabilidad de todos (los esponsales que nos unen a los seres humanos con los que compartimos momento histórico y planeta), allá donde estemos y lo que hagamos, que estos derechos humanos no sean simplemente un decálogo programático o derechos formales sin traducción, sino que sean derechos practicables en medio de los naturales conflictos –en sentido neutro- entre seres humanos. Ghandi decía que no podía ser feliz hasta que el más pequeño fuera respetado y dignificado. Quizás todo ello lo veamos diferente el día que mayoritariamente seamos conscientes que no sólo está en juego nuestra convivencia, sino quizás nuestra sobrevivencia.

*Jordi Palou-Loverdos es abogado acreditado ante la Corte Penal Internacional y miembro del Human Rights Institute de la IBA

Derechos Humanos

a-4


Por Itziar Ruiz-Giménez

(Presidenta de Amnistía Internacional España)

Hace 60 años, el 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. El texto es relativamente breve, pero la belleza de sus palabras y de lo que suponen es conmovedora.

En Guantánamo siguen detenidas sin cargo alguno 270 personas

Es la visión de una sociedad de personas libres e iguales, no sometidas a “actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad” y “liberados del temor y de la miseria”. ¿Puede alguien imaginar algo más visionario en este inicio del siglo XXI?

Sin embargo, levantemos nuestra vista de la Declaración y observemos alrededor: la realidad está aún muy lejos de esa visión. 1.252 personas fueron ejecutadas en 2007 por su propio Estado en 24 países y nuestra organización documentó casos de tortura en 81.

En Guántanamo siguen detenidas sin cargo alguno 270 personas, y en los primeros meses de 2008 fueron asesinados en Colombia 22 sindicalistas a manos de los distintos actores armados que actúan en el país. Y son sólo ejemplos de otras muchas situaciones intolerables que se viven en el mundo.

La protección para las víctimas de la violencia de género es insuficiente

Atentados de ETA

También en España, pese a los indudables avances conseguidos en los últimos 30 años de democracia, se siguen violando los derechos humanos. No podemos olvidar la grave amenaza contra ellos que supone ETA, que sigue cometiendo atentados y hostigando a amplios sectores de la población. Ni de la situación de las mujeres sometidas a violencia de género en España. Incluso tres años después de la aprobación de una ley que pretendía atajar este problema, los medios de protección a las víctimas son insuficientes. La situación es especialmente grave en el caso de las mujeres inmigrantes.

Menos conocido es el hecho de que la tortura y los malos tratos de personas detenidas a manos de agentes de seguridad, aunque no sistemática, es una práctica persistente y extendida en todo el Estado.

Este dato resulta más inquietante si tenemos en cuenta la impunidad efectiva de que disfrutan muchos agentes en relación con estos delitos.

Es también preocupante la existencia en nuestra legislación del régimen de incomunicación que puede extenderse hasta 13 días, ya que propicia la tortura y los malos tratos, y puede ser en sí mismo una forma de crueldad. El Gobierno debe eliminarlo, así como mostrar una tolerancia cero con los responsables de los casos de tortura.

Por otra parte, los derechos humanos de las personas migrantes y solicitantes de asilo, no sólo en España sino en Europa, están siendo sacrificados en nombre del control de los flujos migratorios y la seguridad.

Además de soportar medidas que dificultan su acceso a derechos, se ven sometidos a abusos graves en todo el proceso de interceptación, detención y expulsión. También hay denuncias sobre ataques racistas por parte de agentes de seguridad.

Mientras tanto, España es uno de los cinco países de la Unión Europea que no publica datos oficiales sobre delitos racistas y uno de los tres que no ha puesto en marcha un organismo independiente de lucha contra la discriminación racial.

Falta de voluntad

Pese al papel que España ha tenido en la aplicación efectiva del principio de justicia universal, en los últimos meses ha quedado patente la falta de voluntad de las autoridades para cumplir con la obligación del Estado de investigar posibles crímenes contra la humanidad durante la Guerra Civil y el franquismo, tal y como establece la normativa internacional.

España tiene el deber de poner fin a la prolongada injusticia a la que se ha sometido a las víctimas de desaparición forzada y sus familiares. Y para ello, las autoridades competentes deben responsabilizarse de aplicar los estándares internacionales fijados en materia de desapariciones, exhumaciones y recuperación de cuerpos.

Respecto a la repercusión de las políticas españolas en la escena internacional, resultan muy preocupante las evidencias de connivencia del Gobierno español en los vuelos de la CIA para el traslado de detenidos fantasma, en el contexto de la llamada guerra contra el terror, práctica que vulnera la legalidad internacional de derechos humanos.

Pero más preocupante es la falta de investigación de estas evidencias por parte de las autoridades españolas.

¿Considerarán nuestros gobernantes que el hecho de que España haya participado en el envío de detenidos a la desaparición y la tortura no merece tanto revuelo?

Comercio de armas

En el ámbito del comercio de armas, la nueva ley relativa la venta de armamento, aprobada en el Congreso en 2007, exige una mayor transparencia y posibilita un mayor control parlamentario de este tipo de transacciones. Sin embargo, las exportaciones de armamento a países en conflicto o en los que se producen graves violaciones de los derechos humanos continúan, y la población civil de estos países se lleva la peor parte.

Frente a este escenario, los más de dos millones de miembros de Amnistía Internacional en todo el mundo y las más de 50.000 personas que formamos parte del movimiento en España creemos firmemente que la promesa que encierra la Declaración de los Derechos Humanos es tan hermosa como realizable y necesaria.

Pero es fundamental que las personas que ejercen el poder renueven su compromiso con los 30 artículos que en su día tuvieron el coraje de proclamar los líderes mundiales, y que ellos no han tenido la determinación necesaria para defender.

Esto sólo será posible si mandamos a nuestros Gobiernos el mensaje claro de que no estamos dispuestos a tolerar falta de liderazgo en esta cuestión, y que los derechos humanos están y deben estar por encima de todo.

Cómo hacer realidad el derecho a la salud

a-2

por María Valerio

“Artículo 25: 1. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios (…). 2. La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencia especiales”. Sesenta años después de la firma de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, cuyo aniversario se celebra el 10 de diciembre, la salud sigue siendo en muchos rincones del planeta sólo eso, un artículo vacío de contenido.

Para tratar de llenar ese vacío, un informe especial publicado en la revista ‘The Lancet’ ha elaborado una serie de indicadores sanitarios para saber hasta qué punto el derecho a la salud que recoge con pompa la declaración universal está dotado de contenido real. Para ello, ha comparado el cumplimiento de estos 72 elementos diferentes (divididos en 15 grupos temáticos) en 194 países. Y sus conclusiones son desoladoras.

Una de las cosas que más llama la atención del documento, dirigido por Gunilla Backman, de la Escuela Nórdica de Salud Pública (con sede en Suecia), y Paul Hunt, antiguo comisionado de la ONU para los derechos humanos, es la ausencia de información fiable y actualizada para muchos de estos indicadores en gran parte de los países analizados, entre ellos España.

Entre otras cosas, el trabajo sugiere que para comprobar si se cumple el derecho a la salud que otorgan las Naciones Unidas, hay que saber, entre otras cosas, si el estado ha ratificado algunos de los tratados internacionales que desarrollan la declaración universal, si la propia constitución nacional recoge o no dicho derecho, si existen registros de natalidad y mortalidad, cuáles son las emisiones de dióxido de carbono per capita, el sueldo de los médicos y enfermeras, el acceso a medicamentos esenciales, el gasto del presupuesto nacional destinado a la sanidad (8,2% en el caso de España, casi la mitad que en EEUU), si se garantiza la confidencialidad de los datos del paciente, la esperanza de vida…

Por ejemplo, el análisis evalúa el presupuesto destinado a la atención de los pacientes con enfermedades mentales. De los 98 únicos países con datos disponibles, la mitad aporta menos de un 2% de su presupuesto nacional; en España, los datos ‘no son aplicables’, mientras que países como EEUU o Reino Unido no superan tampoco el 6% y el 10%, respectivamente.

Sin obligación legal

Llama la atención, también, que son más los países que han ratificado algún tratado internacional que menciona el derecho a la salud, que los que recogen este punto en sus constituciones nacionales. Probablemente, como apuntan los autores, porque los textos internacionales se perciben como más débiles. Algo que no ha pasado desapercibido a Amartya Sen, de la Universidad de Harvard (EEUU), en uno de los varios comentarios que publica ‘Lancet’ en este número especial: “¿Cómo va a ser la salud un derecho si no hay ninguna legislación vinculante que lo demande?”.

De hecho, como denuncia la revista en un editorial al respecto, a menudo la comunidad internacional y el sector sanitario en particular han permanecido “notablemente callados” sobre el derecho a una atención sanitaria de calidad, “probablemente porque muchos no saben lo que significa este derecho en realidad”.

Por eso, uno de los primeros objetivos de este trabajo es llamar la atención y seguir mejorando la recogida de datos para ampliar y perfeccionar esta visión incompleta en el futuro. La falta de información, denuncian, lastra la capacidad para vigilar el estado de la salud en muchos países e impide ver la progresión de algunos elementos.

Es lo que ocurre, por ejemplo, en el terreno de la mortalidad materno-infantil, cuyos datos sólo recogen 69 estados (entre ellos España) y al que está dedicado precisamente uno de los comentarios de este número especial. “En los países en desarrollo, uno de cada cuatro embarazos no son planeados, y como consecuencia de ello, entre 19 y 20 millones de mujeres no tienen otro remedio que recurrir a abortos inseguros e insalubres”, denuncia Hedia Belhadj, del Fondo de las Naciones Unidas para la Población.

Como apunta otro de los comentarios, es hora de que el derecho a la salud deje de ser simplemente “una frase apropiada. Este sesenta aniversario es una buena ocasión para sacarla del olvido y convertirla en un verdadero derecho”.

Derechos humanos y ecología

a-1

por Fernando de Salas

La historia de la Humanidad es tan interesante y paradójica que a veces nos sorprende, Thomas Jefferson hizo la Declaración de la Independencia de los 13 Estados Unidos, el 4 de julio de 1776, primera formulación de los Derechos del Hombre: vida, libertad y búsqueda de la felicidad, de la que se deriva el derecho a la resistencia política frente a todo gobierno que no la garantice. Para conseguirlo hubo siete años de guerra contra Inglaterra.

Para llegar a definir los Derechos Humanos el 26 de agosto de 1789, la Asamblea Nacional Francesa proclamó bajo los auspicios del Ser Supremo, la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, en cuyo artículo 1 se dice: “Los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derecho. Las distinciones sociales solo pueden fundarse en la utilidad común”. En el art 2 se indica que: los derechos son la libertad, la propiedad, la seguridad y la resistencia a la opresión.

Ante estos conceptos el político Mirabeau declaró “Hoy es el día más bello de la Revolución por haber puesto fin a los Derechos Feudales” Pero para ello hizo falta una Revolución de tanto calado político y social durante 3 años como la Revolución Francesa. (1789-1792).

Para proclamar Naciones Unidas, en un mundo de 58 países que las crearon, la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 10 de diciembre de 1948, cuyo 60 Aniversario celebraremos el próximo miércoles 10, había sido necesaria la existencia de la Segunda Guerra Mundial (1939 – 1945) con 55 millones de muertos, 35 millones de heridos y 3 millones de desaparecidos. ¡Creo sobran los comentarios!

A pesar de los 63 años transcurridos, siguen abiertas antiguas heridas de guerra a las que se suman situaciones de injusticia por las que unos hombres convierten en victimas a otros hombres, a pesar de los esfuerzos de Naciones Unidas. Pero como dijo la Alta Comisionada de Derechos Humanos Mary Robinson, en Marzo de 2001, cuando anunció no se presentaría a un segundo mandato, que “Los países reconocen la extrema importancia de los derechos humanos, pero esto no se refleja en sus contribuciones a la ONU para que pueda defenderlos de las violaciones”. Uno de los principales motivos para abandonar el cargo es que solo recibía el 2% del presupuesto de la ONU.

Prueba inequívoca de que los planes y proyectos no dotados del adecuado respaldo económico no logran sus objetivos. Naciones Unidas necesitan con urgencia aumentar su capacidad de Gobernanza, arte o manera de gobernar que se propone como objetivo el logro del desarrollo económico, social e institucional duradero, promoviendo un sano equilibrio entre el Estado, la sociedad civil y el mercado de la economía. Ante un mundo global en crisis económica y de valores morales, multiétnico, aquejado por terrorismo, crímenes de lesa humanidad, guerras, catástrofes naturales y provocadas por los seres humanos, Naciones Unidas necesitan para gobernar, mandar con autoridad, como dice el diccionario.

Son muchas las voces que solicitan, desde hace años, una renovación de la ONU para afrontar sus múltiples misiones en el mundo actual. Cada día parece más urgente, aunque la complejidad del tema lo retrase. ¿No ayudaría a esta actualización si se incluyera entre los Objetivos del Milenio próximo 2015 – 2025: “Renovar la Organización de las Naciones Unidas, para un mejor cumplimiento de sus misiones?

La cesión de parte de la Soberanía de los 192 Estados Miembros de Naciones Unidas, a favor de reforzar su autoridad y el aumento de sus contribuciones económicas, deben figurar en la próxima renovación.

En relación a los Derechos Humanos (DH) los comentarios, valoraciones y sugerencias de mejora han sido incontables desde 1948. En la “Conferencia Mundial de Derechos Humanos”, celebrada el 14 de junio de 1973 en Viena, se definieron los DH como “la quinta esencia de los valores, en virtud de los cuales, afirmamos juntos que somos una sola comunidad humana”.

Una colaboración para mejorar los Derechos Humanos la presenta la “Declaración de Responsabilidades y Derechos Humanos” (Valencia, 28 de enero de 1998), en que el Director General de la UNESCO Federico Mayor Zaragoza con un “Grupo de Alto Nivel” de personalidades, proclamaron la Declaración compuesta de 41 artículos, en los que mencionan especialmente los Derechos de la mujer, del niño y del anciano, no mencionado en la Declaración de 1948.

¿Pero estas iniciativas son tenidas en cuenta o algunos Estados aprovechan su soberanía para no sentirse solidarios con esa sola comunidad humana?

Uno de los ejemplos palpables e inaceptables por su trascendencia y números de seguidores, lo presenta DECLARACIÓN ISLÁMICA UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS, que un grupo pretendió presentar en la UNESCO en 1981 para su aprobación y que no fue admitida. Se quedaron en la puerta. Pero no quieres decir que no haya sido publicada, aceptada y llevada a la práctica.

Si continúan las escisiones de la Declaración Universal de 1948 por motivos religiosos, permanecerán solo fieles a ella los países occidentales.

Otros problemas relacionados con los Derechos Humanos que es preciso renovar o incluir son los siguientes:

* Los Derechos Sociales asimilados en la actualidad y no contemplados en 1948.

* Los Derechos de las personas mencionadas especialmente como hombres, mujeres (en cuyos derechos se han logrado notables éxitos en la igualdad de género aunque existen países que no los aceptan), niños y Personas Mayores o ancianos, no mencionados en 1948, como ya he indicado, y que forman un colectivo de 650 millones del que dijo Naciones Unidas en la Cumbre sobre el Envejecimiento (Madrid, 2002), “Que la Humanidad no podía permitirse el lujo de no aprovechar por su sabiduría, experiencia, moderación y consideraban un grave error social no aprovechar ese potencial”. Y a su vez señalaban a las Personas Mayores “que trataran de devolver a la sociedad parte de lo mucho que habían recibido para su formación”.

* Plantear y establecer de nuevo en las Naciones Unidas si los Estados tienen o no derecho a imponer la pena de muerte a un ser humano, cualquiera que haya sido el crimen o delito que haya cometido y tanto en guerra como en paz. Esta decisión debe reflejarse claramente en la futura Carta.

* Erradicar la practica de la mutilación genital de la mujer, que no puede justificarse por ninguna tradición o costumbre. Ni otras manipulaciones genéticas que no respeten la dignidad humana.

* Publicar la nueva Carta de los Derechos y Deberes Humanos con un mayor consenso y diálogo universal, que aclaren la bibliografía existente.

* Utilizar en la Carta la vigente Norma ISO 2145-1978 para ordenación de capítulos en los Tratados Internacionales, por facilitar la trasmisión del mensaje para el lector.

La gran novedad a presentar a la Humanidad por Naciones Unidas será incluir los Derechos y Deberes de las Personas, de los Estados, Organizaciones Regionales y Ayuntamientos, a publicar en la DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS Y DEBERES DE LOS SERES HUMANOS ANTE LA ECOLOGÍA. (o Título análogo)

La razón estriba en que La Humanidad asiste desde 1866, a uno de los más rápidos procesos de concienciación y cambio de actitud de toda su historia, en que el biólogo alemán Dr. Ernest Haeckel crea la ciencia de la Ecología en la relación seres vivos con la Naturaleza. Ninguna idea política, religiosa, social, económica, etc. ha tenido en todos los ciudadanos del mundo, en el corto espacio de tiempo de un siglo y medio, el generalizado consenso logrado por la Ecología, de que esta ciencia incide en la vida de cada uno de forma importante. Desde que Naciones Unidas celebraron en Estocolmo en 1972, la primera Conferencia sobre el Medio Ambiente y veinte años después en Río de Janeiro (1992) la Conferencia sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, el avance ha sido espectacular.

La preocupación por el Medio Ambiente, al que debemos proteger como señalan las Cumbres de Naciones Unidas, la gran publicidad dada al Cambio Climático, y la atención que dedican a la Ecología los Medios de Comunicación, todos los ciudadanos estamos sorprendidos al conocer cada día nuevas noticias de la influencia de nuestras actitudes y actividades en la Naturaleza, así como la peligrosidad de las Catástrofes Naturales y las provocadas por los hombres, que son más graves que las guerras.

Modestamente, realizamos un Anteproyecto que fue enviado a Naciones Unidas titulado “Declaración Universal de los Seres Humanos Ante la Naturaleza”. (Madrid, 19 de enero del 2002) con 22 artículos (Ministerio de Educación y Cultura Registro General de la Propiedad Intelectual Nº RPI. M-660502 de julio 1998), con la finalidad de contribuir a una publicación que considero es necesaria que conozcan los ciudadanos desde la escuela.

Por considerar que existe un nuevo Derecho Humano en relación a la Naturaleza y la Ecología, la publicación de la Declaración Universal de Naciones Unidas que fije a los ciudadanos sus responsabilidades con el mundo de la Ecología, facilitará mucho la gobernanza por Naciones Unidas de una materia en la que el interés de los ciudadanos crece día a día

Los folios emborronados de baja intensidad

baja-intensidad-19

por Teódulo López Meléndez

La historia no se escribe en las puertas de las instituciones dependientes y serviles. Lo único que queda de los folios del legajo es la mancha amarilla, una igual a la que queda por donde dirigieron sus pasos los amanuenses a invocar justicia donde no la hay, pero amparados por aquello de “hay que dejar constancia”. No invocan jurisprudencia los actos absurdos. No hay interpretación de norma en la testuz inclinada frente al poder del dictador. No hay raciocinio en los argumentos jurídicos a los que recurren los oportunistas de ocasión para presentar descabelladas tesis con el único sentido de ganar espacio en la televisora antes de que la cierren.

De “baja intensidad” es el “terrorismo de Estado”, según el comunicado de esa decepcionante directiva del Colegio Nacional de Periodistas. Tal precisión en los decibeles, en la modulación del lenguaje, en la perturbación auditiva, quiere decir que las bombas no deberán ser lacrimógenas sino que deben derribar paredes, abrir huecos profundos y dejar un reguero de huesos quebrados y de sangre. Entonces el CNP nos hablará, sólo entonces, de “alta intensidad”, con ese lenguaje tan preciso que parece cortado con un bisturí de diamante de baja intensidad.

Cuanta precisión en la terminología jurídica, tanta que se hace pacotilla barata, porque uno se dice “si es ilegal y no vamos, pues aprobará la enmienda con un similar pequeño número de votos que permitió elegir a esta sombría y detestable Asamblea Nacional”. Cuanta exactitud en el lenguaje del gremio. Cuanta medición en los comportamientos. Cuanta vacilación para buscar los resquicios del escondite. Cuan profunda la reflexión filosófica de la Defensora del Pueblo al proclamar la enmienda como positiva para la democracia. Cuan elocuente el silencio, la complicidad, el estudio del lenguaje y el desvarío.

De baja intensidad ha sido ver a los concejales metropolitanos refugiados en el Colegio de Ingenieros. De alta intensidad hubiese sido verlos planeados por las Guardia Nacional que ocupó su sede. De baja intensidad ha sido ver al Alcalde Metropolitano Antonio Ledezma como alma en pena. De alta intensidad hubiese sido verlo esposado y conducido a la policía política. De baja intensidad ha sido ver como el Concejo Legislativo del Táchira aplaza para enero la juramentación del gobernador Pérez Vivas. De alta intensidad hubiese sido verlo expulsado al otro lado de la frontera, pues, al fin y al cabo, está cerca. De baja intensidad ha sido ver al gobernador Capriles despojado de todo, menos del nombre, al igual que sus otros colegas. De alta intensidad hubiese sido que los colgaran como a Gual y España. Todo ha sido de baja intensidad. El golpe de Estado que el régimen ha protagonizado ha sido de baja intensidad, pues para darlo no ha disparado ni un solo tiro. “El Nacional” tiene título para otro editorial: “Trapo rojo de baja intensidad”. Los dirigentes partidistas tienen alegato: “Todo esto que pasa es de baja intensidad”.

“Patria para todos” tiene ya contenidos para su funambulesco lenguaje: “Someteremos a consideración de nuestra militancia esta reelección de baja intensidad y nos plantearemos si debe ser para todos los de baja intensidad y no sólo para el presidente”. “El demonio es de baja intensidad”, pueden alegar los exorcistas. El regalo de los dirigentes de los comunicadores ha sido “específicamente” de baja intensidad, pues es esa “la información que manejan por ahora”, la cual será ampliada en el próximo comunicado de baja intensidad, se podría argumentar para caer en la jerga de latiguillos que usan a diario.

“Presidente, déjenos pasar la Navidad en paz”, ha pedido solícito el director general de Globovisión. Ese es un extraño pedimento. Puede significar “vuelva a jorobarnos en enero”. Puede significar “déjenos en paz en la temporada alta de publicidad”. En cualquier caso pedirle paz a un presidente es algo muy extraño, especialmente cuando se hace por el corto período navideño. Si el presidente no nos deja en paz, habrá que hacer algo más que pedirle que nos deje en paz, colige uno sopesando la baja intensidad del planteamiento.

Esto parece un país de testuzos. La república está de baja intensidad. La dignidad de la república está de baja intensidad. La hombría está de baja intensidad. La pérdida de la república será calificada de baja intensidad. Los llamados dirigentes son de baja intensidad. Aquí quedamos hombres de alta intensidad.

teodulolopezm@yahoo.com

Los exorcistas de reelecciones

por Teódulo López Meléndez

exorcismo

Algunos parecen querer exorcizar la reelección presidencial. El editorialista de un diario nacional todavía utiliza la desgraciada expresión “trapo rojo”. ¿Trapo rojo para qué? ¿De qué pretende distraernos o sacar nuestra atención? De nada. Esa es una expresión lindante con la ceguera más absoluta. Mientras tanto, otros alegan que no podemos caer en el juego de la reelección presidencial satánica. Esto es, la manera de exorcizar al demonio es decir que no existe.

Qué es inconstitucional, alegarán mis sesudos colegas especialistas en pasearse por las páginas de la Constitución azul trastocada en roja por arte del birlibirloque. Así es, pero aquí no hay Estado de Derecho. Tomás de Torquemada, primer Inquisidor General del Tribunal del Santo Oficio no se andaba con esas minucias a la hora de quemar gente y arte para la consecución de su proyecto religioso. Este proyecto de reelección se anota así como “religioso” más que político y del verbo del predicador salen lengüetas de fuego que queman las páginas de la Constitución.

En el desguarnecido he dicho a las arenas que las dictaduras convocan elecciones para ganarlas. El referéndum sobre la reelección se convoca para ganarlo. No es obvia mi afirmación. El asunto no es tan simple. Exorcizar el infierno del cuerpo de la república– referencia a los predios de Satán que ahora los saltimbanquis utilizan con inusitada frecuencia- requiere de políticos.

Si queremos contravenir a estos nuevos especialistas en el más allá, en expulsión de demonios, y sobre todo en la omisión del “trapo rojo”, hay que decir que estamos ante una realidad objetiva, que se va a presentar una propuesta de reelección presidencial, que habrá un referéndum y que el practicante de hechicerías populistas la puede ganar.

Estamos ante una fuga hacia delante, pero una que arrasa mientras se desata, típica del deslave de la dictadura que pierde elecciones. Está claro que quiere el referéndum antes de que nos caiga la crisis económica apabullante que se nos viene encima con inflación, escasez, devaluación y corte de recursos para las blindadas “tropas” que se la pasan declarando “objetivos militares”. Eso es así y las sumisas “instituciones” se la pondrán para febrero, por aquello de “mande, mi comandante”.

Le bastará mellar hacia la abstención a un porcentaje mínimo de los votantes de la oposición para mejorar su chance. Hay que evitar, en primer lugar, que melle. Para evitarlo hay que dar combate porque el juego está sobre la mesa y decir que no existe no basta para que no exista. Invocar “trapo rojo” es una cretinada y decir que nos “vamos a dedicar a gobernar” es otra, por la muy sencilla razón de que no hay con qué y menos de aquí a la fecha que el mandamás ha puesto sobre la república alborozada que todavía dice “estoy contenta, ganamos”.

Está planteada una batalla y cuando las tropas se despliegan frente a uno simplemente no se puede alegar “déjenlos quietos, no iremos a esa confrontación porque estamos disfrutando de nuestros logros”. Si eso se hace, cuando menos se acuerde no quedarán tropas propias porque los jenízaros nos habrán cortado la cabeza a todos. Lo que se debe hacer es desplegar conforme a la propia estrategia, preparar los movimientos, administrar las reservas de caballería, dar demostraciones al adversario provocador y desbocado de que sus pretensiones le traerán consecuencias impensables.

Aquí no habrá “blanca Navidad” porque el mandamás ha decidido que será de campaña. Aquí “Santa” –esa extrapolación cultural que nuestra agraciada televisión impuso en sustitución del “Niño Jesús”- viste de rojo y los “regalos” que porta son llamados de atención, siembra de alertas, pistones eléctricos para hacerle saber a la república que vota, pero no más, que aquí tenemos delante un nuevo combate duro, difícil, de necesaria movilización y no de festejos con güisqui y hallacas. La mesa está servida y no del “tradicional condumio”. Lo que debemos poner sobre el mantel rojo es la disciplina, la coherencia, la habilidad política, la resistencia inteligente y una voluntad a prueba de mandamás y de exorcistas.

Ahora tiene más razones para manipular hacia el logro “su” anhelada posibilidad de reelección. Hay que actuar en consecuencia. La respuesta debe ser la de la sociedad civil plantándole combate político. No se puede esperar por los exorcistas y menos porque los toreros de los “trapos rojos” se dediquen a preparar la estocada del “NO”. Nos toca a nosotros ciudadanos volver a salvar la república.

teodulolopezm@yahoo.com

Las crisis electorales de las dictaduras

a-5

por Teódulo López Meléndez

Las dictaduras convocan elecciones para ganarlas, nunca para perderlas. Si las pierden entran en acciones contumaces. En 1952 Pérez Jiménez hizo arrestar a la dirección nacional de URD y la mandó al exilio. En el 2008 Chávez recurre a todas las prácticas aberrantes de las que hemos sido testigos. El propósito es siempre el mismo: si las elecciones no sirven para ratificar al régimen hay que demostrar categóricamente que tampoco sirven para que la oposición salga de la dictadura.

Lo que el gobierno está haciendo es, pues, tratar de demostrar que la oposición debe olvidarse de la salida electoral, creando así, en el seno de la población, una tendencia abstencionista irreductible. Si logra convencer a la gente que votando nada logra habrá conquistado una gran victoria. Así, Chávez despoja de todo instrumento de gobierno a las alcaldías y gobernaciones que pasaron a manos de la oposición como en un mensaje que significa “no les valió de nada”.

De esta manera, llegado el punto en que la dictadura pierde las consultas, se establecen graves consecuencias para ambas partes, gobierno y oposición. Este es el momento en que las dictaduras comienzan su declive inexorable, no sin pasar por la tentación de no autorizar más procesos electorales. Tienden, entonces, a endurecerse, a huir hacia adelante, a extremar la bronca, a cometer las fechorías más descabelladas. La oposición entra también en una especie de limbo, pues debe decidir si toma el camino “comeflor” y espera o se aventura a ejercer una presión mayor para la salida del régimen.

La oposición venezolana ha tomado el camino de “paz y amor”, una de conformismo reflejado en la actitud de quien se resigna a tratar de gobernar con los restos que le dejaron. El gobierno ha tomado el atajo de la intemperancia absoluta. De Pérez Jiménez no se puede decir que tuviese alguna perturbación psíquica o que estuviese dominado por alguna ideología inflacionaria; era un simple dictador militar a la usanza de la época y no más. El que ahora tenemos no concibe otra forma de vida sino como presidente, tiene una indigestión ideológica y conductas que llaman la atención de los especialistas.

Como hemos llegado al punto neurálgico del cruce hay que admitir que la situación se hace de extremo peligro. Se anexa el desvarío de quienes buscan los argumentos más insólitos para justificarse con el jefe y desde ya proponen establecer centros de votación en los locales de Barrio Adentro o en el de las “Misiones”; seguros están que si allí se vota todos lo harán por el partido formado desde el gobierno, experimento que en la historia venezolana ha resultado un absoluto fracaso; esto es, los partidos venezolanos exitosos se formaron en la oposición. En este punto neurálgico, el aspirante a presidente eterno se desquicia y lanza de una vez la “autorización para que el partido busque el establecimiento de la reelección indefinida, llama al gabinete a sus alcaldes y gobernadores en un acto de desprecio a la Constitución que indica la convocatoria del Consejo Federal de Gobierno y avala el delito de las grabaciones ilegales al anunciar la expulsión del Cónsul General de Colombia en Maracaibo quien en una conversación telefónica privada celebraba con alguien de Bogotá el triunfo de la oposición en los principales estados fronterizos con su país. Una acotación sobre esto último: ¿la indiferencia internacional llegará hasta el punto de que el cuerpo diplomático acreditado en Caracas no proteste la violación de las normas internacionales sobre respeto a las misiones extranjeras?

Por si fuera poco el presidente con aspiraciones de eternidad justifica sus andanadas alegando que aquí vivimos una guerra de clases, que el problema es la lucha entre ricos y pobres, atizando una confrontación que sus bandas armadas pueden llevar al paroxismo. El presidente con aspiraciones de eternidad siembra violencia en cada una de sus palabras, unas que el viento esparce y colocan a esta república en situación de alto riesgo.

La oposición resignada debe entender que ante el país debe mantener abierta la opción electoral, que debe hacerse respetar manteniendo dentro de lo posible la lógica de una alternabilidad mediante el voto y dentro de los límites de la prudencia política enfrentar con más energía las andanadas de la dictadura que ha entrado en la fase trágica -para ella- de perder elecciones. Una cosa es mostrar tolerancia y amplitud para contrastar con la brutalidad del régimen y otra muy distinta mostrarse alelada con los cargos que está ocupando. Si se justificó en la inacción por el afán de llegar a las elecciones regionales, ahora que le han quitado todo ya no tiene nada que perder ni excusas valederas. Mucho me temo que la oposición está lejos de encontrar el camino adecuado.

Desde el gobierno dictatorial no puede esperarse nada más que lo que estamos viendo. La presentación de la reelección indefinida no es más que el primer paso. Podría seguirle una ley que establezca una gobernación para Caracas y así descabezar al alcalde Ledezma, el nombramiento de vicepresidentes por regiones para hundir en la inopia las regiones gobernadas por la oposición, el aumento de la represión real y la agresión contra los medios radioeléctricos que aún ejercen con independencia la información y la opinión.

Los vientos que soplan sobre esta república están descontrolados. Toca a los demócratas hacer ejercicio de inteligencia en el diseño de estrategias y tácticas. Quizás toca recordar el espacio que va desde 1952 a 1957.

teodulolopezm@yahoo.com

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

democraciasiempre

Just another WordPress.com site

Mesopotamia

Este sitio WordPress.com es la caña

ladireccioneticaenlaadmpublica

LA ÉTICA EN LA ADMINISTRACIÓN PUBLICA MUNICIPAL

Entre letras y números

Porque lo escrito, escrito está entre letras y números

Blogs Of The Day

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: