Buscar

Democracia siglo XXI

Categoría

Uncategorized

Lo mejor de la semana para Inter Press Service

 IPS
Asia piensa cómo hacer frente al envejecimiento poblacional
Tharanga Yakupitiyage

La estructura de las poblaciones ha cambiado mucho a lo largo de la historia, y la tendencia actual es que cada vez hay menos niños y más adultos mayores. Numerosos representantes asiáticos se reunieron para debatir sobre cómo crear sociedades sostenibles. En la capital mongola de Ulaanbaatar, … MORE > >

Inmigrantes senegaleses son víctimas de violencia en Argentina
Daniel Gutman

Comenzaron a llegar a Argentina en los años 90 y la mayoría se integró con naturalidad al colectivo de vendedores callejeros de Buenos Aires y otras ciudades del país. Pero, en los últimos meses, los inmigrantes senegaleses han sufrido hechos de violencia por parte de la policía, denunciados como … MORE > >

Las redes sociales y el tráfico de 2,5 millones de migrantes
Emily Thampoe y Carmen Arroyo

Por lo menos 2,5 millones de personas cayeron en manos de redes de traficantes en 2016, las que recaudaron entre 5.500 millones y 7.000 millones de dólares, concluyó el último estudio de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Onudd), con sede en Viena. La publicación del … MORE > >

Trump está aquí para quedarse y cambiar el mundo
Roberto Savio

Donald John Trump, el 45 y actual presidente de Estados Unidos, ha sido considerado en muchos círculos ilustres como una anomalía que no puede durar. Pero es hora de mirar la realidad. Visto a través del lente de quienes sufrieron mermas en sus ingresos y temen al futuro, Trump está aquí para … MORE > >

Etiopía ofrece devolver territorio a Eritrea a cambio de paz
James Jeffrey

Etiopía sorprendió con el anuncio de que estaba dispuesta a cumplir e implementar el Acuerdo de Paz de Argel para regularizar la situación en esta ciudad fronteriza de Badme, sinónimo del conflicto con Eritrea. La iniciativa anunciada a principios de este mes se enmarca en las numerosas reformas … MORE > >

Lo que trajo el deshielo a los vecinos de la base de Guantánamo
Ivet González

Cuando el deshielo entre La Habana Y Washington atraviesa momentos inciertos, la gente de Caimanera, el municipio cubano que colinda con la estadounidense Base Naval en Guantánamo, asegura sentir “más tranquilidad” desde el acercamiento diplomático iniciado en 2014. “Hay cierta calma y … MORE > >

Triunfo de derecha en Colombia, nueva derrota para acuerdo de paz
Constanza Vieira

En las elecciones presidenciales de Colombia ganó la derecha, agrupada como nunca en todos sus matices para enfrentar al izquierdista Gustavo Petro, en lo que representa una nueva derrota para el acuerdo de paz con las FARC. Iván Duque, el ganador en la segunda vuelta presidencial del domingo … MORE > >

De noticias falsas a muerte falsa en Ucrania
Ed Holt

Cuando el 29 de mayo se supo que habían asesinado al periodista Arkady Babchenko en Ucrania, se criticó la falta de seguridad que padecen los profesionales de la prensa en este país. Pero cuando menos de 24 horas después, se supo que había sido un montaje del servicio de seguridad ucraniano … MORE > >

Manejo sostenible del suelo, la receta contra desertificación
Ela Zambrano

La conservación y el manejo sostenible del suelo son las recetas que con diversos ingredientes representan la base para combatir la degradación de los suelos, coincidieron este domingo 17 en Ecuador los participantes en el acto de celebración del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación … MORE > >

Defensores del agua en Chile: empapados de valentía y amedrentados por su lucha
Ilsen Jara

Junto con Rodrigo Mundaca y Verónica Vilches, miembros del Movimiento de Defensa del Agua, la Tierra y la Protección del Medioambiente (Modatima), caminamos sobre el río La Ligua de la provincia de Petorca, en Chile. Así es, junto a estos defensores del derecho al agua, caminamos con nostalgia … MORE > >

ONU lucha contra desigualdad estructural de género
Thalif Deen

La nueva coordinadora ejecutiva y portavoz para Acoso Sexual y Otras Formas de Discriminación de la ONU, Purna Sen, aprovechará la campaña del secretario general para “encontrar soluciones duraderas y frenar, prevenir y responder al acoso sexual tanto dentro como fuera de la Organización de las … MORE > >

Reconocimiento, deuda con afrodescentientes cubanos en su decenio
Ivet González

El aire y la luz del sol se cuelan por las oquedades en la desgastada puerta de la casa de Myrna Padrón, quien desde marzo emprendió un proyecto en su barrio de la capital cubana a favor del reconocimiento de las personas negras y mestizas. La activista abre las puertas y ventanas de su hogar a … MORE > >

Anuncios

Trump está aquí para quedarse y cambiar el mundo

Roberto Savio

Esta es una columna de Roberto Savio, fundador y presidente emérito de IPS, y editor de Other News.

Por Roberto Savio

ROMA, 19 jun 2018 (IPS) – Donald John Trump, el 45 y actual presidente de Estados Unidos, ha sido considerado en muchos círculos ilustres como una anomalía que no puede durar. Pero es hora de mirar la realidad. Visto a través del lente de quienes sufrieron mermas en sus ingresos y temen al futuro, Trump está aquí para quedarse y es un resultado, no una causa.

En su año y medio de gobierno, Trump no perdió ni una de sus batallas. Ha cambiado el discurso político en todo el mundo, ha establecido nuevos estándares de la ética en la política, ha dado un nuevo significado a la democracia y su base electoral no ha disminuido en absoluto.

Sus críticos son los medios de comunicación (que una gran mayoría de los estadounidenses ven con desagrado), la élite (que es odiada) y los profesionales (que se considera que se benefician a expensas del segmento inferior de la clase media).

En la actualidad, es marcada la brecha que existe con el mundo rural, con las zonas desindustrializadas de Estados Unidos, con los mineros con sus minas cerradas, etc. Además, los estadounidenses blancos se sienten cada vez más amenazados por los inmigrantes, las minorías, las corporaciones y las industrias, que han venido usando a los gobiernos en su beneficio. En cada elección, su número se reduce un dos por ciento.

No olvidemos que a Trump lo eligió el voto de la mayoría de mujeres blancas, en un país que es la piedra angular del feminismo.

Reconozco que esto podría generar algunas reacciones airadas. En Estados Unidos se encuentran las mejores universidades del mundo, los investigadores más brillantes, como lo demuestra el número de premios Nobel obtenidos, muy buenas orquestas, bibliotecas, museos, una sociedad civil vibrante, etc. Pero la triste realidad es que esas élites ya no son más que 20 por ciento de la población, en el mejor de los casos.

Y en cuanto a los asuntos internacionales, sin dudas está por debajo de 10 por ciento. Las noticias por televisión son la única fuente de información sobre asuntos internacionales en casi  80 por ciento de los casos. Los periódicos generalmente son solo locales, con excepción de unos pocos (The Wall Street Journal, The New York Times, Washington Post, Los Angeles Times, en total menos de 10), y suman como lectores a 35 por ciento de la población.

Solo hay que viajar al interior de Estados Unidos para descubrir dos hechos sorprendentes: es muy raro encontrar a alguien que sepa mínimamente de geografía e historia y todos están convencidos de que Estados Unidos ha estado ayudando a todo el mundo y que nadie lo agradece.

Una investigación de The New York Times determinó que los estadounidenses están convencidos de que su país ha asignado al menos 15 por ciento de su presupuesto a acciones de asistencia y filantropía. En los hechos, en las últimas décadas este monto ha estado por debajo de 0,75  por ciento.

Mientras tanto, cuenta con numerosos institutos de estudios internacionales del más alto nivel, brillantes analistas y un gran número de organizaciones no gubernamentales internacionales, pero solo 34 por ciento de los miembros del Senado y 38 por ciento de la Cámara de Representantes tienen pasaporte.

El país está dividido en dos mundos. Algo similar ocurre en todos los países. Por supuesto, en África o en Asia, esta división entre la élite y la población de clase baja es aún más extrema. Pero Estados Unidos es un país próspero, donde durante más de dos siglos se realizaron esfuerzos por la educación y la integración, en un país al que también se ha llamado “el crisol” y donde la gente está convencida de que son la mejor democracia del mundo, si no la única.

Por lo tanto, Trump tiene un electorado fácil y cautivo compuesto por firmes creyentes. Y no podremos entender por qué es así a menos que repasemos la historia de la política estadounidense, que de hecho es paralela a la historia política de Europa.

Entonces, lo siento, pero tendremos que entrar en un largo análisis, y esto es algo que falta en la actualidad en los medios de comunicación, en el que podemos dividir la reciente política estadounidense, de un modo aproximado, en tres ciclos históricos.

En el primero (1945-1981), desde el final de la segunda guerra, la clase política estaba convencida de que la prioridad era evitar una nueva guerra mundial. Para ello, se debían construir instituciones para la paz y la cooperación y las personas debían contentarse con su estado y su destino.

A nivel internacional, estaba el multilateralismo como una forma de negociar con participación y consenso y la cooperación internacional como un modo de ayudar a los países pobres a desarrollarse y reducir las desigualdades. Internamente, esto se hizo dando prioridad al trabajo sobre el capital.

Surgieron sindicatos fuertes y, en 1979, los ingresos del trabajo representaban 70 por ciento del ingreso total. Esa misma tendencia se vio en Europa, que tuvo una historia política paralela.

El segundo ciclo va de 1981 a 2009, cuando comenzó la presidencia de Barack Obama (2009-2017). El republicano Ronald Reagan (1981-1989), en nombre del mundo corporativo, comenzó la ola neoliberal. Empezó por cerrar el sindicato de los controladores de tráfico aéreo y siguió con el desmantelamiento de gran parte de la red social y de bienestar construida en las cuatro décadas precedentes, eliminando regulaciones, permitiendo la libre circulación de capitales, creando el libre comercio irrestricto, etc.

Eso condujo a la deslocalización de las fábricas, la declinación de los sindicatos y su capacidad de negociación y una reducción muy dolorosa de la participación de la fuerza laboral en la riqueza. Pasó de 70 por ciento en 1979 a 63 por ciento en 2014 y desde entonces sigue bajando.

Desigualdades sin precedentes se han tornado normales y son aceptadas. Hoy, en Live Nation Entertainment, una empresa de venta de boletos, un empleado que gana el salario medio de 24.000 dólares necesitaría 2.893 años para ganar los 70,6 millones de dólares que el año pasado ganó su presidente y director ejecutivo, Michael Rapino.

Reagan tenía su contraparte en Europa, la primera ministra británica Margaret Thatcher (1979-1990), quien desarmó sindicatos, ridiculizó el concepto de comunidad y bienes y objetivos comunes (no hay sociedad, solo hay individuos), seguida parcialmente por el canciller Gerard Schröeder (1998-2005) en Alemania.

La globalización se transformó en la nueva e indiscutible visión política, lejos de las rígidas ideologías que crearon el comunismo y el fascismo y que fueron responsables de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). El mercado beneficiaría a todos, resolvería todos los problemas. Los gobiernos debían mantenerse alejados y permitir que el mercado hiciera todo el trabajo.

A Reagan le siguió Bush padre, George H.W. Bush (1989-1993), quien de alguna manera moderó las políticas de Reagan. Si bien él inició la guerra con Iraq, no invadió todo el país. Y le sucedió un presidente demócrata, Bill Clinton (1993-2001), que no cuestionó toda la globalización neoliberal, sino que intentó manejarla, demostrando que la izquierda (en términos estadounidenses) podía ser incluso más eficiente que la derecha.

Para dar solo un ejemplo, fue Clinton quien completó la desregulación del sistema bancario, derogando la Ley Glass-Steagall, que establecía una separación entre las cajas de ahorros y los bancos de inversión. Esto hizo que miles de millones de dólares pasaran del ahorro a las inversiones, o la especulación.

Como resultado, actualmente los bancos consideran que la actividad de los clientes es menos lucrativa que las inversiones y las finanzas se han convertido en un sector totalmente separado de la producción de bienes y servicios.

En un día, hay 40 veces más transacciones financieras que productos de la industria y los servicios y las finanzas es el único sector de la actividad humana que no tiene ningún órgano de control internacional; los mercados son más importantes, en muchos casos, que el voto de los ciudadanos, por cuanto ellos deciden la viabilidad de un gobierno.

Además, se ha convertido en un sector sin ninguna ética. Desde la crisis financiera de 2008, los bancos han pagado la agónica cantidad de 321.000 millones de dólares en sanciones por actividades ilegales.

La convicción de Clinton de que la izquierda podía tener éxito también tuvo su contraparte en Europa, como Thatcher con Reagan. Fue el británico Tony Blair (1997-2007), quien fue capaz de construir un diseño teórico para explicar la sumisión de la izquierda a la globalización neoliberal. Se llamaba la Tercera Vía y, en los hechos, era una posición centrista que trató de conciliar la economía de centro derecha con las políticas sociales de centro izquierda.

Pero quedó claro que la globalización neoliberal estaba de hecho beneficiando solo a unos pocos y que el capital sin regulaciones se estaba convirtiendo en una amenaza. Las injusticias sociales iban en aumento y legiones de personas en las zonas rurales sentían que las ciudades se estaban apropiando de todos los ingresos, pensaban que la élite las ignoraba y los trabajadores desempleados, la clase media empobrecida, ya no sentían las viejas lealtades en la izquierda, que ahora era considerada como representativa de la élite y los profesionales.

En Estados Unidos, el Partido Demócrata, que ahora estaba también en la visión neoliberal con Clinton, comenzó a cambiar su agenda de la economía a los derechos humanos, defendiendo a las minorías, los afroamericanos, los inmigrantes y abogando por su inclusión en el sistema. La pelea ya no era entre las corporaciones y los sindicatos.

Y Obama fue el resultado de esa pelea, y él fue el campeón de los derechos humanos también como herramientas en los asuntos internacionales. De hecho, aunque tuvo una agenda brillante sobre los derechos humanos, hizo muy poco en el frente social y económico, más allá de la ley nacional sobre la salud.

Pero su alianza con las minorías y los blancos progresistas era su bagaje personal, que no pudo pasar a una figura emblemática del establishment como Hillary Clinton.

Esto condujo a una nueva situación en la política estadounidense. Los que quedaron fuera vieron la defensa de su identidad (y su pasado) como la nueva pelea, ahora que la división tradicional entre izquierda y derecha había menguado. La identidad religiosa, la identidad nacional, la lucha contra el sistema y los que son diferentes se convirtió en acción política.

Se debe señalar que el mismo proceso ha tenido lugar en Europa, en una situación cultural y social totalmente diferente. Los que quedaron fuera abandonaron el sistema político tradicional, para votar por aquellos que estaban en contra del sistema y prometían cambios radicales para restaurar las glorias del pasado.

Su mensaje era necesariamente nacionalista, porque denunciaban que todos los sistemas internacionales solo respaldaban a las élites, que eran los beneficiarios. También era necesario encontrar un chivo expiatorio, como los judíos en los años treinta. Los inmigrantes eran perfectos, porque traían miedo, pérdida de la identidad tradicional, una amenaza en un período de gran desempleo.

El nuevo mensaje político de los recién llegados era para elevar a los que quedaron fuera, a los que sentían miedo, a los que habían perdido toda confianza en la clase política, y prometía devolverles su soberanía, rechazar a los intrusos y sacar del poder a las viejas élites, los profesionales de la política, para conseguir personas reales.

Desde el final de la crisis global surgida en 2008 (que generó una situación social y económica aún más deteriorada), esos partidos, llamados populistas, comenzaron a crecer y ahora casi dominan el panorama político.

En Estados Unidos, los republicanos del Tea Party, legisladores radicales de derecha, pudieron cambiar el Partido Republicano desplazando a los conservadores llamados compasivos, porque tenían una preocupación social.

En Europa, los medios se sorprendieron al ver a los trabajadores votar por Marine Le Pen en Francia. Pero la izquierda había perdido toda legitimidad como representante de los grupos de menores ingresos; el cambio tecnológico hizo desaparecer las identidades sociales, como los trabajadores.

Y en tiempos de crisis, no había capacidad de redistribución. La izquierda está en medio de una crisis de identidad, de la cual no saldrá pronto.

Volvamos ahora a nuestros tiempos. En noviembre de 2016, para el asombro universal (y el suyo propio), Trump fue electo presidente. Y solo cuatro meses después, en marzo de 2017, el Brexit fue un rudo despertar para Europa.

Los resentidos y los temerosos acudieron a las urnas para sacar a Gran Bretaña de Europa. El hecho de que la campaña estuvo plagada de falsedades, algo reconocido por los ganadores después del referéndum, fue irrelevante. ¿Quién estuvo en contra del Brexit? El sistema financiero, las corporaciones internacionales, las grandes ciudades como Londres, los profesores universitarios… en otras palabras, el sistema. Más que suficiente.

Hemos agrupado deliberadamente a Estados Unidos y la Unión Europea (UE) para mostrar que la globalización tuvo un impacto global. Y Estados Unidos, que fue creador y garante del sistema internacional, comenzó a retirarse de él con Reagan, cuando sintió que se estaba convirtiendo en una camisa de fuerza.

Ahí comenzó el declive de la Organización de las Naciones Unidas (ONU): por iniciativa estadounidense, se quitó el comercio de la ONU y se creó la Organización Mundial del Comercio (OMC). La globalización tiene dos motores, el comercio y las finanzas, y ambos están fuera de la ONU, que se ha convertido en una institución para la salud, la educación, la infancia, la mujer y otros sectores no productivos, de acuerdo con el mercado.

No es coincidencia que ahora Trump esté luchando contra la globalización que Estados Unidos inventó, y uno de sus principales enemigos es la OMC.

Una antigua máxima es que las personas tienen el gobierno que merecen. Pero también debemos ser conscientes de que son empujadas por una nueva alianza: la alianza de la derecha alternativa.

Ella tiene el mismo objetivo en todos los países: “destruyamos lo que existe”. Esta red la alimentan al mismo tiempo Rusia y Estados Unidos. Los ideólogos de la derecha alternativa, como Steve Bannon, se dirigen al público europeo para fomentar el fin de la UE, con el claro apoyo de la Casa Blanca.

Los populistas en el poder, como Viktor Orbán en Hungría o Matteo Salvini en Italia (así como los que no están en el poder, como Le Pen), consideran todos a Trump y Putin como sus puntos de referencia. Salvini cerró su campaña electoral con la frase “Bien hecho, Putin, bien hecho, Trump”.

Estas alianzas son nuevas y se tornarán muy peligrosas.

Y ahora pasemos a Trump. Con todas las consideraciones anteriores, ahora puede entenderse por qué se lo debería considerar un síntoma y no una causa. Pero su personalidad juega un papel significativo. Tengamos en cuenta que no ha perdido ninguna batalla importante desde que asumió el poder. Ha podido asumir el control total del Partido Republicano, que ahora es, de hecho, el Partido de Trump.

En las primarias para las elecciones de noviembre de 2017 – en las que se cambiaron todos los escaños de la Cámara y la mitad del Senado-, Trump intervino para apoyar a los candidatos que le gustaban, y sus oponentes perdieron en todos los casos.

En Carolina del Sur, Katie Arrington, una legisladora conservadora del estado, le ganó a un oponente mucho más fuerte, Mark Sanford, después de un tuit de Trump. Ella declaró en su discurso de aceptación: Nuestro partido es el partido Trump.

El presidente sabe perfectamente lo que piensan sus votantes y siempre actúa de manera de fortalecer su apoyo, más allá de lo que haga. Se conoce su sexismo, ¿y ahora está involucrado en un escándalo con una estrella porno? Traslada la embajada en Israel a Jerusalén y ahora cuenta con el apoyo de los evangélicos, un grupo protestante muy numeroso y puritano, que son una fuente importante de votos. (Curiosamente, Guatemala y Paraguay, que decidieron trasladar sus embajadas a Jerusalén, también son países dirigidos por evangélicos.)

Según una encuesta de Pew de 2004, los evangélicos representaban 26,3 por ciento de la población, mientras que los católicos sumaban 22  por ciento y los protestantes tradicionales, 16 por ciento. Los evangélicos creen que las Escrituras deben seguirse literalmente y Jerusalén es la capital de Israel.

Trump se ha negado a dar a conocer sus ingresos e impuestos, y no se ha separado de sus compañías de manera formal. En Estados Unidos, esto generalmente es suficiente para presentar la renuncia.

Ha sacado de su gabinete a todos los representantes de las finanzas y la industria que puso a su llegada (para ser aceptado por el establishment), y los que puso en su lugar son todos halcones de derecha, muy eficientes, y ninguno de ellos es un tonto, desde John Bolton hasta Michael Pompeo.

Ha logrado poner como directora de la CIA (la Agencia Central de Inteligencia) a una mujer, Gina Hastel, notoria torturadora, con los votos de los demócratas. Se retiró de un tratado muy estructurado con Irán (y otros cuatro países principales), para llegar a un acuerdo totalmente incierto con Corea del Norte, lo que genera problemas con Japón, aliado estadounidense por definición.

Ha decidido ponerse del lado de Israel y Arabia Saudita contra Irán, porque esta medida cuenta con el apoyo de un gran sector de Estados Unidos.

Una de las principales razones por las que no se entienden sus medidas es porque (además del narcicismo) lo que lo mueve no son los valores, sino el dinero. Se ha peleado con todos los aliados históricos de Estados Unidos y ahora está planteando una guerra arancelaria con ellos, al mismo tiempo que comienza otra con China, simplemente por dinero.

Pero, aunque es errático, no es impredecible. Todo lo que ha hecho fue anunciado durante su campaña electoral. Y no cree que deba rendirle cuentas a nadie. Ha creado una relación directa con sus electores, pasando por alto a los medios.

Según el programa Fact Checker del Washington Post, desde que asumió el cargo ha dicho 3.000 mentiras. A nadie le importa. Muy pocos son capaces de juzgarlo.

Cuando un presidente de Estados Unidos anuncia que se retira del tratado con Irán “porque son el principal financiador del Estado Islámico y Al Qaeda” y no hay ninguna reacción pública, esa es una buena medida de la total ignorancia del pueblo estadounidense.

Los estadounidenses no tienen idea de que el islam está dividido en sunitas y chiitas, ni que los terroristas son sunitas y se basan en una interpretación extrema del islam, el wahabismo o salafismo. Los iraníes, que no son árabes, son chiitas, y son considerados apóstatas por los extremistas sunitas, y han perdido miles de hombres en la lucha contra el Estado Islámico.

Esta ignorancia le ayuda a Trump a tener a los votantes republicanos, bajo cualquier condición. Pasó de un 37 por ciento de aprobación al actual 44  por ciento; en el mismo momento de su presidencia, Obama bajó de 46  por ciento a 44  por ciento. En el Partido Republicano, su aprobación es de 82 por ciento.

Trump sabe perfectamente lo que sus votantes sienten y piensan. Esto alimenta su narcicismo. Después de la reunión con el norcoreano Kim Jong-un, en la conferencia de prensa, dijo: “No pienso que los presidentes anteriores hubieran tenido la misma capacidad”.

No tolera ninguna crítica o desacuerdo, como bien sabe su equipo. Como resultado, está rodeado de personas que dicen a todo que sí, más que cualquier presidente anterior. Su asistente para el comercio, Peter Navarro, declaró que debería haber un lugar especial en el infierno para los líderes extranjeros que no están de acuerdo con Trump, refiriéndose al primer ministro Justin Trudeau de Canadá.

Al comienzo de su presidencia, los rasgos de su personalidad fueron descritos por 1.500 psiquiatras estadounidenses como patológicos. La guerra de aranceles que acaba de iniciar con sus aliados más China, según la gran mayoría de los economistas, producirá una baja del crecimiento en todo el mundo.

Pero en Estados Unidos nadie reacciona. Todo esto es irrelevante para sus votantes. Ahora tiene una tasa de fidelidad de 92 por ciento, la más alta desde que Estados Unidos existe.

Al considerar todo lo que ha hecho en menos de dos años en contra del orden existente, nos hace pensar que el peligro real es que gobierne un segundo mandato y se vaya recién en 2024.

Para entonces, los cambios en la ética y el estilo serán realmente irreversibles. Hay muchos candidatos en varios países que lo consideran un ejemplo político. Sin dudas, podrá cambiar el mundo en el que hemos crecido y que, con muchas fallas, ha sido capaz de traer el crecimiento y la paz.

Es verdad que el sistema político tradicional necesita una actualización radical y que no parece poder hacerlo. Tenemos que volver a la división histórica e inevitable entre los que quieren cambio y justicia y los que no lo quieren.

Si bien es difícil prever cómo un mundo basado en el nacionalismo y la xenofobia podrá vivir sin conflictos, ahora con la fuerte suba del costo de los armamentos en todo el mundo, y con muchos otros problemas mundiales, desde el cambio climático hasta la ausencia de políticas para la migración, mientras que la deuda mundial se ha convertido en 10 años en 225 por ciento del producto interno bruto (PIB), lo que sí sabemos es que el mundo que salió de la Segunda Guerra Mundial, basado en la idea de paz y desarrollo, el mundo que está en nuestras constituciones, ese mundo desaparecerá.

Y la democracia puede ser una herramienta perfecta para legitimar a un dictador. Es lo que está sucediendo en Rusia, Turquía, Hungría, Polonia: un autócrata gana las elecciones. Luego comienza a hacer cambios en la constitución, para tener más poder. Un tercer paso es ubicar a todos sus compinches en las instituciones, reducir la independencia de la justicia, controlar los medios de comunicación, y así sucesivamente. El cuarto paso es actuar en nombre de la mayoría, contra las minorías.

Esto no es nuevo en la historia. Rudolf Hitler y Benito Mussolini al principio fueron elegidos. Son muchos los “hombres de la providencia” que cierran filas…

Periodista italo-argentino, Roberto Savio  fue cofundador y director general de Inter Press Service (IPS), de la que ahora es presidente emérito. En los últimos años también fundó Other News, un servicio que proporciona “información que los mercados eliminan”. 

 

http://www.ipsnoticias.net/2018/06/trump-esta-aqui-quedarse-cambiar-mundo/

 

Artículos relacionados

Epílogo sin calenturas

Iván Duque

Por Andrés Hoyos

El pasado domingo las mayorías zanjaron una campaña calenturienta y le dieron la Presidencia a Iván Duque, el candidato uribista. Escuché la mayor parte de su discurso de victoria y me quedó la sensación desapacible de que estamos ante un mandatario pandito y frágil, aunque de talante razonable.

No creo que con él venga el fascismo, como temen muchos. Duque hará un gobierno de derecha, parecido a otros que hay por ahí. El 54 % que obtuvo tampoco es una cifra del otro jueves para una 2ª vuelta, pero quizá sí le alcance para extender la luna de miel hasta fines de este año. De ahí en adelante, dependerá de su gestión. Una parte importante de ese porcentaje no le pertenece, sino que fue un voto por miedo a Petro, quien a su vez acrecentó su caudal en algo más de tres millones de votos entre las dos vueltas, debido al sentimiento antiuribista. En general, hubo más miedo a Petro que a Uribe. En ninguna parte fue más notorio el primero que en Cúcuta, donde Duque obtuvo el 80 % de los votos. La cercanía de Petro con el chavismo, pese a sus renuncias de última hora, le pasó factura en la frontera. En contraste, el antiuribismo bogotano le dio a Petro la ventaja (53,4 %), a pesar de que Fajardo había ganado aquí la 1ª vuelta. La presencia del voto en contra importa porque una vez el temido rival sale de escena, la gente empieza a mirar con ojos críticos al ganador. Le pasó a Santos en 2014 y vaya que su gobernabilidad se vino a pique muy rápido.

Cuatro son los temas más contenciosos con Duque. La educación pública seguirá desfinanciada y maltratada, la política agraria, que va a favorecer a los latifundistas productivos e improductivos, la paz, que él va a manosear porque así lo prometió, y la justicia, que primero prometió poner patas arriba y después dijo que, pensándolo mejor, tal vez no tanto. Asimismo parece relativamente inevitable que la política internacional del país sea servil a las bravuconadas de Trump y que sigamos haciendo el ridículo mundial con un prohibicionismo radical, mientras que toda una potencia, como Canadá, legaliza la marihuana. Lo único que Duque no va a prohibir nunca es el aguardiente antioqueño.

Hablando del perdedor, Mauricio Vargas y otros andan promoviendo la idea de que Petro es el jefe de la oposición. No hay tal. Existen por lo menos otras dos corrientes que no le caminan a Duque: el amplio centro político y la izquierda no populista, minoritaria en este momento. Pero el populismo petrista sigue vivo y, más que vivo, enardecido. Esto indica que estamos ante un movimiento extremo, pues esa rabia, de llegar al poder mañana, se canalizaría hacia la venganza. Razón de más para subrayar la necesidad de que surja una alternativa de centro que ejerza otro tipo de oposición, más constructiva.

Si logramos que la gobernabilidad de Duque baje pronto, tendrá que hacer concesiones al centro y, en general, dedicar más recursos a saldar la cuantiosa deuda social acumulada y que en adelante nos podría dar muchos dolores de cabeza. Una muestra clara de la misma fue la amplia votación que Petro recibió en el Pacífico. La región está diciendo con esos votos que se siente maltratada y tiene toda la razón.

Algunos, incapaces de votar por ninguno de los dos candidatos, nos hicimos la ilusión de que el voto en blanco podría ser un camino para abrir espacio al centro. No hubo tal, los miedos nos ganaron la partida y apenas obtuvimos el 4,2 % de los votos. Derrota aceptada.

andreshoyos@elmalpensante.com, @andrewholes

El tiempo que no pasa

Artículo de Teódulo López Meléndez en el diario El Universal (Miércoles 20 de junio 2018)

tiempo

www.eluniversal.com/el-universal/12633/el-tiempo-que-no-pasa

El SELA asiste a la VI Plataforma Regional para la Reducción de Riesgo de Desastres en Cartagena

 

sela en congreso

Es de la mayor importancia para el SELA dar continuidad en Latinoamérica y el Caribe al plan de acción del Marco de Sendai ONU para disminuir las muertes, destrucción y desplazamiento causado por los fenómenos naturales hacia el 2030

La Secretaría Permanente del Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (SELA), por invitación del Gobierno de Colombia como país anfitrión, en cooperación con la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR), asiste para intercambiar experiencias con los gobiernos, el sector privado, sociedad civil y otros organismos regionales sobre la Reducción de Riesgo de Desastres en las Américas.

La VI Plataforma Regional “Hacia una región menos vulnerable, con comunidades más resilientes” representa una oportunidad para el SELA de seguir impulsando la implementación de las acciones contempladas en el Marco de Sendai y la VII Reunión “Alianzas Público-Privadas para la Reducción del Riesgo de Desastres en América Latina y el Caribe”.

Del 20 al 22 de junio, se podrá interactuar y fortalecer alianzas de trabajo, al igual que compartir experiencias con miras a lograr las siete metas mundiales trazadas en el plan de acción para los próximos dos años en la región, punto importante del programa de trabajo del SELA.

 

El Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (SELA) es un organismo regional intergubernamental, con sede en Caracas, Venezuela, integrado por 26 países. Creado el 17 de octubre de 1975 mediante el Convenio Constitutivo de Panamá. Actualmente, el SELA está integrado por: Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Bolivia, Brasil, Colombia, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Suriname, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.

The Aquarius incident: navigating the turbulent waters of international law

sos-meditteranee

By Melanie Fink

Between Saturday 9 June and Sunday 10 June, 629 migrants were rescued from overcrowded boats in the Central Mediterranean in search and rescue (SAR) operations carried out by NGOs and the Italian navy. They were taken on board by the Aquarius, a rescue vessel operated by the German NGO SOS Méditerranée and flying the flag of Gibraltar. On Sunday, the Aquarius was on its way to Italy, whose Maritime Rescue Coordination Centre (MRCC) had coordinated the operations. Around 35 nautical miles off the southern coast of Italy, Italian authorities ordered the Aquarius to stop. Italy refused the Aquarius access to its ports and prohibited disembarkation of the rescued migrants on Italian territory. This, Italy’s new Minister of the Interior Matteo Salvini announced, would be Italy’s new policy for any NGO vessel rescuing migrants in the Mediterranean.

Italy’s instructions ‘manifestly go against international rules’, Malta’s Prime Minister Joseph Muscat tweeted on Sunday night, but then himself denied the ship to dock in the port of Valletta. Malta in turn, Muscat claimed, was thereby acting in full compliance with international law. For another 24 hours, the Aquarius remained on stand-by, floating between Malta and Italy. Maltese and Italian vessels supplied the Aquarius with water and food, but neither of them gave in by offering safe haven.

On Monday, Spanish Prime Minister Pedro Sánchez announced that Spain could facilitate disembarkation of all 629 rescued individuals in the port of Valencia. When it appeared that this journey would be too dangerous for passengers and crew of the Aquarius and the Valencia-plan seemed off the table again, Italy offered its ships to facilitate safe passage to Spain.

This whole episode raises a broad variety of questions, but one stands out: Are Italy and Malta violating international law by not allowing the Aquarius to find a safe haven in one of their ports? Two legal regimes are particularly relevant in this respect: the law of the sea and international human rights law. As we argue, neither provides much clarity in relation to Aquarius-like incidents.

More

https://www.ejiltalk.org/the-aquarius-incident-navigating-the-turbulent-waters-of-international-law/

Lo mejor de la semana para Inter Press Service

 IPS
¡Eres más poderoso de lo que piensas!
Monique Barbut

¿Estás abrumado por las deprimentes noticias que te llegan todos los días? Conflictos, migraciones forzosas, hambre, inundaciones, huracanes, extinción de especies, cambio climático, amenazas de guerra… una lista aparentemente interminable. Puede que te sorprendas, pero realmente puedes hacer que … MORE > >

Conflictos africanos entre los más desatendidos del mundo
Will Higginbotham

Los conflictos han desarraigado a millones de personas en varios países africanos, las que se encuentran en situaciones de gran vulnerabilidad, y llevó a una organización de derechos humanos a reclamar que no se las olvide. El Consejo Noruego para Refugiados (NRC) realizó el reclamo al publicar … MORE > >

Del cielo cae solución hídrica para México
Emilio Godoy

Hace 25 años, el ingeniero mexicano Gustavo Rodríguez decidió recolectar agua de lluvia para enfrentar la escasez del líquido en su vivienda y contribuir con el cuidado de los recursos naturales. “Lo hicimos para buscar una mejor integración con el cuidado de la naturaleza. Queríamos tener una … MORE > >

Nuevo héroe contra la degradación del suelo
Manipadma Jena

Mientras el gobierno de India se esfuerza por revertir la agravada degradación del suelo, que le costará unos 23 billones de dólares al mundo en los próximos 30 años, aparece un nuevo héroe: el humilde bambú. El llamado “acero vegetal” es un recurso estratégico que muchos países utilizan para … MORE > >

Se necesitan más de dos para el tango: plataforma para alcanzar los ODS
Silvia Morimoto

Buenos Aires es una ciudad encantadora; rica en historia, magnífica arquitectura, un alma y una música que pueden llevarte al tango en un abrir y cerrar de ojos. Pero la asombrosa belleza de la ciudad y su abundante cultura lucha contra los desafíos. La tasa de pobreza promedio de Argentina se … MORE > >

La Argentina de Macri viaja de la ilusión a la desesperanza
Daniel Gutman

Argentina pasó de las promesas de que el crecimiento económico aguardaba a la vuelta de la esquina a un llamado a la austeridad que derrumbó en pocas semanas el ánimo colectivo y afectó las esperanzas que una parte significativa de la sociedad puso en el presidente Mauricio Macri. El gobierno … MORE > >

Gran Muralla Verde siembra esperanza en el Sahel
Issa Sikiti da Silva

Esperanza, sonrisas y nueva vitalidad parecen instalarse de forma lenta, pero segura en varias partes del Sahel, donde el desierto del Sahara degradó grandes porciones del territorio, destruyó medios de subsistencia y dejó a muchas comunidades en la pobreza extrema. El inesperado alivio llegó de … MORE > >

Ser potencia agrícola deteriora la alimentación en Brasil
Mario Osava

Brasil está entre los mayores productores y exportadores agrícolas del mundo, pero su alimentación sufre graves deficiencias por inseguridad, insostenibilidad y mala nutrición, según distintas evaluaciones. Una semana de huelga nacional de camioneros, iniciada el 21 de mayo, basto para desnudar … MORE > >

El uso inteligente de la tierra trata de abrirse paso en América Latina
Orlando Milesi

Los consumidores pueden ser aliados en controlar los procesos de desertificación en América Latina, donde se impulsan diferentes iniciativas para ponerle freno, como el manejo sostenible de la tierra, el avance hacia la neutralidad en la degradación de la tierra o la incorporación de la … MORE > >

La tolerancia cero al abuso sexual tiene excepciones en la ONU
Thalif Deen

Cuando se presentaron acusaciones de acoso sexual contra un secretario general adjunto en la Comisión Internacional de Servicio Civil, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoció que el secretario general António Guterres no tenía jurisdicción sobre un órgano creado por la Asamblea … MORE > >

Tribulaciones de emigrantes que se van con un mapa y un plan
Mbom Sixtus

“A veces, cuando estoy solo, me vienen recuerdos de las espantosas imágenes que vi en el desierto”, confesó Njoya Danialo. “Creí que iba a morir. La gente que nos transportaba estaba dispuesta a deshacerse de nosotros si fuera necesario”, explicó, al narrar el calvario que soportó cruzando el … MORE > >

Campesinos centroamericanos y brasileños unen fuerzas contra sequía
Edgardo Ayala

Tener en la mesa del comedor un recipiente de siete litros con un filtro que purifica el agua captada de la lluvia, y abrir una valvulita para llenar una taza y saciar la sed, es como una revolución para el campesino salvadoreño Víctor de León. Por si fuera poco, contar con un estanque cavado en … MORE > >

El último ensayo de Anthony Bourdain

Anthony

Por Andrés Hoyos

Sobre las elecciones de este domingo ya casi todo está dicho, de suerte que hoy prefiero hablar de Anthony Bourdain.

Me sugirieron en su momento que buscara los derechos para publicar en El Malpensante el ensayo que lo hizo famoso: “No coma antes de leer esto”, aparecido en The New Yorker en 1999. Recuerdo bien que desconfié del texto. Eso del pescado viejo de los lunes, la carne mala que, en vez de tirarla a la caneca, se le empaca al tarado que la pide cocinada tres cuartos, la noción de que la cocina de un restaurante de alto perfil es algo así como un antro lleno de criminales no asesinos, todas me parecieron imágenes tan impactantes como injustas. Al final no lo publicamos.

Hoy, al releer el ensayo, me siguen pareciendo sospechosos sus argumentos, pero es imposible dudar de la potencia de la pluma. Dicho de otro modo, chefs o cocineros —como a Bourdain le gustaba llamarse— hay miles. Que tengan semejante potencia para escribir, muy pocos o, últimamente, solo uno. Así que de lo que hoy se duele el mundo es de la muerte de un gran contador de historias, de un escritor que, por afortunada coincidencia, sabía de gastronomía y tenía una bella voz de baritono, una pinta de dandi largo y traqueado y una actitud frentera, ácida y cariñosa a la vez, atributos que lo convirtieron en un tremendo fenómeno mediático.

Yo habré visto una veintena larga de los más de 200 programas que grabó, aunque antes de escribir esta columna sí leí todo lo que pude encontrar. Recuperando intuiciones, recordé que me impactó la densidad casi desesperada de su defensa de Asia Argento, su novia de los últimos tiempos, víctima notoria de Harvey Weinstein. Entiendo la aversión al violador, pero al mismo tiempo es difícil no ver a Bourdain como el prototipo del macho alfa —en una profesión en la que abundan los pavos reales— que va por el mundo rindiendo corazones, usando palabras de grueso calibre como quien condimenta una pierna de cordero y zampándose la víscera todavía palpitante de una criatura cuando se la ofrece alguno de los invitados de cien países que pasaron por su programa.

Bourdain vivió una larga adicción a las drogas y al alcohol. “Tu cuerpo no es un templo. Es un parque de diversiones. Disfruta del viaje”, decía. De esa catástrofe lo salvó una fuerte voluntad. Por si acaso, expresó varias veces una aguda culpa por la estupidez de la guerra contra las drogas. ¿Pero qué clase de monstruos se ocultaban tras su personalidad exuberante y en qué consistía lo que él llamó su “gen oscuro”? Varias personas, incluida su madre, han dicho que en la vida real también era esa especie de exhalación sobrecogedora que se ve en televisión. Razón de más para sospechar que la procesión iba muy adentro y era tanto más peligrosa cuanto que no encontraba grietas para salir a la luz.

Uno sospecha que el raudo desenlace lo precipitó tal vez el desamor, devastador para un hombre famoso y orgulloso de 61 años, mezclado quizá con un llamado de los viejos demonios. Haya sido lo que haya sido, fue demasiado para él. “Ensáyalo todo al menos una vez”, dice Tony en su libro más célebre, Kitchen Confidential, titulado en español Confesiones de un chef. Sí, Tony lo ensayó todo al menos una vez y el viernes 8 de junio de 2018 fue el último ensayo. Infortunadamente tuvo éxito y murió.

Obama, su invitado más famoso, lo definió de un plumazo en un tuit: “Nos enseñó a no temer lo desconocido”.

andreshoyos@elmalpensante.com, @andrewholes

Política y religión

política y religión 2

 Teódulo López Meléndez

Si algo caracterizó la pasada centuria fue la separación entre política y religión. Podemos encontrar su nueva imbricación en la victoria del Likud en la elecciones israelitas de 1977. En 1979 Jomeini asume el poder en Irán. El brote de asalto a la política se produce desde las religiones monoteístas. Se acusa a la modernidad de fracaso y se procura de nuevo el fundamento sacro de la sociedad.

Quizás podamos definir la situación como un declive espiritual de las religiones paralelo a su injerencia en los asuntos geopolíticos producto de un estado de incertidumbre. La mezcla de religión y política le da a la primera la dimensión que pierde en otros terrenos.

Fred Halladay, a la par de negar la confrontación entre occidente y el Islam (lo llama “mito de la confrontación”) da su visión de la revolución iraní de 1979 la que para él no es más que un movimiento populista característico del tercer mundo. Le parece peronismo. El orden de análisis pasa por el fin de la Guerra Fría, la caída del comunismo y el surgimiento de movimientos fundamentalistas islámicos. Huntington consigue que la causa de los conflictos es esencialmente secular y, por su ubicación, tercermundista. Ante los argumentos en contrario recuerda el pasado colonial, el populismo o la dominación extranjera, de manera que la única originalidad que consiguen las revoluciones en esa parte del mundo es el giro islamista con que son envueltas.

De esta manera el que hable de la amenaza islámica como si lo fuera religiosa está equivocado. Hay países islámicos con los mismos conflictos que los no islámicos, conflictos por el precio de las exportaciones, por los mercados o por el carácter histórico. Este brote religioso y la intemperancia que consigue expresión política, ya sea en Europa o en Estados Unidos, recuerda un tanto al antisemitismo de los años veinte y treinta europeos. También en los años veinte y treinta se prohibía el kipá (gorro ritual judío). Edward Said dijo que en lugar de hablar de choque de civilizaciones correspondía hablar de choque de definiciones.

En América Latina comenzamos a ver el brote religioso sustituyendo a políticos agotados, esta vez con una consunción paralela de la influencia católica, a excepción de Nicaragua.

teodulolopezm@outlook.com

 

 

 

Cómo lo hace Costa Rica

6448c60f7be352d1af5c210724805aca.2-1-super.1

JOSEPH E. STIGLITZ

En un momento en que el autoritarismo y el protofascismo están en alza en tantas partes del mundo, es alentador ver un país cuyos ciudadanos siguen profundamente comprometidos con los principios democráticos. Un pueblo que ahora mismo está intentando redefinir su política para el siglo XXI.

Hace años que el liderazgo progresista de Costa Rica (un país con menos de cinco millones de habitantes) llama la atención en todo el mundo. En 1948, tras una corta guerra civil, el presidente José Figueres Ferrer abolió el ejército. Desde entonces, Costa Rica se convirtió en un centro para el estudio de la resolución y la prevención de conflictos, y es sede de la Universidad para la Paz, una institución creada por Naciones Unidas. Con su rica biodiversidad, Costa Rica también hizo una demostración de liderazgo ambiental previsor, al promover la reforestación, convertir un tercio del país en reservas naturales protegidas y generar casi toda la electricidad que consume a partir de energía hídrica no contaminante.

Los costarricenses no muestran señales de querer abandonar esta tradición progresista. En la última elección presidencial, con gran participación de votantes, Carlos Alvarado Quesada obtuvo la victoria con más del 60% de los votos, contra un rival que con la prohibición del matrimonio homosexual hubiera revertido el antiguo compromiso del país con los derechos humanos.

Costa Rica se sumó a un pequeño grupo de países en la denominada Alianza del Bienestar, que trabaja en la implementación de ideas (planteadas por la Comisión Internacional sobre la Medición del Desarrollo Económico y del Progreso Social) para la creación de indicadores de bienestar mejorados. Los miembros de la Alianza, conscientes de las falencias del PIB, que la Comisión ha destacado, propugnan una política pública que impulse el bienestar de los ciudadanos en el sentido más amplio, mediante la promoción de la democracia, la sustentabilidad y el crecimiento inclusivo.

Una parte importante de esta búsqueda ha sido ampliar el campo de acción de las cooperativas y empresas sociales del país, que ya es grande, puesto que incluyen de uno u otro modo a un quinto de la población. Estas instituciones representan una alternativa viable a extremos del capitalismo que han dado lugar a prácticas éticamente reprobables, como el crédito predatorio, la manipulación de los mercados financieros, el abuso de datos personales por empresas tecnológicas, el ocultamiento de emisiones de la industria automotriz, etcétera. Las instituciones alternativas se basan en promover la confianza y la cooperación, y en la convicción de que promover el bienestar de sus miembros también aumenta la productividad.

Igual que los ciudadanos de otros pocos países, los costarricenses han demostrado que la desigualdad es una elección, y que las políticas públicas pueden garantizar más igualdad económica y de oportunidades que el mercado librado a sí mismo. Pese a las limitaciones de recursos, los costarricences pueden alardear de la calidad de sus sistemas de educación y atención de la salud, públicos y gratuitos. La expectativa de vida en Costa Rica ya supera a la de Estados Unidos, y va en aumento, mientras los estadounidenses, que eligieron no tomar las medidas necesarias para mejorar el bienestar del ciudadano de a pie, se mueren más jóvenes.

Pero a pesar de todos sus éxitos, Costa Rica enfrenta dos problemas críticos: la persistencia de un déficit fiscal estructural y la parálisis del sistema político. El aspecto económico de la solución del déficit fiscal es sencillo: o se estimula el crecimiento, o se aumentan los impuestos, o se baja el gasto. Pero el aspecto político no lo es: cualquier gobernante elegiría la solución del crecimiento, pero no hay una fórmula mágica para lograrlo, y las otras dos opciones no las quiere nadie.

En estas circunstancias, la elección de la mayoría de los gobiernos es recortar gastos; por ejemplo, en infraestructura, ya que el costo de hacerlo permanecerá oculto por décadas. Pero eso sería un error particularmente grave para Costa Rica, ya que sus infraestructuras no han acompañado el crecimiento económico, y su mejora puede ser importante para promoverlo. Es verdad que la eficiencia del Estado siempre se puede aumentar, pero tras años de retirada, poco puede esperarse de una mayor racionalización. Todo indica que la mejor salida sería aumentar los impuestos.

Para que el sistema impositivo sea compatible con una estrategia económica general que busque maximizar el bienestar de todos los ciudadanos, hay que seguir tres principios centrales: gravar lo malo (por ejemplo, la contaminación) en vez de lo bueno (por ejemplo, el trabajo); diseñar los impuestos de modo de causar la menor distorsión posible en la economía; y que la estructura de alícuotas sea progresiva, de modo que las personas más ricas paguen una proporción mayor de sus ingresos.

Costa Rica ya es un país muy ecológico, así que un impuesto a las emisiones de dióxido de carbono no recaudará tanto como en otros lugares; pero como el país genera casi toda la electricidad a partir de fuentes limpias, la adopción del auto eléctrico puede generar más reducción de emisiones. Dicho impuesto puede ayudar a que Costa Rica se convierta en el primer país donde predominen los autos eléctricos, y acercarla así al objetivo de lograr una economía sin emisión neta de dióxido de carbono.

Puesto que el problema de la desigualdad persiste (aunque ni por asomo es tan grave como en otros lugares de América Latina), es esencial la aplicación de impuestos más progresivos y abarcadores a los ingresos, las plusvalías y las propiedades. Los ricos obtienen de las plusvalías una proporción exagerada de sus ingresos, de modo que aplicarles alícuotas inferiores a las de otras fuentes de ingreso agrava la desigualdad y provoca distorsiones. Los economistas disienten en muchos temas, pero algo en lo que coincidirán es que si se gravan los ingresos o las plusvalías derivados de la tierra en Costa Rica, la tierra no se va a ir a otra parte. Esa es una de las razones por las que el gran economista decimonónico Henry George sostuvo que los mejores impuestos son los impuestos a la tierra.

Los mayores desafíos son políticos: un sistema presidencialista como el de Costa Rica funciona bien en un contexto de bipartidismo con reglas que aseguren la representación de la minoría. Pero puede caer rápidamente en la parálisis política cuando el electorado está más fragmentado. Y en un mundo de cambio acelerado, esa parálisis puede ser costosa, al llevar, por ejemplo, a un crecimiento irresoluble del déficit y de la deuda.

Con sus apenas 38 años, Alvarado está tratando de crear un nuevo modelo presidencial para Costa Rica, sin cambiar la constitución, mediante la designación de ministros venidos de diferentes partidos. Ojalá el espíritu colaborativo alentado por el movimiento cooperativo, tan integrado a la cultura costarricense, lo haga funcionar. De ser así, Costa Rica, pese a su reducido tamaño, será un faro de esperanza para el futuro, que muestre que es posible otro mundo, uno en el que los valores de la Ilustración (la razón, el discurso racional, la ciencia y la libertad) florezcan en beneficio de todos.

https://www.project-syndicate.org/commentary/costa-rica-enlightenment-model-by-joseph-e–stiglitz-2018-05/spanish

Octavo aniversario del accidente aéreo de Smoleńsk

1069815673

“Como sabemos, en la madrugada del 10 de abril de 2010, un avión especial Tu-154M se estrelló cerca de Smolensk, Russia. La delegación del estado polaco volaba en este vuelo hacia Katyń para conmemorar el 70 septuagésimo aniversario de la Masacre de Katyń. En el accidente perdieron la vida el presidente de la República de Polonia, Lech Kaczyński,  la primera dama Maria Kaczyńska, el último presidente de Polonia en el exilio, Ryszard Kaczorowski, los vicejefes del Congreso y del Senado, un grupo de parlamentarios, comandantes de todas las ramas de las Fuerzas Armadas del país, personal de la Cancillería del Presidente, jefes de instituciones estatales, clérigos, representantes de ministerios y de organizaciones de veteranos y sociales, personas acompañantes, así como la tripulación del avión. Las 96 víctimas del accidente aéreo también incluyeron a  distinguidos  ex – miembros del servicio exterior.

Los pasajeros a bordo se dirigían a rendir tributo a los 22,000 oficiales polacos, prisioneros de guerra, asesinados en la primavera de 1940 por la NKVD soviética. El bosque de Katyn, Miednoye, Kharkiv y Bykovnia en la actual Rusia y Ucrania son los lugares de asesinatos masivos de prisioneros de guerra polacos: oficiales, científicos, clérigos, funcionarios y empresarios.

“El futuro debe basarse en la verdad y es por eso que la verdad sobre Katyn es tan importante, porque trae consigo la justicia y la cura del corazón”, fueron algunas de las palabras del discurso que el presidente Lech Kaczyński iba a pronunciar en Katyn.

Los eventos del 10 de abril de 2010 sorprendieron a millones de polacos en casa y en el extranjero, así como al público internacional impresionados por la tragedia y sin entender las causas de la misma. Polonia sigue esperando que las autoridades rusas devuelvan los restos del avión del gobierno con las cajas negras, lo que permitiría obtener un conocimiento completo de las causas de esta tragedia, la más significativa después de la II Guerra Mundial.

El 11 de Abril del 2010, el periodico – “Tygodnik Powszechny” publicó  la carta del Presidente Lech Kaczyński, la cual iba a pronunciar cuando se celebrarían conmemoraciones  del crimen en Katyń. La carta, entre otras cosas, afirmaba que: “La memoria sobre Katyń vive. No se pudo sacar de las páginas de la historia polaca este crimen comunista de genocidio y es ahora, en la libre Polonia, cuando podemos  rendir homenaje, dar respectivo honor a las víctimas de este crimen y también es ahora, que podemos darnos cuenta de la inmensidad de las pérdidas que Polonia sufrió en ese entonces. Para los dirigentes rusos, los prisioneros polacos eran enemigos de su poder y era peligroso dejarlos vivos con su inquebrantable fe en una Polonia libre y soberana, democrática, moderna y fuerte.”

Este acto es una conmemoración por la tragedia pero al mismo tiempo es una celebración de las vidas que se perdieron.

El Presidente de la República de Polonia prof. Lech A. Kaczyński, varsaviano, nacido 1949, en la ciudad que tanto amaba y de la que alguna vez, incluso, fue alcalde. Hijo de Rajmund, un ingeniero profesional, soldado del ejército, participante del levantamiento de Varsovia, y Jadwiga Jasiewicz, profesora de polaco. Doctor de la Universidad de Gdańsk en la segunda mitad de la década de 1970 se involucró con la oposición democrática incluyendo con el movimiento “Solidaridad”. Durante la ley marcial fue detenido en Strzebielinek. Junto con su hermano Jarosław, fue asesor durante las huelgas de mayo y agosto de 1988 en el astillero de Gdańsk y participó en las discusiones de la Mesa Redonda. Con la llegada a la democracia Lech Kaczyński tuvo una brillante carrera como político que incluyó, entre otros cargos, Ministro de Estado para la Seguridad Nacional, Presidente de la Oficina Suprema de Auditoría, Ministro de Justicia, también sirvió como senador y dos veces como diputado, Alcalde de Varsovia convirtiéndose en octubre de 2005 en Presidente de los Polacos. Entre muchas distinciones que recibió, están: la Orden del Águila Blanca y la Orden del Renacimiento de Polonia.

Junto con el Presidente murió también Ryszard Kaczorowski, político, activista social, comandante del escuadrón de Guardias Grises y último Presidente de la República de Polonia en el exilio. Tras las primeras elecciones libres en el país desde el final de la Segunda Guerra Mundial, entregó las insignias del poder estatal de la Segunda República de Polonia a Lech Wałęsa, siendo galardonado, entre otras distinciones con la Orden Británica de los Santos Miguel y Jorge y a través de Juan Pablo II con la Gran Cruz de la Orden de Pío noveno IX.

También falleció Andrzej Kremer, abogado, diplomático, subsecretario de Estado de 2008 a 2010 en el Ministerio de Relaciones Exteriores y miembro del consejo del Instituto Polaco de Asuntos Internacionales.

Como ven, conmemoramos hoy una doble tragedia. Sin embargo, Polonia es una Nación que ha sabido reconstruirse de las tristezas de su pasado y reencontrarse en la celebración de la vida. Hay, en esa capacidad de superar el horror, un acto identitario, una cultura, una mirada sobre sí mismo y sobre los otros, que hace de Polonia una Nacion especialmente capacitada para seguir adelante aun en las horas más oscuras de su historia. Nuestro país define su identidad no por el poder militar o por el tamaño sino por su naturaleza entusiasta de seguir adelante y perseguir la belleza y la verdad incluso en la intemperie del dolor.

El legado histórico del Presidente Lech Kaczyński y de los otros ocupantes del vuelo TU 154M que buscaban conmemorar el coraje de un grupo de polacos en un territorio hostil, sigue vivo en nosotros. La persistencia, la tozudez, el hambre de memoria y la búsqueda apasionada de la verdad, son los ingredientes de esta manera particular de ser polaco. Así, Polonia, se reinventa una y otra vez, en la creación de un futuro solidario, que nos espera y que todos los días construimos. Es esa materia del pasado que cuidamos la que nos permite edificar el futuro.”

Embajada de Polonia en Venezuela

Caracas 10 de abril de 2018

An International Use of Force in Salisbury?

1200px-Salisbury_Cathedral

 Marc Weller

In the afternoon of Sunday, 4 March, Mr Sergei Skripal and his daughter Yulia were found slumped on a park bench in Salisbury. Mr Skripal is a former Russian agent convicted of espionage for the West, exchanged in a spy swap and brought to live in the UK. He, his daughter and a number of individuals who had attended to them were found to have been exposed to a nerve agent known as Novichok. At the time of writing, both remained in critical condition in hospital, with uncertain prospects of recovery. One of the first responders, Detective Sergeant Nick Bailey, was also kept in hospital in a serious condition.

On 12 March the British Prime Minister addressed the House of Commons. She claimed that it was ‘highly likely’ that the government of the Russian Federation was responsible for the action. She asserted that ‘either this was a direct action by the Russian state against our country, or the Russian government lost control of its potentially catastrophically damaging nerve agent and allowed it to get into the hands of others.’ She demanded a ‘credible response’ by Russia within a day, indicating that, failing such a response, the UK would conclude that this action ‘amounts to an unlawful use of force by the Russian state against the United Kingdom.’ [The Prime Ministers statement can be viewed at http://www.bbc.co.uk/news/uk-43377856.%5D

The responsibility for the action was placed on the Russian Federation by the UK government in view of its previous suspected involvement in the assassination in the UK of former Russian security operative Alexander Litvinenko in 2006 using the similarly exotic means of radioactive polonium, instances of politically motivated killings allegedly undertaken by Moscow elsewhere, and Moscow’s perceived generally aggressive attitude towards the West, and the UK in particular, especially after its purported annexation of Crimea in 2014.

The Russia government dismissed the allegations and requested samples of the nerve agent in order to mount its own investigation, ignoring Ms May’s deadline. Moscow instead offered cooperation through the relevant mechanism of the Organization for the Prohibition of Chemical Weapons (OPCW). While Russia’s responsibility for the action will evidently remain contested, this post considers the claim of the UK government that it amounts to a ‘use of force’.

The prohibition of the use of force is one of the cardinal, jus cogens rules of international law. Serious violations of the rule trigger consequences for the international community as a whole, including the obligation not to assist the author of the violation in maintaining its consequences in place, the obligation not to recognize the result, and to cooperate through international bodies in attempting to overturn it.

More https://www.ejiltalk.org/an-international-use-of-force-in-salisbury/

 

Tribus

Artículo de Teódulo López Meléndez en el diario El Universal (Miércoles 20 de diciembre 2017)

tribus

www.eluniversal.com/noticias/opinion/tribus_681579

Feliz Navidad

Navidad

Guantanamo Surrealism

surrealismo

Marko Milanovic

The surrealism of the moment defies description.

Who would have thought, even only a short while ago, that on a nice November morning a US military commission judge in Guantanamo would be holding a Marine general and chief defense counsel for the commissions in contempt, sentencing him to 21 days of confinement in, well, Guantanamo?

Who would have thought that on that same day the President of the United States would be deriding the US criminal justice system as a “joke” and a “laughingstock,” while suggesting that the “animal” who perpetrated a deadly vehicular terrorist attack in New York City be sent to that same Guantanamo, with its oh-so-successful, cost-effective military commissions?

 That he and his White House would, in 2017, be calling this individual an “enemy combatant”?  That he would be joined in doing so by prominent US senators, lamenting the fact that the individual concerned has not yet been shipped off to Gitmo, despite the fact that he essentially committed his crime in full public view and on camera, so that the likelihood of his acquittal before any regular civilian court would effectively be nil?

Surrealism is by definition unexpected. Slippery slopes  are not. They can often be seen from a very, very long way off. And many of us have spent years warning some of our US colleagues of the dangers of some of the theories they have been advancing in the pursuit of the global conflict against terror.

Just a few weeks ago we had just such an “IHL party” on the blog, provoked by a post of Ryan Goodman on Just Security. I pointed out in that discussion that while there was a measure of agreement on the geographic scope of application of IHL, that issue was part of a broader package, and that some items in that package – above all the definition of the relevant armed conflict and the classification of individuals with a nexus to that conflict – continued to attract controversy, inter alia because of the manifest possibility of abuse of some of the lines of argument put forward and their lack of basis in conventional and customary IHL.

So I therefore have a question for our American colleagues, including my friends on Just Security and Lawfare – let us assume that the facts about the New York terrorist continue to be as we know them today, i.e. that he essentially self-radicalized by looking at ISIS materials on the Internet and that he, beyond professing allegiance to ISIS, was at no point subject to the chain of command of that armed group fighting in Iraq and Syria. On these facts, are we in agreement that there is no way that this individual could be qualified, under the relevant rules of international law, as a fighter in any IHL-cognizable armed conflict? I am not asking what consequences this would have under US domestic law, including the AUMF; I am only interested in IHL.

Under IHL, it seems to me that there is not even a remotely plausible, let alone genuinely persuasive, argument that this individual has a nexus to any armed conflict/was a member of a non-state armed group engaging in hostilities in such a conflict. He is not an “enemy combatant” in any international legal sense of the word; he is only a (vicious) criminal. This is not a hard or difficult case – it’s an easy, obvious one, again assuming the facts as we know them today. Do we agree?

https://www.ejiltalk.org/guantanamo-surrealism/

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

democraciasiempre

Just another WordPress.com site

Mesopotamia

Este sitio WordPress.com es la caña

ladireccioneticaenlaadmpublica

LA ÉTICA EN LA ADMINISTRACIÓN PUBLICA MUNICIPAL

Entre letras y números

Porque lo escrito, escrito está entre letras y números

Blogs Of The Day

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: