Buscar

Democracia siglo XXI

Autor

Teódulo López Meléndez

Teódulo López Meléndez (Barquisimeto, Venezuela, 1945). Abogado, diplomático, novelista, poeta, ensayista, traductor de poesía y editor. Entre sus ensayos cabe mencionar lecturas del nuevo milenio y su recopilación "La hojarazca sobre la hierba". Su poesía está recogida en dos tomos, "Viaje en la comedia"y "Fin de la comedia". Entre sus novelas, "En agonía",""La forma del mundo", "El indeterminado de cabeza de bronce" y "Selinunte".

TEMPORADA DE HURACANES

Peligros-de-los-huracanes-que-seguramente-desconocías

Por: Brian Fincheltub

La tormenta perfecta tenía años formándose, pero nadie le prestaba atención o digamos que la mayor parte de la gente le restaba importancia. Todo el mundo creía que lo que se avecinaba no pasaría de ser un chaparrón y que por ser Venezuela estábamos preparados para todo. Y es que así nos sentimos durante muchos años: la excepción a la regla. Pensábamos que teníamos un paso por encima de los otros, un delirio de grandeza quizás asociado a nuestra “historia de libertadores”

Hubo quienes incluso se burlaron de esos venezolanos que frente a la tormenta que se nos venía encima, alertaron a tiempo sobre sus consecuencias, pero nadie los escuchó y fueron tildados de “exagerados”. Hoy, vista la realidad nos toca vivir, lo mínimo que se merecen es una disculpa, porque en lugar de exagerados, se quedaron cortos.

No fue la falta de información lo que nos llevó a la tragedia, al contrario, el primer huracán dejó ver varias veces cuál sería su poder destructivo, pero tal como el surfista que sueña con la ola perfecta y se expone a la muerte, nosotros le abrimos las puertas a la tormenta subestimado de lo que era capaz.

Mientras la mayor parte del país bailaba bajo la lluvia, el odio y el resentimiento arrasaban con todo a su paso. Una destrucción progresiva que para muchos fue imposible observar en toda su plenitud hasta que el agua bajó y develó su fuerza devastadora. Pero Hugo no contento con su obra, dejó el camino libre a otro huracán de consecuencias aún peores para el país: el huracán Nicolás.

De la Venezuela que encabezaba el ranking de naciones más ricas de la región, con mayor estabilidad y destino por excelencia de la inversión y la inmigración no queda sino ruinas. Los huracanes Hugo y Nicolás lograron arrasar con prácticamente todo: industria nacional, sueños y familias enteras. Pero aún después de todo, lo que no han podido ni podrán arrebatarle al pueblo será la esperanza de vivir y como quien quiere vivir está dispuesto a luchar, ahora es que nos verán de pie por Venezuela.

@BrianFincheltub

Anuncios

Contemplating the Future in the Era of Democratic Decay

mobiliario-para-estetica-vintage-y-decadente

Tom Gerald Daly

At times of profound and disorienting change it can be hard to contemplate the future. When we are “swimming through the historical moment”, as Tamim Ansary puts it, the future becomes more amorphous, clouded, as though our eyes have grown cataracts. As a teenager in the 1990s the future seemed so clear to me – not its content, but its shape. Whatever it was going to be, it could only be better. I may be from the last (Western) generation to have this sense of certainty, coming of age at the height of the liberal consensus, deeply imbued with the faith that law, technocracy and liberal democracy were the troika pulling us to the end of history, with the sole remaining challenge to perfect this global project and proselytise to laggards.For so many public lawyers today that worldview came to occupy all horizons of possible thought.

In the present era of democratic decay – the incremental degradation of the structures and substance of liberal constitutional democracy worldwide – what are the possible futures we can envisage, and why does this matter for public law? Faced with a bewildering news cycle, we tend to focus on the immediate future: Will Trump be impeached or resign? With a crucial Constitutional Court judgment pending, when and how will Zuma be ousted in South Africa? Will Japan’s increasingly autocratic premier Shinzō Abe manage to consolidate power by calling a snap election in October? Might Poland’s Law and Justice (PiS) government lose the 2019 general election?Medium-term questions are even harder to answer. In, say, five years’ time – 2022 – what will the world look like? What about ten years’ time? What will be the Trump presidency’s long-term legacy for the health of US constitutional democracy? If PiS loses power to a more democratically-minded administration, how to repair the constitutional damage wrought since 2015? What will a post-Zuma South Africa become? Will it prove difficult to reverse the Abe government’s significant stifling of press freedom?What does Macron’s plummeting support mean for the future of centrist liberalism as a political force in France and Europe more widely?

It might seem indulgent to engage in future-casting when the present offers so many pressing challenges. Public lawyers (and others) have quite rightly tended to focus on recent and ongoing systematic assaults on democratic structures in states worldwide, under the labels of “constitutional retrogression”,“constitutional capture”or “stealth authoritarianism”.But this can lead – despite careful framing by key scholars – to the false impression that the problem is one government, one party, one president. It is just as important to reflect on the longer-term questions and the deep structural processes that have led to mushrooming support for anti-democratic political forces. The rise of Trump, Le Pen, PiS, Zuma and their ilk is merely the culmination of, or clearest symptom of, a long-creeping “constitutional rot”, as Jack Balkin calls it.

More fundamentally, in turning to these questions it is crucial to fully acknowledge that the current global crisis of democracy is not merely a bump in the road or short-lived aberration. Even in the best-case scenario that democracy turns out to be resilient in most states and we see a sharp public swing away from the false promises of illiberal populists, nativists, and neo-fascists, we cannot approach this as a ‘course correction’ or a ‘return to normal’. There is no going back to the status quo ante. Repeat: there is no going back. Why does this bear repeating? Because there is a real danger that, if the worst of this global anti-democratic storm passes, we will just click back into our old habits, to business as usual, as though the crisis were nothing more than a bad dream.

The EU, for example, due in part to the defeat of populists in the French and Dutch elections this year (as well as improving economic fortunes), has found a new swagger that may be dampening its sense of urgency in tackling the anti-democratic governments of Poland and Hungary. Some clear lessons are still falling on deaf ears. For instance, despite the clear failures of attempts at top-down, managed, judicialised control of democratic systems in various states worldwide, especially post-1989 democracies, we see the notion of ‘controlled’ democracy continuing to gain traction. The ius constitutionale commune narrative in Latin America – however well-meaning and sophisticated – is a case in point, tending as it does to present the Inter-American Court of Human Rights and ‘Inter-Americanised’ domestic courts as key forces for building and sustaining Latin American democracies.

Public lawyers of all stripes bear a portion of responsibility for constructing the dominant narrative that vaunted legal and technical solutions to crucial governance and social questions while slowly allowing the messy, raucous voice of democracy to be stifled, contained, and circumvented, until it rebelled. We cannot go back to normal because our ‘normal’ was in so many ways an illusion. It was built, not on lies, but on profound misconceptions and no small degree of élitism and arrogance. The liberal consensus handed us greater power and influence, but we have been (or should have been) humbled by recent events and need to take this lesson in humility as a time to reflect, to re-think our assumptions. To learn the lessons of the recent past. To renew our approach. To replace “we fear the people” with at least “we listen to the people”.

What will be the new reality when the current upheavals settle into a new pattern? What do we salvage from the wreck of the liberal consensus? It is now that we need to start thinking about the future, not when the dust settles – however it settles.

http://www.iconnectblog.com/2017/09/contemplating-the-future-in-the-era-of-democratic-decay/

La anatomía del capitalismo antiliberal

 

miedo_para-guiness-color

Por Jacek Rostowski

BUDAPEST – Los populistas como el presidente estadounidense Donald Trump y el líder polaco de facto Jaroslaw Kaczynski, y los autoritarios como el presidente turco Recep Tayyip Erdogan y el presidente ruso Vladimir Putin no solo comparten la etiqueta de la llamada “democracia antiliberal” del primer ministro húngaro Viktor Orbán. Cada uno de ellos también propugna una forma de “capitalismo antiliberal”.

Pero ¿qué implica el capitalismo antiliberal y cuán compatible es con la democracia antiliberal? En primer lugar, como nacionalistas, Trump, Kaczynski, Erdogan, Putin y Orbán consideran la economía de mercado no como un medio para impulsar el dinamismo, la eficiencia, la prosperidad y la libertad individual, sino principalmente como una herramienta para fortalecer el poder estatal.

Históricamente ha habido varias escuelas de pensamiento autoritario de derechas sobre la relación entre el mercado y el Estado. En un extremo, los nazis instauraron una economía dirigida mientras mantenían la propiedad privada y un alto nivel de desigualdad del ingreso. En el otro extremo, en Europa y Estados Unidos los darwinistas sociales de principios del siglo XX reclamaban libres mercados internos sin trabas en los que solo sobrevivirían los “más aptos”, lo que conduciría a un país más fuerte.

Rusia se encuentra actualmente en un extremo del espectro capitalista antiliberal. Putin considera el colapso de la Unión Soviética en gran medida como un fracaso económico, y reconoce que la propiedad privada y el mercado pueden hacer que la economía rusa sea más resistente a las sanciones occidentales. Pero también cree que los derechos de propiedad privada se sitúan detrás de las necesidades del “Estado de seguridad” ruso, lo que significa que la propiedad siempre es condicional.

Putin también cree, como corresponde a un exoficial de la KGB, que el Estado ruso tiene “derechos de propiedad última” sobre los activos privados de sus ciudadanos no solo en Rusia, sino también en el extranjero. De este modo, los oligarcas rusos y las empresas que operan a escala internacional (como las que han interactuado con The Trump Organization) son potenciales instrumentos de la política exterior rusa.

Una famosa broma de Hitler señalaba que mientras los bolcheviques habían nacionalizado los medios de producción, los nazis habían ido más lejos al nacionalizar el pueblo mismo. Esto resulta similar (si bien es más “total”) a la idea que Putin tiene de la relación entre los capitalistas y el Estado: incluso el oligarca ruso más rico es básicamente un siervo de este.

Texto completo en:

http://www.nacion.com/opinion/foros/anatomia-capitalismo-antiliberal_0_1658034187.html

Persecuting Children: How the Convention on the Rights of the Child has pushed the evolution of refugee law

niños-sirios-1

Mary Crock

The nature of modern warfare has made children increasingly vulnerable to conflict related injury, deprivation and displacement.

International refugee law was slow to recognise children as being worthy of separate consideration: the only express references to children in the UN Convention relating to the Rights of Refugees are in Article 4, referring to refugee parents’ freedom to religious education of their offspring; and Article 17(2)(c) which relates to the working rights of refugee parents whose children are nationals of a host country).

Pobjoy’s masterful review of the comparative jurisprudence on children as refugees confirms the nature and extent of the change that is occurring. Chapter 4 of his book examines an aspect of the Refugee Convention that remains un-defined, yet central to the protection of refugees.

This is the concept of ‘being persecuted’. As many of us have documented, children can experience persecution both in the same way as adults and in ways that are particular to their identity as children: See, for example, see Pobjoy, section 4.3; J Bhabha and W Young, ‘Not Adults in Miniature: Unaccompanied Child Asylum Seekers and the New US Guidelines’ (1999) 11 International Journal of Refugee Law 84, 103; J Bhabha and M Crock, Seeking Asylum Alone: A Comparative Study – Unaccompanied and Separated Children and Refugee Protection in Australia, the UK and the US (2007), Chapter 7; and G Sadoway, ‘Refugee children before the Immigration and Refugee Board’ (1996) 15(5) Refuge 17. Like adults, children can be killed, kidnapped, tortured and targeted for harm in ways that are readily identified as ‘persecution’. What has been harder for people to accept is that children also suffer harms that are peculiar to childhood. As Pobjoy writes at 117:

Only a child can be at risk of infanticide, underage military recruitment, forced child labour, forced underage marriage, child prostitution, child pornography, domestic child abuse, corporal punishment or pre-puberty FGC.

Moreover, children experience harm in ways that are different to adults. Because of their size and evolving capacities, they can be acutely susceptible to injury and harm.

Pobjoy explores these realities brilliantly. Noting the legislative and policies initiatives that have been taken in international, supra-national and domestic contexts, he argues nevertheless that more judges and policy makers should be taking the time to consider the different persecutory experiences of refugee children.

In this short reflection, I endorse fully Pobjoy’s argument that it is the Convention on the Rights of the Child (CRC) that has served as game changer for refugee children. At the most obvious level, the CRC and its four associated Protocols set out ‘the range of behaviours that states themselves have defined as unacceptable in the context of children’ (Pobjoy, 123). While Hathaway has used international human rights norms to construct something of a hierarchy of harms to identify persecutory harm (see discussion at 105ff), Pobjoy makes the point that the CRC places equal value on all aspects of children’s rights. He uses this to argue that the treaty ‘provides an automatic and principled means for adapting the persecutory threshold to take into account a child’s heightened sensitivities and distinct developmental needs’(at 123).

https://www.ejiltalk.org/persecuting-children-how-the-convention-on-the-rights-of-the-child-has-pushed-the-evolution-of-refugee-law/

Coca, la droga legal

134882937_14491907916471n

Por Jimmy Ortiz Saucedo

En Bolivia tenemos que comenzar a hablar fuerte y claro sobre este tema. Es necesario revisar la posición nacional, alejado de ideologías utópicas que reivindican un idílico pasado precolombino.

La hoja de coca debe ser vista con la conciencia del hombre del Tercer Milenio. Tiene que ser vista como lo que realmente es, con sus defectos y virtudes. ¡No hay nada sagrado en ella! Tenemos que ver la coca como la ve todo el mundo, como una droga. Por desgracia para nosotros, con el uso legalizado por la tradición de los pueblos andinos.

Recientemente “La Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), exhortó al Gobierno de Bolivia a adoptar medidas para prohibir la utilización de coca en mate y el hábito conocido como acullicar” (La Razón 5 03 08). Es sencillamente, así como ve el mundo nuestra “vendita” hoja. ¿Será que son todos ellos o nosotros los equivocados?

Las tradiciones de los pueblos tienen que ser revisada a la luz de la creciente conciencia universal. Nada es estático en el universo, las costumbres tampoco. Las costumbres nefastas tienen que ser cambiadas. Esto fue los que sucedió con los sacrificios humanos, el canibalismo, la poligamia, el consumo de opio en la China y la discriminación de la mujer. Lógicamente estas afirmaciones harán que los fundamentalistas de “la hoja sagrada” se rasguen las vestiduras. Pero es necesario rendirse a la evidencia.

Bolivia nunca progresara con un pueblo embrutecido por los alcaloides de esta hoja.

Capítulo aparte merecen el tratamiento de los que en el país y fuera de él consumen la pasta base o la cocaína. Estos son los verdaderos esclavos de la nueva era. Hombres, mujeres y niños encadenados a una sustancia que destruye su cuerpo, su mente y su espíritu, con las graves secuelas que esto causa a la familia y a la sociedad.

Otras trágicas consecuencia asociado a la cadena coca-cocaína es la creación de mafias trasnacionales, el nacimiento de los Varones de la Coca; que en lugar de sembrar alimento siembran droga, la aparición de partidos políticos indigenistas que se financian por esta vía y narcoguerrillas que viven de ella, prostituyendo la moral de pueblos y regiones enteras.

Nuestro máximo prócer contemporáneo Cruceño, el Dr. Melchor Pinto, decía un folleto editado por el Rotary Club de Santa Cruz en 1975, titulado “A grandes males, grandes remedios”: “Ningún problema que pueda tener o presentarse en nuestra patria es de tanta gravedad como el que señalamos, con el consumo masivo e incontrolado de estupefacientes y alucinógenos”. (.) Pedía en su sugerencia número “1.- Destrucción total de los sembradíos de plantas de coca y marihuana que se encuentran en el territorio nacional”.

La coca tiene que ser vista con la óptica del presente, desmitificándola, rescatando de ella sus buenos usos medicinales y descartando sus malas prácticas culturales y políticas.

jimiortiz@cotas.com.bo

http://jimiortizsaucedo.blogspot.com/2011/01/comentando-la-noticia-coca-la-droga.html

América Latina pide libre circulación en Pacto sobre Migración

 

migracion

Por Orlando Milesi

Representantes de gobiernos, organismos internacionales, sociedad civil y la academia de América Latina y el Caribe debatieron los dos últimos días de agosto sobre cómo debe ser el futuro Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular, en la sede de la Cepal en Santiago de Chile.

La libre circulación de personas debe estar incluida en el Pacto Mundial sobre Migración que se negociará dentro de la ONU en 2018, planteó América Latina y el Caribe, en la primera reunión de una región del mundo para fijar posición sobre el contenido del futuro
acuerdo.

Casi un centenar de especialistas en migración de la región participaron en el encuentro, realizado en la sede de la Cepal <http://www.cepal.org/es>  en Santiago de Chile el 30 y 31 de agosto, que convocó a representantes de gobiernos, organismos internacionales, de la sociedad civil y de la academia.

Louise Arbour, representante especial del secretario general de la ONU y quien debe redactar el “Borrador Cero” del Pacto antes de finalizar este año, dijo a IPS que “esta es la primera reunión regional y nos da mucha información sobre lo que hoy está sucediendo con las personas.

Confirma muchas ideas, una de ellas lo que pasa con la migración irregular y los derechos de las personas”.

Antes, durante la clausura de la reunión, Arbour planteó que hasta ahora “la movilidad de migrantes, mujeres y niños se manejó muy mal. Se habló primero de ilegales y peyorativamente de migrantes económicos”.

“La xenofobia es una expresión de enojo y de falta de confianza de los gobiernos”, aseveró Arbour, para añadir que la agenda sobre los migrantes está “sobresecurizada”.

Abogó para que la preparación y negociaciones para redactar el Pacto se mantengan “llenas de ímpetu a favor del desarrollo”. “La misión es facilitar  una migración regulada.

No es nuestra agenda detener la movilidad” aseveró, sobre el previsto Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular al que se avanza dentro de la ONU

Por su parte Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe), consideró imperativo que “la igualdad esté en el centro del Pacto, aunque a lo mejor hay que pasar primero por la equidad”.

“El ADN del pacto es la cooperación”, planteó, tras aseverar que con ese acuerdo “la migración deja de ser seguridad y derechos humanos y se convierte en un tema de desarrollo, en un asunto estratégico de la gobernanza mundial”.

Juan José Gómez, embajador mexicano ante la ONU y cofacilitador de las consultas y negociaciones intergubernamentales para el Pacto, consideró que “es casi un milagro” debatir  mundialmente el tema de la migración porque “por décadas las puertas de la ONU estuvieron cerradas a este problema”.

Debatir primero y negociar después “nos salvó de negociar sobre la base de percepciones, prejuicios y mala información.

La etapa de debates regionales permitirá tomar una radiografía a la migración para sustituir la retórica y los prejuicios por evidencias, datos y realidad”, afirmó.

Texto completo en http://www.ipsnoticias.net/author/orlando-milesi/

Fuente:

http://www.ipsnoticias.net/noticias/tematicas/derechoshumanos/migraciones- y-refugiados/

Peligros en el camino hacia la paz

partido frac

Por: Andrés Hoyos

He sido un decidido partidario del proceso de paz desde que el presidente Santos lo anunció en 2012. Acepté y defendí las concesiones razonables que hubo que hacer durante la negociación por entender que partíamos de un desbalance militar en favor del Estado, no de una derrota definitiva de las Farc. En cuanto a estas, las rechazo como la gran mayoría de los colombianos y no creo que se hayan vuelto mansas palomas. Ya se logró, en todo caso, lo más esencial —y en estos procesos suele haber varios esenciales—: las Farc se desarmaron en forma creíble y ahora deberán cumplir con sus obligaciones para poder acceder al beneficio de un castigo disminuido e intervenir en política.

Sin embargo, en el proceso de implementación han ido surgiendo peligros que podrían crear fuertes perturbaciones tanto en la campaña electoral de 2018, que ya empezó, como más adelante. El primer peligro reside en las actividades de la Csivi, fea sigla que resume el título pomposo de la “Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación del Acuerdo Final”. Es un organismo paritario Gobierno-Farc que se ha dado a la tarea de trufar los proyectos presentados al Congreso con una cháchara absurda e innecesaria, la cual, según entiendo, podría tener considerables implicaciones legales posteriores.

Me parece razonable agregar un aparte A al artículo 22 de la Constitución para prohibir el paramilitarismo, así eche en falta en el texto la prohibición explícita de formar guerrillas. Otro cantar es que el artículo vaya acompañado de unas “Consideraciones generales” —¡de más 13.000 palabras!— que pretenden sintetizar la historia del paramilitarismo en Colombia. Aunque el texto incluye verdades, se vuelve falso por ser en extremo incompleto. Un ejemplo basta: en Urabá surgieron grupos paramilitares con el apoyo de la Fuerza Pública, pero no es menos cierto que al desmovilizarse el Epl las Farc diezmaron y masacraron a sus militantes, de modo que muchos pasaron de exguerrilleros a paramilitares. De otro lado, ¿cuánto paramilitarismo engendraron los más de 15.000 secuestros realizados por las Farc? Muchísimo. En fin, para dar una versión equilibrada del fenómeno, la dichosa reforma constitucional tendría que ir acompañada de un libro de 500 páginas.

El segundo peligro surge con los bienes que las Farc deben entregar para resarcir a sus víctimas. Uno entiende que el grupo tenía costos altos y que no todo el botín que nos exprimieron a las malas durante décadas sea hoy un patrimonio vigente. Pero de ahí a entregar una lista llena de bienes imposibles de identificar o de vender media un largo trecho. Además, se sospecha con fundamentos que las Farc intentan guardar un importante patrimonio para inclinar la balanza política en su favor en el futuro. Así, mientras las víctimas no han recibido todavía ni un centavo derivado del enrevesado proceso de reparación, las Farc se gastan un dineral en un concierto convocado para este viernes 1º de septiembre en la Plaza de Bolívar de Bogotá. En esta materia hay que respaldar con total claridad al fiscal Martínez. Si mañana aparecen grandes sumas de dinero en manos de las Farc, de inmediato se debe iniciar una investigación penal ordinaria por los delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de activos.

En fin, si los señores de las Farc no entendieron que se sometían al Estado de derecho, de repente se llevan un gran susto uno de estos días.

http://www.elespectador.com/opinion/peligros-en-el-camino-hacia-la-paz-columna-710525 29-08-2017

andreshoyos@elmalpensante.com@andrewholes

 

The Defense of ‘Obedience to Superior Orders’ in the Age of Legal Clearance of Military Operations

1299233161564

Author: Or Bassok

A military pilot receives an order to bomb a building in a densely populated city. He is told that the order has received legal “clearance” from military legal advisors. Can the pilot refuse to obey the order without being punished, since he feels that the order is manifestly unlawful? Will the pilot be held criminally responsible if he obeys, and the order is determined, after the bombing, to be manifestly unlawful?

In our brave new world in which many military operations routinely receive legal clearance by military lawyers, these questions have become highly relevant. Last month’s judgment of the Israeli Supreme Court in HCJ 1971/15 Al-Masri v. The Chief Military Advocate General (in Hebrew) offers interesting answers to these questions in an obiter dictum. In the first section of this post, I briefly introduce the legal dilemma at the heart of these questions. Then I present the new Israeli judgment. In the third section, I analyze the obiter dictum and the response offered in it to the legal dilemma. Thereafter I conclude by fleshing out the gist of my criticism on the Al-Masri obiter.

When is an Order Manifestly Unlawful?

In a paper I wrote several years ago, I presented the dilemma by analyzing the superior order defense. This defense – existing in many legal systems as well as in the Statute of the International Criminal Court (Article 33) – can relieve a soldier of criminal responsibility if the act for which she was indicted was ordered by a superior officer whose orders the soldier had a legal obligation to obey, and the solider did not know that the order was unlawful. However, this defense has an exception that reinstates criminal liability: the manifestly unlawful order doctrine. This doctrine aims to invalidate the claim made by many of the Nuremberg defendants that “I was just following orders.”

Under the manifestly unlawful order doctrine, whereas the superior order defense may be a valid defense for “regular” unlawful orders, if the order is manifestly unlawful the defense fails (Article 33(1)(c) of the ICC Statute is an example of this doctrinal structure that is prevalent in many domestic systems). The manifestly unlawful order doctrine serves not only as an exception to the defense of superior order in a criminal trial after the alleged crime had happened, but also as a criterion to inform soldiers’ decision-making about whether to obey orders. The question of course is which orders are manifestly unlawful?

Two main tests have been developed to interpret the manifestly unlawful order doctrine. Both tests present an objective criterion: whether a reasonable soldier under the circumstances should recognize the order as manifestly unlawful. The first is based on reason: “manifestly unlawful” means that the order is clearly outside the realm of legality. An order by a Colonel to her solider-driver to drive 20 km/h above the 50 km/h speed limit in order to get on time to a routine activity is clearly unlawful and hence manifestly unlawful.

The second test interprets “manifestly unlawful” as “morally repulsive.” This test is based on pre-reflective gut feeling and is usually described in metaphorical terms such as an order that “pierces the eye.” The order to drive 20 km/h beyond the speed limit does not “pierce” one’s eye. However, an order to kill innocent people who return to their village from work because they violated a curfew that had been announced without their knowledge does “pierce the eye.”

Published on August 24, 2017

Full text in https://www.ejiltalk.org/the-defense-of-obedience-to-superior-order-in-the-age-of-legal-clearance-of-military-operations/#more-15500

 

El resumen: Jimmy lavó dinero en la campaña y piden quitarle la inmunidad

images

POR MARTÍN RODRÍGUEZ PELLECER / 26 AGOSTO, 2017

El candidato ‘ni corrupto ni ladrón’ no pudo cumplir su slogan de campaña antes de ganar las elecciones. Entre la primera y la segunda vuelta de 2015, el entonces aspirante y secretario general de FCN-Nación, Jimmy Morales, recibió al menos Q6.7 millones (casi US$ 1 millón) que ocultó al Tribunal Supremo Electoral (TSE). Esta primera recopilación de datos, cheques, reportes de transacciones sospechosas y asignaciones de obras a financistas hizo que el Ministerio Público y la CICIG pidieran que la Corte Suprema de Justicia y el Congreso le retiren el derecho de antejuicio al todavía presidente para que pueda enfrentar a la justicia. Es la segunda vez en dos años que piden juzgar a un jefe de Estado de Guatemala por indicios de haber cometido de un delito.

 

El ambiente de este viernes 25 de agosto de 2017 era tan parecido y tan distinto al viernes 23 de agosto de 2015.

En ambas tardes, Thelma Aldana, fiscal general del Ministerio Público, e Iván Velásquez, comisionado de la CICIG, convocaron a una conferencia de prensa para pedir el retiro del antejuicio contra el presidente de la República por la posible comisión de delitos.

Aquella vez fue porque consideraban que Otto Pérez Molina “posiblemente estaba al mando de una estructura de defraudación aduanera”. Esta vez porque presentaron las evidencias para considerar “la posible comisión de delitos de financiamiento electoral ilícito y financiamiento electoral anónimo” por parte de Jimmy Morales.

Los 7 puntos clave del expediente de la CICIG y MP contra Jimmy Morales

1) El partido FCN-Nación, dirigido por el entonces secretario general y candidato presidencial Jimmy Morales, no presentó reportes de gastos de campaña al TSE en septiembre y octubre de 2015, los meses de la segunda vuelta electoral.

2) En esa segunda vuelta, hubo gastos de campaña y financiamiento no reportado por Q4.3 millones, según el TSE.

3) En la campaña, los bancos Banrural y G&T Continental reportaron a la Superintendencia de Bancos transacciones sospechosas en las cuentas del partido FCN-Nación.

4) En ese tiempo se depositaron Q2.3 millones por parte de 34 personas o empresas en cuentas del partido y ese dinero no fue reportado al TSE (y por ende es financiamiento anónimo).

5) El candidato Jimmy Morales usó el helicóptero de matrícula TG-ANM, relacionado al exministro Alejandro Sinibaldi, y no reportó al TSE ese gasto ni quién lo financió. Al menos fueron Q175 mil que fueron pagados por FCN-Nación a la empresa Distribuidora Piper.

6) El partido FCN-Nación no aclaró los gastos en los que incurrió el día de las elecciones, como transporte de fiscales de mesa del partido en todo el territorio nacional, alimentación de simpatizantes y fiscales del partido y movilización de votantes.

7) El partido FCN-Nación se apoyó en un ejercicio de “reconstrucción de la contabilidad”, con el flagrante reconocimiento de que no llevaron registros contables durante la campaña, lo que pone en duda la veracidad de los reportes de financiamiento presentados fuera de tiempo.

Texto completo en:

https://nomada.gt/el-resumen-jimmy-lavo-dinero-en-la-campana-y-piden-quitarle-la-inmunidad/

 

¿Por qué atacamos al mundo? “Ha llegado la hora de considerar la guerra contra el extremismo la gran prioridad de nuestra vida”

ataque-dirigido

De Ghasan Charbel, director del diario internacional en lengua árabe Asharq al Awsat.

Siempre que una explosión sacude una ciudad, se repite la misma escena. La atención se fija en los boletines especiales. Escucho a mis colegas: esperemos que el autor no sea árabe, que no sea musulmán; no necesitamos más…

Los escucho y comparto sus esperanzas. Pero los acontecimientos enseguida dan la réplica a nuestros deseos. Ya no es un secreto que los ataques son una vergonzosa especialidad en la que somos únicos.

(…)

¿Quién nos ha dado el derecho a violentar mapas, ciudades y Estados? ¿Quién nos ha dado el derecho a asesinar a un grupo de jóvenes que celebraban la vida en Estambul? ¿Quién nos ha dado el derecho a asesinar a los que estaban en las Torres Gemelas de Nueva York?

La invocación a la injusticia aquí o allá es sólo una cortina para ocultar un profundo deseo de matar al otro; de eliminar a quienes no tienen nuestras características o afiliaciones. Supongamos que sí, que hay injusticia: ¿tenemos que responder infligiendo una injusticia aún mayor a gente inocente? Lo de que el mundo nos odia no es cierto.

Uno no puede negar el daño limitado que a veces producen en Occidente ciertas prácticas en respuesta a nuestras brutales actuaciones, pero ciertamente no son equiparables a los mortíferos banquetes que organizamos en escenarios tan distintos y distantes.

Quienes conocen Occidente saben que allí la ley es soberana (…) [y] que beneficia incluso a los intolerantes. Muchos saben que las comunidades árabes y musulmanas disfrutan en Europa de una libertad de la que a menudo carecen en sus países.

¿Por qué atacamos al mundo? ¿Porque ha decidido poner rumbo al futuro, mientras nosotros estamos determinados a navegar hacia el pasado? ¿Es porque ha inventado el avión en el que viajamos, el coche que conducimos, los tratamientos contra el cáncer que aplicamos en nuestros hospitales?

¿Cuál es la justificación del odio a Occidente, si lo que deseamos es ver a nuestros hijos y nietos graduarse en sus universidades?

¿Por qué atacamos al mundo? ¿Es porque hemos fracasado a la hora de erigir Estados modernos, de alcanzar el desarrollo, de generar empleo, de garantizar las libertades y de consolidar el imperio de la ley?

¿Acaso vemos en el progreso del otro una derrota propia y una amenaza a nuestra existencia? ¿Cuál es la solución, ponernos un cinturón explosivo y reventarnos o salir de los túneles en los que hemos decidido meternos?

¿Es cierto que estamos horrorizados por la multiplicidad de colores, elecciones y oportunidades que se nos presentan y que buscamos preservar el mundo monocolor que percibimos como la garantía de nuestra existencia y de la continuidad de nuestra identidad, bien lejos de cualquier interacción o enriquecimiento?

¿Es cierto que nos saltan todas las alarmas cada vez que escuchamos el campaneo del advenimiento de una nueva era? El campaneo de la ciencia, la tecnología, la medicina, las ideas, la cultura, la educación, la música…

¿Por qué atacamos al mundo? ¿De dónde sacamos semejante carga de odio? ¿Por qué sentimos la tentación de colisionar con el mundo y no de vivir con él y en él?

¿Por qué anteponemos las explosiones al diálogo, la muerte a la interacción y el acuerdo; los escombros al acomodo en espacios comunes; las cenizas a la multiplicidad? ¿Por qué preferimos retirarnos en lugar de tender la mano? ¿Por qué preferimos la receta de la muerte en vez de la del diálogo y el reconocimiento?

No podemos seguir atacando al mundo. Eso significa destruir sociedades antes que destruir un café, un museo o un rascacielos en [otros lugares]. Los asesinos itinerantes asesinan a sus países mientras piensan que están atacando a otros.

Esos países, que parecen frágiles, son capaces de vivir con el peligro porque tienen Estados e instituciones que cometen errores, [pero] los corrigen, revisan sus cálculos y refuerzan sus capacidades.

Ha llegado la hora de considerar la guerra contra el extremismo la gran prioridad de nuestra vida. Es imperativo erradicar el vocabulario del extremismo de nuestros hogares, vecindarios, escuelas y manuales. Hay que detener el torrente de odio que anega nuestras pantallas y redes sociales.

Tenemos que reflexionar sobre una cultura que promueve esa tendencia a atacar al mundo. Si no le hacemos frente con coraje y sensatez, nos hundiremos aún más en la sangre y el fango y produciremos más asesinos itinerantes.

http://elmed.io/por-que-atacamos-al-mundo/

 

unnamed

Una batalla épica

descarga

Por: Andrés Hoyos

“Nadie sabe para quién trabaja”, dice el viejo refrán, aplicable a Donald Trump. Permítanme explicar brevemente.

El periodismo se ha venido igualando de manera peligrosa. Vale lo mismo un tuit o un post en Facebook, con frecuencia sesgado o falso, que el reporte detallado y verificado, o sea costoso, de un periódico o de un medio formal. También han surgido por docenas operaciones digitales improvisadas, en paralelo con unas pocas valiosas, por el estilo de La Silla Vacía colombiana. “Todo vale nada, si el resto vale menos”, decía el poeta.

La última década ha sido desastrosa para las grandes organizaciones periodísticas del mundo. Perdieron lectores en sus ediciones impresas o difundidas por canales tradicionales y vieron sus balances sangrar tinta roja hasta un punto que raya en la desesperación. No había quién restableciera las fronteras entre el periodismo de gran fondo y la abundante cháchara digital en la que personas de todo tipo —y me incluyo— participan.

Entra en escena Donald Trump, el hombre más poderoso del mundo desde enero de este año, y de repente la frivolidad mazacotuda deja de funcionar. Como una orca hambrienta ante un cardumen de pargos, el hombre vislumbra comida fácil, y convencido de que Twitter le permite llegar sin intermediarios al único público que de veras le importa, el suyo, les declara la guerra a dos instituciones más americanas que el perro caliente: los organismos de inteligencia y los medios de comunicación. A los segundos les promete, palabras más palabras menos, que los va a acabar. Del New York Times siempre dice que está al borde de la quiebra.

Súbitamente queda claro que este cetáceo depredador constituye una presa demasiado grande para la manada de pescadores con chalupa que abundan en la red. El combate que plantea Trump solo lo pueden afrontar unas pocas organizaciones estructuradas, valientes y dispuestas a tomar grandes riesgos. Claro, los organismos de inteligencia preceden a Trump y estarán ahí cuando él se vaya. Hacen parte de la naturaleza del Estado americano. No así los grandes medios, que podrían volverse irrelevantes y hasta quebrar si un personaje como este les gana la partida. Estamos ante una lucha épica en pleno siglo XXI: desnudar, denunciar y, al final, tumbar a Trump, así sea impidiendo su reelección en 2020, es cuestión de vida o muerte, digamos, para el New York Times, el Washington Post y CNN, los tres medios que el señor del peluquín más odia.

Pese a que la batalla no lleva ni seis meses, es posible sacar conclusiones provisionales. La popularidad de Trump y la aprobación de su gobierno son históricamente bajas, pero no catastróficas. Esto indica que las continuas andanadas de los medios y de los humoristas de televisión han hecho mella en el público general, si bien todavía la base dura de los partidarios del presidente sigue impermeable. Además, avanza la investigación del exdirector del FBI Robert Mueller, sin que se sepa nada sobre sus conclusiones, así esté muy claro que es en extremo peligrosa para el régimen.

Es inútil hacer predicciones. Aunque Trump se ha puesto a la defensiva, no deja de ser presidente de Estados Unidos, por lo que aún le queda mucha munición en el arsenal. Sus adversarios, claro, siguen en primera fila de batalla, porque saben que, aparte de su dignidad, se juegan su existencia como organizaciones independientes y vigorosas. Al resto del mundo solo nos resta mirar asombrados.

andreshoyos@elmalpensante.com, @andrewholes

Bolivia: Necesitamos reivindicar la moral

Bolivia

Por  Jimmy Ortiz Saucedo

La corrupción de la moral pública, es uno de los signos más claros de los tiempos que vivimos. Hoy la moral es una materia en desuso, sin embargo ella es el parámetro que marca el verdadero grado de evolución de una sociedad. Sólo, sobre la base de fundamentos morales, los países pueden alcanzar grados de evolución elevados.

Los padres; más preocupados en luchar por la vida, no dan el ejemplo ni la reivindican en el hogar. Lo propio sucede en escuelas, colegios y universidades. Tampoco los medios de comunicación social tienen interés en ello. Los gobiernos, ni hablar, ellos juegan en el bando contrario. Lógicamente que toda regla tiene su excepción, por desgracia son golondrinas que no pueden hacer verano.

¿Acaso es posible tener una sociedad moral, en estas condiciones? ¿Acaso podemos tener políticos, jueces y ciudadanos honestos, en estas condiciones? ¿Acaso no estamos cosechando lo sembrado? Nuestros abuelos estudiaban El Manual de Carreño, donde aprendían los deberes morales del hombre.

La brutal corrupción que se observa en Bolivia y el continente, es un resultado natural de la falta de moral imperante. El relativismo moral hace que nuestra gente venda su alma al diablo por conseguir fortuna. Ya no importa cómo, lo que importa es tener plata y listo.

En Bolivia vivimos la peor época de corrupción de la historia, la cleptocracia brilla en todo su esplendor. Los populistas salieron de lo peor. ¡Y como no iba a ser así, si sacaron a Cristo del palacio y lo remplazaron por brujos!

“En Latinoamérica hay un antes y un después del escándalo Lava Jato. La gigantesca investigación por corrupción originada en Brasil se extendió rápidamente a otras naciones, sobre todo después de reconocer la constructora Odebrecht, ante las autoridades estadounidenses, haber pagado sobornos en varios países (eltiempo.com)”. Lula, Alejandro Toledo, Alan García, Ollanta Humala ya están metidos en el baile, la investigación prosigue, pronto también se conocerán sus metástasis en Bolivia. La aparición del Juez Sergio Moro, es una bocanada de aire fresco, entre tanta inmoralidad.

Necesitamos reivindicar la moral. ¡Y no es que me la quiera dar de moralista!, eso sí, ya estoy hastiado da la podredumbre en que vivimos.

Libros: “De la dictadura a la democracia”

De Gene Sharp

De la dictadura a la democracia

http://www.aeinstein.org/wp-content/uploads/2013/09/DelaDict.pdf

Cuba, una economía en apuros

Por Patricia Grogg

Cuba

Vista parcial de la planta de níquel Comandante Pedro Sotto Alba, en Moa, en la oriental provincia de Holguín. La exportación del metal aporta los mayores ingresos de divisas a Cuba y la caída de su producción interna y de sus precios internacionales colabora a los problemas económicos del país este año. Crédito: Jorge Luis Baños/IPS

LA HABANA, 19 ago 2017 (IPS) – Cuba intenta mantener a flote su economía en un contexto de incertidumbre por la honda crisis de Venezuela, el recrudecimiento del embargo estadounidense y dificultades financieras, aunque expertos señalan que hay recursos para elevar el ritmo de su bajo crecimiento.

Tras un decrecimiento de 0,9 por ciento en 2016,  el producto interno bruto (PIB) aumentó en 1,1 por ciento durante el primer semestre de este año,  fundamentalmente gracias a buenos desempeños del turismo, construcción, transporte y comunicaciones, además del sector de la caña de azúcar, según los informes oficiales.

El incremento fue interpretado como señal positiva y alentadora, pero su nivel resulta insuficiente y sin impacto en el nivel de vida de la población cubana, que se queja del bajo poder adquisitivo de sus salarios, altos precios de la canasta alimentaria, desabastecimiento inclusive de medicamentos y transporte público ineficiente.

 

El comportamiento positivo del PIB representa “un paso en avance” respecto a su caída del año pasado, pero el “escenario para el segundo semestre sigue siendo complicado, para nada está segura aún la salida definitiva de la recesión”, advirtió a IPS el economista cubano Pavel Vidal, profesor de la Universidad Javeriana, en la universidad colombiana de Cali.

 

Ese panorama podría tornarse más difícil, ante la eventual profundización de la crisis en Venezuela, el principal socio económico y comercial de Cuba, así como el recrudecimiento del embargo de Estados Unidos y una merma considerable de los viajes desde ese país, entre otras medidas anunciadas por Washington para entrar en vigor desde septiembre.

“La dinámica del sector de la construcción, el turismo y la evolución de los vínculos con Venezuela van a ser claves para el resultado del año”, indicó Vidal. El anunciado aumento de las restricciones a viajeros estadounidenses amenazan la aspiración de superar con creces los cuatro millones de visitantes en 2017.

Expertos descartan equiparar la situación actual con la recesión de los años 90, tras la extinción de la Unión Soviética, que suministraba a esta isla caribeña la totalidad del combustible que consumía. De hecho, hasta ahora no se han registrado dificultades con el suministro doméstico de electricidad, una de las expresiones más temidas de aquella época.

 

Actualmente, “tanto por el proceso inversionista nacional como extranjero, Cuba produce el 50 por ciento del combustible que necesita, ya ese es un rasgo distintivo”, señaló a IPS el economista Omar Everleny Pérez Villanueva, quien recordó además que el país realiza “un fuerte proceso de inversiones” para desarrollar las energías renovables.

“Evidentemente la situación que atraviesa Venezuela ha afectado en alguna magnitud, pero Cuba tiene otros proveedores a los cuales acudir en caso de disminución de volúmenes provenientes de ese país, estamos hablando de Rusia, precisamente, Angola, Argelia, y otros proveedores de la región caribeña”, agregó.

Fuentes internacionales aseguran que La Habana debió comprar en Argelia una partida de 515.000 barriles (159 litros) de petróleo equivalente para compensar parcialmente el déficit de suministro venezolano. En marzo, se informó de una adquisición de 250. 000 toneladas métricas de derivados a Rusia.

A su vez, medios oficiales cubanos confirmaron que el incumplimiento del suministro de petróleo desde Caracas supuso para Cuba el gasto adicional de casi 100 millones de dólares en combustibles durante 2016,  lo que agravó el déficit de ingresos externos del país en 417 millones de dólares.

En materia comercial, China desplazó del primer lugar a Venezuela en el intercambio de bienes con Cuba. En 2016, la balanza comercial con la potencia asiática totalizó 2.585 millones de dólares, casi 361 millones de dólares más de la suma de las transacciones con la nación sudamericana.

Pese a sus tensiones financieras, La Habana ha desembolsado en el primer semestre de este año 2.306 millones de dólares como parte del reordenamiento de la deuda externa  con sus principales acreedores, aunque aún debe ponerse al día en los pagos corrientes a los proveedores.

El gobierno ha ratificado “su voluntad de honrar todas y cada una de las cuentas vencidas”.

En opinión de Pérez Villanueva, “los acuerdos de renegociación de la deuda cubana no solo con el Club de Paris (de acreedores y deudores oficiales), sino con otros acreedores también, fueron una buena señal de que el país estaba interesado en recomponer sus relaciones externas, es decir honrar lo que se debía”, lo cual propició la reapertura de garantías a los exportadores de Cuba.

“A la vez han mejorado los indicadores de confianza a Cuba para los inversionistas. Pero esto es un enorme reto,  ya que ha tenido que erogar muchos miles de millones de dólares, para cumplir sus compromisos, en medio de una aguda escasez de liquidez financiera”, agregó.

Entre las causas de esta iliquidez figura la caída de la producción de níquel, el principal rubro de exportación actualmente en Cuba, a lo que se une la baja de su precio en el mercado internacional.

La última zafra azucarera también resultó inferior en 300.000 toneladas, lo que se traduce en 98 millones de dólares menos a lo planificado por sus ventas externas.

Las inversiones extranjeras, un factor clave para impulsar el crecimiento, siguen esquivas.

 

Desde la aprobación en 2014 de la nueva legislación que ofrece mayores garantías y considera este sector parte del desarrollo se han aprobado reinversiones en dos negocios en ejecución y 11 nuevos, de ellos cinco en la Zona Especial de Desarrollo Mariel y seis fuera de ella.

Estos nuevos proyectos totalizan montos superiores a los 1. 346 millones de dólares, de acuerdo a informes oficiales.

Pero funcionarios gubernamentales han reiterado que el país necesita un flujo anual de capital foráneo de unos 2.500 millones de dólares para aspirar a un crecimiento de seis por ciento del PIB, meta fijada para lograr el ansiado desarrollo.

Vidal y Pérez Villanueva no niegan el impacto extraterritorial del nuevo endurecimiento del embargo estadounidense en los negocios con este país,  pero también resaltan que hay trabas burocráticas internas que representan un desestimulo a la inversión.

 

“Conozco  inversionistas que quieren hacer negocios con Cuba y se quejan de lo dilatado del proceso interno”, comentó Pérez Villanueva.

 

Estos expertos también coinciden en que Cuba tiene aún muchas reservas de eficiencia a explotar. “El modelo económico debe poder combinar eficientemente capital humano con capital físico y tecnologías, algo que no ha logrado por décadas. Para ello deben aplicarse la reforma estructural que se prometió”, consideró Vidal.

Entre las transformaciones pendientes figura el reconocimiento de pequeñas y medianas empresas privadas, que según algunos especialistas podría ser una opción favorable para integrar al sector profesional en el trabajo no estatal.

Tal perspectiva no parece cercana en medio del reordenamiento del trabajo por cuenta propia (privado) iniciado a principios de agosto.

Ese reordenamiento aún en marcha, incluye “paralización provisional” en la entrega de nuevas licencias para 27 de las 201 actividades que en 2010 el gobierno abrió al ejercicio laboral autónomo, así como la suspensión definitiva de autorizaciones para otras cinco.

El sector cuentapropista involucra hasta el momento a más de medio millón de personas, en un país con una población de 11,2 millones.

Editado por Estrella Gutiérrez

Lo mejor de la semana para Inter Press Service

 

 IPS
Comunidades víctimas de masacres buscan impulsar turismo histórico
Edgardo Ayala

Sorteando riachuelos y recorriendo escabrosos caminos va Felipe Tobar, al frente de un grupo de personas cuyo destino es la ribera de un río tristemente famoso, porque allí hace 37 años fueron asesinadas alrededor de 600 personas en El Salvador. “Cuando yo me tiré al río era increíble ver aquel … MORE > >

¿Agricultura climáticamente inteligente, dijo?
Desmond Brown

Un científico de Trinidad y Tobago creó un mecanismo para determinar si un proyecto que dice ser de agricultura climáticamente inteligente realmente lo es, así como sus procesos y productos, lo que es muy importante porque es una práctica que ayuda a mitigar y a adaptarse al cambio … MORE > >

Africanos se arriesgan a sufrir vejaciones por llegar a Yemen
Baher Kamal

Los migrantes africanos que llegan a las costas de Yemen, cuando no los lanzan antes por la borda, corren el riesgo de caer en manos de otras redes criminales que los tienen en cautiverio durante días para obligarlos a comprar su libertad, alertan fuentes de la ONU. El trato que reciben los … MORE > >

Macri sale fortalecido del primer test electoral como presidente
Daniel Gutman

Fue, para muchos, una sorpresa: un año y ocho meses después de asumir la presidencia argentina, y a pesar de que las medidas adoptadas al llegar al gobierno provocaron una contracción de la actividad económica que hasta ahora no se ha revertido, Mauricio Macri salió políticamente fortalecido de su … MORE > >

Nuevo tratado de libre comercio con EEUU agita aguas en México
Emilio Godoy

México reedita un cuarto de siglo después los broncos debates y conflictos internos alrededor de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), compartido con Canadá y Estados Unidos y vigente desde 1994. Las negociaciones comenzarán el miércoles 16 en Washington, … MORE > >

Caribe se vuelca a la meteorología contra el cambio climático
Zadie Neufville

La Oficina de Meteorología de Jamaica usa desde 2013 una herramienta de predicitibilidad climática para pronosticar sequías o lluvias por “debajo del promedio” en toda la isla como estrategia contra el cambio climático. La herramienta le ha permitido a este país caribeño pronosticar de forma … MORE > >

Ciudades caribeñas deben prepararse para huracanes más intensos
Patricia Grogg

Los huracanes, cada vez más intensos y destructivos por el cambio climático, obligan a Cuba y otros países del Caribe a aumentar sus previsiones para proteger sus ciudades y construir viviendas y edificaciones más seguras y resistentes a fuertes vientos y lluvias inclementes. Antes del inicio … MORE > >

¿Será, por fin, la hora de las energías renovables en Argentina?
Daniel Gutman

Lo primero que lee quien tome cualquier documento oficial de este año en Argentina es: “2017, año de las energías renovables”. El dato revela la importancia que el gobierno le da a la cuestión, aunque plasmar la consigna en la realidad no parece tan fácil como colocarla en el encabezado de los … MORE > >

El planeta necesita indígenas para guardar sus tierras
Manipadma Jena

El maestro Ramakrushna Bhadra tenía un desafío enorme en la escuela primaria rural Hatrasulganj Santhal, en el oriental estado indio de Bengala Occidental, hasta que decidió aprender la lengua indígena. “Al mostrarle la fotografía de un cuervo en un libro, entono ‘kaak’, en bengalí, la lengua … MORE > >

Izquierda de Brasil queda huérfana con condena a Lula

Análisis de Mario Osava

Lula

“Elección sin Lula es fraude”, reza un cartel detrás de Luiz Inácio Lula da Silva, durante su comparecencia ante los medios tras ser condenado en primera instancia a nueve años y medio de prisión. Si la sentencia es ratificada por un tribunal de apelación, antes de las elecciones de octubre de 2018, se cerrará su posibilidad de volver a la presidencia. Crédito: Ricardo Stuckert/Fotos Públicas

RIO DE JANEIRO, 15 jul 2017 (IPS) – La izquierda de Brasil va camino de quedarse sin  la esperanza de volver a gobernar Brasil y de perder relevancia política, tras la condena del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva a nueve años y medio de prisión, por corrupción.

La sentencia en primera instancia del juez Sergio Moro, emitida el 12 de julio, no significa su encarcelamiento inmediato, pero hace más concreta la amenaza de detención y el fin de la carrera política del líder que alienta la izquierda y la mantiene rehén de su destino personal.

Todo depende del juicio en segunda instancia, en el Tribunal Regional Federal del sur, en que tres jueces de apelación decidirán si es jurídicamente válido o no el fallo de Moro. Si confirma la condena, Lula no podrá participar en las elecciones de octubre de 2018, su declarado objetivo.

El desafío de la izquierda, de recuperar algún protagonismo en Brasil y en el mundo, empieza por redefinir su base social, antes concentrada en la clase obrera, su matriz ideológica y organizativa.

La ley de “ficha limpia”, una iniciativa popular aprobada por el legislativo Congreso Nacional en 2010, inhabilita políticamente a todos los condenados por un tribunal de apelación.

Lula fue condenado por supuestamente haber recibido de la Constructora OAS un apartamento de lujo en la playa de Guarujá, cerca de São Paulo, cuyo valor se estimó en 2,25 millones de reales (700.000 dólares al cambio actual).

 

Sería una retribución por el apoyo de su gobierno (2003-2011) a OAS para la obtención de contratos de la empresa petrolera estatal Petrobras, epicentro del mayor escándalo de corrupción ocurrido en Brasil, que involucra a centenares de políticos y empresarios, incluido el actual presidente, Michel Temer, sobre el que pesa la amenaza de un juicio en el Supremo Tribunal Federal del país, si la Cámara de Diputados lo aprueba.

 

Lula y sus abogados arguyen que no hay pruebas, ya que el apartamento nunca fue propiedad del exmandatario, cuya esposa, la fallecida Marisa Leticia da Silva, se habría interesado por el inmueble, sin que se concretara la compra.

El fallo de Moro tiene motivaciones políticas, según Lula, porque intenta cerrarle el paso a su retorno a la presidencia. “Sigo en el juego”, anunció en su primera reacción a la condena provisional.

Será una carrera contra el tiempo. Como el Tribunal Regional suele demorar un año en el análisis de los recursos recibidos, la revisión del caso de Lula tendría lugar poco antes de las elecciones del 7 de octubre de 2018. Pero el plazo es incierto, ya que hubo casos que tardaron más de 20 meses en resolverse.

Si Lula resultase elegido como próximo presidente antes de la sentencia definitiva, se suspendería el proceso, porque el jefe del Estado no puede ser juzgado por “actos ajenos al ejercicio de sus funciones”, según la Constitución.

Las incertidumbres son muchas. El Tribunal Regional suele confirmar las penas impuestas por Moro en procesos por corrupción, pero de las 48 que evaluó, dictó cinco absoluciones, en general por insuficiencia de pruebas, lo que alienta a los abogados de Lula.

 

Hay opiniones discrepantes de juristas que comentaron públicamente el caso, reflejando sesgos políticos. El mismo juez Moro reconoció no haber decretado la detención de Lula “por prudencia”, ante los “traumas” que generaría el encarcelamiento del expresidente, el primero en la historia condenado penalmente.

Su drama judicial no acaba aquí porque el líder del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) tiene otras causas abiertas por corrupción pasiva, legitimación de capitales y obstrucción de la justicia.

Habría recibido favores de constructoras para construir la sede del Instituto Lula, que tampoco se concretó, y para reformar una finca para su uso, aunque sea una propiedad a nombre de amigos suyos.

Militantes del Partido de los Trabajadores y sindicalistas protestan en la Avenida Paulista de São Paulo, contra el fallo provisional del juez Sergio Moro contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que el condenado, sus abogados y sus partidarios aseguran que tiene motivaciones políticas. Crédito: Roberto Parizotti/CUT

Además se le acusa de ayudar a la constructora Odebrecht a obtener préstamos del estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social, así como a intentar el silencio de un exdirector de Petrobras que decidió colaborar con la justicia.

Cualquiera sea el desenlace de esos procesos, la izquierda ya perdió el protagonismo que ejerció en la política brasileña en los últimos 30 años y tiende a limitarse a una  resistencia debilitada por la pérdida de su base social e de la identidad, en un proceso similar al de otros países.

La reforma que flexibiliza las leyes laborales, impulsada por el gobierno de Temer, impopular y en peligro de ser destituido por casos propios de corrupción, resultó fácilmente aprobada en la Cámara de Diputados en abril y en el Senado el 11 de julio.

Fueron vanas las protestas sindicales y de un puñado de parlamentarios.

Los escándalos de corrupción golpearon duramente la izquierda representada por el PT, aunque los sobornos fuesen moneda tradicional entre políticos conservadores, según las investigaciones policiales y los testimonios de los que decidieron colaborar con la los jueces.

El ahora gobernante Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) tiene prácticamente todos sus dirigentes nacionales, como Temer y sus principales ministros y líderes parlamentarios, acusados en numerosos procesos de corrupción.

Artículos relacionados

 Temer en fase terminal por deterioro moral de política en Brasil

Sobredosis de corrupción acalla protestas en Brasil

Lula resiste a juicios que dictarán el futuro político de Brasil

La política y la justicia se autodestruyen en Brasil

Domar la corrupción exige cambios institucionales en Brasil

Pero el PT encabezaba el gobierno cuando la operación “Lava Jato (autolavado de vehículos)” empezó a desnudar desviaciones de recursos de la Petrobras, hace tres años, teniendo petistas como sus  primeros blancos.

Las revelaciones indican un aumento de la corrupción durante los gobiernos de Lula y su sucesora Dilma Rousseff, también del PT, apartada de la presidencia en mayo de 2016 y destituida el 31 de agosto siguiente, por irregularidades administrativas.

Además la corrupción es más contradictoria en el PT, que creció en las décadas de los 80 y 90 gracias en parte a su radical oposición a los políticos tradicionales y “embusteros”, con un discurso fuertemente moralista.

 

En aquella época el partido se financiaba con contribuciones de sus miembros, los recursos heterodoxos vinieron después. Desmoralizan el PT, pero debilitan toda la izquierda, que no logró aún componer una alternativa a la hegemonía petista.

 

El esfuerzo por mantener la candidatura de Lula en 2018 responde a objetivos coyunturales de un poder obscuro. Es difícil imaginar un triunfo y que podría hacer un gobierno del PT en una correlación de fuerzas totalmente desfavorable.

Nacidos de luchas obreras en el estado de São Paulo, el más industrializado de Brasil, Lula y el PT sufren ahora en su cuna el más airado rechazo de las capas medias. La decadencia industrial paulista quizás explique el cambio.

El mayor respaldo electoral petista se concentra ahora en el Nordeste, la región más pobre y campesina del país, que prosperó durante los gobiernos del PT.

El desafío de la izquierda, de recuperar algún protagonismo en Brasil y en el mundo, empieza por redefinir su base social, antes concentrada en la clase obrera, su matriz ideológica y organizativa.

Además del derrumbe de la referencia socialista, el mundo del trabajo que identifica la izquierda sufrió la devaluación forzada por la reducción de costos por vía tecnológica, la migración industrial acelerada por la globalización a países de mano de obra barata como China, los excesos financieros y otros mecanismos que acentúan desigualdades.

¿Cómo elevar hasta el poder a fuerzas socialdemócratas como el PT en un mundo así?

Editado por Estrella Gutiérrez

 

 

El golfo de Adén se tiñe del rojo de migrantes lanzados al mar

Por Corresponsales de IPS |English version

Adén

 

El personal de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) asiste a migrantes etíopes y somalíes lanzados por la borda por los traficantes de personas. Crédito: OIM.

ROMA, 14 ago 2017 (IPS) – Traficantes de personas lanzaron a unos 300 migrantes por la borda frente a las costas de Yemen, y se teme que muchos de los que permanecen desaparecidos estén muertos, denunció la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

“Los sobrevivientes le contaron a nuestros colegas que los contrabandistas los tiraron al mar cuando creyeron ver a las autoridades cerca de la costa”, relató Laurent de Boeck, jefe de la misión de la OIM en Yemen, en la segunda semana de este mes.

“También nos dijeron que los traficantes ya habían regresado a Somalia a seguir su negocio y recoger más migrantes para traer a Yemen por la misma ruta”, indicó.

Para lectura completa http://www.ipsnoticias.net/2017/08/el-golfo-de-aden-se-tine-del-rojo-de-migrantes-lanzados-al-mar/

El vestido de la mujer

Artículo de Teódulo López Meléndez en diario El Universal (Miércoles 28 de junio 2017)

vestido

 

www.eluniversal.com/noticias/opinion/vestido-mujer_658705

La política internacional en la semana (18-24 junio 2017)

-*La OEA fracasa rotundamente -*Macron logra la mayoría parlamentaria -*Londres capitula ante la Unión Europea

la-politica-internacional-en-la-semana

http://www.ivoox.com/politica-internacional-semana-18-24-junio_md_19431150_wp_1.mp3 <a href=”http://www.ivoox.com/politica-internacional-semana-18-24-junio-audios-mp3_rf_19431150_1.html&#8221; title=”La política internacionaL en la semana (18-24 junio 2017)”>Ir a descargar</a>

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

democraciasiempre

Just another WordPress.com site

Mesopotamia

Este sitio WordPress.com es la caña

ladireccioneticaenlaadmpublica

LA ÉTICA EN LA ADMINISTRACIÓN PUBLICA MUNICIPAL

Entre letras y números

Porque lo escrito, escrito está entre letras y números

Blogs Of The Day

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: