Buscar

Democracia siglo XXI

Autor

Teódulo López Meléndez

Teódulo López Meléndez (Barquisimeto, Venezuela, 1945). Abogado, diplomático, novelista, poeta, ensayista, traductor de poesía y editor. Entre sus ensayos cabe mencionar lecturas del nuevo milenio y su recopilación "La hojarazca sobre la hierba". Su poesía está recogida en dos tomos, "Viaje en la comedia"y "Fin de la comedia". Entre sus novelas, "En agonía",""La forma del mundo", "El indeterminado de cabeza de bronce" y "Selinunte".

Can Preventive Diplomacy Avert Military Conflicts?

By Thalif Deen

conflictos

Slovak diplomat Miroslav Lajcak delivers a speech after he was elected as president of the 72nd session of the United Nations General Assembly, at the UN headquarters in New York, May 31, 2017. Credit: UN Photo

STOCKHOLM, May 21 2018 (IPS) – In the paradoxical battle against military conflicts, is preventive diplomacy one of the political remedies that can help deter wars before they break out?

Miroslav Lajcak, President of the UN General Assembly, points out that prevention takes many forms, and it must tackle conflict at its roots – before it can spread.

“This means stronger institutions. It means smart and sustainable development. It means inclusive peacebuilding. It means promoting human rights, and the rule of law.”

At a recent three-day Forum on Peace and Development, sponsored by the Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI) and the Swedish Foreign Ministry, participants came up with several responses, including international mediation, pre-conflict peacebuilding, counter-terrorism — and, perhaps most importantly, sustainable development that aims at eradicating poverty and hunger.

Para lectura completa  http://www.ipsnews.net/2018/05/can-preventive-diplomacy-avert-military-conflicts/

 

Anuncios

Lo mejor de la semana para Inter Press Service

 

 IPS
Lucha de los sin techo en Brasil asoma soluciones urbanas
Mario Osava

“Pagar el alquiler o comer”, es la disyuntiva que empuja miles de personas pobres de las metrópolis a ocupar viejos inmuebles vacíos, una forma de lucha por vivienda que se ha intensificado en Brasil y que abre caminos hacia ciudades menos injustas. “Nosotros contribuimos a la salud pública, al … MORE > >

¿El cambio climático creará más migrantes que las guerras?
Daniel Gutman

El cambio climático es uno de los principales impulsores de las migraciones y lo será cada vez más. Incluso tendrá un papel más significativo como generador de desplazamientos de personas que los conflictos armados, que hoy provocan enormes crisis de refugiados. Así lo advirtió el secretario … MORE > >

El Acuerdo de París sin fondos, no avanza
Friday Phiri

“Los recursos económicos son clave para cumplir el Acuerdo de París”, subrayó el representante de los Países Menos Adelantados, Gebru Jember Endalew, en otra ronda de conversaciones preparatoria de la 24 Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio … MORE > >

Activistas LGBTI quieren tener voz en reforma constitucional cubana
Ivet González

Los nuevos aires políticos que soplan en Cuba, en especial el anunciado comienzo en julio del proceso de reforma de la Constitución, son aprovechados por el activismo para impulsar demandas pendientes en los derechos de lesbianas, gays, bixesuales, transexuales e intersexuales (LGBTI). “Con el … MORE > >

El delicado equilibrio entre tener y no tener hijos
Tharanga Yakupitiyage

La población mundial ha cambiado mucho en los últimos 50 años, pero muy poco se comprende de la transición demográfica y de las razones que la impulsan. En el último medio siglo, la natalidad se redujo en el mundo a la mitad, llegando a la tasa actual de 2,5 hijos por mujer. La Organización … MORE > >

Pueblos indígenas recuperan lenguas nativas de México
Daniela Pastrana

El adolescente Ángel Santiago habla en una de las variaciones de la lengua zapoteca que hay en el estado de Oaxaca, en el suroeste de México, y pide un modelo educativo que “respete nuestra cultura y nuestras lenguas”, parado ante el candidato presidencial con mayor opción de triunfo en las … MORE > >

Estados Unidos mira con otros ojos a Etiopía
James Jeffrey

La asunción del nuevo primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, de 42 años, considerado un reformista capaz de hacer lo necesario para calmar al país, sumergido en un malestar político que no se veía desde fines de 2015, coincide con un cambio de posición de Estados Unidos hacia esa nación … MORE > >

Caribe insular se coloca en el tope de las prioridades de la Cepal
Ivet González

Con la decisión de apoyar la reducción de la deuda externa y el enfrentamiento al cambio climático en las islas del Caribe, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) cerró su 37 período de sesiones este viernes 11 en la capital cubana. “Estamos proponiendo analizar la … MORE > >

Niñas y niños de Gaza sufren pesadillas imposibles de superar
Will Higginbotham y Tharanga Yakupitiyage

Reham Qudaih se despierta todas las noches con la misma pesadilla: su padre echado en el piso en un baño de sangre tras recibir un disparo. La adolescente de 14 años vive en la Franja de Gaza y sufre pesadillas constantes desde el ataque de Israel contra ese territorio palestino en 2014. “En mi … MORE > >

Un laboratorio natural de adaptación al cambio climático en Brasil
Mario Osava

La pequeña fábrica de pulpa que aprovecha frutas nativas, antes despreciadas, sintetiza los múltiples objetivos del proyecto Adapta Sertão, un programa surgido para desarrollar la resiliencia al cambio climático en la región más vulnerable de Brasil. El novedoso valor comercial estimula la … MORE > >

Lucha contra la pobreza: lo propongo

 pobreza 2

Teódulo López Meléndez

  1. Ministerio de Lucha Contra la Pobreza 2. Enfoque integral 3. Batalla contra la segregación social y exclusión 4. Prioridad a la mujer 5. Focalización 6. Microempresa y microcrédito 7.Ley de Desarrollo Social 8. Programa nacional de solidaridad 9. Autogestión comunitaria

Los esfuerzos de la Campaña del Milenio de las Naciones Unidas establecían para 2015 objetivos ambiciosos como la reducción drástica de las personas que sufren hambre, la de las personas cuyos ingresos son inferiores a un dólar diario y el empleo productivo y trabajo digno para todos, incluyendo mujeres y jóvenes. He allí los propósitos de la Cumbre del Milenio, objetivos en los que se ha avanzado, no sin variantes en diversas partes del planeta.

Mucho se ha discutido sobre el concepto mismo de pobreza, uno especialmente centrado en lo económico, pero con implicaciones políticas y sociológicas. Ser pobre es tener la imposibilidad de acceso a la satisfacción de las necesidades físicas y psíquicas básicas. Ello incluye alimentación, vivienda, educación, salud y agua potable, uno de los problemas de este milenio. Se agregan especificaciones como segregación social y exclusión. Los objetivos del Desarrollo del Milenio han trazado planes y coordinaciones, manejo de los recursos, programas realistas, maximización de la eficacia del gasto público. Es evidente que la lucha contra la pobreza requiere un enfoque integral pues no podemos limitarla a la falta de ingresos sino ubicarla en la falta de oportunidades, de seguridad y participación en las decisiones. Tiene, además, implicaciones de comercio internacional y de alivio de la deuda. En lo específico venezolano creemos que debemos acelerar ese combate desde dos ángulos prioritarios: centrarlo en la mujer y en los programas microfinancieros y de desarrollo local, lo que debemos enmarcar en una Ley General de Desarrollo Social. Debemos crear un Comité Técnico de Medición de la Pobreza para ir controlando los avances o   un cuerpo político que maneje los programas con la más absoluta prioridad del Estado. Bien puede oírse a los organismos internacionales o aprovechar recursos por ellos puestos al servicio del Plan del Milenio, pero Venezuela debe especificar programas, unos que deben estar   de cualquier intento de manipulación política.

Soy enemigo de crear ministerios y creo que habrá que eliminar unos cuantos, pero en el caso específico estoy inclinado a la creación del Ministerio de Lucha contra la Pobreza, no sólo para poner el énfasis en un programa prioritario del Estado sino para que tenga la fuerza política de coordinar dependencias, pues habrá que apelar a todas las centrales, pero también a las regionales y a las locales. Hay que implicar a todos los grados del poder, pues pienso que lo que debemos adelantar es una focalización. Esto es, censo por barrio o localidad de las habilidades que puedan ser objeto de organización productiva y la recurrencia inmediata al microcrédito. Creo que este programa debe centrarse en las mujeres. Hablo de proyectos de todo tipo, de una imaginación alimentada por los funcionarios que realicen las investigaciones y de un sistema de préstamos tales como los implementados de manera más que exitosa por el Banco de los Pobres de Bangladesh y que mereció a su titular el Premio Nobel de Economía. Hablo de las zonas urbanas y reconozco las diferencias con los programas a implementar en las rurales, pero hay suficientes experiencias para desarrollar planes. El Estado da infraestructura, desde caminos hasta servicios de salud, pero debe ser la gente, con toda la asistencia necesaria, la que vaya a la capacitación y empleo cooperativo para el fomento de los recursos naturales y hasta el establecimiento de casas-escuelas para niños de estas zonas marginadas. Propongo trazar un Programa Nacional de Solidaridad para involucrar no sólo a la empresa privada sino a la población toda, como para aprovechar oportunidades de empleo y capacitación voluntaria e implementar un método de trabajo comunitario entendible por la gente que muestre solidaridad. No se trata de asistencia, se trata de ayuda estructural y además condicionada: para hacerse beneficiario se pone como condición la asistencia de los niños a la escuela. Es mi principio general: todo el que quiere reivindicaciones deberá pagarlas con su superación personal. Mucho se habla de la pequeña y mediana empresa, pero nadie se refiere a la microempresa que creo una de las armas claves para enfrentar el tema. Y la prioridad en este campo deben ser las mujeres. Cuando hablo de mujeres es obvio que estoy pensando en los niños. Debemos ir hacia el análisis socioeconómico de región por región, de zona por zona, de barrio por barrio y una cosa sumamente importante: la identificación de los patrones culturales y el consecuencial estilo de vida imperante en cada sitio, la determinación de programas sobre esos sitios con pobreza absoluta o pobreza relativa, la especificación sobre pobreza educativa y la pobreza de servicios y la pobreza de seguridad social. Vacunación, contaminación, limpieza urbana, nutrición, evaluación de antecedentes de enfermedades, evaluación de criminalidad. La lucha contra la pobreza es compleja y requiere como he dicho, de un organismo específico.

Hay que partir del desarrollo humano y ello incluye libertad política, económica y social que conlleve al respeto por sí mismo y la consecuencial conversión en actores de su propio destino, del de la comunidad a la cual se pertenece y de la nación toda. En algunas ciudades de Colombia podría haber sonado como estrambótico la colocación de bibliotecas en las zonas más pobres, con sus computadoras y su acceso al mundo de hoy, pero dio resultado. El desarrollo humano es aprendizaje. Aquí se trata de fomentar la movilidad social ascendente y la introducción de educación y cultura es una fuerza impulsora del desarrollo. Es más, deben considerarse ambas como derechos humanos. Hay que incentivar a la comunidad como punto de partida, como generadora de acción, en consecuencia debe tener poder de decisión. La autogestión comunitaria implica organización hacia su propio desarrollo. Ya basta de esperarlo todo, es menester incentivarlos a usar todo lo que tiene, desde su grado educativo hasta sus habilidades, desde su capacidad de organización hasta la seguridad de que sus acciones harán de la ciudad una incluyente. Un político tiene las ideas generales. Los expertos las interpretan y las llevan a planes específicos. Estas son maneras de luchar contra la pobreza. Lo propongo.

teodulolopezm@outlook.com

Ortega en la cuerda floja

Nicaragua

 

Por Andrés Hoyos

Daniel Ortega, émulo de Somoza, siempre se presenta flanqueado por su esposa Rosario Murillo, una caricatura viviente de las brujas de los cuentos de hadas, quien se atreve a publicar malos versos en un país de grandes poetas. Pues bien, aunque la dictadura en Nicaragua se tambalea, la pareja modelo está dispuesta a hacer lo que sea con tal de mantenerse en el poder. Y digo “lo que sea”, pues incluso ofrecen “negociar”.

Un dictador, si además es un psicópata —y no se debe olvidar ni por un instante que Ortega es un violador serial que sometió a su hijastra, Zoilamérica Narváez Murillo, a años de abuso sexual—, no hace concesiones si se siente sólido en su puesto; a lo sumo finge hacerlas para luego contraatacar al primer parpadeo. La gran paradoja es que si de todos modos se ve obligado a ceder en algo, como permitir que una misión de la CIDH visite el país para juzgar la situación o entablar un diálogo forzado por una Iglesia católica súbitamente militante tras décadas de pasividad, es porque la amenaza es muy seria.

Importa mucho entender que Ortega está perdiendo la crucial batalla de los símbolos. En Masaya, plaza fuerte del sandinismo histórico, queda el emblemático barrio indígena de Monimbó, donde hace 40 años el somocismo asesinó a Camilo Ortega, hermano del presidente. Pues bien, los artesanos de Monimbó ya pusieron cinco muertos en la actual batalla contra el hermano de su antiguo héroe. Hay un segundo símbolo que Ortega acaba de perder: Niquinohomo, el pueblo donde nació Sandino. Allí también se levantaron los pobladores y, según reporta El País, se dio una dura batalla para decidir qué pañuelo debía llevar la estatua del héroe, si rojo y negro, según la vieja bandera anarquista del FSLN, o azul y blanco, los colores de la nación. Los pobladores de Niquinohomo se hicieron azotar por los esbirros de Ortega con tal de evitar la afrenta a su prócer de ponerle un pañuelo que asocian con el dictador.

No, claro que no se puede asegurar que Ortega caiga porque estas dictaduras “electorales” del siglo XXI han demostrado ser muy recursivas a la hora de sostenerse en el poder; también saben robar y poco más. Hasta hace un par de años, Ortega parecía atornillado y seguro en su puesto. Mezclaba una represión selectiva, una corrupción abundante y unos pactos que consideraba indispensables: con los militares —a la Policía la tiene entre el bolsillo desde hace años pues está bajo el mando de Francisco Díaz, un familiar suyo—, con los empresarios y con Nicolás Maduro, el gran benefactor. Pero los petrodólares venezolanos desaparecieron de forma súbita y el régimen quebró.

Aunque la tentación obvia es hacer paralelos con Venezuela, las situaciones de ambos países difieren bastante. En Nicaragua el combustible de la legitimidad electoral se agotó hace mucho. También, mientras Maduro tiene comiendo de la mano al inefable general Vladimir Padrino López como un gatico desdentado, el Ejército nicaragüense acaba de distanciarse de Ortega y dice que no reprimirá más a la población. Algo debe andar mal ahí, porque el dictador ha venido dependiendo de un aparato paramilitar que responde directamente a sus órdenes y de la Policía.

En fin, como lo demuestran Nicaragua y Venezuela, sacar dictadores del poder implica un proceso difícil y sangriento. Lo mejor es no dejarlos llegar a él cuando andan disfrazados de demócratas y prometen atardeceres rosados.

andreshoyos@elmalpensante.com, @andrewholes

Ministerio contra la pobreza

Artículo de Teódulo López Meléndez en el diario El Universal (Miércoles 16 de mayo 2018)

pobreza

www.eluniversal.com/el-universal/9208/ministerio-contra-pobreza

Lo mejor de la semana para Inter Press Service

 

 IPS
La esclavitud infantil se resiste a morir en América Latina
Fabiana Frayssinet

El trabajo infantil se ha reducido en forma sustancial en América Latina, pero todavía 5,7 millones de niñas y niños laboran antes de haber cumplido la edad mínima legal y en alto porcentaje en condiciones precarias, de alto riesgo o no remuneradas, que constituyen nuevas formas de trabajo … MORE > >

Protestas, huelgas, solidaridad; Francia recuerda Mayo del 68
A. D. McKenzie

“Es bueno estar en París un día soleado de mayo y ver muchas universidades ocupadas; y las huelgas contra el neoliberalismo”, comentó el escritor y activista británico-pakistaní Tariq Ali en un encuentro realizado en Nanterre, a las afueras de la capital de Francia. Ali y la defensora de los … MORE > >

Protestas incrementan acoso al periodismo en Nicaragua
José Adán Silva

Agresiones a periodistas, persecución a los gremios de los comunicadores, censura directa y campañas de desprestigio son un alto costo que la libertad de expresión de Nicaragua ha pagado desde que comenzaron las protestas ciudadanas contra el gobierno de Daniel Ortega en abril. Se trata de la … MORE > >

La “paz sostenible” no encuentra cabida en medio de conflictos
Thalif Deen

“Una política para la paz”, fue el mensaje revelador derivado del quinto Foro de Estocolmo sobre Paz y Desarrollo, precisamente el desafío que tiene el mundo por delante en medio de conflictos y disturbios. Ese reto se centra en cómo se puede promover la paz y el desarrollo con la agitación … MORE > >

América Latina repiensa su desarrollo para superar la desigualdad
Ivet González

Con el propósito central de repensar como avanzar a un desarrollo más sostenible y con mayor igualdad, ahora que la región parece dejar atrás la desaceleración de los últimos años, la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal) comenzó su 37 período de sesiones en la capital … MORE > >

La energía solar necesita más difusión en Zimbabwe
Tonderayi Mukeredzi

Todos los años, el agricultor Amos Chandiringa, de 43 años, del pueblo de Nemaire, en el noreste de Zimbabwe, riega trabajosamente su semillero de tabaco con una lata. Pero gracias a la energía solar, su labor podría alivianarse. “Vivo cerca de la represa y tengo acceso a mucha agua, pero no … MORE > >

Argentina, ante el fantasma de una nueva crisis económica
Daniel Gutman

Una devaluación de 12 por ciento del peso en poco más de una semana trajo de regreso los fantasmas de una crisis como las que tantas veces han vivido los argentinos y exhibió a un presidente Mauricio Macri golpeado por no haber logrado cumplir su gran promesa, la de encarrilar la … MORE > >

Cooperativas de energía, espejos empañados para América Latina
Emilio Godoy

“Me irritaba que una empresa de fuera de la región ganara dinero con energía renovable y me preguntaba por qué la gente no se involucraba” en el tema, rememora la alemana Petra Gruner-Bauer, presidenta de la cooperativa Solix Energie. Por ello, Gruner-Bauer, fundadora de la organización, empezó … MORE > >

El comercio ilícito de combustible es un gran desafío actual
Jeffrey Hardy

El comercio ilícito, cualquiera sea el producto, alcohol, tabaco, medicamentos, diamantes, madera, marfil o petróleo, es el nexo entre dos problemas que ponen en riesgo la estabilidad global: la inseguridad económica y el crimen organizado. El contrabando hace que la economía global siga … MORE > >

El uso óptimo del agua hace milagros en el Semiárido de Brasil
Mario Osava

La ganadería vacuna está gravemente afectada por las sequías en la región brasileña del Nordeste, pero sobrevive y se revitaliza en la cuenca del río Jacuípe gracias a un aprovechamiento óptimo del agua. José Antonio Borges, propietario de 98 hectáreas de tierra y 30 vacas en Ipirá, uno de los … MORE > >

Zambia busca revertir la deforestación
Friday Phiri

Mientras especialistas en clima se reúnen esta semana en la ciudad alemana de Bonn para discutir cómo frenar el recalentamiento planetario, Zambia encabeza las medidas paliativas con iniciativas como “Planta un Millón de Árboles”, lanzada por el presidente Edgar Lungu. La iniciativa es mucho más … MORE > >

Cómo lo hace Costa Rica

6448c60f7be352d1af5c210724805aca.2-1-super.1

JOSEPH E. STIGLITZ

En un momento en que el autoritarismo y el protofascismo están en alza en tantas partes del mundo, es alentador ver un país cuyos ciudadanos siguen profundamente comprometidos con los principios democráticos. Un pueblo que ahora mismo está intentando redefinir su política para el siglo XXI.

Hace años que el liderazgo progresista de Costa Rica (un país con menos de cinco millones de habitantes) llama la atención en todo el mundo. En 1948, tras una corta guerra civil, el presidente José Figueres Ferrer abolió el ejército. Desde entonces, Costa Rica se convirtió en un centro para el estudio de la resolución y la prevención de conflictos, y es sede de la Universidad para la Paz, una institución creada por Naciones Unidas. Con su rica biodiversidad, Costa Rica también hizo una demostración de liderazgo ambiental previsor, al promover la reforestación, convertir un tercio del país en reservas naturales protegidas y generar casi toda la electricidad que consume a partir de energía hídrica no contaminante.

Los costarricenses no muestran señales de querer abandonar esta tradición progresista. En la última elección presidencial, con gran participación de votantes, Carlos Alvarado Quesada obtuvo la victoria con más del 60% de los votos, contra un rival que con la prohibición del matrimonio homosexual hubiera revertido el antiguo compromiso del país con los derechos humanos.

Costa Rica se sumó a un pequeño grupo de países en la denominada Alianza del Bienestar, que trabaja en la implementación de ideas (planteadas por la Comisión Internacional sobre la Medición del Desarrollo Económico y del Progreso Social) para la creación de indicadores de bienestar mejorados. Los miembros de la Alianza, conscientes de las falencias del PIB, que la Comisión ha destacado, propugnan una política pública que impulse el bienestar de los ciudadanos en el sentido más amplio, mediante la promoción de la democracia, la sustentabilidad y el crecimiento inclusivo.

Una parte importante de esta búsqueda ha sido ampliar el campo de acción de las cooperativas y empresas sociales del país, que ya es grande, puesto que incluyen de uno u otro modo a un quinto de la población. Estas instituciones representan una alternativa viable a extremos del capitalismo que han dado lugar a prácticas éticamente reprobables, como el crédito predatorio, la manipulación de los mercados financieros, el abuso de datos personales por empresas tecnológicas, el ocultamiento de emisiones de la industria automotriz, etcétera. Las instituciones alternativas se basan en promover la confianza y la cooperación, y en la convicción de que promover el bienestar de sus miembros también aumenta la productividad.

Igual que los ciudadanos de otros pocos países, los costarricenses han demostrado que la desigualdad es una elección, y que las políticas públicas pueden garantizar más igualdad económica y de oportunidades que el mercado librado a sí mismo. Pese a las limitaciones de recursos, los costarricences pueden alardear de la calidad de sus sistemas de educación y atención de la salud, públicos y gratuitos. La expectativa de vida en Costa Rica ya supera a la de Estados Unidos, y va en aumento, mientras los estadounidenses, que eligieron no tomar las medidas necesarias para mejorar el bienestar del ciudadano de a pie, se mueren más jóvenes.

Pero a pesar de todos sus éxitos, Costa Rica enfrenta dos problemas críticos: la persistencia de un déficit fiscal estructural y la parálisis del sistema político. El aspecto económico de la solución del déficit fiscal es sencillo: o se estimula el crecimiento, o se aumentan los impuestos, o se baja el gasto. Pero el aspecto político no lo es: cualquier gobernante elegiría la solución del crecimiento, pero no hay una fórmula mágica para lograrlo, y las otras dos opciones no las quiere nadie.

En estas circunstancias, la elección de la mayoría de los gobiernos es recortar gastos; por ejemplo, en infraestructura, ya que el costo de hacerlo permanecerá oculto por décadas. Pero eso sería un error particularmente grave para Costa Rica, ya que sus infraestructuras no han acompañado el crecimiento económico, y su mejora puede ser importante para promoverlo. Es verdad que la eficiencia del Estado siempre se puede aumentar, pero tras años de retirada, poco puede esperarse de una mayor racionalización. Todo indica que la mejor salida sería aumentar los impuestos.

Para que el sistema impositivo sea compatible con una estrategia económica general que busque maximizar el bienestar de todos los ciudadanos, hay que seguir tres principios centrales: gravar lo malo (por ejemplo, la contaminación) en vez de lo bueno (por ejemplo, el trabajo); diseñar los impuestos de modo de causar la menor distorsión posible en la economía; y que la estructura de alícuotas sea progresiva, de modo que las personas más ricas paguen una proporción mayor de sus ingresos.

Costa Rica ya es un país muy ecológico, así que un impuesto a las emisiones de dióxido de carbono no recaudará tanto como en otros lugares; pero como el país genera casi toda la electricidad a partir de fuentes limpias, la adopción del auto eléctrico puede generar más reducción de emisiones. Dicho impuesto puede ayudar a que Costa Rica se convierta en el primer país donde predominen los autos eléctricos, y acercarla así al objetivo de lograr una economía sin emisión neta de dióxido de carbono.

Puesto que el problema de la desigualdad persiste (aunque ni por asomo es tan grave como en otros lugares de América Latina), es esencial la aplicación de impuestos más progresivos y abarcadores a los ingresos, las plusvalías y las propiedades. Los ricos obtienen de las plusvalías una proporción exagerada de sus ingresos, de modo que aplicarles alícuotas inferiores a las de otras fuentes de ingreso agrava la desigualdad y provoca distorsiones. Los economistas disienten en muchos temas, pero algo en lo que coincidirán es que si se gravan los ingresos o las plusvalías derivados de la tierra en Costa Rica, la tierra no se va a ir a otra parte. Esa es una de las razones por las que el gran economista decimonónico Henry George sostuvo que los mejores impuestos son los impuestos a la tierra.

Los mayores desafíos son políticos: un sistema presidencialista como el de Costa Rica funciona bien en un contexto de bipartidismo con reglas que aseguren la representación de la minoría. Pero puede caer rápidamente en la parálisis política cuando el electorado está más fragmentado. Y en un mundo de cambio acelerado, esa parálisis puede ser costosa, al llevar, por ejemplo, a un crecimiento irresoluble del déficit y de la deuda.

Con sus apenas 38 años, Alvarado está tratando de crear un nuevo modelo presidencial para Costa Rica, sin cambiar la constitución, mediante la designación de ministros venidos de diferentes partidos. Ojalá el espíritu colaborativo alentado por el movimiento cooperativo, tan integrado a la cultura costarricense, lo haga funcionar. De ser así, Costa Rica, pese a su reducido tamaño, será un faro de esperanza para el futuro, que muestre que es posible otro mundo, uno en el que los valores de la Ilustración (la razón, el discurso racional, la ciencia y la libertad) florezcan en beneficio de todos.

https://www.project-syndicate.org/commentary/costa-rica-enlightenment-model-by-joseph-e–stiglitz-2018-05/spanish

El sol de todas las mañanas

 

sol

Por Andrés Hoyos

Vi en estos días un cuadro estadístico que me llamó poderosamente la atención. Estaba en The Economist, si bien su origen es otro: http://bit.ly/2jCyh8Q. No hay modo de ocultar la gran noticia que implican las curvas allí dibujadas: el costo de los paneles solares ha bajado de forma dramática en los últimos años, de suerte que hoy compiten con las demás fuentes de energía, sobre todo en un país tropical de alta luminosidad como Colombia, donde se puede obtener 1 MW por hectárea, cantidad que no hará más que subir en el futuro.

Miremos, sin embargo, los numerosos bemoles de la energía solar. El sol no brilla en las noches y su intensidad baja cuando las nubes lo cubren. Muy en particular, la energía solar no puede alimentar la red eléctrica en las horas pico, que aquí van de las seis a las nueve de la noche. Esto implica que, sin un sistema confiable de acumulación, la energía solar no es una solución 24/7.

Se hace entonces necesario combinar la energía solar con otras formas de generación, como la hidráulica. Esta puede provenir de agua represada o incluso de agua bombeada durante el día con parte de la energía solar. La eficiencia de este segundo proceso ha de ser muy variable, dependiendo de las condiciones topográficas en las que se instale el sistema, con la aclaración de que la generación complementaria podría ubicarse a varios kilómetros de la granja. Asimismo están las grandes baterías que, me dicen, no se han terminado de inventar, así su costo también esté descendiendo a marchas forzadas. Los sitios con más sol, dígase la península de la Guajira, a veces están lejos de las líneas de transmisión e implican una proliferación indeseable de polvo. La huella de carbono de la energía solar no es cero, como pretenden algunos optimistas, pues están la dispendiosa fabricación de los paneles y su posterior descarte, cumplida su vida útil. Aunque todo lo anterior es cierto, la noticia central sigue siendo formidable: la energía solar ya es competitiva.

Claro, cualquier casa de familia o edificio puede poner paneles en los techos, pero los costos típicos de la versión artesanal triplican los de la industrial. De ahí que sea preferible montar granjas solares de gran calado con economías de escala, cerca de las redes de transmisión y en varias zonas del país. Hablamos de operaciones de decenas, cientos o, por qué no, miles de hectáreas. Estas granjas deben ser instaladas por inversionistas variados, desde capitalistas puros hasta cooperativas. En la India una de estas últimas es socia de la granja solar más grande del mundo. Pese a que una gran empresa estatal, como EPM, puede y debe participar en el proceso, la función central de Estado en la materia debería consistir en regular el mercado, proveer incentivos, por ejemplo, para que en tiempos de sequía las represas concentren su generación por las noches, y de resto cargar impuestos crecientes a la generación basada en combustibles fósiles, según el daño ambiental que cause cada combustible.

En estos temas no tiene sentido esperar a que otros países investiguen y desarrollen. Hay que hacerlo localmente, importando por supuesto toda la tecnología que sea necesaria.

Por ahí he oído que en Colombia hay una conspiración contra la energía solar. No lo creo. Lo que pasa es que las regulaciones son antiguas. Pueden actualizarse sin misterio y, después, esperar a que salga el sol cada mañana.

andreshoyos@elmalpensante.com, @andrewholes

La decisión es nuestra

Artículo de Teódulo López Meléndez en el diario El Universal (Miércoles 9 de mayo 2018)

Nuestra

www.eluniversal.com/el-universal/8478/decision-nuestra

 

Cooperativas de energía, espejos empañados para América Latina

Energía

Por Emilio Godoy

Inmuebles, edificios públicos y empresas, como este viñedo orgánico en la localidad de Ingelheim-Großwinternheim, en el occidental estado de Renania-Palatinado, han abrazado la energía renovable en Alemania para fomentar la participación ciudadana, incentivar el empleo y la industria locales y proteger el ambiente. Crédito: Emilio Godoy/IPS

 

WÖRRSTADT, Alemania, 8 may 2018 (IPS) – “Me irritaba que una empresa de fuera de la región ganara dinero con energía renovable y me preguntaba por qué la gente no se involucraba” en el tema, rememora la alemana Petra Gruner-Bauer, presidenta de la cooperativa Solix Energie.

Por ello, Gruner-Bauer, fundadora de la organización, empezó a concienciar a sus vecinos en Wörrstadt, un municipio del occidental estado de Renania-Palatinado, para que entendieran qué era una cooperativa, la trascendencia de la participación ciudadana y los beneficios comunitarios.

Para lectura completa http://www.ipsnoticias.net/2018/05/cooperativas-energia-espejos-empanados-america-latina/

Lo mejor de la semana para Inter Press Service

 IPS
De la guerra siria a Argentina o cómo empezar una nueva vida
Daniel Gutman

Fares al Badwan llegó a Buenos Aires solo, desde Siria, en 2011. Tenía 17 años y acababa de estallar el sangriento conflicto armado en su país. Desde entonces consiguió traer a toda su familia y hoy ya no se imagina viviendo lejos de Argentina. “Me gusta cómo es la gente acá. Nadie te hace sentir … MORE > >

El reciclaje de escombros se construye un futuro en Cuba
Ivet González

Al borde del amasijo de caminos en la parte más profunda del barrio periférico capitalino del Husillo, abundan los carteles que anuncian la venta de materiales de la construcción, porque allí laboran pequeñas industrias privadas y se alza una planta estatal que recicla escombros. Entre las … MORE > >

Prensa libre bajo acoso creciente de gobernantes
Will Higginbotham

Impulsados por líderes como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cada vez más gobernantes fomentan ataques contra la prensa, lo que dificulta el trabajo de los periodistas en todo el mundo. Esa fue la conclusión de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de Reporteros Sin … MORE > >

Ciudadanía centroamericana requiere ser consultada sobre la minería
Edgardo Ayala

Rosa Dávila se afana en cocinar los elotes, las mazorcas de maíz, que comerán los hombres y mujeres que han montado un puesto de control a la orilla de la carretera para bloquear el paso de suministros enviados a una empresa minera que opera en la zona. La Minera San Rafael, subsidiaria de la … MORE > >

En un faro de la libertad de prensa quedan áreas en la sombra
Kwaku Botwe

Ghana es considerado uno de los mejores países para los trabajadores de los medios de comunicación de África, a pesar de la falta de garantías para los profesionales. En marzo, el periodista Latif Iddrisu, de una de las empresas de medios más grandes del país, sufrió una golpiza de parte de la … MORE > >

Análisis más amplios para sociedades más igualitarias
Oscar A. Garcia

Las desigualdades están aumentando. Desde 1980, el uno por cierto de la población más rica recibió el doble de ingresos que el 50 por ciento de más pobre. Tras varios años de descenso, el hambre también está creciendo. Según el informe El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el … MORE > >

Desplazados pastunes regresan a un hogar minado
Zofeen Ebrahim

“Hubo una explosión y antes de que pudiera entender qué había pasado, vi mi pie ensangrentado”, relató Mohammad Mumtaz Jan, de 54 años, desplazado pakistaní de la aldea montañosa de Patwelai, en la provincia de Waziristán del Sur. Cuando entraba a su casa por la ventana, Jan pisó, por accidente, … MORE > >

América Latina enfrenta obstáculos para mejorar su infraestructura
Daniel Gutman

América Latina necesita aumentar su inversión en infraestructura, para llevarla de tres a cinco por ciento de su producto interno bruto (PIB). Es un objetivo que no parece fácil, luego de dos años sin crecimiento económico en la región y con un entorno mundial complicado, convinieron especialistas … MORE > >

Solidaridad a medias con los haitianos en México
Daniela Pastrana

En el aeropuerto de esta ciudad mexicana, fronteriza con Estados Unidos, los agentes aduanales advierten que habrá una revisión “aleatoria”. Pero no es así. A las únicas personas que detienen y revisan son de piel muy oscura y cabello ensortijado, y casi no hablan una palabra de español. Lo … MORE > >

Los haitianos ponen color a un Santiago cada vez más hostil
Orlando Milesi

En promedio, 794 haitianos llegaron diariamente a Santiago durante el primer trimestre del año, con lo que los haitianos bordeaban los 120.000 a comienzos de abril, según datos oficiales. La quinta colonia migrante en Chile pone color a su capital, aunque su acogida es día a día más … MORE > >

Análisis más amplios para sociedades más igualitarias

Oscar García

Oscar A. Garcia. Crédito: Fida

Este es un artículo de opinión de Oscar A. Garcia, director de la Oficina de Evaluación Independiente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA).

Por Oscar A. Garcia

ROMA, 2 may 2018 (IPS) – Las desigualdades están aumentando. Desde 1980, el uno por cierto de la población más rica recibió el doble de ingresos que el 50 por ciento de más pobre. Tras varios años de descenso, el hambre también está creciendo.

Según el informe El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo, el número de personas con desnutrición crónica en el planeta pasó de 777 millones, en 2015, a 815 millones, en 2016. Si vamos al fondo de estas cifras observamos que tres cuartos de la población que sufre inseguridad alimentaria en el mundo viven en zonas rurales.

Los más pobres y excluidos

A lo largo de la senda del crecimiento económico, millones de personas quedan excluidas. Son personas que pertenecen a grupos discriminados en sus propias sociedades. Esta discriminación se produce por distintos motivos: religiosos, étnicos, de género o discapacidad; las desigualdades son multidimensionales, plurifacéticas y acumulativas.

Desenmarañar tales complejidades es un reto que debemos afrontar.

Sin entender las causas profundas de las desigualdades, no podremos eliminarlas ni tampoco podremos acabar con las enormes barreras que crean y que impiden a las personas más pobres –esas que están en la base de la pirámide– progresar. Sin transformar las restricciones que refuerzan las causas más profundas de la pobreza crónica, es muy poco probable que alcancemos un progreso sustancial.

 Análisis amplios para iluminar la senda

Es necesario cambiar el enfoque del discurso sobre la desigualdad, sea económica, política o social. Debemos preguntarnos por qué decenas de millones de personas no tienen acceso a agua limpia. Por qué las mujeres pobres no tienen acceso a la tierra. Por qué millones viven sin suficientes alimentos o en situaciones precarias de vida.

Tanto las preguntas como la realidad en sí misma van mucho más allá de la pobreza en sí misma; debemos llegar al último rincón de estas realidades y espacios en los que las personas son discriminadas y entender los múltiples porqués de tales situaciones.

Caminar hacia la reducción de las desigualdades requiere evidencias rigurosas y datos detallados. Exige también ir más allá de los enfoques tradicionales.

Debemos mejorar nuestros marcos de análisis, hacer preguntas que nos permitan evaluar realidades complejas; hablar con las personas pobres y entender cuáles son sus necesidades.

De este modo podremos impulsar una agenda renovada de desarrollo que actúe eficazmente sobre las desigualdades.

Los altos niveles de desigualdad pueden reducirse si somos capaces de crear políticas redistributivas orientadas a la prosperidad compartida, la justicia social y la democracia para todas las personas.

Estos y otros temas serán discutidos durante la Conferencia Internacional “Desigualdades Rurales: Evaluación de enfoques para superar las disparidades”, organizada por la Oficina de Evaluación Independiente del FIDA, que se celebra en Roma el 2 y 3 de mayo.

De la fragilidad de la democracia

democracia

 

Por Andrés Hoyos

Ahora que las tendencias antidemocráticas están al alza en Colombia, no sobra remitirnos a las raíces del fenómeno.

La democracia es un genial invento de la civilización occidental, que empezó apenas como una semilla en la Grecia antigua, una sociedad esclavista. En Roma, otra sociedad esclavista, el asunto voló durante un tiempo, pero fue dado de baja por los emperadores, de modo que hubo que esperar hasta el siglo XVIII, cuando tres países dieron, cada uno a su manera, un gigantesco salto hacia adelante: Francia, de forma sangrienta y pasando luego por un emperador guerrero, Estados Unidos, de forma menos cruenta, aislado en América del Norte, e Inglaterra, de forma gradual, primero arbitrando en el Parlamento cualquier cobro de impuestos y después debilitando de forma paulatina la monarquía, hasta volverla el espectáculo inocuo, aunque costoso, que ha sido a partir del siglo XX.

Dicho de otro modo, tomó cerca de 20 siglos perfeccionar el invento. Incluso el verbo “perfeccionar” es engañoso porque las sociedades, tras cualquier crisis de peso, tienden a la regresión y buscan encumbrar a los viejos machos alfa de la tradición tribal que mandaron, con escasas excepciones, en casi todas partes y en casi todos los tiempos. Así que esos caudillos que pululan por ahí, vitoreados hasta el delirio, no son excepciones, son una vieja regla de la política.

La democracia surgió en buena parte porque los déspotas ilustrados, por el estilo de Luis XIV en Francia o Carlos III en España, cedían eventualmente su lugar a déspotas crueles o idiotas que era imposible hacer a un lado sin grandes derramamientos de sangre. Los malos gobiernos duraban décadas, cuando no siglos. Teorizada por Montesquieu, la idea original de la democracia buscaba ante todo limitar el ejercicio del poder. Celebrar unas elecciones libres, periódicas, de fecha cierta y sin trampas era y es un factor necesario para que haya democracia, pero dista mucho de ser suficiente. Tanto o más importante es la división del poder en tres ramas, la ejecutiva, la legislativa y la judicial, manteniendo entre ellas los famosos pesos y contrapesos. Karl Popper escribió en 1986 para The Economist un texto clave que se puede leer aquí: http://econ.st/2pucUt1. Su tesis central es que la esencia última de la democracia consiste en poder sacar a los malos gobiernos del poder. Otro indicio, por si acaso, de que hoy no hay democracia en Venezuela ni en Nicaragua, porque allá los malos gobiernos se aferran al poder como lapas.

Ya en Colombia, empecemos por lo obvio: nuestra democracia es todavía precaria, hasta el punto de que fue atacada militarmente durante más de 50 años por insurgencias imposibles de erradicar por la fuerza. Situémonos en 2022 y pensemos en la perspectiva que nos plantea Popper. ¿Qué tan altas son las probabilidades de que para entonces hayamos tenido un mal gobierno? A juzgar por los candidatos que van adelante en las encuestas, muy altas. ¿Qué tan probable es que nos veamos confrontados con un mandatario que no se quiera ir del poder? No veo a Duque aferrándose a él, pese al peligroso e insultante padrino que lo acompaña; en cambio, es casi seguro que Petro, en vez de gobernar, habrá estado todo el tiempo buscando la manera de quedarse. Su programa es para un par de décadas, no para cuatro años. ¿Alguien lo ha oído decir que se va en 2022 y listo? Yo no.

Ojalá me equivoque y gane, digamos, Sergio Fajardo.

andreshoyos@elmalpensante.com, @andrewholes

Mayo francés: 50 años

Artículo de Teódulo López Meléndez en el diario El Universal (Miércoles 2 de mayo 2018)

Sartre

www.eluniversal.com/el-universal/7799/mayo-frances-anos

¡Paren el mundo que me quiero montar!

mayo

Por Eva Feld

A cincuenta años del mayo francés de 1968, hito histórico en el que contrajeron nupcias consignas diametralmente opuestas para reivindicar en la palestra pública con igual júbilo y simultaneo ímpetu desde el más floreado marxismo hasta la ilimitada libertad sexual, sus protagonistas anónimos, conquistadores de la posmodernidad, eternos diletantes, libre pensadores y nostálgicos sobreseídos del devenir político mundial, presenciamos alelados que el tren ultrarrápido en el que viajábamos hacia el futuro utópico y del cual quisimos apearnos para sembrar nuestras ideas y nuestras causas en el terreno fértil de las emociones revolucionarias, nos ha dejado convertidos en apacibles rumiantes de lo que ha devenido, muy a nuestro pesar, en pasado.

Sin embargo, no todo está perdido, luego de darse la vuelta entera por la Vía Láctea, el tren de la historia está a punto de pasar de nuevo frente a nuestras narices y henos aquí, en nuestra perplejidad, pretendiendo que haga un alto para volvernos a montar sin habernos tomado la dosis reglamentaria de Dramamina para contrarrestar el mareo. Aquí estamos intentando deslastrarnos de conocimiento y experiencia, haciendo aeróbicos y pilates para hacernos atractivos a las nuevas generaciones, intentando olvidar nuestras lecturas de Marcuse, Lacan, Lukacs o Althusser y ejercitando nuestros dedos para aprender a enviar mensajitos por el celular o actualizarnos en facebook, pasándonos a toda velocidad direcciones electrónicas que nos permitan estar al día en foros políticamente obtusos, culturalmente actualizados y lucir aceptablemente consumistas.

Hubo un tiempo, sí, en que protestábamos porque las grandes ideas de los pensadores del siglo XX se iban comprimiendo a vulgaridad y desquiciamiento. Ahora comprendemos que las píldoras light a las que se han reducido las disquisiciones, los preceptos, las teorías y las ecuaciones de segundo grado son precisamente el carburante que consume el máximo motor de combustión interna que es la velocidad mediática. El conocimiento, el discernimiento, el debate, la dialéctica han quedado relegados a la habitación de los trastos viejos. Es el tiempo de los resúmenes, las síntesis, la inmediatez. Es la hora de encapsular el pensamiento que, dicho sea de paso, ha de ingerirse con burbujas edulcoradas para soportar cualquier efecto secundario. Pensar se equipara con enfermedad, el antiguo precepto cogito ergo sum ha adquirido, en este medio siglo transcurrido desde el mayo francés, una sorna semántica.

Si Marcuse acuñaba la desublimación sexual y cultural en el Hombre Unidimensional, que le dio título a su obra mejor conocida, su tesis, como los buenos rones que se añejan en barricas de roble, se ha mejorado a sí misma, proclamándose su definición de libertad como ciertamente incomparable con ninguna anterior. Una que no se conquista ni se sustenta y que tampoco se defiende, una que ha adquirido carácter de existencialismo por serle consustancial a la esencia humana, de manera que se nazca directamente libertino.

Lacan en cambio ha sido víctima de devaluación; si en los años 60 cabalgaba sobre el monstruo de tres cabezas que era para él el problema de la educación, tratando de descifrar lo real, lo simbólico y lo imaginativo para darle coherencia a sus teorías, estaría probablemente desconcertado ante el desarrollo subnormal que ha sufrido su quimera, en lo referente a lo real. Impávidos, quienes lo estudiamos durante los sucesos del mayo francés, vemos también cómo lo simbólico y lo imaginativo son manipulados impúdicamente hasta reducirlos a adoctrinamiento y prefiguración respectivamente. Cierta imaginación ha llegado al poder y pretende prohibir que se le prohíba, en contraposición a la consigna  “prohibido prohibir” del mayo francés.

Lo real, lo simbólico y lo imaginativo se han sujeto hacia limitaciones alejadas del  hipotético Estado Social de Derecho, es decir, de  una legislación de tolerancia y respeto mutuo, de una economía inclusiva y de otras ideas más progresistas que revolucionarias, que implican más disciplina que libertinaje, más seriedad que consignas y evidentemente más circunvoluciones que aceleración.

El tren de la historia que regresa a toda velocidad se ha llevado por delante el placer estético por el que abogaban los filósofos alemanes de la escuela de Frankfurt, al precioso andamiaje verbal de los ensayistas franceses, a los pensadores de alta cilindrada que acompañaron los sucesos del mayo francés y adolece de las libertades humanas consagradas en las constituciones y en los vocabularios de occidente.

El tren de la historia, cuya velocidad arrolladora enceguece a quienes lo quieren abordar desconociendo su itinerario, sólo podrá ser conducido por quienes estén en capacidad de imponerle las paradas. Para lo cual se requiere una fuerza cuyo punto de partida se ubique en las ciencias del espíritu, de la musculatura pragmática y del esfuerzo contagioso, ergo colectivo.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

democraciasiempre

Just another WordPress.com site

Mesopotamia

Este sitio WordPress.com es la caña

ladireccioneticaenlaadmpublica

LA ÉTICA EN LA ADMINISTRACIÓN PUBLICA MUNICIPAL

Entre letras y números

Porque lo escrito, escrito está entre letras y números

Blogs Of The Day

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: