Buscar

Teódulo López Meléndez

Democracia del siglo XXI

Plan de reconstrucción de Gaza, diseñado para el fracaso

destrucción en Gaza

Por Charlie Hoyle © English version

Los escombros de hormigón retorcido y metal se cocinan bajo el sol del Mediterráneo en medio de una ola de calor regional. Un año después de la operación militar de Israel, no se reconstruyó ni una sola de las 11.000 viviendas destruidas en Gaza.

BELÉN, Palestina, 18 ago 2015 (IPS) – Los restos de hormigón retorcido y metal se cocinan bajo el sol del Mediterráneo en medio de una ola de calor. Hace ocho meses, la devastación estructural en la franja de Gaza era la misma, excepto que el agua de las inundaciones y las bajísimas temperaturas invernales arrasaban los montones de escombros de casas y empresas.

Un año después de la operación militar de Israel que en sus 51 días dejó 2.200 palestinos muertos, entre ellos más de 500 niños, no se ha reconstruido ni una sola de las 11.000 viviendas destruidas.

La reconstrucción a gran escala le fue encomendada al Mecanismo de Reconstrucción de Gaza (MRG), acordado entre Israel y la Autoridad Nacional Palestina (ANP) con la mediación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), destinado a vigilar la distribución de materiales de obra que ingresaran a la franja.

Hasta la fecha, apenas 5,5 por ciento de los materiales de la construcción necesarios para reparar y reconstruir casas y otra infraestructura dañada han entrado al enclave costero, según la organización israelí de derechos humanos Gisha, fundada en 2005 para proteger la libertad de movimiento de los palestinos, especialmente los residentes en Gaza.

Los esfuerzos de reconstrucción se han visto obstaculizados por factores como el incumplimiento de las promesas de los países donantes, que en octubre se comprometieron a aportar 5.400 millones de dólares, las tensiones políticas entre la ANP y Hamas (acrónimo árabe de Movimiento de Resistencia Islámica), y las continuas restricciones de Israel al ingreso de materiales a la franja.

Sin embargo, muchos consideran que el MRG es el responsable directo de la lentitud en resucitar a Gaza, argumentando que los términos del acuerdo han consolidado el subdesarrollo de ese territorio palestino al concederle a Israel el control sobre casi todos los aspectos del proceso de reconstrucción.

“En realidad Israel tiene un poder profundo sobre cada una de las casas construidas en Gaza”, dijo Ghada Snunu, del Centro Ma’an para el Desarrollo en la franja.

“Nosotros no podemos construir una casa si Israel dice que no. Israel decide si las viviendas se construyen o no”, agregó.

Como parte del MRG, Israel aprueba, caso por caso, las postulaciones individuales para los materiales de construcción, y también tiene poder de veto sobre empresas constructoras propuestas por la ANP para proveer de esos materiales.

Además, posee acceso a la base de datos del Ministerio de Asuntos Civiles de la Autoridad, que registra los números de los documentos de identidad y coordina por GPS (sistema de posicionamiento global) a los palestinos cuyas viviendas fueron destruidas.

Según Gisha, todo requiere de la aprobación israelí. Las empresas y los comerciantes que almacenan los materiales de construcción –principalmente conglomerado, cemento y barras de acero– se ven obligadas a disponer de guardias de seguridad y cámaras para supervisar las mercaderías 24 horas al día.

Este proceso burocrático, prolongado y costoso, fue diseñado específicamente para cumplir con las declaradas preocupaciones de seguridad de Israel, y hace que la reconstrucción esté prácticamente paralizada.

“El MRG fracasó porque le da a Israel el poder de veto sobre todo. Hasta ahora no hay cambios en el terreno”, se quejó Snunu.

En enero, el Centro Brookings de Doha señaló en un informe político que el MRG efectivamente parecía ofrecer “legitimidad al bloqueo israelí”, y que depositaba “confianza exclusiva en la voluntad de Israel de permitir el flujo de materiales de reconstrucción” para el éxito del mecanismo.

En los últimos meses, según la organización internacional Oxfam, más materiales de obra ingresaron a Gaza, pero los niveles son todavía de apenas 25 por ciento de los previos al bloqueo israelí, impuesto en 2006.

“A este ritmo, puede insumir 19 años terminar solo la reconstrucción de los hogares destruidos en 2014 y por lo menos 76 años construir todas las nuevas casas que Gaza necesita”, dijo Arwa Mhunna, de Oxfam.

La mayor parte de los 100.000 palestinos desplazados por la guerra continúan viviendo en refugios improvisados, a menudo sobre los escombros de lo que antes fueron sus viviendas. Mientras, el paisaje presenta un deterioro apocalíptico en el lugar donde otrora se erguían casas, comercios y restaurantes.

El vasto daño infraestructural del pasado verano boreal, causado por una cantidad sin precedentes de explosivos usados por las fuerzas israelíes, complejiza los efectos del bloqueo y de otras ofensivas militares desde 2008.

Instituciones y otros actores en Gaza han sido ampliamente excluidos del proceso de reconstrucción posterior a las tres guerras, dejando a la población civil a merced de las luchas políticas internas, las promesas internacionales incumplidas y el bloqueo de Israel.

“Gaza ya había sido destruida por completo antes de la guerra. Este acuerdo no cambia nada. A los palestinos les dijeron que sus hogares serían reconstruidos, pero la comunidad internacional y la ANP incumplieron estas promesas”, dijo Snunu.

En mayo, el Banco Mundial informó que Gaza tenía el desempleo más alto del mundo, de 43,9 por ciento, con 67 por ciento de menores de 24 años desempleados. El ingreso real por persona es ahora 31 por ciento más bajo que hace 20 años, de 970 dólares al año, señaló el reporte.

Por lo menos 80 por ciento de los gazatíes dependen de la ayuda humanitaria.

“La situación en Gaza se está volviendo más seria y desesperada”, dijo Mhunna. “La crisis humanitaria continúa y ahora afecta todos los aspectos de la vida. El desplazamiento ha durado más de un año desde la guerra, y hay una situación económica devastadora”.

Funcionarios de Hamás, organizaciones de derechos humanos, y entidades no gubernamentales, tanto locales como internacionales, enfatizaron reiteradamente el año pasado, durante las negociaciones del cese del fuego, que Gaza no debía volver a un statu quo de bloqueo.

Desde que Israel se fue de Gaza en 2005, retirando a unos 9.000 colonos y soldados, sostiene que ya no está ocupando la franja, y responsabiliza a Hamas de lo que ocurra con la población civil.

Pero 10 años después, Israel controla el movimiento de los palestinos que entran y salen de Gaza, los alimentos a los que pueden tener acceso, si pueden recibir tratamiento médico o no, y ahora, bajo los términos del MRG, si sus casas pueden reconstruirse.

“El MRG perjudica a los palestinos más de lo que los beneficia. Lo que queda claro en nuestros reclamos es que el MRG intensifica el bloqueo, y que Gaza no se reconstruirá a menos que este se levante”, dijo Snunu.

“Los palestinos necesitan soluciones para la crisis, no mecanismos que la administren”, concluyó.

Editado por Phil Harris

Artículos relacionados

  • Consejo de Seguridad ignorará informe sobre crímenes en Gaza
  • La pesca y la agricultura son oficios de alto riesgo en Gaza
  • ¿Por qué murieron tantos civiles en el conflicto de Gaza?

La democracia como recurso renovable

Vídeo de Teódulo López Meléndez

renovable

https://www.youtube.com/watch?v=A2FHtCBHzfo 

Condenados a la ayuda social

Misiones

Por Alberto Medina Méndez

En tiempos de crisis, esta sociedad legitimó el nacimiento de una secuencia interminable de planes sociales. Las circunstancias angustiantes de ese momento hicieron creer a todos que solo el Estado podría canalizar la asistencia a los más necesitados. A pesar de lo refutable de esa afirmación, la comunidad aún desconfía de la gente y piensa que el gobierno puede ser eficiente en ese rol, aunque ya demostró reiteradamente su impericia.

Lo cierto es que el “virus” de la ayuda social, penetró en el sistema como un implacable veredicto. Muchos sostenían que la coyuntura ameritaba esa acción y soñaban, ingenuamente, con que esta medida sería transitoria. No tomaron nota de que acababan de engendrar un instrumento brutal que a la política le resolvería su tarea electoral durante una larga temporada.

Un beneficiario de un plan social, es un voto casi cautivo, alguien a quien se puede amenazar con quitarle ese discrecional apoyo. Intuitivamente, el que recibe esa limosna cree que dispondrá de ella mientras gobiernen los que están, y que cualquiera que los suceda puede arrebatársela. Claro que tiene razón. No existe motivo alguno para suponer que semejante despropósito deba ser eterno, por lo que la continuidad se constituye en una virtud.

Ese amparo fue útil en situaciones difíciles, aun sirve en el corto plazo y además se lo recibe sin necesidad de una contraprestación. Aparentemente, no existe mejor dinero que el que se obtiene sin esfuerzo. El que lo percibe sabe que eso es irracional y por eso teme por su interrupción.

Es importante identificar a los actores que protagonizan esta historia. Por un lado están los que otorgan estos favores a cambio de nada. Se trata de la clase política, esa que sin escrúpulos, quita recursos a unos para dárselos a otros, y sin pudor, justifica ese saqueo escudado en una suerte de sensibilidad, que claramente no tiene, pero de la que se ufana.

Es evidente la inmoralidad de esa casta corporativa que sigue utilizando con descaro una herramienta tan confiscatoria como arbitraria. Lo hacen para lograr popularidad, acompañamiento electoral y someter a los votantes aplicando el más cruel de los instrumentos a los que se puede apelar para conseguir respaldo en los comicios. Los dirigentes políticos que sostienen este perverso engranaje no merecen respeto alguno.

Lo que realmente sorprende es la existencia de un sector de la sociedad, significativo en número, que es el de los saqueados, ese que trabaja sin descanso, ese que aporta los recursos para que semejante dislate se pueda concretar y que, paradójicamente, apoya la vigencia de este mecanismo.

No lo hace con convicción, sino con una hipocresía difícil de comprender. En público dice entender la necesidad de este tipo de programas sociales, pero en privado despotrica contra su esencia. Sin lugar a dudas, esa actitud no solo es absolutamente incorrecta, sino que además es tremendamente funcional a la continuidad indefinida de este desmadre.

Pero lo paradójico proviene de quienes son supuestamente beneficiados por este sistema de distribución. Ellos reciben dinero solo por ser pobres. Tener inconvenientes o necesidades insatisfechas, los ha convertido en destinatarios naturales de esos fondos que previamente han sido detraídos de los que lo han generado genuinamente con sacrificio.

Lo que ese grupo no percibe, es que esta ventaja presunta se ha convertido en una verdadera cárcel. Un individuo que no hace sacrificio alguno por conseguir su sustento, se convertirá irremediablemente en un parásito, en una persona indigna, en alguien que solo merece ser auxiliado.

Eso equivale a decir que no se puede valer por sí mismo, que no sirve para nada, que es un absoluto inútil, y es esa la más contundente condena a la que ha sido empujado, hacia ese abismo de invalidez total.

El cree que lo han ayudado, puede pensar inclusive que es un privilegiado. Después de todo, sin esfuerzo alguno recibe recursos. Parece una ecuación muy favorable, pero su castigo es superior a lo que puede percibir. Desde ahora será estigmatizado y difícilmente saldrá indemne de ese proceso.

Una parte importante de la sociedad lo identificará como una lacra social, como un individuo que no produce y que vive a expensas de los otros. Su dignidad como persona no tiene valor alguno para los demás.

Pero no es eso lo más grave, sino lo que terminará sintiendo por sí mismo. Lejos de sentirse un pícaro ganador de este tiempo, pronto tomará nota de que se ha invalidado, que no es útil para producir nada, que es incapaz de generar recursos, que nadie le ofrecerá trabajo porque ya no tiene ninguna habilidad que mostrar, y que es su peor versión como individuo.

La perversidad de este sistema no solo descansa en la crueldad de la clase política que la sostiene para preservar ese clientelismo electoral que tanto le reditúa. También perdura en el tiempo gracias a la incomprensible complicidad de una sociedad que con su silencio y pasividad no repudia como debiera esta aberración cotidiana.

A no dudarlo, las personas a las que se ha pretendido socorrer, son las principales perjudicadas. Tal vez aun no lo comprendan, pero han quedado fuera de todo circuito virtuoso gracias a estas absurdas políticas. Serán pobres de por vida. Nunca podrán siquiera soñar con un destino diferente. Porque de la pobreza se sale trabajando, con sacrificio, con méritos propios, con esfuerzo y no con dádivas. Ellos han sido condenados a la ayuda social.
albertomedinamendez@gmail.com

La Venezuela del pensamiento débil

Vídeo de Teódulo López Meléndez

pensamiento débil

https://www.youtube.com/watch?v=AQ1gUpKZAHw 

Crisis política en Brasil: fin de un ciclo sin otro a la vista

Dilma

Análisis de Mario Osava

RÍO DE JANEIRO, 14 ago 2015 (IPS) – La crisis que atormenta a los brasileños es básicamente  política y no permite vislumbrar una salida. Es el fin de un ciclo, según variados análisis, pero no hay indicios de que se esté gestando algo nuevo.

Brasil vive una “crisis de hegemonía”, en que no hay fuerzas políticas con propuestas consistentes y capaces de darle algún rumbo al país en la disputa por el poder, según el director del Instituto Brasileño de Análisis Sociales y Económicos (Ibase), Cándido Grzybowski.

“El riesgo de ese vacío es que puede acontecer una sorpresa, como el ascenso de un ‘salvador de la patria’ al poder”, dijo a IPS. Los ejemplos que suele mencionar van de Adolf Hitler y Benito Mussolini a los más recientes, como Fernando Collor, expresidente brasileño inhabilitado por corrupción en 1992.

Pero lo más evidente para la población es la economía, que entró en una recesión en 2014 que se pronostica que se prolongue durante 2016, con desempleo e inflación en alza, y el escándalo de corrupción en los negocios de la estatal petrolera Petrobras que ya encarceló a grandes empresarios y amenaza a muchos líderes políticos.

En esa crisis de múltiples dimensiones, la presidenta Dilma Rousseff enfrenta además una rebelión de aliados en la Cámara de Diputados, un rechazo popular récord según las encuestas, presiones por su inhabilitación o renuncia y la reanudación de protestas en las calles, con anunciadas nuevas movilizaciones para el 16 de agosto.

El gobernante Partido de los Trabajadores (PT) perdió, según los términos de Grzybowski, la hegemonía que hizo efectiva con el triunfo de su líder máximo, Luiz Inácio Lula da Silva, en las elecciones presidenciales de 2002.

Resistió el escándalo de 2005, en que tuvo sus principales dirigentes presos, acusados de obtener recursos fraudulentos para sobornar parlamentarios. Por eso logró la reelección de Lula en 2006 e imponer como sucesora a Rousseff, también reelegida en 2013.

Pero las actuales investigaciones del Ministerio Público Federal (fiscalía general) y la Policía Federal sobre el pillaje en los grandes proyectos petroleros son arrolladoras.

El PT es apuntado como principal articulador de la red que desvió, según estimaciones de Petrobras basadas en las investigaciones judiciales, el equivalente a cerca de 1.800 millones de dólares. Dos de sus dirigentes están detenidos desde el 3 de agosto.

Por lo menos 23 acusados decidieron colaborar con la justicia y otros negocian acuerdos de delación para reducir penas, un mecanismo legal brasileño que permite a los jueces obtener informaciones cada día más detalladas y más extensas sobre la corrupción aparentemente generalizada en muchos sectores.

Decenas de empresarios presos, incluyendo los presidentes de las dos mayores constructoras brasileñas, son un resultado parcial del proceso. Pronto será la vez de los políticos que solo pueden ser juzgados por el Supremo Tribunal Federal, un privilegio de los parlamentarios y altos miembros del gobierno.

Ya están involucrados por lo menos 31 legisladores, incluyendo los presidentes de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, y del Senado, Renan Calheiros, además de dos gobernadores estadales y 14 exparlamentarios, la mayoría del PT y de su principal socio en la coalición gobernante, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB).

Con el escándalo y su gobierno adoptando políticas económicas que antes condenaba y cometiendo otras incoherencias, el PT sufre disensiones internas, mientras perdió respaldo en sectores antes incondicionales.

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, en un acto el 12 de agosto en Brasilia, en que aseguró que viajará por el país para rescatar el apoyo popular para el gobierno y el Partido de los Trabajadores. Crédito: Fabio Rodrigues-Pozzebom/Agência Brasil

“Es el fin de un ciclo del PT hegemónico, en que adoptó prácticas tradicionales de la política brasileña desde el inicio de la República”, en 1889, admitió Tarso Genro,  dirigente e ideólogo del partido, quien fue ministro de Justicia y de Educación con Lula y luego gobernó el estado de Rio Grande do Sul.

Los problemas éticos del PT, al involucrarse con la corrupción, “son un componente secundario, que deriva de la visión política tradicional a que se rindió”, evaluó para IPS.

Para superar su crisis actual “tendrá que reinventarse, preservar su visión utópica, pero eso no significa volver a sus orígenes”, los sindicales de las décadas de los 70 y 80. “Hoy se reconoce que tenemos una sociedad mucho más compleja”, arguyó Genro, abogado ahora dedicado a “refundar” su partido.

Grzybowski duda de la posibilidad de reformar el PT como una fuerza de transformación capaz de recuperar la hegemonía. La razón es que todo el esfuerzo pasa por “un sistema político colonizado, heredado de la dictadura militar”, que no favorece respuestas a las demandas de la sociedad.

“La Constitución de 1988 falló al no renovar la política, no cambió las reglas para los partidos, que siguen con el monopolio del proceso electoral. La democracia está aún por hacerse en esa área”, sostuvo el sociólogo que dirige Ibase, una de las organizaciones no gubernamentales más reconocidas de Brasil.

Esa Constitución, que institucionalizó la redemocratización brasileña tras la dictadura militar de 1964 a 1985, reconoció derechos de variados sectores sociales, como los de los indígenas sobre sus tierras ancestrales, la niñez, los discapacitados, a la vez que detalla los deberes del Estado.

Por eso es atacada por economistas ortodoxos como fuente de gastos públicos crecientes, imponiendo el crónico aumento del déficit fiscal y de la carga tributaria, cuyo agravamiento en los últimos años conspira contra el gobierno de Rousseff. Eso frena el crecimiento económico, aducen.

Pese a esas críticas es prácticamente imposible movilizar multitudes en contra de una Constitución que representa conquistas para la mayoría de la población. Es un factor de estabilidad, que favorece la permanencia de la presidenta, amenazada de inhabilitación u otros mecanismos de destitución legal casi desde que comenzó su segundo cuatrienio, en enero.

La alternativa, en la visión opositora, es mantener un gobierno en agonía hasta enero de 2019, con la economía y la situación social en deterioro.

“Ella enfrenta una crisis anunciada, por las promesas hechas durante la campaña electoral del año pasado”, según João Alberto Capiberibe, senador del Partido Socialista Brasileño, que abandonó la coalición gobernante en 2013.

“Pero la crisis de credibilidad no afecta solo Rousseff, ella es la síntesis de la política nacional, en que también el Congreso Nacional está sumergido en el descrédito”, sentenció a IPS.

El problema no es la Constitución, sino “el clientelismo, el exceso de empleos públicos y la corrupción” que imponen “gastos desenfrenados los gobiernos tanto en el nivel nacional, como estadual y municipal”, opinó el senador.

“Sin cambiar el sistema electoral nada cambia”, afirmó, defendiendo el fin del financiamiento empresarial de las campañas “para que el poder económico no siga determinando quien será elegido”. “Ningún país del mundo gasta tanto como Brasil en su proceso electoral”, acotó.

Pero ese simple cambio no tiene apoyo en el parlamento.

En el Supremo Tribunal sí, una mayoría de seis de sus 11 magistrados consideró inconstitucional el apoyo financiero de empresas a candidatos, acogiendo una acción del Colegio de Abogados de Brasil. El argumento fue que las empresas no tienen derechos políticos.

Pero el pedido de un magistrado de un periodo de tiempo para examinar mejor el asunto, suspendió la publicación del fallo y frustró el movimiento por reducir costos y por ende la corrupción en los procesos electorales brasileños.

Gran parte del dinero desviado de Petrobras se destinó, según los acusados, a financiar campañas electorales y partidos.

Eso y la hegemonía del PT hacen parte de un ciclo que parece terminar en Brasil, pero en el horizonte, por ahora, solo aparecen incertidumbres.

Editado por Estrella Gutiérrez

Artículos relacionados

El prisionero imperfecto

Vídeo de Teódulo López Meléndez

Internet

https://www.youtube.com/watch?v=LvEWnsRUWaA  

La educación como arma contra la intolerancia

escuelas en Pakistán

Por Thalif Deen  English version

NACIONES UNIDAS, 13 ago 2015 (IPS) – La Organización de las Naciones Unidas (ONU) planea lanzar una campaña mundial contra la intolerancia, el extremismo, el racismo y la xenofobia, valiéndose de jóvenes talentos.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, enfatizó que la educación es la clave. “Si quiere entender el poder de la educación, solo mire cómo los extremistas la combaten”, dijo.

Quisieron matar a la activista adolescente pakistaní Malala Yousafzai y a sus amigas porque eran niñas que querían ir a la escuela, señaló.

Extremistas violentos secuestraron a más de 200 niñas en Chibook, Nigeria, y decenas de estudiantes fueron asesinados en la ciudad keniata de Garissa y en la pakistaní de Peshawar.

Se prevé que el plan se presente ante la 70 sesión de la Asamblea General, que empezará la tercera semana de septiembre.

Como parte de la campaña contra la intolerancia y el extremismo, el Departamento de Información Pública de la ONU seleccionó 10 proyectos de jóvenes de todo el mundo en el marco de un “concurso de diversidad”.

Los proyectos, elegidos de entre 100 propuestas de 31 países, incluyen desafiar la homofobia en India y México, resolver conflictos por el acceso al agua para reducir el conflicto étnico en Burundi, promover la armonía interreligiosa en Pakistán, alentar una mayor aceptación de las poblaciones migrantes en Sudáfrica y promover mayores oportunidades de empleo para mujeres musulmanas en Alemania.

“A lo que más temen es a las niñas y a los jóvenes con libros de estudio”: Ban Ki-moon, secretario general de la ONU

Lara-Zuzan Golesorkhi, estudiante de doctorado e instructora en la New School de Nueva York, presentó uno de los proyectos ganadores. Dijo a IPS que busca abordar uno de los asuntos políticos más debatidos en la Alemania contemporánea: la integración de los inmigrantes musulmanes.

En el centro de estas discusiones, señaló, radica el llamado “debate del velo”, que saltó al primer plano con el caso Ludin en 1998.

Ese año, a Fereshta Ludin, hija de inmigrantes afganos que se cubría con velo típico musulmán, le negaron un empleo como maestra en el sistema de escuelas públicas, con el argumento de una “falta de aptitud personal” que la volvía “inadecuada e incapaz de cumplir con las responsabilidades de una funcionaria pública de acuerdo con el derecho básico alemán”.

La disputa interminable entre Ludin y el sistema judicial alemán provocó el establecimiento de políticas institucionales que implican la prohibición del velo en maestras de escuelas públicas en toda Alemania.

Estas políticas se aplican ya en ocho de los 16 “landers” (estados), pero acaban de ser cuestionadas por la justicia federal, que reclama a los respectivos estados revisar las políticas inherentemente discriminatorias, dijo Golesorkhi, quien es ciudadana alemana y tiene la residencia permanente en Estados Unidos.

El Departamento de Información Pública de la ONU expresó que Golesorkhi volverá a Alemania para desafiar lo que se percibe como discriminación contra las mujeres musulmanas.

Ella pretende solicitar a potenciales empleadores que se comprometan simbólicamente a contratar mujeres musulmanas. También producirá una lista de esos empleadores, para que las mujeres se sientan seguras y empoderadas para postularse en esos lugares.

Según The New York Times, que citó al Servicio de Medios e Información de Estudios Religiosos en Alemania, informó el mes pasado que los musulmanes constituyen alrededor de cinco por ciento de la población de 81 millones, en comparación con 49 millones de cristianos.

El periódico se centró en la creciente controversia relacionada con la renovación de una iglesia abandonada en el distrito obrero de Horn, en Hamburgo, donde se la estaba convirtiendo en una mezquita.

“La iglesia estuvo vacía durante 10 años y a nadie le importó. Pero cuando los musulmanes la compraron, repentinamente pasó a ser un tema de interés”, dijo al diario el director del Centro Islámico Al Nour en Hamburgo, Daniel Abdin.

Golesorkhi dijo a IPS que con su organización no gubernamental “With or Without” (WoW, “con o sin”), en su forma más abstracta, busca abordar la intersección de dos aspectos cruciales de la política alemana: inmigración y religión.

Ambos aspectos han desempeñado un rol significativo en el proceso de creación nacional de Alemania, especialmente en materia de leyes y de composición social diversa del país, así como el desarrollo de la islamofobia y de actos discriminatorios contra los musulmanes.

Esto último se incrementó particularmente desde el 11 de septiembre de 2001, fecha de los atentados fundamentalistas que dejaron 3.000 muertos en Nueva York y Washington.

Según Golesorkhi, la población de musulmanes en Alemania pasó de 2,5 millones en 1990 a 4,1 millones en 2010, y se espera que aumente a casi 5,5 millones en 2030.

Los tres principales países de origen de los inmigrantes musulmanes son Turquía, la ex Yugoslavia y Marruecos.

Esta presencia significativa y en continuo crecimiento ha despertado sentimientos negativos en la sociedad, donde ya en 2008 se consideraba que los musulmanes eran los vecinos más indeseables.

Además de la campaña para que empleadores se comprometan a dar trabajo a mujeres musulmanas (“Yo me comprometo”), el proyecto de Golesorkhi incluye un seminario de “Lista para el Empleo” y una serie de talleres que buscan prepararlas para su inserción en el mercado laboral alemán. Y también una campaña para concientizar sobre las dificultades que ellas enfrentan al buscar trabajo en Alemania.

Editado por Kitty Stapp

Artículos relacionados

De “acivil” a civil

Artículo de Teódulo López Meléndez en el diario El Universal (Miércoles 12/08/15)

sociedad civil 3

www.eluniversal.com/opinion/150812/de-acivil-a-civil

Artistas del Caribe alzan su voz por la justicia climática

Kendel Hippolyte

El premiado poeta Kendel Hippolyte, de Santa Lucía, opina que los seres humanos tratarían a la Tierra de otra manera si la vieran como a su “madre”.

Por Kenton X. Chance English version

CASTRIES, Santa Lucía, 11 ago 2015 (IPS) – El Premiado poeta y dramaturgo Kendel Hippolyte, de Santa Lucía, considera que para cuidar al planeta es necesario que la ciudadanía del Caribe considere a la Tierra como su madre.

“Para mí es tan básico: la Tierra de la que dependemos y en la que vivimos es nuestra madre y hay formas para tratar a nuestras madres y relacionarnos con ellas”, dijo a IPS el escritor de 64 años, quien obtuvo la Medalla de Oro al Mérito por su Aporte a las Artes de Santa Lucía.

“Si tratamos a nuestras madres como se supone que las personas deben tratar a sus madres, todo tiene sentido”, aseguró Hippolyte en la conferencia climática “Voces e imaginación unidas por la justicia climática”, realizada en julio.

Hippolyte es uno de los muchos artistas del Caribe insular que accedieron a utilizar su influencia en la sociedad, entre otras, para educar a la población de esta vulnerable región sobre el cambio climático y sobre las acciones que pueden realizar a título personal.

La conferencia trató sobre la creación de un grupo informal de artistas y periodistas caribeños, a quienes se preparará para que sumen su voz, de forma individual o colectiva, para abogar y participar en campañas de concienciación, concentrándose inicialmente en las negociaciones internacionales que se realizarán en París del 30 de noviembre al 11 de diciembre.

La 21 Conferencia de las Partes (COP21) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) deberá lograr un acuerdo universal y vinculante a fin de año en la capital francesa.

Entre los artistas que se sumaron a la iniciativa estaban el músico trinitense dedicado al género calipso David Michael Rudder, la artista británica, nacida en Barbados, Alison Hinds, dedicada al género soca y Gamal Doyle, de San Vicente y las Granadinas, conocido como “Skinny Fabulous” (fabuloso flaco).

Pensando en la COP21, los negociadores del Caribe buscan el apoyo de artistas de la región para difundir el mensaje de justicia climática, cuyo principal argumento es que el aporte de los pequeños estados insulares en desarrollo (PEID) al cambio climático es mínimo y, sin embargo, son los más afectados por los efectos negativos.

Por ello, los países que son responsables de gran parte del recalentamiento planetario deben ayudar a los PEID a financiar los esfuerzos de mitigación y adaptación.

El ministro de Desarrollo Sostenible, Energía, Ciencia y Tecnología de Santa Lucía, James Fletcher, dijo a IPS que en la COP21, los PEID presionarán para lograr un acuerdo sólido y vinculante que mantenga el aumento de temperatura global por debajo de 1,5 y 2 grados centígrados, con respecto a los niveles de la era preindustrial.

De hecho, los negociadores marcaron el límite de forma rotunda con el eslogan “1.5 para sobrevivir”.

Aun si se limita el aumento de temperatura global a dos grados, los países de la Comunidad del Caribe (Caricom) registrarán una disminución de entre 10 y 20 por ciento en las precipitaciones, observó Fletcher.

La Caricom es un bloque de 15 miembros, integrado por Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Dominica, Granada, Haití, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Montserrat y Trinidad y Tobago, además de Guyana y Suriname, en América del Sur, Jamaica, en la porción norte del Caribe, y Belice, América Central.

Aun con un aumento de dos grados, el Caribe registrará un aumento del nivel del mar superior al de otras regiones del mundo.

Hay modelos que sostienen que con dos grados centígrados más a escala global, el nivel del mar aumentará un metro en el Caribe, precisó Fletcher.

Los negociadores del Caribe sostienen que es necesario limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 grados centígrados, con respecto a la época preindustrial, para proteger la infraestructura, como Kingstown, capital de Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas. Crédito: Kenton X. Chance/IPS

Eso se traduce en una pérdida de 1.300 kilómetros cuadrados de tierras, equivalente a la superficie de Barbados, Antigua y Barbuda, Anguila, San Vicente y las Granadinas sumadas, explicitó.

Además, unas 110.000 personas, equivalente a la población de San Vicente y las Granadinas, quedarán desplazadas por esa situación.

En una región tan dependiente del turismo, 149 centros turísticos sufrirán daños, cinco centrales de energía y 21 aeropuertos de la Caricom quedarán dañados o destruidos, y uno por ciento de las tierras cultivables, el entorno de los 21 aeropuertos y 567 kilómetros de caminos se perderán.

Los países del Caribe, famosos por el sol, el mar y la arena, se han apurado a tomar medidas de mitigación y adaptación al recalentamiento planetario.

Pero Hippolyte cree que las personas pueden hacer mucho más y, si bien hay un mucha información disponible para la ciudadanía del Caribe, es necesario lograr un cambio de actitud.

“Si la información llega al corazón, entonces va a las manos y luego al cuerpo y a lo que hacemos y no hacemos”, indicó.

En la conferencia de justicia climática, Didacus Jules, director general de la Organización de Estados del Caribe Oriental (OECO), dijo a IPS: “la justicia radica en la protección de los más vulnerables, ya sean personas o estados marginales”.

La OECO es un grupo económico y político dentro de la Caricom, con nueve miembros.

La mayor parte de la infraestructura de los PEID está en la franja costera y corre peligro por el aumento del nivel del mar, remarcó Jules.

“Las consecuencias negativas del cambio climático también inciden en cómo interactuamos entre nosotros, en tanto que personas, pues tenemos que competir por recursos limitados”, explicó a IPS.

“El mensaje de justicia climática debe llegar a todos los rincones de la región y no solo que lo promocionen los medios globales, que no siempre ponen de relieve los intereses de los PEID”, añadió Jules.

“Hemos visto el poder de nuestros artistas y músicos caribeños. La música de Caribe es una fuerza global, cuyo impacto supera al de cualquier huracán que hayamos tenido”, observó.

A pesar de la vulnerabilidad y de los desafíos, “unirnos y utilizar nuestras voces puede mandar una fuerte señal para que el mundo sepa que somos totalmente conscientes de las consecuencias de no contar con un acuerdo internacional vinculante en materia de cambio climático y del impacto en los PEID de nuestra región”, remarcó Jules.

“Lo importante es que las consecuencias del cambio climático amenazan nuestra existencia misma”, sintetizó.

“Nos van a escuchar: ¡1,5 para sobrevivir!”, arengó.

“La alianza de los pequeños estados insulares dejó claro que aspira a que se refleje 1,5 grados como objetivo y límite de temperatura para la acción climática en el acuerdo de París”, añadió.

Editado por Kitty Stapp / Traducido por Verónica Firme

Artículos relacionados

De la anomia al empoderamiento

empoderamiento

Teódulo López Meléndez

Cuando Emile Durkheim desarrolló el concepto de anomia tenía en mente a algunos individuos a los cuales la estructura social no podía suministrar los elementos necesarios al logro de las metas sociales. La sociología asumió el término hasta las definiciones de hoy colocando la responsabilidad en la incongruencia de estas normas que conllevan a la desorganización o aislamiento de los individuos. De allí se origina deanomia como equivalente a la ruptura de las normas sociales.

La criminología lo asumió colocando la conducta desviada del delito y el crimen en las capas socioeconómicas más vulnerables como efecto de un colapso de la gobernabilidad. En sus libros (La división del trabajo social y El suicidio) Durkheim muestra una disociación entre los objetivos culturales comunes y la imposibilidad de acceso de sectores a los medios para lograrlos. Luego Robert K. Merton (Teoría social y estructura social) amplió y modificó, en algunos aspectos, el concepto original.

La desinstitucionalización llega hasta la caída de las posibilidades y oportunidades para alcanzar nuevos estadios de desarrollo. Cuando se es anómico no se puede acceder a los medios o no hay normas para el comportamiento. En este rostro dual entre falta de oferta de la sociedad y la demanda de los individuos la anomia se implica en otras disciplinas como la psicológica. Va, necesariamente, sobre el comportamiento diario de la gente o haciendo trampa para evadir controles o pagando comisiones o recurriendo, como en el caso venezolano, a esa práctica del bachaqueo, una sin lugar a dudas anómica. Las consecuencias son las de una sociedad disfuncional.

La anomia social implica un menoscabo de valores y sobre todo un estado anímico que, en los tiempos actuales, podemos percibir claramente en las llamadas redes sociales. Hasta el comportamiento del hampa, una que no se limita a apropiarse del bien ajeno sino que mata sin necesidad, es un efecto de la anomia que hace de la muerte parte integrante de lo diario.

Filósofos y epistemólogos se han referido a la realidad como una abstracta reconstrucción desde la Grecia antigua misma. Durkhein se centró en el debilitamiento del orden normativo, tema asumido por la sociología y descrito por Raymon Aron en Las etapas del pensamiento sociológico. Muchos vincularon su evolución al de la sociedad industrial pero, en términos generales, se puede argumentar en la existencia de expectativas recíprocas que se rompen por irrespeto a las normas, uno que conduce a la pérdida de la solidaridad.

He aquí cuando Merton emerge, representante de lo que se ha dado en denominar “estructural funcionalismo”, llevando el concepto de anomia a dos vertientes, una que se da a nivel individual y la que se refiere a toda una estructura social, siendo evidente que es la última la que nos interesa para estos breves comentarios, pues concluye que la presión sobre la gente puede llevar a un comportamiento conformista o a uno no conformista, manifestaciones que vemos en el comportamiento anómico político y social venezolanos, entrelazándose hasta el punto de la confusión. Los individuos pueden manifestar conformidad con lo institucionalizado o la presión conducir a conductas desviadas, de entre las cuales cabe mencionar al hampa. Algunos lo llaman simplemente resentimiento.

En Venezuela las reglas sociales están absolutamente debilitadas lo que conlleva a la desorganización social. La impotencia ante ciertas realidades transforma el concepto de anomia en uno político, dado que la convicción de que toda acción es ineficaz transforma no sólo al individuo sino a la nación misma y acaba con toda institucionalidad que se ha alejado escandalosamente de todos los valores. Aparece la ansiedad y una sociedad violenta traducida, en buen venezolano, a “viveza”, una que se pondera de traspasar todos los límites. Cuando la acción política gobernante tiene como propósito transformar a los individuos en meros engranajes necesariamente se produce el disenso sobre “valores” impuestos, uno que aumenta su desesperación al no encontrar las vías de la ruptura y la reedificación de otros.

Si quienes deben cumplir las normas no son confiables, si obedecen a un interés de permanencia en el poder o a la ideologización de toda una sociedad, si los encargados de la aplicación de la norma son dependientes del poder o si la corrupción es evidente, se pierde la posibilidad del futuro lo que conduce a la emigración masiva, entre otras muchas, pues la única definición posible es la de admitir la existencia de un país anómico y como el suicidio no ha escapado de los estudios sobre la materia es perfectamente lícito asegurar en términos de anomia social que un país anómico se encuentra al borde del suicidio. De manera especial cabe señalar los cambios abruptos en la economía, entre los cuales una alta inflación y un desabastecimiento seguido de intento de control sobre el suministro de alimentos como forma de control político, a la vez que como forma de disfraz sobre la ineptitud e incapacidad de los gobernantes.

Como hemos señalado, fue Merton el que llevó el concepto de anomia hasta los territorios del hampa, del crimen y de las anomalías psicológicas, pasando por la existencia de normas despropositadas y que, además, no se cumplen, unas que quedan en los anuncios de los anuncios. De allí conformidad, ritualismo, retraimiento, rebelión. En cualquier caso la palabra es desorganización, una que conlleva a la ansiedad y a la agresión, una marcada por la ausencia casi total de un sistema simbólico válido en el cual reconocerse. Tenemos un tejido social roto donde sólo limita un Estado en uso ilegítimo del monopolio de la fuerza y un hampa desbordada con pérdida absoluta de todo límite, mientras la población se encuentra ante una ilegalidad y una ilegitimidad que la coloca al margen del acontecimiento efectivo, dado que en su estado de perturbación reinan los políticos aprovechadores o sin la esencia del conocimiento para interpretar los procesos históricos, y una casi imposibilidad de cambio hacia un orden social válido que se transforma en frustración.

La clave está en usar la anomia para empoderarse. Hemos dicho repetidas veces que un proceso de sustitución de la clase dirigente inepta y la imposición de nuevas normas de conducta implica siempre un trauma. Venezuela vive en un suspenso donde los nuevos valores están disponibles, pero no vistos por el cuerpo social anómico. Quizás podríamos definir la situación como prepolítica, lo que de inmediato lleva a concluir que se requiere un retorno de la política. En cualquier caso la palabra es desorganización, una que conlleva a la ansiedad y a la agresión, una marcada por la ausencia casi total de un sistema simbólico válido en el cual reconocerse. Tenemos un tejido social roto donde sólo limita un Estado en uso ilegítimo del monopolio de la fuerza y un hampa desbordada con pérdida absoluta de todo límite, mientras la población se encuentra ante una ilegalidad y una ilegitimidad que la coloca al margen del acontecimiento efectivo, dado que en su estado de perturbación reinan los políticos aprovechadores o sin la esencia del conocimiento para interpretar los procesos históricos, y una casi imposibilidad de cambio hacia un orden social válido que se transforma en frustración.

No tenerlas equivale a un rechazo de lo dominante, pero a uno sin músculo. O como han señalado otros, el autointerés es siempre incompleto, tiene que tener principios sociales que lo sustenten y lo validen. Sobre la base excluyente del “yo” no hay organización social sustitutiva que brote. Con marketing no se va a ninguna parte.

De como se hunden los viejos cimientos

Vídeo de Teódulo López Meléndez

súbditos

https://www.youtube.com/watch?v=QCcG-Lin_JY

Indígenas demandan visibilidad en los ODS

Por Aruna Dutt  |English version

Jefe tribal

Jefe tribal Wilton Littlechild, asesor de la secretaría del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de la ONU. Crédito: UN Photo/Amanda Voisard

NACIONES UNIDAS, 9 ago 2015 (IPS) – Ante un nuevo Día Internacional de los Pueblos Indígenas, que se celebra este domingo 9, aumentan las preocupaciones de que estos no se beneficien plenamente de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que gobernantes de todo el mundo aprobarán en una cumbre mundial en septiembre.
En una conferencia política sobre los ODS y la Agenda de Desarrollo Posterior a 2015, el principal grupo de pueblos indígenas recordó que ya en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), no se reconoció a este sector poblacional con su identidad y características específicas.

Los ocho ODM, aprobados en otra cumbre mundial en el año 2000 en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, serán reemplazados por los 17 ODS desde fines de este año.

Para los pueblos indígenas el no haberlos tenido en cuenta de manera diferenciada en temas como la erradicación de la pobreza extrema, arrojó como resultado que los resultados de los ODM fueran limitados.

Agregaron que los ODM fueron implementados sin tener en cuenta los aspectos culturales, generando “inadecuados programas de desarrollo para los pueblos indígenas, incluidas acciones discriminatorias relativas a la educación, la salud y los servicios básicos”.

“Todo proyecto que no incluya la participación de los pueblos indígenas vuelve invisibles sus necesidades”, dijo Sandra del Pino, asesora regional para las Américas sobre Diversidad Cultural en la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“La falta de diálogo con los pueblos indígenas y de su participación en cualquier proceso constituye la principal barrera”, añadió en entrevista con IPS

Se estima que hay 370 millones de integrantes de pueblos originarios viviendo en más de 70 países. Continúan estando entre las poblaciones más marginadas del mundo, según la OMS. Divulgar la necesidad de mayor participación e inclusión de las comunidades indígenas y sus perspectivas es uno de los principales objetivos del Día Internacional.

La situación de las comunidades aborígenes en materia de salud difiere de manera significativa de la de grupos no indígenas en todo el mundo, motivo por el cual la salud es el tema principal de la conmemoración de este año.

“Este Día Internacional se centrará en analizar cómo acceden los pueblos indígenas a los servicios de salud, cuáles son las causas de la exclusión y cómo podemos contribuir a reducir esas brechas existentes en la salud infantil y materna, la nutrición, las enfermedades transmisibles y otros”, planteó Del Pino.

“Las niñas y los niños nacidos en familias indígenas a menudo viven en áreas apartadas, donde los gobiernos no invierten en servicios sociales básicos como atención a la salud, educación de calidad, justicia y participación, y los indígenas corren particular riesgo de no ser registrados al nacer y de que se les nieguen documentos de identidad”, agregó.

El Preámbulo de la Constitución de la OMS declara que “la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Similar postulado es el de los valores de los sistemas de medicina tradicional de las comunidades indígenas.

Según estimaciones de la OMS, por lo menos 80 por ciento de la población en los países en desarrollo depende de esos sistemas tradicionales como su principal fuente de atención a la salud.

Artículos relacionados

La ansiedad es incompatible con la construcción

ansiedad

Por Alberto Medina Méndez

El mundo se ha vuelto muy vertiginoso. La velocidad pretende ser un valor y la eficiencia fugaz se ha convertido en el paradigma del éxito y el fracaso.

La política no es la excepción a la regla y abundan movimientos partidarios que brotan y aspiran a subirse a esa ola. Pero no menos cierto es que esos mismos espacios políticos que han nacido como aluvión y crecido velozmente, tienen demasiado de circunstancial y de efímero. Así como aparecen con gran rapidez, también se desploman a idéntico ritmo. Nada bueno puede venir de la mano de hazañas meramente espasmódicas.

Ciertos sucesos casuales pueden ser funcionales a la aparición de un contexto extraordinario, diferente, que genere gran expectativa dadas sus singulares características. Pero nada es mágico en esta vida. El solo hecho de creer en esa fantasía es una muestra de una dudosa inteligencia.

Las construcciones llevan tiempo, esfuerzo y sacrificio. No se puede crear algo serio en tan breve lapso. Y en política mucho menos. Se debe trabajar duro, cultivar relaciones sólidas, articular ámbitos genuinos de discusión, intercambio y consenso. Pero también son esenciales los liderazgos criteriosos para lograr que lo que emerge se constituya en algo respetable.

Lo auténticamente bueno, lo que realmente vale la pena, es siempre el fruto de una larga serie de aciertos y también de desatinos, pero sobre todo, de esos cimientos sólidos que se han edificado a lo largo del tiempo, gracias a la voluntad de aquellos que creen férreamente en esa posibilidad que permite soñar, bajo la condición de tener los pies sobre la tierra.

El ilusionismo en política jamás sobrevive. Las campañas proselitistas profesionales, las brillantes estrategias de marketing especialmente diseñadas, los candidatos que, desde fuera del sistema aterrizan en la actividad partidaria, son solo recursos, ardides, que pueden funcionar en el corto plazo, pero que no garantizan nada suficientemente sustentable.

Los atajos son trucos que sirven para acortar camino, pero hacer política no es solo lograr eventuales triunfos, ni colarse por un resquicio. Eso puede ayudar pero nunca dejará de ser un simple hito en el complejo y prolongado sendero que conduce hacia la realización de grandes propósitos.

Por eso, cuando se observa el escenario político actual, y se percibe con tanta claridad la desmesurada ambición de ciertos personajes por alcanzar el poder a cualquier precio, no se puede menos que anticipar que esos intentos culminarán sin pena ni gloria. Lo grave no es el final de esas instancias, la mayoría de las veces, absolutamente predecibles, sino el desperdicio de energías y el derroche de ilusiones que ello implica.

Sumarse eternamente a nuevos proyectos es una gimnasia demoledora, que desgasta, corroe la confianza y destruye a quienes deciden hacerlo. En la política, como en casi cualquier ámbito de la vida, se trata de construir de a poco, con paciencia, consolidando paso a paso, tropezando a veces, pero asimilando el resbalón, para capitalizarlo y avanzar nuevamente desde allí.

Para eso resulta imprescindible disponer de perseverancia para evolucionar, humildad para comprender el recorrido y capacidad para rodearse de los mejores. La idea no es transitar un desenfrenado derrotero, repleto de angustias y premuras, sino más bien dedicarse a colocar ladrillo sobre ladrillo, con la serenidad que ese trámite requiere para no empezar de nuevo a cada instante.

Quienes pretenden modificar el curso de los acontecimientos deben entender el sistema y su detallado funcionamiento. Si ya lo han descubierto, pues entonces habrán entendido que esto no es para improvisados seriales y mucho menos para ansiosos crónicos.

Los que están en el juego desde hace mucho saben muy bien como sacarse de encima a los arribistas de siempre. Es cuestión de tener la templanza suficiente. Entienden que todo lo que escala rápido, desciende con similar prontitud. Solo se trata de esperar, porque lo que germina repentinamente, con personalismos y mezquindad, no tiene chance alguna de perdurar.

Si realmente se desea cambiar el rumbo, deberán primero comprender que esta no es una carrera rápida, sino una maratón, una verdadera prueba de resistencia. En esa disciplina se deben manejar los tiempos con talento, dosificar los ritmos con creatividad, guardar el aire, apurar el paso cuando sea necesario, pero también registrar que la meta está bastante más lejos de lo que parece y que apresurarse es sinónimo de frustración asegurada.

Es una pena que ciertos líderes que llegaron a la política no lo hayan comprendido en su momento. No solo ellos perdieron la ocasión de pasar a la historia al darle prioridad a sus urgencias personales. También arrastraron a muchos ingenuos ciudadanos que se montaron a esos espejismos, y cuando todo se derrumbó, no solo fueron derrotados, sino que en ese trayecto quedaron atrás buena parte de sus esperanzas, repercutiendo además directamente en cualquier futura oportunidad.

Lamentablemente, el presente reedita esta cuestión y la coloca en el centro de la escena. Muy pronto se habrá despilfarrado otra chance concreta de transformar el presente. Como tantas otras veces, se privilegiaron los intereses del corto plazo y el tren pasará de largo inexorablemente.

Parece difícil imaginarse un profundo aprendizaje de este nuevo capítulo. Más bien parece que no faltará quien vuelva a responsabilizar a los “malos de la película” por los errores propios, sin hacer la autocrítica indispensable. Nada distinto ocurrirá hasta que no se comprenda acabadamente que en política también, la ansiedad es incompatible con la construcción.

albertomedinamendez@gmail.com

Pakistán es uno de los principales receptores de refugiados

Por Thalif Deen Inter Press Service-Caracas

refugiados en Pakistán

NACIONES UNIDAS, 5 ago 2015 (IPS) – La Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró que 2015 ya es “el año más mortal” para millones de migrantes y solicitantes de asilo que huyen de situaciones de guerra y persecución en sus países de origen. Pero Pakistán da refugio seguro.

“En todo el mundo, uno de cada 122 seres humanos es actualmente o refugiado, o desplazado, o solicitante de asilo”, señaló la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Sin embargo, uno de los hechos menos publicitados es que Pakistán fue uno de los primeros países en brindar protección segura a millones de refugiados que escapaban de un conflicto militar en un país vecino: Afganistán.

Según Acnur, Pakistán viene cobijando a más de 1,5 millones de refugiados afganos registrados desde la invasión soviética de 1980 a Afganistán.

Actualmente, Turquía ocupa el primer puesto, pues es anfitrión de más de 1,7 millones de refugiados registrados, principalmente de Siria, que está devastada por la guerra. Pakistán ostenta el número dos, y Jordania el tres, con unos 800.000 refugiados.

Los países en desarrollo reciben ahora a más de 86 por ciento de los refugiados del mundo, en comparación con 70 por ciento hace unos 10 años.

Ante la consulta de cómo enfrentó su país esa crisis en los años 80, la representante permanente de Pakistán ante la ONU, Maleeha Lodhi, dijo a IPS que en realidad su país recibió a mucho más de tres millones de refugiados en el momento más álgido del conflicto, en 1990.

Un censo de 2005 confirmó esa cifra, de la cual 1,5 millones están registrados, mientras que el resto estaban indocumentados.

“La ONU y la comunidad internacional desempeñaron un rol importante en el apoyo a los esfuerzos de Pakistán por cuidar de nuestras hermanas y hermanos afganos”, dijo Lodhi.

“Pero buena parte de este esfuerzo se logró gracias a nuestros propios modestos recursos, porque consideramos que esta es nuestra responsabilidad humanitaria”, planteó la embajadora pakistaní.

“Fue el pueblo de Pakistán el que mostró una generosidad y una compasión ejemplares al abrazar a los refugiados afganos y extenderles su ayuda y apoyo, y eso durante más de tres décadas”, agregó.

En un panel de debate de la ONU sobre la situación de refugiados y migrantes que se llevó a cabo la última semana de julio, Lodhi dijo: “Nunca intentamos devolver a ninguno, ni erigimos barreras o muros, sino que los abrazamos como parte de nuestra responsabilidad humanitaria”.

Mientras cientos y miles de refugiados continúan huyendo a Europa, algunos países de ese continente intentan limitar la cantidad de ingresos o prohibirlos por completo.

Peter Sutherland, representante especial de la ONU para las Migraciones Internacionales, dijo a la prensa que el intento por prohibir el ingreso de inmigrantes y refugiados, especialmente los procedentes de Siria, Libia, Eritrea, Somalia, Sudán y Afganistán, es “una respuesta xenófoba a la cuestión de la libre circulación”.

La crisis humanitaria se ha derramado sobre Europa, especialmente Alemania: se registran unas 175.000 peticiones de asilo, en comparación con las 25.000 que se presentaron en Gran Bretaña el año pasado.

Según la ONU, la Unión Europea (UE), con 28 países miembros, recibió 570.800 solicitudes de asilo en 2014, lo que supone un incremento de casi 44 por ciento en relación a 2013.

El punto crítico, según el diario estadounidense The New York Times, son las principales autopistas británicas, atestadas de tráfico, donde los inmigrantes se abren paso a través del Túnel del Canal de la Mancha desde la ciudad portuaria francesa de Calais.

“Los británicos culpan a los franceses, los franceses culpan a los británicos, y ambos culpan a la UE por una política incoherente hacia los miles de personas, muchas de las cuales huyen de horrores políticos en sus países, que en Europa intentan hallar empleos y un futuro mejor para sí mismas y para sus familias”, señaló el periódico neoyorquino.

Mientras Austria anunció medidas de emergencia para resolver la crisis de refugiados en el frente nacional, el canciller de ese país, Werner Faymann, dijo que dar acogida a los refugiados es un derecho humano que su estado está obligado legal y moralmente a hacer cumplir.

Austria tiene unos 8,5 millones de habitantes, y en la primera mitad de este año recibió más de 28.000 peticiones de asilo, levemente más que el total de 2014.

Se cree que en 2014 murieron 3.072 inmigrantes que intentaban cruzar el mar Mediterráneo, mientras que se estima esta cifra fue de 700 en 2013, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

En el mundo, la OIM estima que fallecieron por lo menos 4.077 migrantes el año pasado, y por lo menos 40.000 desde 2000.

“La verdadera cantidad de víctimas mortales probablemente sea más alta, pues muchas muertes ocurren en regiones apartadas del mundo y nunca se las registra. Algunos expertos sugieren que por cada cadáver descubierto hay por lo menos otros dos que nunca se recuperan”, señaló la OIM.

Lodhi dijo a IPS que “aunque los desafíos actuales no tienen precedentes en cuanto a su alcance y naturaleza, exigen respuestas ancladas en los valores de la compasión y la empatía, así como estar a la altura de nuestra responsabilidad humanitaria colectiva”.

En el panel de debate, Lodhi destacó que la mitad de los refugiados del mundo son en la actualidad niños y niñas, y que esa cantidad ha aumentado exponencialmente.

A las muertes en el Mediterráneo se suman los fallecimientos o desapariciones de musulmanes rohingyas mientras escapaban de la persecución, confinamiento y olas de violencia mortal en su contra.

“¿Cómo ha respondido la comunidad internacional ante todo esto?”, preguntó Lodhi. “Francamente, no haciendo suficiente y no actuando de modo decisivo en vista de esta emergencia humanitaria. De modo vergonzoso, la comunidad internacional ignoró en el pasado enormes sufrimientos humanos. Nos acordamos de Ruanda y de Srebrenica, entre otras crisis”.

Y la actual crisis de los refugiados puede señalar un nuevo motivo de vergüenza, declaró.

Artículos relacionados

El país de la anomia

Artículo de Teódulo López Meléndez en el diario “El Universal” (Miércoles 29/07/15)

 anomia 2

www.eluniversal.com/opinion/150729/el-pais-de-la-anomia 

El mexicano ilustrado

el hombre ilustrado.

Por Antonio Limón López

 Antonio Limón López

“En una tarde calurosa de principios de septiembre me encontré por primera vez con el hombre ilustrado.”

Ray Bradbury.

Reconozco que leí “El hombre ilustrado” de Ray Bradbury, compuesto por una veintena de cuentos fantásticos, pero de antemano aclaro que estos párrafos nada tienen que ver con el famoso libro, salvo que ambos relatan una crueldad…. salvo porque el hombre ilustrado no podía huir de su condición y el mexicano tampoco puede, pero mientras el primero sabía el origen y alcance de su tragedia, el mexicano a duras penas sabe qué planeta habita por muy ilustrado que sea. De ahí en adelante, las similitudes se evaporan…. salvo por el título de este artículo, claro.

Parafraseando a Ray Bradbury diré: “En una madrugada calurosa de finales de agosto me encontré por primera vez con el mexicano ilustrado” En efecto, no lo sabía, pero en el momento mismo de mi nacimiento me topé con el mexicano ilustrado, que tampoco él sabía de su condición. Desde entonces lo encuentro en todas partes, entre mis amigos y conocidos, en las cafeterías, en las cantinas, en las aulas escolares desde la primaria hasta la universidad, en los diarios, en las páginas de internet, en los noticieros donde es él tanto la noticia como quien la difunde, lo encuentro en el gobierno y fuera de él, aquí mismo y allá, en todas partes como ya dije, pero a diferencia de “El Hombre Ilustrado” de Bradbury que vivía para sus animados tatuajes , el mexicano es un tatuaje … exánime.

La “ilustración” del mexicano es la que proviene de ese movimiento que fue la “Ilustración” que se extendió por toda Europa y también por sus colonias, entre ellas México, pues si bien antes de Carlos III, la Nueva España era un virreinato, con el borbón la Nueva España se convierte en “colonia”, se expulsa a los jesuitas, se otorgan derechos a los norteamericanos para poblar Texas, se pulveriza la organización misional y de esta se apropian terratenientes “ilustrados” y las misiones se convierten por este azar en “haciendas”, se introduce la esclavitud, se forma el partido de los negreros, se imponen crueles impuestos a los indios y estos son objetos de desprecio y discriminación, se declara a la iglesia retardataria y enemiga del rey ilustrado, se embellece la metrópoli a costa de nosotros, la colonia. La inmisericordia, la crueldad y el espíritu de lucro son a partir de ese momento los signos de nuestra modernidad ilustrada.

Desde entonces, nada ha permeado a las elites mexicanas, ni los derechos del hombre que desde siempre han servido como papel sanitario, ni la justicia que solo es un negociazo en manos de jueces y asociados, ni el constitucionalismo y menos la constitución que es una simple meretriz, ni el federalismo que es un cuento fantástico, ni la democracia que es el más grande de los negocios del momento, ni los partidos políticos que son cuevas de desvergonzados rateros.

Ninguna gran idea ha sido adoptada en México, salvo la ilustración en su versión más repugnante, aclarando que el positivismo de los científicos porfiristas fue otra cepa del mismo mal. Claro que en México también existen sabios, la gran mayoría de ellos sin las pretensiones de nuestros ilustrados, y que cumplen discretamente con su función, aunque por regla general sus trabajos poca utilidad nos representan por el ambiente de fraude y simulación que todo lo denigra y envilece.

También existen profesionales bien entrenados y competentes, gracias a los cuales México no se ha desplomado, pero su aporte queda en la función aislada y personal del profesional. También en México existieron ilustrados que se esforzaron por servir a la verdad y a la justicia y lo hicieron con equidad y patriotismo, pero estos son casos tan  excepcionalmente raros, que podemos contarlos con los dedos de una mano.

La ilustración despótica en Europa fue atemperada por una genuina revolución donde las ideas se transformaron en asideros de salvación, en Estados Unidos esa ilustración nació en el seno de una sociedad genuinamente igualitaria y demócrata. Esa ilustración injertada de humanismo, de igualdad, de legalidad, es la de Europa y Estados Unidos, pero no es la de México, aquí entre nosotros solo fue justificación para insultar al no instruido con epítetos racistas como el de “indio” “patarrajada” “ignorante” “naco” “bajado del cerro a tamborazos”.

Esa ilustración que justifica el latrocinio “porque no saben qué hacer con lo que tienen”, que trazó una frontera impía entre la minoría centralista, antidemocrática, ratera y el pueblo mexicano, que en nombre del progreso y la técnica espera eternizarse gracias a una pedagogía degradatoria, falsamente racionalista, es la que se asentó con todos sus reales en este país. Para nuestra desgracia no tuvimos, ni tenemos grandes prohombres respetados y respetables como los que hubo en Europa y entre nuestros vecinos que le quitaron las espinas a la ilustración, en tanto que nosotros lo único que producimos, además de rateros, es héroes con pies de barro, a los que claro, idolatrizamos.

La ilustración nuestra, la del mexicano es también, falsa. Porque si bien el despotismo ilustrado, era eso, despotismo, crueldad, y la idea torcida de que el conocimiento no es para el pueblo, sino solo para unos cuantos que tienen el deber de gobernarlo pero sin tomarlo en cuenta, también era ilustración, también exigía al menos una elite realmente ilustrada, pero en México nunca tuvimos esa elite, y nuestra actual elite “ilustrada”, es casi analfabeta.

Nuestra elite ilustrada y rebuznante, esta formada por nuestros políticos, nuestros gobernantes, nuestros académicos, por las pandillas que se han apropiado de las universidades públicas, los profesionales, los críticos sociales, los editorialistas, los cafeteros, los escritores, e indiscriminadamente por nuestros “intelectuales”. Esa, nuestra elite ilustrada no lee, aunque escribe libros a granel, tampoco discute, aunque parlotea incesantemente, ni quiere aprender, ni saber, porque carece de motivación para ello, pues lo exitoso es actuar, gesticular y aparentar que todo se sabe, aunque todo se ignore, porque esto es lo que los mexicanos premiamos, la simulación.

Obama defiende a la perseguida colectividad LGBTI en África

Obama en Kenia

Por Aruna Dutt Inter Press Service-Caracas

NACIONES UNIDAS, 27 jul 2015 (IPS) – En su gira por África, donde la homosexualidad es ilegal en 34 de sus 54 países  y está penada con la muerte en dos de ellos, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, defendió los derechos de los homosexuales y habló contra la discriminación.

“Cuando empiezas a tratar a las personas de manera diferente, no porque le hagan algún tipo de daño a alguien, sino porque son diferentes, ese es el camino por el que las libertades comienzan a erosionarse, y suceden cosas malas”, declaró Obama en Nairobi, en una conferencia de prensa junto con el presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, el sábado 25.

“El Estado no debe discriminar a las personas por su orientación sexual”, añadió.

Obama estuvo dos días en Kenia  y este lunes 27 llegó a Etiopía, su segunda y última etapa africana.

Kenia y Etiopía penan las relaciones sexuales entre las personas del mismo sexo hasta con 14 y 15 años de prisión, respectivamente. Mauritania, Sudán y partes de Somalia y Nigeria aplican la pena capital a las personas homosexuales por su orientación sexual.

Según una encuesta sobre la aceptación de la homosexualidad realizada en 2013 por el estadounidense Centro de Investigación Pew, de los cinco países africanos investigados, sólo Sudáfrica consigue una aceptación de dos dígitos, con 32 por ciento.

Aunque Sudáfrica es el único país africano que legalizó el matrimonio homosexual y permite la adopción conjunta de las parejas del mismo sexo, no obstante, la población LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales) padece, como sucede en el resto de África, estigmatización y violencia homofóbica.

Las mujeres lesbianas, especialmente, sufren violaciones con el fin de “corregir” su sexualidad.

Según la encuesta del Centro de Investigación Pew, la aceptación de la población baja a cuatro por ciento en Uganda, tres por ciento en Ghana y Senegal y uno por ciento en Nigeria, lugares todos ellos donde la homosexualidad es ilegal.

No hay consenso entre los representantes del colectivo LGBTI kenianos sobre si la presencia de Obama ayudará o perjudicará a su causa, señaló la directora de la Comisión Internacional de Derechos Humanos de Gays y Lesbianas, Jessica Stern.

“La diferencia de opiniones indica la fuerza y ​​la diversidad del movimiento LGBTI de Kenia, pero no hay duda de que este es un potencial campo minado, y en última instancia, aquellos que podrían salir más lastimados son los kenianos”, expresó a IPS.

Algunos sostienen que declaraciones que hizo Obama en 2013 sobre los derechos humanos de la diversidad sexual en Kenia fueron contraproducentes, e incluso reforzaron la homofobia de la población keniana y su rechazo de la colectividad LGBTI.

Las organizaciones homofóbicas, como el Foro de Profesionales Cristianos de Kenia, afirma que recibió más respaldo tras los comentarios de Obama en 2013, probablemente debido a que la protección de la diversidad sexual es considerada un valor estadounidense que se le quiere imponer a la sociedad africana.

Tras los últimos comentarios de Obama el sábado 25, el presidente Kenyatta declaró que en Kenia es “muy difícil imponer” los derechos de los homosexuales porque la cultura es distinta a la de Estados Unidos, y la sociedad keniana no los acepta, lo cual hace que sea un “tema inexistente” para el gobierno.

“Hubo un intento deliberado de mostrar a la homosexualidad como si fuera una importación occidental, que no lo es”, aseguró el asesor de la Organización de las Naciones Unidas sobre derechos humanos, orientación sexual e identidad de género, Charles Radcliffe, en diálogo con IPS.

“Las únicas importaciones occidentales en este contexto son las leyes homofóbicas utilizadas para castigar y silenciar a las personas homosexuales”, añadió, en referencia a las normas adoptadas mayormente por el colonialismo británico en el siglo XIX.

Al hablar sobre los abusos contra los derechos de la población LGBTI, Obama está “imponiendo valores humanos, no occidentales”, subrayó Radcliffe.

“Es posible respetar la tradición, y al mismo tiempo insistir en que todo el mundo -las personas homosexuales incluidas- merece ser protegido de los prejuicios, la violencia, el castigo injusto y la discriminación”, expresó.

Para Radcliffe, Obama y otros gobernantes deben hablar al respecto, ya que eso “abrirá los ojos de la gente a la existencia de los homosexuales kenianos y a la legitimidad de su pretensión de respeto y reconocimiento”.

El asesor de la ONU aconsejó a las personas que sigan la línea de los representantes de la comunidad LGBTI local, que son los mejor ubicados para asesorar sobre cuáles intervenciones serán de ayuda y cuáles corren el riesgo de complicar las cosas.

“Muchas veces los activistas LGBTI están demasiado aislados en sus propios países. Necesitan el apoyo de compañeros activistas de derechos humanos, activistas de los derechos de las mujeres y otros que luchan por la justicia social”, dijo.

“La opinión pública tiende a cambiar” cuando las personas individuales “conocen a personas LGBTI y se dan cuenta que también son personas. El gobierno debe acelerar ese proceso, no obstruirlo”, recomendó.

“No se puede alentar el cambio permaneciendo en silencio”, afirmó Radcliffe.

Según Stern, los activistas LGBTI de Kenia “han estado librando su propia lucha heroica por años, pero los extremistas aprovecharon esta oportunidad para socavar su credibilidad como kenianos. Todos los kenianos, homosexuales y heterosexuales, pierden cuando se produce este tipo de manipulación mediática”.

Editado por Kitty Stapp / Traducido por Álvaro Queiruga

Artículos relacionados

EE.UU sigue sin permitir el acceso de la ONU a sus cárceles

Obama visita cárcel

Por Thalif Deen Inter Press Service- Caracas

NACIONES UNIDAS, 23 jul 2015 (IPS) – Cuando el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitó la cárcel de El Reno en el estado de Oklahoma el 16 de este mes para comprobar las condiciones de vida de los 1.300 presos que allí se encuentran, ninguna autoridad pudo impedírselo.

Existen numerosas investigaciones sobre el régimen de aislamiento a largo plazo y sus efectos perjudiciales. Crédito: Bigstock

La histórica visita de Obama fue la primera de un presidente en ejercicio de Estados Unidos a una penitenciaría federal.

“En demasiados lugares, chicos… y hombres negros, chicos… y hombres latinos experimentan el ser tratados de manera diferente por la ley”, declaró el mandatario.

Pero la Organización de las Naciones Unidas (ONU) no ha tenido la suerte de Obama. A varios de sus funcionarios, armados con la autoridad del Consejo de Derechos Humanos de Ginebra, se les impidió acceder a centros penitenciarios de Estados Unidos que están acusados de tener una cultura de violencia.

En 1998, el gobernador de Michigan, John Engler, prohibió la visita de la esrilanquesa Radhika Coomaraswamy, la relatora especial de la ONU sobre la Violencia contra las Mujeres, que pretendía investigar casos de inconducta sexual contra las reclusas en tres cárceles de ese estado nordestino.

El fallecido senador Jesse Helms, expresidente del poderoso Comité de Relaciones Exteriores del Senado, impidió que el senegalés Bacre Waly Ndiaye, el director de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU en Nueva York, observara las condiciones de vida en algunas de las prisiones de Estados Unidos en 1997.

El relator especial de la ONU sobre la tortura, el argentino Juan E. Méndez, y el presidente del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria, el sudcoreano Seong Phil Hong, solicitaron de forma conjunta a Washington que facilite sus pedidos de visita oficial a las cárceles de Estados Unidos para avanzar en la reforma de la justicia penal.

“Espero trabajar con el Departamento de Justicia de Estados Unidos en el estudio especial encargado por el presidente sobre la necesidad de regular la reclusión en aislamiento, que afecta a 80.000 presos…, en la mayoría de los casos por períodos de meses y años”, declaró Méndez el martes 21.

“La práctica prolongada o indefinida de la reclusión en aislamiento inflige dolor y sufrimiento de índole psicológica, que está estrictamente prohibido por la Convención contra la Tortura“, explicó.

“La reforma en este sentido tendrá un impacto considerable no solo en Estados Unidos sino en muchos países”, aseguró.

Hong dijo que la visita a las instituciones federales y estatales “será una excelente oportunidad para analizar con las autoridades los ‘Principios y pautas básicas sobre el derecho de toda persona privada de libertad a recurrir ante un tribunal’ y promover su uso por la sociedad civil”.

El Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria ya redactó un borrador de estos principios, que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU considerará en septiembre.

Según informes publicados, el sistema carcelario de Estados Unidos ha sido acusado de condiciones de vida insalubres y agresiones físicas, específicamente contra minorías como la afroestadounidense y la población de origen latinoamericano.

En junio, el gobierno de Nueva York y la fiscalía del Distrito Sur, que tiene competencia en la ciudad, anunciaron profundas reformas, como la propuesta de nombrar un observador federal que investigue los abusos en la Isla de Riker, el segundo mayor sistema penitenciario de Estados Unidos, que alberga diariamente a un promedio de 14.000 presos.

Entre otras medidas se incluyen las restricciones al uso de la fuerza por los guardias de la prisión y la instalación de cámaras de vigilancia.

En diálogo con IPS, Tessa Murphy, de Amnistía Internacional (AI), señaló que el actual relator especial de la ONU, Méndez, no ha podido visitar ninguna cárcel estadounidense con nivel de seguridad “supermáximo”, el mayor de todos, desde que ocupó su cargo en noviembre de 2010.

No obstante, Méndez realizó una visita a la prisión de Pelican Bay, en el occidental estado de California, como testigo experto en un juicio.

Murphy añadió que su organización solicitó al Departamento de Estado que invite al relator a Estados Unidos para que examine la reclusión en aislamiento en las instalaciones federales y estatales, algo que Méndez solicitó en reiteradas ocasiones.

“AI considera que este escrutinio externo es particularmente importante en el caso de las instalaciones  de ‘supermáxima’ seguridad donde los presos están aislados dentro de un entorno cerrado”, destacó.

La organización publicó varios informes que solicitan el acceso de la ONU al sistema carcelario, basada en numerosas investigaciones sobre el régimen de aislamiento a largo plazo y sus efectos perjudiciales.

Antonio Ginatta, de la organización de derechos humanos Human Rights Watch, dijo a IPS que este es un momento decisivo en Estados Unidos, en el que se apresta para reformar su sistema de justicia penal.

El propio presidente Obama se refirió a la necesidad de esa reforma y destacó especialmente los daños que provoca el régimen de aislamiento, sostuvo.

“Sin embargo, el Departamento de Estado sigue sin permitir el acceso del relator especial sobre la tortura a las instalaciones de confinamiento de Estados Unidos para examinar… la reclusión en aislamiento. Parece que se perdieron el discurso del presidente”, comentó.

Ginatta dijo que la invitación al relator especial de la ONU tiene años de retraso.

“A la luz del discurso del presidente y de su visita a la cárcel de El Reno, el Departamento de Estado… debería cambiar de rumbo e inmediatamente extenderle una invitación sin restricciones a… Méndez y el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria”, exhortó.

Después de su visita a la prisión, Obama dijo que su meta es “ver algunas mejoras en el ámbito federal y que luego… los estados de todo el país tomen la posta”.

“Ya hay algunos estados que lideran el camino tanto en la reforma de las condenas como en la reforma penitenciaria”, añadió.

AI dijo a IPS que en febrero se reunió con funcionarios del Departamento de Estado, entre ellos William Mozdzierz, director de la Oficina de Asuntos de Organizaciones Internacionales, Derechos Humanos y Asuntos Humanitarios, para entregarle una solicitud con más de 20.000 firmas con el fin de que el relator de la ONU acceda al sistema carcelario estadounidense.

Según AI, Méndez ya tiene una lista de las prisiones que desea visitar en los estados de Arizona, California, Luisiana, Nueva York y Pensilvania, además de la Oficina Federal de Prisiones.

Mozdzierz subrayó que el acceso a las prisiones estatales depende de los gobernadores y los fiscales de cada estado, y que no existen mecanismos que le permitan al Departamento de Estado garantizar una respuesta positiva a la solicitud.

Editado por Kitty Stapp / Traducido por Álvaro Queiruga

Artículos relacionados

  • Población carcelaria de EEUU creció 780 por ciento en 30 años
  • Brutalidad policial resalta hipocresía de EEUU en derechos humanos
  • ONU critica penalización de personas sin techo en EEUU

Petroleras ya sabían daño del CO2 cuando financiaban a escépticos

Por Diego Arguedas Ortiz  Cortesía de Inter Press Service- Caracas

derrame

SAN JOSÉ, 19 jul 2015 (IPS) – Durante décadas, las principales compañías petroleras estadounidenses y europeas tenían conocimiento de que las emisiones de dióxido de carbono (CO2) provocan el calentamiento global, mientras destinaban millones de dólares para financiar a científicos que niegan el cambio climático.

Al menos desde 1981, más de una década antes de la primera reunión de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), los ejecutivos de la actual ExxonMobil reconocieron la conexión entre los combustibles fósiles y el cambio climático.

La revelación emerge en el informe “Climate Deception Dossiers”, publicado por la no gubernamental Unión de Científicos Sensibilizados (UCS), con sede en Washington, que explora las tácticas de transnacionales como ExxonMobil, Shell, Peabody Energy, Chevron y Conoco-Phillips para desacreditar la ciencia climática.

“Ellos ya estaban considerando los riesgos del cambio climático al tomar decisiones empresariales en 1981 y 34 años después continúan mintiéndole a la gente y desacreditando la ciencia climática”, dijo a IPS una de las autoras del estudio, Nancy Cola, directora de campañas del Programa de Clima y Energía de UCS.

Los dossiers analizados mostraron como Exxon y otras petroleras financiaron una amplia campaña de desinformación, que incluyó científicos escépticos del cambio climático, centros de investigación conservadores y firmas de relaciones públicas, con evidencias que llegan hasta los primeros meses del 2015.

“Su objetivo era vender duda. Ellos no tienen que rebatir la ciencia climática, solo hacer creer a la gente que no hay consenso”, explicó Cole.

Uno de esos escépticos es Wei-Hock “Willie” Soon, un ingeniero afiliado al Centro de Astrofísica del Harvard-Smithsonian, quien recibió más de 1,2 millones de dólares de las petroleras entre 2001 y 2012 y cuyo salario y presupuesto de investigación dependía exclusivamente de estos fondos, según UCS.

Durante años, la investigación académica de Soon sobreestimó altamente la influencia del sol en el calentamiento global, lo que desacreditaron sistemáticamente colegas, revistas científicas y el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático.

Pero sus tesis han sido usadas por políticos y las propias petroleras quebrar el consenso climático.

Un correo electrónico  enviado en 2014 por el científico climático Lenny Bernstein, empleado de Exxon en la década de los 80, reveló que la compañía reconocía desde 1981 la complejidad de las emisiones de CO2.

La compañía decidió no explorar el campo de gas de Natuna, en Indonesia, por la gran cantidad de dióxido de carbono y el potencial de futuras regulaciones.

De haber sido explotado, el campo hubiera sido la fuente individual de calentamiento global más grande del mundo en su momento, en 1981, porque hubiese representado uno por ciento de las emisiones mundiales de ese año.

“En 1981, Exxon debía entender el potencial sobre preocupaciones del cambio climático que podrían implicar regulaciones que afectarían Natuna y otros proyectos”, detalló Bernstein, un veterano de casi 30 años en la industria.

El informe completo de UCS incluye más de 330 páginas de documentos que salieron de 85 informes internos de las compañías y las asociaciones empresariales, realizados a lo largo de 27 años.

Por ejemplo, durante la discusión en 2009 en Estados Unidos de la Ley de Energía Limpia y Seguridad, que proponía una reducción federal de las emisiones, la Coalición Americana para la Electricidad de Carbón Limpio contrató una firma de relaciones públicas que envió cartas falsas de diversas organizaciones a los legisladores para que rechazaran la norma.

Una berma de arena en la costa del estado de Luisiana, en Estados Unidos, entre las muchas construidas en para contener los efectos del derrame de petróleo de 2010 en el Golfo de México, de la compañía British Petroleum. Crédito: Erika Blumenfield /IPS

Otro protagonista en el reporte es el Instituto Americano del Petróleo (API, en inglés), autodenominado la “única asociación nacional que representa todos los aspectos de la industria del petróleo y gas natural en Estados Unidos”.

Un documento interno de API de 1998 define los detalles de una estrategia para enfrentar la creciente ciencia climática y hablaba explícitamente de confundir y desinformar al público, mediante el financiamiento de científicos escépticos y otras tácticas, para llegar a maestros y estudiantes en todas las escuelas de Estados Unidos.

El texto establece que su victoria llegará cuando “los ciudadanos normales ‘comprendan’ la incertidumbre de la ciencia climática”. IPS escribió a API para conocer su posición, pero no recibió respuesta.

Este modus operandi replica el utilizado por las compañías tabacaleras, de acuerdo con el exabogado del Departamento de Justicia estadounidense, Sharon Eubanks, quien lideró exitosamente litigios contra estas empresas.

“Es como lo que descubrimos con el tabaco, cuanto más retrases la fecha en que se conozca el daño, más tiempo demoras los remedios y más gente se ve afectada”, dijo Eubanks al sitio digital Desmog.

En esto coincide con Katherine Sawyer, la responsable climática internacional de la no gubernamental Corporate Accountability International, que vigila el comportamiento de corporaciones en todo el mundo.

“No dejaríamos que la industria tabacalera cree las políticas públicas de fumado, entonces ¿por qué permitimos a las petroleras generar esa política en cambio climático?, dijo Sawyer a IPS, en referencia a su participación en las conferencias y procesos de la CMNUCC.

Algunas empresas petroleras parecen querer contribuir a una solución, al menos públicamente.

Seis grandes compañías europeas (Shell, BP, Total, Statoil, BG Group y Eni) enviaron una carta a la CMNUCC y al gobierno francés declarando que ellas podrían tomar una acción climática más rápida, si los gobiernos consolidaran un sistema mundial entrelazado de precios de carbono.

“Si los gobiernos acuerdan un precio sobre el carbono, esto desalienta las opciones altas en carbono y promueve los mecanismos más eficientes para reducir emisiones”, dice la carta.

Pero la oposición que la industria petrolera ha mostrado por décadas erosionó su credibilidad entre los científicos, los activistas y buena parte de la población.

“Durante veinte años, las principales empresas contaminantes del mundo han ralentizado el proceso en la CMNUCC mediante una influencia indebida sobre ese proceso”, explicó Sawyer.

Eso lo han promovido, con tácticas que van “desde su realización de lobby hasta el patrocinio de las propias negociaciones”, detalló.

Como ejemplo, recordó Sawyer  recordó que en la decisiva 21 Conferencia de las Partes (COP21) de la CMNUCC, que se celebrará en París en diciembre, tendrá el patrocinio de corporaciones como EDF y Engie, cuyas operaciones de carbono equivalen a la mitad de todas las emisiones en Francia.

“Para que el proceso de la CMNUCC pueda crear las políticas significativas que nuestro planeta requiere, los negociadores tienen que sacar a los grandes contaminadores”, sentenció.

La imagen y el atractivo financiero actual de las compañías petroleras está golpeado, tras años de campañas de grupos de desinversión y organizaciones que promueven descartar acciones, bonos o fondos de inversión vinculados con industrias pesadas en emisión de CO2,  como las de carbón, petróleo y gas natural.

“Definitivamente siento que el movimiento de desinversión en combustibles fósiles es una lucha de David contra Goliat. Pero esa historia tiene una particularidad: sabemos cómo terminó”, dijo a IPS la activista Perri Hasher, coordinadora de la campaña de desinversión en la estadounidense Universidad Darmouth.

Un informe de 2013 determinó que 90 empresas, 50 de ellas cotizadas en bolsas de valores, eran responsables por casi dos terceras partes de las emisiones industriales de todo el mundo durante los últimos dos siglos.

Que algunas de estas compañías supieran del riesgo de las emisiones de CO2 ya en 1980 se hace doblemente relevante al considerar que la mitad de todas las emisiones de carbono desde 1750 se liberaron después de 1988.

Editado por Estrella Gutiérrez

Artículos relacionados

Populismo a la mexicana

Populismo

Antonio Limón López

Antonio Limón López

Las variantes de la simulación en México son infinitas. La simulación es la más eminente forma de corrupción en este país y no solo participan de ella los corruptos naturales o predecibles, como los funcionarios públicos y sus socios los capitanes de la iniciativa privada, sino incluso sus víctimas más  propicias. Esto viene a cuento porque hace días en el programa de Leo Zuckermann se planteó el tema del “populismo” de sus peligros, de sus formas y variantes, de sus gestores y de sus beneficiarios.

Tanto el anfitrión como sus invitados coincidieron en que el populismo es una realidad en México, que es un peligro y que es un instrumento al alcance de cualquiera, incluso al alcance de nuestro gobierno. Los coloquiantes compararon “nuestro” populismo con el de otros países, dando por sentado que México es igual al resto del mundo y por ello es susceptible de su propio populismo. Sin embargo, todo ese diagnóstico es erróneo, más falso que un billete de tres pesos.

Por principio México es diferente al resto del mundo, practicamos la simulación como ningún otro pueblo del mundo, y entre nosotros no existe el populismo. Siento contradecir a tantas personas doctas pero es falso que México padezca alguna forma de populismo. En primer lugar el populismo tiene una motivación ideológica, quienes lo practican y quienes lo padecen deben coincidir en algunas ideas fundamentales, pues los populismos necesitan una justificación que unifique a los populistas, necesitan una causa que sea popular. No puede existir el populismo sin compartir un mito, una creencia, una idea o un propósito y si este es de interés nacional, pues mejor.

Los populistas necesitan algo como defender al país, salvar su riqueza natural, histórica o cultural. Los populistas visten el uniforme de revolucionarios, de salvadores o salvaguardas de la nación y no el de Santa Claus, simulan o creen enfrentar un mal de grandes proporciones, una amenaza externa y por ello, arguyen que es hasta necesario suspender la operación de las instituciones democráticas y del sistema legal. Quien logra eso es un populista, quien vive en un estado donde esa es la creencia, vive en un populismo.

Y como cualquiera sabe, nada de eso existe en México, en primer lugar porque tratándose de ideas o de argumentos el mexicano es impermeable a ellas y no quiere debatir, no quiere discurrir, vive simulando pensar y decir pero en realidad es una máscara hermética, que solo gesticula y aparenta, ni siquiera el tema del petróleo durante la reforma al 27 constitucional llegó al punto de crear un “populismo”, pues no existieron otros argumentos que los adjetivos, las acusaciones de traición a la patria, las imposiciones y eso, que me disculpen, no es populismo, eso fue un pleito de comadres.

En México no existe populismo, existe algo muy distinto, existe el “Parasitismo” y el dispendio del patrimonio nacional. En nuestro suelo medran amplios conjuntos de parásitos que permutan su voto, su silencio y su cooperación a cambio de cualquier bien tangible, sea este una despensa, un rollo de papel para techo o “apoyos” de todo tipo y esto no solo es el clamor de los “pobres”, sino que también de los grandes favorecidos por la diosa fortuna, como los grandes concesionarios de la televisión y de la telefonía, o los afortunados contratistas de obras públicas que ganan las mejores licitaciones, o incluso los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, los jueces de Distrito, los magistrados, diputados, senadores, gobernadores, munícipes, policías, permisionarios, sindicalistas, educadores, intelectuales, periodistas, busca chambas y taqueros. Todos extienden su mano pidiendo y eso no es populismo sino parasitismo.

El populismo no es el gran mal de México, de hecho ni existe, lo que existe en su lugar es la parasitocracia, que inunda las oficinas públicas con parásitos de un lado y del otro del escritorio, que atesta a los “partidos políticos”, a los cuerpos colegiados, que plaga las páginas de los diarios nacionales, a los horarios estelares de los programas noticiosos y de comentarios, eso es lo que agravia a México, los parásitos.

La fauna de los parásitos es amplia, los hay pobres que se contentan con paquetes de galletas de animalitos, ricos, millonarios y multimillonarios que venden casas de lujo a precios de ganga a cambio de favores inconfesables, otros son iletrados y otros son egresados de Harvard, todos son distintos en cultura, economía, apariencia, creencias y recursos, pero todos son igualmente parásitos.

El populista cree en algo y lucha por ello, el parásito carece de creencias, solo sabe negociar, para ello simula o expone un estado de necesidad queriendo que se materialice alguna ayuda, así sea algo tan nimio como una despensa alimenticia, una tarjeta con algo de dinero, o una canonjía, una plaza, un juego de placas de taxi, un favor, un contrato, una chamba, una concesión, una candidatura, una silla en la Suprema Corte de Justicia, una notaría pública.

Señores eso no es populismo, es parasitismo, ratería y simulación, y para eso de aparentar, pedir privilegios y robar los bienes públicos, los mexicanos estamos que ni pintados, puesto que fuimos educados y formados en la simulación como estrategia para confundir, robar y parasitar al Erario en la medida de nuestras posibilidades.

Blog de WordPress.com. | El tema Baskerville.

Subir ↑

Blogs Of The Day

Just another WordPress.com weblog

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

Teódulo López Meléndez

Democracia del siglo XXI

WordPress.com News

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.129 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: