La sequía genera eternos migrantes vulnerables al extremismo

 

sequia-629x315

Medio Oriente y el norte de África, donde viven unas 400 millones de personas, es una de las más golpeadas del mundo, precisamente por la sequía y el avance de la desertificación. Crédito: UNCCD.

 

ROMA, 14 jun 2017 (IPS) – La degradación de tierras, las sequías severas y el avance de la desertificación empujan fuera de sus hogares a vastos sectores de población. En Medio Oriente y el norte de África, esa opción obligada implica riesgos adicionales, como que caigan en manos de grupos extremistas.

Y no se trata de una conclusión apresurada. Esa región, donde viven unas 400 millones de personas, es una de las más golpeadas del mundo, precisamente por la sequía y el avance de la desertificación.

La situación es tal que varias investigaciones manejan la temible posibilidad de que en pocas décadas no se pueda vivir en Medio Oriente y el norte de África, incluso en tan poco tiempo como 2040.

La comunidad internacional conmemorará el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación, el día 17, bajo el lema “Nuestra tierra. Nuestro hogar. Nuestro futuro”, dedicado precisamente a analizar la relación importante entre la degradación de tierras y las migraciones.

Para lectura completa http://www.ipsnoticias.net/2017/06/la-sequia-genera-eternos-migrantes-vulnerables-al-extremismo/

Anuncios