Una residente en el municipio capitalino de Habana del Este organiza en su hogar los envases con agua potable que acaba de acarrear desde la calle

Una residente en el municipio capitalino de Habana del Este organiza en su hogar los envases con agua potable que acaba de acarrear desde la calle, tras días sin suministro del recurso en su vivienda en la capital de Cuba. La recolección de agua para el consumo doméstico se suma a las tareas cotidianas de las mujeres en La Habana. Crédito: Jorge Luis Baños/IPS

Por Patricia Grogg

LA HABANA, 23 nov 2015 (IPS) – Denia Arrascaeta sufre casi a diario la falta de agua en su barrio de la capital cubana. “A veces no tengo ni para beber”,  relata a IPS. En casa de su abuela el suministro es algo mejor y cuando la crisis se agrava, llena varios botellones y camina con ellos ocho cuadras hasta su hogar.

Esta contadora de 39 años vive en un barrio del oeste de la capital, donde el suministro de agua es muy irregular.

“En ocasiones, mi abuela tampoco recibe agua desde la red y tenemos que esperar la pipa”, añadió en referencia al camión cisterna que auxilia a los sectores con total carencia del  recurso.

Para Arrascaeta, lo peor es el estrés permanente que le provoca este problema, que en este país caribeño insular tiene causas estructurales, vinculadas a la falta de modernización del sistema de distribución y suministro, que este año se agravaron por una sequía de niveles históricos.

Para la lectura completa de este texto

http://www.ipsnoticias.net/2015/11/la-escasez-de-agua-adquiere-rostro-de-mujer-en-cuba

Anuncios