Plan de Barranquilla

Por    Danny  Deward Ramírez Molina   

 

El pasado domingo se cumplieron 84 años de la publicación del Plan de barranquilla, documento político  importante considerado el primer plan de gobierno distinto a lo que era el cambio de gobierno tradicional de la  burguesía militar, al personalismo  y al planteamiento militarista  de quitar a uno para poner a otro, producto de la creencia de que eran herederos del poder por haber sido militares los próceres de la independencia.

 

El plan de barranquilla fue un documento publicado el 22 de marzo de 1931 fue  firmado por un grupo de exiliados políticos por la dictadura de Juan Vicente Gómez,  donde figuraron muchos de quienes tiempo después formaron parte de la  fundación de Acción Democrática y otras organizaciones políticas.

 

Este plan tiene una importancia histórica ya que es la primera vez que se plantea un gobierno distinto al de Juan Vicente Gómez, se plantean líneas de acción social, estructural, política que mostraban un cambio total y de 360 grados frente a los gobiernos militaristas que se venían dando en el país.

 

La elaboración del plan se dio a través de una análisis dialectico por el meto del materialismo histórico de donde se sacaron los orígenes de la situación crítica que vivía el país en ese momento,  como era: entrega de concesión es petroleras, sin libertad de expresión, persecuciones políticas por pensar distinto, prohibición de los sindicatos, un sistema educativo inexistente, un sistema de salud inexistente, vía de comunicación prácticamente nulas, elecciones de tercer grado, sin autonomía universitaria, enriquecimiento ilícito por parte de los gobernantes. Todo muy parecido con la actual realidad Venezolana.

 

Dos factores importantes analiza el plan como causa de la situación venezolana y latinoamericana: la organización político económica-semifeudal que viene desde la colonia y que no cambio con la independencia si no que más bien se afianzo en la nueva oligarquía criolla, el segundo factor la penetración capitalista extranjera que aliada con los explotadores criollos permitieron el desangre del país y de sus recursos naturales a cambio de apoyo internacional para mantener un sistema  político y un hombre en el poder.

 

Si analizamos bien estos dos factores, culpables del atraso educativo de la nación, de las epidemias y de la pobreza general en los años que el plan fue publicado, se han vuelto a concentrar en Venezuela, esta era de gobierno del PSUV ha concentrado un gobierno semi feudal, latifundista y fascista  y la nueva oligarquía criolla aliada con capitales extranjeros explotan indiscriminadamente los recursos naturales y se alían internacionalmente para mantener un grupo en el poder.

 

Alternativo a este análisis político, la dirigencia  planteo lo que ellos llamaban un plan mínimo para solventar la situación venezolana y empezar a caminar hacia el progreso algunos de los postulados más importantes de este plan son:

 

Hombres civiles al manejo de la cosa pública. Exclusión de todo elemento militar del mecanismo administrativo durante el período preconstitucional. Lucha contra el caudillismo militarista.

 

Garantías para la libre expresión del pensamiento, hablado o escrito, y para los demás derechos individuales (asociación, reunión, libre tránsito, etc.)

 

Confiscación de los bienes de Gómez, sus familiares y servidores; y comienzo inmediato de su explotación por el pueblo y no por jefes revolucionarios triunfantes.

 

Creación de un Tribunal de Salud Pública que investigue y sancione los delitos del despotismo.

 

Inmediata expedición de decretos protegiendo a las clases productoras de la tiranía capitalista.

 

Intensa campaña de desanalfabetización de las masas obreras y campesinas. Enseñanza técnica industrial y agrícola. Autonomía universitaria funcional y económica. VII. Revisión de los contratos y concesiones celebrados por la nación con el capitalismo nacional y extranjero. Adopción de una política económica contraria a la contratación de empréstitos. Nacionalización de las caídas de agua. Control por el Estado o el Municipio de las industrias que por su carácter constituyen monopolios de servicios públicos.

 

Convocatoria dentro de un plazo no mayor de un año de una Asamblea Constituyente, que elija gobierno provisional, reforme la Constitución, revise las leyes que con mayor urgencia lo reclamen y expida las necesarias para resolver los problemas políticos, sociales y económicos que pondrá a la orden del día la revolución.

 

Como se puede ver el análisis de ese momento y las consecuencias de la crítica situación que vivía el pueblo venezolano en 1931 no se diferencia mucho de la situación que vivimos hoy en día.  El  retroceso de casi un siglo en el manejo de la cosa pública, en el desarrollo de bienes y servicios, en la explotación de los recursos naturales, el trato a la oposición política, la libertad de expresión, la salud, la educación y la injerencia de potencias extranjeras en los asuntos de la nación a cambio de apoyo internacional han renacido como males o taras sociales contra las que debemos volver a luchar.

 

Claro las propuestas del plan deben actualizarse aunque algunas siguen siendo una necesidad como la revisión de las concesiones petroleras y los contratos de petrocaribe, la protección de nuestros productores de la destrucción promovida por el régimen para abrirle las puertas a los productos extranjeros, garantías de libertad de expresión, culto, ideología e inclinación sexual  y sindical.

 

Por otra parte debemos anexar la nacionalización de nuevos minerales, la revisión de los enriquecimientos ilícitos,  rescate de las empresas y tierras  expropiadas para luego quebrarlas, la revisión del marco jurídico nacional eliminando del mismo todo lo inconstitucional, así como el rescate de la institucionalidad para que los poderes vuelvan a ser autónomos. Para alcanzar esto tenemos la vía de ganar la asamblea nacional y encaminar a través de ella las reformas profundas que se deban hacer en el manejo del estado, la contraloría necesaria y las reformas legales que el país reclama para así reabrirle las puertas a la democracia y lograr los cambios políticos, sociales y económicos que nos llevaran a conquistar el sueño de todos Una Venezuela Libre y de los venezolanos.

 

 

Danny  Deward Ramírez Molina

Militante de Acción Democrática

Twitter: @dannnydeward

E-mail: ramdanny@gmail.com

Blog: www.dannyramirezm.blogspot.com

Whastapp: 04121209091

PIN:52EA0FA1

Anuncios