Pepa-Bueno-durante-presentacion-nueva-temporada

El editorial de la codirectora del programa ‘Hoy por Hoy’ de la Cadena “Ser”

PEPA BUENO   

 

Holanda certifica el fin del Estado del Bienestar. Lo ha dicho con solemnidad en el Parlamento su nuevo Rey en un discurso escrito por el gobierno del centro izquierda del país.

Se acabó tal y como lo conocíamos en la segunda mitad del siglo XX, ha dicho. Voilá. Por fin alguien anuncia con solemnidad que desaparecen tal y como las conocemos la sanidad y la educación gratuita y universal, las pensiones dignas, la atención a los dependientes, el asilo a los huidos del hambre o la guerra. La certificación llega desde Holanda, un país rico, que casi dobla la renta per cápita española.

En el sur ya lo íbamos intuyendo, pero ni aquí ni allí nadie se había atrevido a certificar públicamente desde un gobierno la defunción. Sobre las cenizas de dos guerras mundiales, con mucho esfuerzo y no poca sangre, Europa construyó en la segunda mitad del siglo XX un espacio de relación económica con aspiraciones de unión política que se ha convertido ya en un referente histórico de paz, democracia, bienestar y justicia. ¿En qué programa electoral nos han propuesto modificarlo? ¿A qué debate hemos asistido? ¿Qué propuestas nos han hecho los partidos sobre el final y sus alternativas?… ¿Quién nos ha consultado en unas urnas sobre los sacrificios que estábamos dispuestos a hacer para conservarlo?

Cargarse por la vía de los hechos el Estado del Bienestar no sólo extiende la sensación de estafa, sino que entierra también la democracia tal y como la conocíamos en la segunda mitad del siglo XX.

Es miércoles 18 de septiembre. Y hoy por cierto Guillermo de Holanda viene a España en visita oficial. Viene a un país en el que todo indica que tendremos que afrontar con unTribunal Constitucional tocado en su credibilidad la etapa política de alto voltaje que vivimos. Por nueve votos a favor y sólo dos en contra, los magistrados rechazaron incluso debatir las recusaciones planteadas sobre su presidente por ocultar que militaba en el Partido Popular. En el programa de este miércoles vamos a comprobar que en los países de nuestro entorno no es insólito que incluso haya políticos en el Constitucional. Lo que es más difícil encontrar es que se admita el engaño, el subterfugio, la sospecha en el tribunal que tutela las normas de convivencia.

Anuncios